Animales

Adoptar un perro abandonado

Pin
Send
Share
Send
Send


Para adoptar a un perro de la calle, es necesario conocer las técnicas para capturar y tratar al can

  • Autor: Por EVA SAN MARTÍN
  • Última actualización: 11 de junio de 2013

Encontrarse con un perro abandonado en la calle, que precisa un hogar, no es una situación extraña en España: solo en 2010 se abandonaron un total de 109.074 perros, según el estudio "Fundación Affinity sobre el abandono de animales de compañía". A continuación, una guía básica para saber qué hacer en caso de localizar a un can desamparado en la calle y querer adoptarlo.

Primer encuentro con el perro: tener precaución

Un perro abandonado en la vía pública, en la cuneta de una carretera o en una estación de servicio necesita ayuda. Una opción tras encontrarlo en situación de desamparo es decidir adoptarlo: convertirse en su familia.

Para la etóloga veterinaria Rosana Álvarez Bueno, experta en comportamiento canino, lo primordial en un primer contacto con el animal abandonado es tener precaución. "No conocemos al perro, no sabemos los traumas que ha sufrido y, por lo tanto, no sabemos cómo va a reaccionar", señala. Una reacción brusca o inesperada para el perro puede provocar que se asuste. "En situaciones de estrés, el perro puede huir y ser atropellado por un coche, o incluso, mordernos si se siente amenazado", añade Álvarez Bueno.

Es frecuente que el animal que deambula solo por la calle esté asustado. Ademas, con probabilidad, tendrá hambre y se mostrará desconfiado, por lo que se han de extremar las precauciones.

Técnicas para capturar un perro de la calle

Ciertas técnicas son útiles para capturar a un perro abandonado sin lastimarlo, como echarle una manta

Apresar a un perro abandonado, asustado y que, incluso, haya podido sufrir malos tratos no es una tarea sencilla. Si es posible, conviene pedir ayuda a un experto en captura de perros: contactar con una asociación protectora o un veterinario que ayude a agarrar al can.

Ciertas técnicas son útiles para capturar a un perro asustado sin lastimarlo. Un método clásico consiste en echar una manta encima del perro, de forma que tape sus ojos. Si el animal no ve, se evita que pueda sentirse amenazado, por lo que permanecerá más tranquilo.

"Otro método es anudar un lazo en una cuerda e intentar atrapar al perro por el cuello, evitando el contacto con él", señala Álvarez Bueno. Ayuda también recurrir a la comida para persuadir al perro.

Confirmar que el perro no tiene dueño

Un perro solitario no siempre es un animal abandonado, ya que puede haberse extraviado. Por ello, conviene asegurarse de que el can no tiene dueño. Los trabajadores de los centros de acogida de animales en adopción le ayudarán a comprobar si el animal está o no identificado (si tiene microchip). "Cuando alguien nos llama, lo primero que hacemos es preguntar si ha comprobado que el animal tiene microchip", explica María Costoya, responsable de prensa y marketing de la Asociación Nacional de Amigos de los Animales (ANAA). Las clínicas veterinarias, e incluso la Policía Local o el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona), también cuentan con lectores de microchip.

"Otra recomendación es llenar la zona en la que se ha encontrado al perro de carteles con su foto, para descartar que pueda tener un dueño que le esté buscando", indica María Costoya. Si al cabo de una semana nadie reclama al animal, se puede pensar que el perro ha sido abandonado. Entonces podrá comenzar la adopción.

Cuando se opta por acudir a un centro de adopción de perros, sus trabajadores informarán acerca del modo de ayudar a este animal. Otra opción pasa por acudir a las perreras municipales, aunque en este caso lo habitual es que el perro se sacrifique en pocas semanas.

Tiempo de adaptarse a la casa

El estado de salud del perro hallado en la calle debe examinarse. Hay que someter al animal a un examen veterinario exhaustivo, que ayude a descartar enfermedades y a tratar de forma adecuada cualquiera que pudiera diagnosticarse. Es momento, además, de desparasitarlo y vacunarlo. Acondicionar un sitio tranquilo y separado del resto ayudará al perro a estar calmado durante estos primeros días en casa.

En casa, conviene que el perro recogido de la calle se sienta independiente, sin agobiarle

"El perro adoptado que llega directamente de la calle debe pasar unos días en un sitio restringido, separado del resto de animales o niños que podamos tener en casa", explica Álvarez Bueno. La habitación debe contar con un lugar caliente para que el perro descanse, con comida y agua.

El perro debe sentirse "independiente y no agobiarle" durante estos primeros días, explica la etóloga. "No debemos forzar el contacto. El perro se acercará poco a poco a nosotros y pronto nos empezará a lamer y querrá establecer un contacto con su nueva familia", agrega.

Paciencia con el animal recogido

La experta en comportamiento canino recuerda además que se debe ser paciente con un perro abandonado recién llegado a casa. "Puede que el animal tenga un comportamiento extraño durante los primeros días. Tal vez muerda los muebles o realice sus necesidades dentro de casa", explica la veterinaria, para quien son unas conductas pasajeras.

"Hay que dar siempre una oportunidad al perro y ofrecerle un tiempo para adaptarse a su nuevo entorno", indica Álvarez Bueno. Pasado este periodo de adaptación, se puede empezar a reeducar al perro adoptado, un proceso tan delicado como satisfactorio.

Capturar un perro abandonado no siempre es sencillo: pida ayuda a un experto, una asociación protectora o veterinario.

Tapar con una manta los ojos del can abandonado ayuda a apresarle.

