Animales

Los perros pueden comer huevo?

Pin
Send
Share
Send
Send


El huevo crudo no es tan asimilable como el cocido, una de las ventajas de la cocción, en general, es hacer mucho más digestibles los alimentos, esto se debe a que el calor rompe ciertos enlaces que facilitan la digestión. En el huevo hay dos factores llamados Avidina y biotina. La biotina es una vitamina presente en la yema, pero esta es “secuestrada” por la avidina (Proteína presente en la clara). Al dar crudo el huevo la avidina es secuestrada y no se absorbe ¿Cómo se soluciona esto? Friendo o hirviendo el huevo, por lo tanto recomendamos ampliamente dar el huevo cocido, frito…

Huevo para perros en forma de tortilla francesa

Como es un comentario común, por eso lo resalto. Da igual si le das a tu perro huevos revueltos o en forma de tortilla francesa, es una excelente fuente de proteína, eso sí evita que tengan sal, y si cocinas para ti y le vas a compartir EVITA LA SAL BLANCA, usa sal del Himalaya. Te recomiendo que leas este artículo: La sal en la dieta de tu perro.

¿Cuántos huevos se puede comer un perro?

Ese tipo de preguntas no me gusta responderlas, porque es encasillarte en una cifra. Es usar un poco el sentido común, si le das a diario huevo a tu perro terminará aburriéndose, y no es la misma cantidad en un perro Yorkshire que en un Pastor Alemán, así de simple.

Se lo puedes ofrecer como una comida, con otros complementos, imagina unos huevos revueltos con algo de fruta y de verdura, pues le encantarán, una comida así repetida 3-4 veces a la semana es una dieta de altísima calidad.

Valor biológico cercano al 100%

Un huevo de gallina es un alimento completísimo, para humanos, perros, gatos… excelente fuente de proteína, grasa, vitaminas, incluso calcio y no sólo por el presente en la cáscara, también lo está en la yema.

Tan simple como que un huevo contiene todos los elementos para crear una nueva vida de un organismo superior como lo es un pollito, un pato, un águila…

Salmonella y cocción

Las compañías de alimentos para mascotas, y los veterinarios, siempre están intentando meter miedo acerca de los riesgos que existen al dar alimentos naturales a tu perro.

Te recuerdo que todos los animales comen sus alimentos crudos, esto no significa que no haya riesgos de infección, los hay como ocurre con los alimentos comerciales.

Miles de perros y gatos mueren en el mundo por alimentos comerciales contaminados, y de esto no te hablan ni veterinarios ni compañías, obvio.

Aquí puedes ver una lista OFICIAL de la FDA (Food and drugs administration) de alimentos para mascotas retirados del mercado por estar contaminados, muchos de ellos con salmonella, incluso ha habido gente que ha muerto por infección al manejar el alimento de su perro contaminado con salmonella: Alimentos comerciales contaminados

Volviendo al tema de la salmonella, el huevo y la cocción. Con la triste moda de BARF, ACBA y demás tonterías la gente se toma unas libertades con su perro como si este fuese una procesadora de alimentos, no se toman la molestia de primero aprender.

Con unas simples precauciones puedes evitar los riesgos presentes en los alimentos crudos. En países con altos estándares de seguridad alimentaria, o comprando en establecimientos con elevados niveles de normas de calidad, la probabilidad de comprar huevos con salmonella o cualquier otra amenaza infecciosa es muy baja, bajísima.

Puedes dar huevos crudos pero son mucho más recomendables los fritos, cocidos…

De todos modos, estas bajísimas probabilidades se eliminan con la cocción. Insisto en lo de las dietas crudas (BARF, ACBA…). Como está de moda, la gente quiere dar todo crudo, no es malo pero hay cosas que se pueden mejorar.

No tengo nada en contra de lo crudo o cocido, en nuestra clínica mandamos dietas crudas, semicocidas o cocidas, depende del paciente y su situación.

El huevo contribuye a un pelo brillante

Con esto no queremos decir que el huevo crudo sea malo, pero creemos que es mucho más asimilable si antes sufre un proceso de cocción.

