Animales

Por qué bufan los gatos? Significado de bufar

Pin
Send
Share
Send
Send


De entre todas las reacciones que tienen los gatos, una que nos llama especial atención, y hasta cierta alarma es el bufido ¿Por qué los gatos se bufan? La verdad, es que más que una reacción es un mensaje que nos dan a través de su lenguaje felino.

Los gatos bufan y gruñen cuando se sienten perturbados, amenazados o fuera de control. No viene de la nada y sólo hacen esto, cuando sienten la presencia de algún problema. Pueden incluso y aunque tu no representes una amenaza real, bufarte y gruñirte. Es totalmente normal, es la forma que tiene tu gato de pedirte que no te acerques en ese momento y que te mantengas en una posición alerta como él. Te está diciendo "estamos en modo defensivo".

Sin embargo, existen otras razones por las cuales tu mascota se bufa. Te invitamos a leer el siguiente artículo de ExpertoAnimal donde responderemos a la pregunta de ¿Por qué los gatos se bufan?

Una advertencia

Una de las razones por las cuales los gatos se bufan es para advertir que algo no les está gustando o que se que sienten infelices. Su estado de animo está alterado y, aunque tu reacción sea acercarte o hasta regañarlo, es mejor que te mantengas un poco alejado.

Si te acercas a pesar de que tu gato se está bufando, es posible que salgas arañado o mordido. Los gatos son animales muy territoriales. Puede que también esté avisando que el lugar donde se encuentra es su espacio y que cualquiera que se acerque a él deberá hacerlo con respeto, respetando los límites.

Demasiada información externa

A los gatos les gusta mucho perseguir y atrapar aves. Se dice que las bufas de los gatos pueden ser una imitación del canto de los pájaros para atraerlos a ellos. Si tu gato está bufando puede que se encuentre muy cerca y que esté viendo a través de la ventana a algún otro animal como ardillas, pájaros, ratones u objetos que se mueven y él/ella tiene puesto todo su interés en ese elemento o siente temor por dicha presencia.

Mi territorio

Como mencionábamos antes los gatos son criaturas territoriales, les gusta tener su espacio y sentir que son dueños y señores de él, por lo que a veces les cuesta compartir. De igual forma, son muy sensibles antes los cambios repentinos. Si has traído a casa un nuevo compañero animal esta es una perfecta oportunidad para que tu viejo gato se bufe a sus anchas, ya que lo tomará como una ofensa y será la forma de expresar su descontento. Esto incluso podría terminar en peleas hasta que se establezcan los límites.

También podría bufarse al percibir el olor de un gato callejero cuando pasa cerca de la casa. Es importante tomar en cuenta que los gatos machos no castrados cuando están a punto de pelearse con otro se bufan con mayor intensidad y volumen, comunicando su descontento por la presencia del otro.

Algo les duele

Si tu gato se bufa y se muestra aprensivo cuando le vas a dar mimos o lo vas a levantar, pero normalmente, es muy dócil y cariñoso, puede que tenga dolor en alguna parte de su cuerpo y la manipulación le está afectando. El felino, además, podría intuir que lo vas a coger, por lo que incluso se adelantará a tus intenciones bufándose y gruñendo. Pon mucho cuidado y atención en la forma como te acercas. Estudia estas reacciones en tu mascota y si esto sucede más de tres veces en un mismo día, te aconsejamos que lo lleves al veterinario para una revisión completa.

Hay que considerar que el que un gato bufe no significa que sea una animal agresivo o con esta tendencia. Detrás de un comportamiento agresivo siempre se esconde la inseguridad, la ansiedad, el dolor o molestia (ya sea psicológico o físico) y el miedo ante situaciones desconocidas y posiblemente peligrosas que representen alguna amenaza para él y hasta para la familia.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Por qué los gatos bufan?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Curiosidades del mundo animal.