Asegúrese de que el perro no tiene dueño.

En casa, proporcione al animal independencia durante los primeros días.

El perro recogido de la calle necesita un tiempo de adaptación a su nueva casa, tras el cual, se puede empezar a reeducar.

ómo actuar ante un perro abandonado

Si te encuentras en esta situación, pero observas que el perro dispone de collar o algún tipo de identificación, podrás pensar que seguramente se ha escapado, y está desorientado a la espera de que aparezca su propietario. De ser así, lo mejor es intentar capturarlo, llamar al teléfono que aparezca en su chapa identificativa y, si no lleva ninguna, acudir al veterinario para que pueda escanear al perro y comprobar a qué propietario corresponde su microchip. Si el veterinario determina la ausencia de microchip, la única alternativa antes de tomar ninguna decisión pasará por preguntar a la policía municipal, a los vecinos de la zona, y colgar carteles alertando de la desaparición del perro en las cercanías del lugar en el que lo has encontrado.

Tanto si ha sufrido un abandono como si se ha extraviado, lo primero a lo que te tendrás que enfrentar es al hecho de capturarlo. Cualquier perro en ambas circunstancias, suele mostrar desconfianza y miedo cuando se le intenta acercar un extraño, y es posible que salga corriendo con el riesgo que ello conlleva. Si se trata de un perro abandonado o “callejero”, que puede haber estado sometido a maltrato u otros traumatismos, su reacción puede ser incluso agresiva. Por dichos motivos, te recomendamos que actúes con precaución:

  • Intenta ofrecerle alimento y agua para que se acerque. Si lleva horas en la calle, estará hambriento y tendrá sed.
  • También puedes probar a echarle una manta o toalla encima. Al impedir que vea, te será más fácil cogerlo sin que se sienta amenazado.
  • Contacta con un experto (policía local, veterinario, protectora, etc), y solicita asesoramiento si consideras que necesitas ayuda para apresarlo.

Una vez que el perro esté en tus manos, el veterinario confirme que no tiene microchip, y transcurridas entre 3 y 4 semanas sin que haya sido reclamado por ningún propietario, podrás considerar la posibilidad de adoptarlo y ofrecerle un hogar.

Adoptar un perro callejero

Cuando decides adoptar un perro “callejero” o abandonado, es imprescindible acudir al veterinario para que le realice una exploración completa, determine que no padece ninguna patología, y compruebe que su estado de salud es óptimo. Es muy posible que al perro no le hayan administrado las vacunas necesarias, y que tampoco esté desparasitado interna ni externamente.

El veterinario te indicará cómo proceder, y te ayudará a gestionar el proceso de adopción, que será efectivo a partir del momento en el que el perro sea identificado permanentemente con un microchip, y su cartilla veterinaria actualizada esté a tu nombre.

Durante los primeros días de convivencia juntos, deberás intentar que el perro disponga de su espacio (zona de alimentación y descanso), sin agobiarlo en exceso. Un perro abandonado necesita sentirse seguro y cómodo para recuperar la confianza perdida.

Como es sabido, los perros son mascotas extremadamente cariñosas y muy agradecidas. Si se siente bien atendido y tranquilo, rápidamente buscará el contacto contigo, y te ofrecerá su amor incondicional llenándote de caricias.

Por último, ten en cuenta que un perro abandonado puede no haber sido socializado correctamente, o tener carencias en cuanto a pautas de educación y disciplina. Si observas alguno de estos aspectos en su comportamiento, te recomendamos que contactes con un etólogo (veterinario especializado en conductas), para que pueda orientarte.

Busca las Protectoras y refugios de animales de tu zona por Internet

Hoy en día, hay tantos voluntarios que prácticamente todos los refugios, perreras y Protectoras de animales tienen su sitio en Internet. Por ello, te recomiendo buscar si tienen páginas web, poniendo por ejemplo ”Refugios de animales de X” (sustituye la X por la comunidad autónoma donde residas). Es muy probable que te salgan varias, por lo que durante unos días puedes dedicarte a ver imágenes de los perros que tienen a su cargo.

¿Adulto o cachorro?

Esa es la pregunta del millón. Los cachorros son unas bolitas de peluche encantadoras, pero suelen ser muy inquietos, además, necesitan que alguien los eduque con cariño para que aprendan a convivir con los demás y a ser sociables. Por otra parte, los adultos ya tienen el carácter formado, y prácticamente todas las personas que se han decantado por adoptar a un perro adulto, dicen lo mismo: que el animal es muy agradecido.

Elegir uno u otro dependerá de ti, y de lo que te haga sentir por primera vez. En efecto, aunque hayas visto mil y una imágenes, no sabrás realmente cuál quieres hasta que no visites el refugio.

Llega el momento de adoptar

Una vez hayas decidido que es ese el perro que quieres adoptar, necesitarás llevarte el DNI para confirmar que eres mayor de edad y 120 euros (es posible que sobre, pero por si acaso). Ese dinero servirá para pagarle el microchip y las vacunas, así como la cartilla. Antes de darte el animal, el refugio de animales te dará un Contrato de Adopción para que lo firmes. En él se dice, resumiendo mucho 🙂 , que te comprometes a darle un lugar seguro y a cuidarlo con cariño.

Una vez al mes puedes recibir la vista de alguien del refugio, aunque hay algunas Protectoras que te llaman una vez al año.

Video: 24 horas con un perro que nadie quiso adoptar (Diciembre 2021).

Pin
Send
Share
Send
Send