Animales

Cómo educar a mi gato sordo

Pin
Send
Share
Send
Send


Los gatos son animales domésticos muy independientes, tanto es así que en numerosas ocasiones su instinto les lleva a no acudir a nuestro llamado, pero esto no implica que tengan algún problema auditivo.

No obstante, los gatos son susceptibles también frente a la sordera y si bien esto supone una discapacidad, también es perfectamente compatible con una buena calidad de vida.

Si quieres cuidar del mejor modo posible de tu gato, en este artículo de Experto Animal te mostramos cuáles deben ser los cuidados de un gato sordo.

La sordera en gatos

Si el gato sufre sordera congénita, es decir, desde su nacimiento, es debido al gen alelo-w, que actúa como gen dominante en los gatos con pelaje completamente blanco y que también se relaciona con el color de ojos azules. No obstante, esto no implica que todos los gatos blancos con ojos azules sufran sordera. La sordera también puede deberse a una infección de oído, a un cuerpo extraño alojado en la cavidad auditiva o a la degeneración propia de la vejez.

Saber si un gato está sordo así como determinar el grado de sordera no es algo sencillo, por lo tanto es importante acudir al veterinario ya que únicamente él determinará con certeza el estado de la audición de nuestra mascota.

Comunicarse con un gato sordo

El gato sordo necesita igualmente toda nuestra atención y presencia, y nosotros, como buenos propietarios debemos seguir comunicándonos con él, pero obviamente ya no podemos hacerlo de forma verbal. Es necesario entonces iniciar una comunicación a través de los gestos y enseñar las órdenes básicas a través de éstos.

Esto en un inicio puede parecer complejo pero no lo es tanto, basta con repetir el mismo gesto (breve y claro) en las mismas situaciones. Cuando hayamos tenido ocasión de repetir un gesto varias veces, observaremos que nuestra mascota lo comprende sin dificultad alguna.

Otro aspecto importante en la comunicación no verbal es la expresión facial, aunque tu gato no pueda oírte debes hablarle con un tono firme y asegurarte de que pueda verte la cara, con el tiempo, tu gato interpretará perfectamente lo que quieres decir cuando sonríes y también que estás enfadado cuando frunces el ceño.

La importancia de la vibración para un gato sordo

Si tu gato no oye, ¿Cómo vas a llamarlo por su nombre y esperar que acuda a tu llamado? No sirve gritar porque de hecho esto podría acabar causando trastornos en el comportamiento de tu felino.

Una buena forma de que acuda a tu llamado es entrar en la casa pisando de forma fuerte el suelo, esto provocará una vibración perfectamente perceptible por tu gato, que advertirá que estás reclamando su presencia.

Si esto no resulta útil y el gato posee un comportamiento muy alterado a raíz de la pérdida de audición, podemos utilizar collares vibratorios que emitan pequeñas e inocuas vibraciones a tu gato.

Toma precaución con el exterior

Para un gato que conserve plenamente sus capacidades y sentidos, el exterior sigue siendo un lugar que entraña peligros y riesgos, más aún sucede cuando estamos ante un gato sordo.

La pérdida de audición hace del exterior un entorno demasiado peligroso para nuestro gato, por lo tanto, es prioritario que mantengamos cerradas las salidas al exterior y que cuidemos que nuestro gato no pueda escabullirse. Obviamente, dentro de nuestro hogar debemos ofrecerle un entorno idóneo que no dé lugar al aburrimiento ni al estrés.

No obstante si quieres dejarle disfrutar del contacto con la naturaleza, te aconsejamos enseñar a tu gato a pasear con correa para ofrecerle una buena experiencia sin riesgo alguno.