Cuando los gatos bufan para advertir

Si a tu gato hay algo que no le está gustando, ya sea un cepillado de pelo, cortarle las uñas, despertarlo en su mejor sueño, e incluso jugar con él, cuando no quiere, es posible que aunque sea un gato tranquilo y sociable, te bufe para advertite que no quiere o no le gusta. Es su manera de decir que lo dejes tranquilo. No pasa nada, en eso casos seguro que hay un momento mejor para hacerlo y ofrecer una recompensa o premio después, es la mejor manera de tranquilizarlo.

Cuando los gatos bufan por miedo

Cuando un gato está ante una situación que le provoca miedo e inseguridad, es posible que reaccione bufando. Esto puede ocurrir, cuando hay que ir al veterinario, cuando recibes una visita en casa que no conoce o cuando pones el aspirador. Esto último, la mayoría de los gatos lo detestan.

Bufido territorial o de espacio, de un gato

Este puede ser habitual, cuando decidimos tener más de un gato en casa y llega la hora de conocerse. Por lo general, la mayoría de los gato son territoriales y no toleran fácilmente, al menos al principio, a otro gato.

Se sucederán entonces una serie de bufidos continuados y prolongados como señal de no aceptación , que por lo general van cesando a lo largo de los días, hasta que la situación se normaliza. También un gato puede bufar, cuando se invado su espacio, es decir, cuando alguien se acerca demasiado.

Cuando un gato bufa por dolor

Los gatos disimulan bien las enfermedades. Con esto queremos decir que es un animal que en ocasiones, aguanta el dolor, sin apenas quejarse. Si has observado que tu gato bufa y muestra rechazocuando lo vas a coger o acariciar, pero por norma general es tranquilo y mimoso, puede que tenga alguna afección en alguna parte de su cuerpo y le duele al hacerlo.

Si además el dolor es intenso, es posible que tu gato bufe incluso antes de cogerlo. En estos casos hay que estar atento y si ocurre de manera continua, es recomendable ir al veterinario, para descartar algún traumatismo o afección seria.

Ya ves que las razones de por qué los gatos bufan pueden ser diferentes, seguro que te suenan estas situaciones. Anímate a compartir tu experiencia en los comentarios.

¿Qué es el bufido felino?

Los gatos son animales fascinantes, capaces de emitir hasta un centenar de vocalizaciones para comunicarse con los seres que les rodean, entre ellas el bufido, una reacción que suele alarmar a humanos y congéneres.

Al bufido se le define como un resoplido fuerte y furioso, típico de animales como el caballo, el toro y el felino.

El bufido es un medio de defensa, un aviso, y se produce cuando el gato abre totalmente la boca y expulsa el aire bruscamente.

Este resoplido puede sonar como si el gato escupiera, cuando la emisión del aire es inferior a un segundo.

Aunque son depredadores, los gatos evitan los conflictos siempre que pueden, y más aún si su rival es el humano que lo cuida.

El bufido es una señal de aviso que puede preceder un ataque.

9 razones por las que bufan los gatos

Conocer las razones por la que un gato bufa es esencial para evitar que se repitan estas situaciones y para fomentar la paz entre humanos y felinos.

A continuación te explicamos los motivos más frecuentes por los que tu peludo puede emitir estos sonoros resoplidos:

Un gato puede bufar por temor. Son múltiples las causas que pueden llevarlo a experimentar este sentimiento, entre ellas:

      • Si el felino que entra en nuestro hogar ha sido anteriormente objeto de maltrato.
      • Miedo ante actividades humanas desconocidas por el animal.

      Por qué mi gato me bufa

      Estas mascotas necesitan tener todo su entorno controlado, por eso, cuando de pronto aparece algo, se pueden sentir muy incómodos o pueden bufar, ya que para ellos ese “algo” nuevo que ha surgido de la nada les supone una amenaza.

      Pero tu gato también puede bufar por otros motivos, por ejemplo, si hay un gato joven que quiere jugar con él, pero tu minino no quiere, porque está cansado o por cualquier otra causa.

      ¿Puede ser que tu gato te bufe a ti? Sí, es posible. Puede ser que lo haga si se encuentra amenazado o si le “obligas” a que esté en tu regazo si él no quiere. La pregunta es: ¿por qué motivo? ¿Por qué bufan?

