Animales

Cómo alimentar a un gato bebé

Pin
Send
Share
Send
Send


La leche maternizada y el pienso de cachorro son pautas para nutrir a un gato sin madre de pocas semanas al que hay que criar en casa

  • Autor: Por CAROLINA PINEDO
  • Última actualización: 17 de abril de 2018

La responsabilidad de alimentar a un cachorro de gato huérfano implica sacrificios para sus dueños adoptivos. Sustituir a la madre del gatito es complicado, sobre todo cuando el cachorro cuenta con pocas semanas de vida, que es cuando exige mayor dedicación. En este artículo se explican los cuidados que necesita un felino huérfano según su edad, la importancia de su hidratación y cómo influye la procedencia del cachorro de gato sin madre en sus cuidados.

1. Alimentar a un cachorro de gato huérfano de pocas semanas

Los cachorros de gato que carecen de madre precisan una alimentación que cubra sus necesidades nutricionales. Un cachorro debe ganar peso cada día para que su crecimiento y desarrollo sea adecuado.

Para lograrlo, lo mejor es la leche materna, pero en caso de no tener acceso a ella, por diferentes circunstancias, hay que ofrecer una alternativa adecuada a las necesidades alimenticias del gatito.

Desde el nacimiento hasta los 45 días de vida, la cría felina se alimenta con leche materna de manera exclusiva, por lo que su familia humana adoptiva debe proveerle de un alimento similar que favorezca el correcto desarrollo de su sistema inmunológico.

El cachorro de gato sin madre necesita leche maternizada, que se vende en clínicas veterinarias junto con un biberón

Las clínicas veterinarias suelen tener a la venta leche maternizada para gato. Este producto se presenta en dos formatos: polvo o listo para tomar, y contiene todos los nutrientes necesarios para la crianza del cachorro de gato.

"La proporción entre grasas y proteínas, así como la cantidad de lactosa favorecen el crecimiento del gato y le evitan problemas gastrointestinales", explica Ignacio Arija, veterinario experto en nutrición animal y profesor de la Universidad Complutense de Madrid.

La leche maternizada en polvo para cachorro de gato aporta un biberón para gatos e información sobre el número de tomas y medidas de agua y leche que precisa el cachorro, según las semanas de vida que tenga.

2. Destete del cachorro de gato sin madre

El destete temprano del cachorro de gato se puede producir a partir del día 21 de vida. El cachorro felino de esta edad que está con su progenitora puede alternar la leche materna con el picoteo del plato de comida de su madre, aunque también puede alimentarse de manera exclusiva con leche materna.

El gato huérfano de esta edad que se cría con sus dueños debe tener una alimentación similar: alternar el biberón con leche maternizada y comenzar a comer pienso seco para cachorros humedecido con agua, de forma que se consiga una textura desmigajada.

"A esta edad, en que el gato comienza con la ingestión de pienso, hay que procurar ofrecerle el alimento base que tomará de adulto, seco o húmedo", advierte Arija.

Los felinos son rutinarios con respecto a la textura del alimento que comen, por lo que conviene acostumbrarles desde los 21 días de edad al pienso que consumirán de manera habitual durante su vida adulta.

Además, hasta que el gato tiene 12 meses, es recomendable que se alimente con pienso específico para cachorros felinos. A partir de entonces, hasta los siete años de edad, el gato requiere un alimento de animal adulto para cubrir sus necesidades nutricionales. A partir de esa edad, conviene ofrecer al gato un alimento senior, para felinos mayores.

La hidratación del cachorro de gato es fundamental para prevenir problemas del aparato urinario

Un aspecto fundamental para la salud del gatito, que complementa su alimentación, es la ingestión de agua. Cuando el cachorro de gato se alimenta con leche maternizada tiene cubiertas sus necesidades de agua, pero cuando solo come pienso seco debe beber agua suficiente para evitar problemas relacionados con el funcionamiento de su aparato urinario.

Los gatos proceden de ecosistemas desérticos, y están acostumbrados a ingerir poca agua, pero los dueños deben procurar que beba suficiente líquido para que esté sano. El gato debe tener siempre a su disposición un plato con agua limpia y fresca.