El huevo y la alergia en el perro

Aunque sea un alimento de altísima calidad, ciertos perros pueden presentar alergia al huevo, a su proteína para ser más específicos. Las alergias son sobre todo a las proteínas. Pueden pasar años antes de que diagnostiques una alergia alimentaria de tu perro si no hay un buen trabajo diagnóstico. Si relacionaras el dar huevo y que tu perro empiece con picores, es probable que sea alérgico a dicho alimento.

Ojo, ahora se venden muchos alimentos comerciales mal llamados “hipoalergénicos” la mayoría de ellos dejan mucho que desear, y con que estén ligeramente “contaminados” sólo unas cuantas partículas por millón, de la proteína alergénica: res, pescado, huevo… es suficiente para desatar la crisis alérgica en tu perro.

Huevo y brillo del pelo

La gente asocia a dar huevo y que el pelo brille. Incluso hay champús con base en la yema de huevo. Es lógico, las vitaminas del complejo B (Como la biotina presente en la yema) contribuyen a la salud del pelo y a su brillo.

No por esto creas que si un huevo es bueno, mil son mejores, no es así. No abuses, ofrécelo como un alimento o platillo complementario.

Dale uno – dos días a la semana un platillo con base en huevos

Platillos con huevo

Alimentar a tu perro con base en huevo sería casi tan poco sano como sólo alimentarlo con bolitas, las monodietas son muy malas, que es lo que haces si alimentas a tu perro con base en alimentos comerciales.

Sin embargo, harás un gran favor a tu perro si le das uno o dos días a la semana algún plato con base en huevo, por ejemplo unos huevitos revueltos con atún, lo enloquecerá. Unos huevos duros y nada más, le encantarán. Unos huevitos revueltos con un poco de verdura bien hervida, cena esto tú y él/ella, un gran alimento las verduras para su intestino.

El huevo para perros y su valor nutricional

¿Es el huevo de gallina un buen alimento para los perros? Sí, principalmente por su alto contenido en proteínas, uno de los alimentos que deben encontrarse en mayor proporción en la dieta de nuestro perro, además de por los macronutrientes y micronutrientes, lo que le convierte en uno de los alimentos más nutritivos que existen. La proteína de alta calidad, la ovoalbúmina, se encuentra principalmente en la clara, aunque también en la yema.

Hablamos también de un alimento de alto valor biológico, puesto que contiene todos los aminoácidos esenciales necesarios para nuestros perros, es decir, aquellos que nuestro can no puede sintetizar por sí mismo y que debe obtener directamente de los alimentos que consume.

El huevo también contiene grasas buenas para los perros, en forma de ácidos grasos esenciales linoleico y alfalinolénico, principalmente insaturados y beneficiosos para su organismo. Destacamos también algunos minerales, como hierro, magnesio, zinc, selenio y fósforo, y una gran variedad de vitaminas liposolubles A, D, E y K.

Por todo ello, es una excelente opción ofrecer huevo para perros, puesto que ayuda en la formación del Sistema Nervioso, los centros de memoria y aporta antioxidantes beneficiosos para la salud visual. También tiene poder emulsionante, coagulante, espesante, aromatizante y espumante, lo que le convierte en un alimento muy palatable.

Huevo crudo para perros

Muchos defensores de la dieta BARF para perros, que consiste en la preparación de alimentos crudos, aseguran que es la mejor forma de ofrecer huevo a los perros, junto con la cáscara debidamente molida, puesto que de esta forma se incrementa el aporte de minerales.

No obstante, la clara de huevo sin cocinar contiene una proteína llamada avidina que actúa como antinutriente e interfiere en la absorción de la vitamina H o biotina. Por todo ello, aunque nuestro perro puede digerir el huevo crudo mucho mejor que nosotros y que para crear una deficiencia de biotina sería necesario consumir grandes cantidades de este alimento crudo, no es tan recomendable ofrecer este alimento crudo.

Así mismo se debe tener en cuenta que el huevo crudo puede ser portador de la bacteria salmonella. Para evitar la compra de huevos contaminados te recomendamos:

  • Conservarlos a una temperatura de entre 7 ºC y 15 ºC.
  • Lavar a conciencia la cáscara antes de romperla.
  • Evitaremos comprar huevos sueltos, rotos, agrietados o sucios.
  • Como precaución, los cascaremos en otro recipiente.