      2. Defensa del territorio

      El instinto territorial, fuertemente arraigado en los gatos, los lleva a menudo a emitir resoplidos para dejar claro quién manda en su espacio.

          • El gato suele bufar ante la presencia de otro felino que ha llegado a casa después que él y al que considera un intruso.
          • Es la forma de manifestar su descontento por algo que considera ofensivo.
          • Debemos animarlos a que se conozcan y se habitúen a su olor y presencia. Poco a poco irán delimitando su territorio y se aceptarán.

          Qué es el bufido gatuno

          El bufido es un aviso. Los mininos son unos depredadores magníficos, pero evitan los problemas siempre que pueden, especialmente si su “oponente” es un ser querido (de cuatro patas o dos piernas). Es la forma que tienen de decir “déjame en paz”, “apártate”. Si no haces caso a esta señal, lo más seguro es que te muerda o arañe.

          Tienes que tener en cuenta que, aunque un minino bufe, no quiere decir que sea agresivo, ya que la agresividad felina no existe, porque tienes que pensar que, tras un comportamiento agresivo hay miedo, la inseguridad, el temor a que le ocurra algo.

          Del mismo modo, siempre existe una causa por la que actúa así, ya sea física (temas de salud) o psicológica. Por lo tanto, si tu felino te bufa es esencial que sepas por qué motivo lo hace. Solo de este modo podrás impedir que lo vuelva a hacer, y así lo podrás contentar.

          3. Dolor, peleas y rabia

          ¡Cuidado!, porque las molestias y el dolor provocan a menudo los bufidos gatunos. Presta especial atención a los siguientes puntos:

              • El felino puede sentir dolor por alguna herida o contusión.
              • Revisa a tu gato concienzudamente si sale al exterior, comprueba que no tenga una herida o golpe, causados por alguna pelea callejera.
              • El malestar puede ser debido a una enfermedad o trastorno interno (artritis, hernia, gastritis, etc.).
              • Si además de bufidos, el gato da muestras de agresividad, dando alaridos, gruñendo, arañando o mordiendo, ponte en guardia para descartar un posible caso de rabia.

          Si tu gato presenta cualquiera de estos síntomas, llévalo rápidamente al veterinario para que lo examine.

          Motivos por los que un gato puede bufar

          Cómo hemos comentado anteriormente, pueden ser varias las causas y motivos porque bufan los gatos. A continuación, te explicamos y detallamos las 5 más habituales:

          Los mininos jóvenes o pequeños son los que más suelen bufar, el motivo de ello es que se encuentran en una etapa de aprendizaje en que para ellos bufar es algo natural cuando juegan contigo o con otros cachorros sin que te des cuenta. Este modo de comportarse se va perdiendo a lo largo del tiempo.

          4. Cachorros y jóvenes bufones

          ¿A que son bufones los gatos cachorros y jovenzuelos? Pues sí, lo son en el doble sentido de la palabra: tan graciosos como, a menudo, resoplones…

              • Los cachorros y jóvenes felinos tienen que aprender muchas cosas para afrontar su vida con seguridad, y entre sus estrategias están los bufidos. Así, los vemos resoplar jugando con otros animales o con sus cuidadores.
              • Si no tienen problemas añadidos, los gatos van olvidando esta costumbre a medida que crecen.

          “Los gatitos son capaces de bufar a las 3 semanas de vida”

          5. ¿Hogar dulce hogar?

          Si para los humanos los cambios de domicilio nos suponen un quebradero de cabeza, para los felinos pueden ser tan inquietantes, que no les queda más remedio que bufar y bufar para mostrar su desconcierto.

              • Cuando un felino llega a un nuevo hogar, en el que habitan seres desconocidos, tiene que enfrentarse con el doble temor a un territorio totalmente nuevo y a unas personas extrañas. En estas circunstancias, es normal que bufe para mostrar el miedo que lo angustia.
              • Menos temor mostrará el gato si el cambio no afecta a los seres que le rodean y se trata sólo de cambiar de casa, en familia.

              6. ¡No es no!

              Quienes tenemos un gato, sabemos sobradamente lo independientes que son, y eso no significa que no nos quieran.