Procedencia del cachorro de gato huérfano y sus cu >

Los gatitos abandonados proceden de manera habitual de las colonias sin control de estos animales que viven en la calle, explica Raquel Sierro, secretaria de la Asociación Felina Española. "Las gatas se suelen quedarse preñadas en diciembre y para la primavera y el verano se produce el boom de nacimientos", añade Sierro.

La procedencia de la cría de gato huérfano marca los cuidados que debe recibir. No es lo mismo recoger a un gatito de la calle que a otro que ya viene de un hogar. El cachorro que está desvalido en la calle tiene más probabilidades de padecer desnutrición, deshidratación, hipotermia o de tener parásitos.

El chequeo veterinario para el gato huérfano recogido de la calle es aconsejable para descartar lesiones y problemas de salud que entorpezcan su crecimiento y desarrollo. De esta manera, el veterinario podrá planificar la hoja de ruta para alimentar al cachorro felino huérfano.

Los gatos, al igual que los perros, nacen muy desvalidos, con un sistema inmune inmaduro, escasa movilidad y sus sentidos por despertar. El aumento de peso paulatino y adecuado es la mejor prueba de que el cachorro crece sano y se desarrolla de manera adecuada. Una balanza ayudará a los dueños del gatito huérfano a elaborar una tabla con los gramos que el cachorro gana cada día.

Por qué tienen que permanecer tiempo con la madre

Pero, antes, es importante saber que no se deben separar antes de los dos meses de edad, como mínimo. Es esencial para ellos el permanecer ese tiempo con su madre y hermanos, ya que no sólo podrá alimentarse (y por lo tanto crecer) de manera adecuada, sino que además aprenderá lo básico que debe saber para que el día de mañana se comporte como un gato adulto, es decir, que sabrá cómo jugar, cómo usar el arenero, … y, sobretodo, cómo ser sociable.

Como decíamos, no todos tienen esa suerte, pero tienen otra: la de haberte encontrado a ti. Para él serás algo así como su mamá, la cual tiene que darle de comer, estimularle la zona anal para que haga sus necesidades, enseñarle a usar la bandeja y darle mucho cariño.

Cómo alimentar a un gatito huérfano

Si el pequeño tiene menos de 15 días, tendrás que darle de comer cada tres horas con una jeringa de 3cm cúbicos, sin aguja. Llénala con leche especial para gatitos -de venta en clínicas veterinarias y tiendas de animales-, y ve presionando poco a poco. Pero si es algo mayor, de más de 15 días, podrás darle cada 4-6 horas. A partir del mes, le iremos incorporando alimento sólido, mezclado siempre con su leche.

Una vez cumpla los dos meses, será el momento de darle pienso para cachorros. Como está creciendo se recomienda que sea de muy buena calidad, exento de cereales, para que tenga unos huesos fuertes y un sistema inmunológico sano.

Si surgen problemas, no dudes en llevarlo al veterinario.

¡Mucha suerte con tu gatito!

Cómo alimentar a un gato recién nacido

1 Si encuentras un gato demasiado pequeño, o uno recién nac >

Es fundamental que a los gatitos lactantes no les des leche de vaca porque a los gatitos bebes no les sienta bien, ya que tienen problemas para digerirla y a muchos les produce diarrea que, a veces, puede ser fuerte. Si esto ocurre, debes consultar con un especialista, ya que si la diarrea se prolonga varios días, los mininos pueden acabar muriendo de deshidratación. Del mismo modo también les puede provocar vómitos.

2 Seguramente el biberón para gatos más pequeño que puedas encontrar en un veterinario será demasiado grande para el gatito al ser tan chiquitín, entonces es mejor que lo alimentes con una jeringa de 3 centímetros cúbicos, quitándole la aguja: tienes que llenarla de leche hasta el tope y presionar la jeringa poco a poco para que el felino beba hasta que quede saciado.