Huevo cocido para perros

Nuestra recomendación es que, para eliminar el riesgo de salmonelosis y garantizar una buena asimilación de los nutrientes del huevo, apuestes por los huevos cocidos para perros. Mediante la cocción se desnaturaliza la avidina, lo que es beneficioso para su organismo y le aportará las proteínas y grasas anteriormente mencionadas.

Podemos ofrecer huevo para perros como una tortilla a la francesa, revuelto, hervido y hasta frito. Todas las opciones mencionadas son saludables de forma puntual, eso sí, en ningún caso añadiremos sal a la preparación de cualquiera de estas formas de presentación del huevo, pues puede resultar dañina para los perros.

¿Cuántos huevos puedo darle a mi perro?

El perro es un animal carnívoro, por ello, su dieta debe estar basada en proteínas y grasas de alta calidad. No obstante, eso no significa que debamos basar su alimentación en el consumo de huevo, sino que debemos ofrecerle una dieta variada y rica en diferentes alimentos de origen animal. En este sentido, podemos ofrecerle carne, pescado sin espinas o kéfir entre muchos otros productos. No nos olvidemos también que existen muchas frutas y verduras beneficiosas para perros que nos pueden ayudar a complementar su alimentación.

De forma general, el consumo saludable de huevo se sitúa entre una y dos veces a la semana, aunque no existe una dosis que, de forma general, sea la adecuada para un perro. Recordemos que cada individuo, dependiendo de su edad, tamaño, raza o estado de salud requerirá cierto aporte de nutrientes.

En cualquier caso, si te estás planteando ofrecer dietas caseras a tu perro diariamente será fundamental que consultes con tu veterinario, quién te asesorará para que sepas preparar platos caseros (ya sean crudos o cocidos) de la mejor calidad y adaptados a las necesidades de tu mejor amigo.

Beneficios del huevo para perros

El huevo es ideal para perros deportistas y cachorros, así como para perras embarazadas y perras lactantes, aunque en este último caso se recomienda siempre ofrecer el huevo cocido, nunca crudo. Y para terminar, mencionaremos algunos beneficios del huevo para los perros:

  • Manto brillante
  • Mejora de la visión
  • Aporte de proteínas
  • Fácil asimilación
  • Bajo en calorías

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Los perros pueden comer huevo?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Dietas caseras.

Y ahora, ¿Qué alimentos puede comer mi perro?

- A -

El alcohol, de cualquier tipo, puede causar intoxicaciones en nuestros perros. Es mejor evitarlo! https://t.co/lF9AQCmYY9 #puromenu

- B -

- C -

- D -

- E -

- F -

- G -

- H -

- J -

- K -

- L -

La mayoría de #perros carece de enzimas para digerir la LECHE y es mejor mantenerla lejos de su dieta. https://t.co/lF9AQCmYY9 @puromenu

- M -

La miel es un buen antibiótico natural y de vez en cuando es un complemento genial para nuestros #perros https://t.co/lF9AQCmYY9 @puromenu

- N -

- O -

- P -

¿Puede comer mi #perro palomitas?
Sí, sin grasa, sal, ni por supuesto azúcar. pero sin abusarhttps://t.co/lF9AQCmYY9

- Q -

¿Pensando en darle un taquito de queso a Rufo? Vale, pero muy poquito y sólo si tolera la lactosa https://t.co/lF9AQCmYY9

- R -

Muy rica en vitaminas, potasio y ácido fólico es un perfecto complemento para la comida de nuestro amigo y les suele gustar. Se la daremos siempre cocida. Los paquetes al vacío que venden en los súper son perfectos. También es rica en oxalatos, que en mucha cantidad pueden producir sales no solubles, de ahí que sea interesante alternar y no darle remolacha todos los días.

Por supuesto que sí! Con muchos antioxidantes, es buena para los perros e incluso se le reconocen beneficios para la digestión, la piel y hasta propiedades anti-cancerígenas. Mejor cocerla para evitar ciertos componentes no recomendables como el tiocianato. Id con cuidado al principio que da un poco de gases.

Datos sobre el huevo

Los huevos son una fuente completa de alimento, aportando grasas, carbohidratos y proteína de calidad, ayudando en el desarrollo y mantenimiento de masa muscular y buena salud de la piel. Un huevo crudo aporta, aproximadamente, un 13% de proteína y 8% de grasas.