              Pero, a veces, si notan que nos ponemos algo pesados, pueden enfadarse y hasta bufarnos, como diciéndonos: ¡no es no!

                  • Si tu minino está descansando, procura no molestarlo con caricias y mimos. Mejor reserva tus muestras de afecto para los momentos en los que se acerque a ti pidiéndolas.
                  • No lo olvides: tu gato no lo dejará todo si tu le dices ven, pero estará encantado con tus carantoñas cuando realmente las necesite.

              “Los bufidos siempre llevan un mensaje implícito. A menudo, el gato está diciéndonos que lo dejemos tranquilo y nos alejemos”

              7. Incomodidad y aburrimiento

              Vivir en un hogar confortable es fundamental para sentirse a gusto y de buen humor, y esto es precisamente lo que necesita un gato para abandonar sus gestos malhumorados.

              Toma nota de algunas cosas que puedes hacer para que tu peludo se encuentre animado y feliz.

                  • Procura que tenga un espacio propio, donde se sienta bien.
                  • Ofrécele juguetes que despierten su interés y que lo mantenga activo física y mentalmente.
                  • No olvides colocar uno o dos rascadores para que dé rienda suelta a su instintos y se lime las uñas.
                  • Coloca estructuras donde pueda subir sin peligro para otear sus posibles “presas”. Muchas de ellas cumplen también la función de rascador.
                  • Mantén siempre su arenero limpio, recuerda que son animales muy pulcros.
                  • No olvides colocar uno o dos bebederos con agua fresca y limpia siempre a su alcance.

              Recuerda: lo más probable es que un gato que vive en un ambiente acogedor, con todo lo necesario, ronronee de placer en lugar de bufar.

              8. Imitación del canto de los pájaros

              De su atavismo ancestral, los felinos conservan el gusto por perseguir animales en movimiento, como las aves.

              • Incluso se dice que, al bufar, los gatos imitan el canto de las aves para atraerlas.
              • Si tu minino está situado en un lugar alto y bufa, lo más probable es que esté viendo a un pájaro, ratón, ardilla o cualquier otro animalito por el que siente temor y atracción.

              Ahora que conoces este secreto, seguro que sonreirás cada vez que escuches a tu peludo intentando imitar el trino de los pájaros.

              Recuerda que los bufidos gatunos pueden parecernos gestos graciosos, pero si son reiterados, lo mejor que podemos hacer es acudir a la consulta del veterinario para que nos confirme o descarte cualquier trastorno importante, y en el primer caso, le ponga remedio a tiempo.

              Comprender por qué bufan los gatos es saber a qué atenerse.

              ¡Ojalá este conocimiento propicie una mayor armonía entre tu felino y tú! ¡Feliz convivencia!

              ¿Te ha llamado la atención este artículo? ¡Compártelo!

              ¿Por qué los gatos bufan y cómo suenan sus bufidos?

              Cuando los gatos bufan suenan como una serpiente. Algunos expertos en comportamiento felino creen que los gatos realmente desarrollaron este hábito al imitar a las serpientes.

              El motivo por el que los gatos bufan es para expresar sus emociones negativas: lo hacen cuando tienen miedo pero están listos para atacar a sus enemigos potenciales.

              Por otro lado los gatos pueden bufar a otros gatos o a una persona para expresar su disconformidad. También es posible que si tu gato de repente te bufa a ti o a otro gato con el que se lleve bien, sea por que siente dolor.

              2.- Un gato con dolor puede bufar

              Puede darse el caso de que tu amigo peludo sienta dolor, no tiene que ser forzosamente porque esté herido, sino porque es posible que tenga algún trastorno interno que sea de difícil diagnóstico a causa de artritis o de una hernia. Si tu felino acostumbra a bufar cada vez que lo acaricias en una parte determinada del cuerpo o lo coges en brazos, es imprescindible que lo lleves al veterinario para que pueda encontrar cuál es el problema.

              ¿Qué significa que un gato bufe?

              A un nivel bioquímico fundamental, la investigación del cerebro nos dice que un gato bufa cuando la parte del cerebro llamada hipotálamo es estimulada más allá de un umbral mínimo.