3 Si el gato es menor a 15 días es necesario que le des de comer cada 3 horas, si tiene de 15 días a un mes, cada 4 horas, si tiene entre un mes y mes y medio cada 4 o 6 horas, entonces ya le podrás dar la leche en un plato, y si tiene más de 1 mes y medio le puedes añadir alimento sólido mezclándolo con agua o leche, como si de una papilla se tratara.

4 Si tu felino ya está destetado, es necesario que le alimentes con comida especial para cachorros, porque contiene todos los nutrientes y beneficios que precisa tu mascota para crecer, es importante que consultes a tu veterinario sobre el hecho de mezclar la comida con leche o agua. Es importante que la comida para gatos cachorros sea de buena calidad.

Cómo alimentar a un gato de un mes

Cuando tu amiguito felino tenga entre 21 a 30 días de vida, puedes darle paulatinamente comida para gatos bebes sólida. Lo mejor que puedes hacer es mezclar en un plato la leche especial para gatos que ya conocen con algo de alimento para cachorro, ya sea seco o húmedo, así se irá acostumbrando poco a poco a este tipo de comida. Esta es la mejor comida para gatitos de un mes.

También te puede interesar porque vomita mi gato.

Cómo alimentar a un gato de 2 meses

Cuando los gatitos tienen más de un mes, ya están capacitados para lamer de un bol directamente, es entonces cuando debes dejar de darles el biberón, en ocasiones puedes conseguir que este cambio se produzca más rápidamente. Cuanto ocurra esto, puedes empezar a humedecer la comida seca para que el cachorro se acostumbre a su sabor y así, poco a poco podrás dejar de mezclarla con la leche.

Cómo alimentar a un gato de 3 meses

Cuando cumpla dos meses de vida, es el momento ideal para que le des pienso o croquetas específicas para cachorros. Ya que el gatito está creciendo, es recomendable que este alimento para gatos bebes sea de gran calidad, no debe contener cereales, así conseguirás que tu felino tenga un sistema inmunológico sano y unos huesos fuertes. Existe en el mercado comida para gatos de 2 meses de varias marcas.

También te puede interesar ¿mi gato puede comer atún?

Cómo dar de comer a un gatito bebé

Ahora ya sabes qué dar de comer a un gatito bebé, pero también es fundamental que sepas cuál es la mejor manera de alimentarlos. Debes intentar imitar la postura que el minino adoptaría a la hora de comer si estuviera con su madre. Equivocadamente, muchas personas a la hora de dar de comer a su gatito lo acuestan como si fuera un bebé humano, esto puede causar graves problemas en la salud de tu minino.

Debes evitar alimentarle en esta postura, porque en lugar de tragar, puede suceder que la leche vaya a los pulmones, lo cual puede provocarle serios problemas respiratorios. Lo que tienes que hacer es sentarte en alguna superficie de manera que estés cómodo, y poner al minino acostado encima de su barriguita sobre una de tus piernas mientras lo alimentas.

Si te encuentras en la calle un gatito recién nacido, además de darle de comer, tendrás que enseñarle a que orine y defeque, ya que ellos no pueden hacerlo por si solos. Su mamá se encarga de lamer sus genitales para estimularlos, pero si ella no está, deberás hacerlo tú: empapa algodón con agua templada y pásalo por su ano y sus órganos genitales, si no realizas esta acción, el cachorro de gato puede llegar a morir.

Y sobre todo, en caso de la más mínima duda, es muy importante visitar a tu veterinario para controlar la salud de tu gatete. Si tienes alguna duda sobre la dieta de un gato bebé debes preguntar siempre a un profesional.

¿Quieres saber más?

Te recordamos que este artículo es solamente informativo. En Curio Sfera .com no realizamos diagnósticos ni recetamos tratamientos veterinarios. En caso de que tu mascota presente algún síntoma o malestar, tiene que visitar al veterinario rápidamente.

Si quieres ver otros artículos parecidos a Cómo alimentar a mi gatobebé puedes ir a la categoría de mascotas. También puedes escribir tus preguntas directamente en el buscador de nuestra web. Y recuerda, si te ha gustado, compártelo en las redes sociales con amigos o familiares o déjanos un comentario. 🙂

Pin
Send
Share
Send
Send