Potencia los sent >

Un gato sordo muestra un mayor desarrollo en los sentidos de la vista y el olfato, y obviamente debemos aprovechar este hecho:

  • Juega con tu gato a través de la estimulación visual, por ejemplo, utilizando juguetes con colores vivos y llamativos. Descubre en ExpertoAnimal 8 juegos para gatos para inspirarte. Los juegos de inteligencia como es el kong, son muy aconsejables para estimularle mentalmente.
  • Además te recomendamos que utilices siempre el mismo perfume o colonia, de este modo, tu gato reconocerá perfectamente tu olor en todos los lugares de la casa donde hayas estado.

8 claves en la educación de un gato sordo

Una de las cosas que hemos de evitar si tenemos un gato sordo es, por ejemplo, que este salga solo a la calle. Y es que la vida fuera de casa está llena de peligros que podrían afectar seriamente al gato que carece del sentido del oído.

A la hora de establecer una comunicación fluida con nuestra mascota sorda, lo más importante es que los gestos que utilicemos para dirigirnos a él sean siempre los mismos. De esta forma, el animal se acostumbrará a ciertos gestos de nuestro lenguaje corporal, y será capaz de entender todos los mensajes que le transmitimos.

Los gatos sordos agradecen enormemente que les avisemos de nuestra presencia, ya que de lo contrario pueden llevarse grandes sustos al ser incapaces de oírnos. Muchos dueños de gatos sordos recurren a la técnica de la luz que no es, ni más ni menos, que encender y apagar la luz varias veces, para avisar a su mascota de que están ahí.

Otros sin embargo, prefieren dar un golpe en el suelo para que el animal sordo pueda detectar la vibración, y se percate de que sus dueños han llegado a casa.

Aunque no gocen del sentido de la vista los gatos sordos, por lo general, suelen tener muy desarrollados el sentido del olfato y de la vista, precisamente, porque al ser incapaces de oír, ponen todo su empeño en el desarrollo de estos dos sentidos.

Por este motivo, cuando juegues con tu gato sordo puedes hacer uso de algún juguete u objeto que porte luz, como una linterna o un puntero láser, e incitarle a que persiga la luz allá donde la vea.

También se recomienda que los dueños de los gatos sordos traten de usar siempre el mismo perfume o los mismos jabones y cremas corporales, para que el animal consiga tener perfectamente identificado su olor.

Como a la hora de comer no podemos, obviamente, llamar a un gato sordo para que acuda, lo más inteligente que podemos hacer es acercarnos a él con el recipiente de comida y mostrárselo para que nos persiga hasta el lugar en el que deseamos colocarlo.

Los gatos sordos también agradecen que se les den palmaditas en el lomo o en el cuello de vez en cuando, como signo de que estamos cerca de ellos y de que cuentan con nuestro incondicional apoyo y compañía.

Por ello, los veterinarios recomiendan también que los gatos sordos reciban más caricias y arrumacos que los gatos que pueden oír con normalidad, ya que esta es una manera de evitar que se aíslen en su silencioso mundo.

Cuando sepamos que nuestro gato es sordo, y tengamos un diagnostico confirmado, es importante que se lo hagamos saber también al resto de la familia, así como a los amigos o visitantes que vengan a nuestra casa, ya que esta advertencia puede evitar accidentes inesperados con nuestra mascota.

Compañía y afecto

Todos los gatos necesitan nuestro cariño y tiempo, pero especialmente un gato sordo, que debe sentirse querido fundamentalmente a través del tacto, por lo tanto, las caricias son una parte imprescindible en los cuidados del gato sordo. Debemos acariciar a nuestro gato diariamente, incluso soplarse levemente para que le llegue la vibración y la interprete como un gesto de cariño. Cepillarle el pelo a diario puede ser de gran ayuda para que se sienta confortable y amado.

También podemos contemplar que tenga la compañía de otra mascota, pero en este caso debemos trabajar muy duro para lograr una adecuada convivencia, ya que en el caso de no llevarse bien, éste sería un factor estresante para el gato.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cuidados de un gato sordo, te recomendamos que entres en nuestra sección de Cuidados extra.

Pin
Send
Share
Send
Send