              El hipotálamo es una región pequeña pero con gran importancia en las reacciones. También proporciona un vínculo entre el sistema nervioso y el sistema endocrino. Controla la glándula pituitaria, que es responsable de liberar hormonas en el cuerpo.

              La investigación felina sugiere que el bufido de un gato es un posible precursor del comportamiento defensivo. Pero también puede ser causado por estimulación artificial o inducida por una enfermedad del hipotálamo.

              En los casos en que un gato bufa sin razón conocida, es importante buscar una posible causa de salud subyacente.

              4.- Pueden bufar ante algo nuevo

              Cuando los mininos llegan a un nuevo hogar, es probable que bufen a los miembros de la familia y también a otras mascotas que pueda haber en el entorno familiar, porque se sienten amenazados ya que se hallan en un lugar que no conocen y con seres a los que nunca han visto, aunque esta situación no suele durar demasiado tiempo. Hay que tener paciencia para que se acostumbre a su nuevo hogar.

              ¿Por qué los gatos bufan sin motivo aparente?

              La razón por la que tu gato bufa puede estar o no, relacionada con algo que estás haciendo.

              Por ejemplo, ciertos sonidos que haces o ruidos ambientales pueden sonar como un siseo para los oídos de tu gato.

              Algunos dueños de gatos les silban, por lo que en esos casos cabe esperar que en algún momento, su gato les devuelva el silbido cuando le moleste algo.

              ¿Quieres saber más sobre gatos?

              Te recordamos que este artículo es puramente informativo. En Curio Sfera .com no realizamos diagnósticos ni recetamos tratamientos veterinarios. En caso de que tu mascota presente algún síntoma o malestar, tiene que visitar al veterinario rápidamente.

              Si quieres ver otros artículos parecidos a Por qué bufan los gatos te recomendamos que pases por la categoría de mascotas. Del mismo modo, puedes hacer tus preguntas directamente en el buscador de nuestra web. Y recuerda, si te ha gustado, compártelo en las redes sociales o deja un comentario. 🙂

              ¿Por qué los gatos bufan a las personas?

              Un bufido de gato a una persona probablemente sea una respuesta basada en el miedo: el gato no te conoce y tiene miedo y no quiere que te acerques.

              Por el contrario, jugar o acariciar a tu gato, puede hacer que algunos gatos domésticos caigan rápidamente en una sobreestimulación.

              Averiguar el por qué de los bufidos de un gato a veces puede ser tan simple como notar cuando parece «encender un interruptor» dentro. En ese momento, intenta volver a marcar el contacto físico durante el tiempo de juego y ver si eso resuelve el bufido.

              ¿Por qué los gatos bufan a otros gatos?

              Ver a un gato bufando a otro gato o gatito es a menudo por disputas territoriales.

              Entonces digamos que ya tienes un gato y luego decides adoptar un gato nuevo. Todo va bien hasta que tu nuevo gatito entra en escena. ¡Entonces eres testigo de cómo el gato residente bufa al nuevo gato para decirle que busque su propio territorio!

              La razón por la cual los gatos bufan a los gatitos depende de la relación. En el caso de que el bufido provenga de la madre del gatito, será para hacerle saber que quiere descansar o bien que ya es hora de dejar de amamantarlo.

              ¿Por qué los gatos bufan a los perros?

              Determinar por qué un gato bufa a un perro solo será evidente una vez que te des cuenta de que estos dos animales tienen diferentes prioridades.

              Tu perro anhela la posición social: ser tu número uno. Tu gato anhela la posición de césped: ser dueño del territorio. Independientemente de quién sea el recién llegado, sus prioridades se mantienen firmes.

              Para ayudar a que los dos se lleven bien, debes ayudar a tu gato a sentirse seguro en el dominio del territorio y a que tu perro se sienta seguro en el dominio social.

              También es fundamental supervisar todas las interacciones hasta el momento en que sienta que se puede confiar en que los dos interactúen de forma segura cuando estén solos.

              Pin
              Send
              Share
              Send
              Send