Animales

Cómo quitar el mal olor del gato sin bañarlo

Pin
Send
Share
Send
Send



Una de las desventajas de tener un animal doméstico, es la posibil >en verano la venta de champús para perros se duplica . Tampoco debemos exagerar, debemos tener en cuenta que nuestra mascota debe mantener un adecuado nivel de sebo en su piel para protegerse de infecciones, por lo que los baños deben ser muy espaciados, desde dos y hasta cuatro semanas, combinándolos con suaves cepillados, con una frecuencia de uno a tres días. Es destacable en este punto que la humedad del baño, a pesar de lo mucho que nos empeñemos en secarlo, permanece durante tres días en el pelaje, por lo que existe la posibilidad de que el perro presente dificultades respiratorias después del baño.

En cuanto al champú de nuestra mascota, existe una variedad tan amplia como para los seres humanos, debemos recordar que nunca debemos aplicarle al perro nuestro propio champú para evitar alergias en su piel, pues es muy sensible.

Uno de los productos recomendados para nuestra mascota es Sir. Dog, Control de Olor de Drag Pharma , que elimina los malos olores del pelaje del perro. En cuanto al baño, igual como haríamos con un bebé, aprovechemos esta obligación para reforzar los lazos con nuestra mascota, haciéndolo un momento agradable. En ese momento, no olv >os oídos se tienen que tapar con algodones y el agua ha de estar tibia. El champú se comienza a aplicar por el lomo, para continuar por las patas y dejar la cabeza para el final, poniendo especial cuidado en que no entre champú en los ojos. El enjuague debe ser en profundidad para evitar posteriores problemas en la piel por restos del champú y el secado primero será con una toalla y después con un secador usando el aire frío. Si notamos que tras el baño el perro mantiene el mal olor, debemos acudir a un veterinario.

Nuestros gatos también causan algunos “perfumados” problemas, no obstante, existen pequeños trucos para que nuestra casa no huela mal producto de los orines y deposiciones de nuestras mascotas. Algunos de ellos son el bicarbonato de soda, que se puede esparcir desde la arena del felino hasta las mantas o sillones o simplemente colocarlo en un bote abierto. Otro truco es usar vinagre blanco, que se aplicará en la esponja que usemos para limpiar los lugares en los que se haya ensuciado. Además, si podemos invertir en ello, también podemos adquirir productos veterinarios, todos ellos a base de enzimas para evitar los olores de nuestras mascotas. Aunque un detergente multiuso diluido en agua nos servirá igualmente. En cuanto a los gatos, el gran problema es el olor de sus orines y fecas. Si alguna vez lo hace fuera del lugar apropiado, tenemos que poner sobre el lugar una placa de vinilo o plástico. Si esto no funciona, deberemos apostar por el bicarbonato de soda y vinagre blanco para quitar el olor y evitar que siga haciéndolo en el mismo lugar.

Por qué los gatos odian el agua

Quizá la palabra ‘odiar’ suene un poco fuerte, pero no encontramos otra que describa mejor el sentimiento de tu mascota hacia el líquido esencial de la vida. Quizá haya algunos gatos a los que no les desagrade meterse bajo el grifo, pero a aquellos que no les gusta son capaces de convertirse en bestias que no saben lo que hacen. Se han escuchado agresiones accidentales a los dueños por intentar escapar de esta.

¿Por qué sucede? ¿Por qué los gatos odian el agua? Al parecer, lo que los gatos odian no es el estar mojados en sí, sino quizá el ruido que el grifo puede hacer. El problema radica, según algunos científicos, en que los gatos tienen una experiencia muy limitada con el agua, y su sonido, junto a la sensación de estar mojados, no les resulta muy agradable por el miedo a lo desconocido.

Está claro que si un cachorro de gato crece junto a un lago, y no tiene otro lugar al que ir, su instinto, tarde o temprano, lo impulsará a nadar por el agua. Por tanto, no es que los gatos tengan un miedo innato al agua, sino que, al no ser acostumbrados a ella, probarla una primera vez puede convertirse en una experiencia traumática.

Gran parte de la culpa, en este sentido, es nuestra, pues hemos difundido y creído el mito de que a los gatos no hay que bañarlos. ¿Y por qué no? ¿Se van a encoger? ¡Para nada!

Un baño de vez en cuando con los productos adecuados puede evitar que tengas parásitos y mejorará el aspecto de su pelo y su piel. Por tanto, si desde que es cachorro acostumbras a tu gato a darse un baño al mes, tendrás un felino que no temerá al agua.

Como quitar el mal olor del gato sin bañarlo

Si tu mascota ya es adulta será muy difícil que la acostumbres al agua, ya que, como decíamos en el párrafo anterior, este debería ser un proceso que forme parte de la vida del gato. Por tanto, como ya no puedes hacer para que a tu gato le guste el agua, tienes que aprender cómo quitar el mal olor del gato sin bañarlo.

  • Champú en seco. En las tiendas y clínicas veterinarias podrás encontrar un spray con el que pulverizar al felino y que actúa como un champú en seco. Ten cuidado con sus ojos y esparce bien el producto por todo el cuerpo. La mejor manera de hacerlo es cepillarlo para arrastrar el producto por toda la zona. Deja que actúe unos minutos, en los que tendrás que mantenerlo entretenido para evitar que se lama, luego retira con un cepillo y después con una toalla.
  • Dependiendo de la vida que tenga tu gato, puede que ni siquiera el spray anteriormente citado sea necesario. Si tu gato no es de los que salen ‘de paseo’ por su cuenta, un simple cepillado cada dos o tres días será suficiente para eliminar los residuos que el ambiente haya podido dejar en su pelo.
  • Limpia sus partes. Cuando el gato hace sus necesidades pueden quedar restos de pipí o heces que desprendan un olor desagradable. Limpia estas con una toallita con pH neutro que no dañe su piel cada vez que tengas constancia de que ha estado en el arenero.
  • Limpia las legañas. Aunque no lo creas, las legañas que se forman en los ojos de los animales tienen un olor desagradable. Limpia con cuidado los ojos de tu gato cada día, lo mejor para ello es un pequeño algodón humedecido con agua.

Ya ves que mantener limpio a tu gato no es muy complicado. Recuerda que la higiene de tu mascota depende de ti, pues es parte de la responsabilidad que aceptaste al adoptarla.

Respuestas

Agregar un comentario

Agregar un comentario

en las teindas d mascotas hay lociones pa gatitos :)
y siguelo bañando
yo sigo bañando a mi gata aunq ya sta grand

obvio no muy seguido
pero si la baño pa q no pierda la costumbre jejeje

y ps a mi gatito chiquito al si lo baño mas seguido, xq su caja de arena le deja 1 olor. pufff

Pin
Send
Share
Send
Send