Entre las vitaminas y minerales más importantes, que encontramos en el huevo, están:

  • Vitamina A
  • Riboflavina
  • Folato
  • Vitamina B12
  • Hierro
  • Selenio
  • Fósforo
  • Ácidos grasos

Puede que en este punto te preguntes, ¿y el calcio? Aunque también es una fuente importante de este mineral, la mayor concentración se la encuentra en la cascara. Mas adelante te cuento como obtener el calcio para agregarlo como complemento en cualquier receta.

Problemas asociados al consumo de huevo en perros

La mala fama del huevo se debe, principalmente a 3 razones, que han sido causa de alerta para todas las personas que tenemos un perro en casa. Si bien es cierto que cualquiera de estos casos pueden ocurrir, el riesgo de una fatalidad es mínimo.

Inhibidores de enzimas en la clara de huevo

Es comprobado por la ciencia y muchos veterinarios te podrán mencionar el potencial riesgo que significa una dieta en base a claras de huevo. Estos inhibidores interfieren con la digestión, los efectos se aprecian, en mayor medida, en perros ancianos y en perros jóvenes y cachorros.

Cabe recordar que, como con cualquier nuevo alimento que introducimos en la dieta de nuestros perritos, debemos introducirlo en pequeñas cantidades, de esta forma podremos evaluar e identificar si existen síntomas adversos relacionados con su consumo.

Ahora, es importante mencionarte que, al cocinar la clara de huevo eliminamos este riesgo, pero también reducimos su potencial nutricional.

Deficiencia de Biotina

La biotina es un tipo de vitamina B, involucrada en una gran cantidad de procesos metabólicos dentro del cuerpo, entre los que se destacan el crecimiento celular, metabolismo de los ácidos grasos y buena salud del pelaje y piel.

La clara, también contiene una sustancia llamada avidina, un inhibidor de la vitamina B, sin embargo, el diagnostico por deficiencia de biotina es muy raro y, se debería consumir cantidades exorbitantes de clara de huevo para crear esta condición.

Por su lado, la yema contiene un alto contenido de biotina, así que, mientras tu perro sea alimentado con el huevo entero, no deberás preocuparte por esto. De igual manera, cocinando el huevo, el riesgo es prácticamente eliminado.

Los huevos contienen salmonella

Una de las mayores preocupaciones es, sin duda, la salmonella y, resulta que los huevos son la mayor fuente de contagio de esta peligrosa bacteria. Esta es razón suficiente para que muchos veterinarios y cuidadores de perros recomienden evitar el huevo en su alimentación.

El riesgo de contaminación por salmonella se puede evitar fácilmente, solo debes seguir estas recomendaciones:

  1. Compra huevos de fuentes confiables, de preferencia orgánicos y siempre frescos.
  2. Almacena tus huevos en la nevera, nunca a temperatura ambiente.
  3. Descarta cualquier huevo que veas con la cascara rota o abollada.

Huevo para Perros ¿Crudo o Cocinado?

Si tienes la seguridad del origen de los huevos y cumples las recomendaciones para su correcto almacenamiento, alimentar a tu perro con huevos crudos no debe suponer ningún riesgo. Por su lado, cocinarlos elimina cualquier riesgo de contaminación, así como los posibles problemas mencionados anteriormente.

Pero, ¿que es mejor? Aunque la cocción altera la composición y cantidad de nutrientes, la realidad es que el aporte nutricional no varía de forma significativa. En otras palabras, un huevo crudo vs uno cocinado aportará cantidades similares de todos sus componentes.

Entonces, la decisión se reduce a tu comodidad y facilidad, sin embargo, debo señalar que, al utilizar huevos crudos, estos deben ser agregados únicamente al momento de servir la comida a tu perrito. Por el contrario, si decides cocinarlos, los puedes mezclar y porcionar con el resto de la comida, para servirlo a la hora de comer.

La cascara de huevo

Obtener el calcio de las cascaras de huevo es un tarea relativamente sencilla, el resultado es un polvo que podrás agregar en la comida de tu perro o, también, para tu propio consumo. El proceso es relativamente sencillo y el producto final lo podrás almacenar en un frasco de vidrio.

Lo que necesitas hacer:

  1. Guarda tantas cascaras de huevo como te sea posible.
  2. Siempre lava las cascas, procurando eliminar cualquier resto de su contenido para evitar focos de proliferación de bacterias.
  3. Seca las cascaras al sol o utiliza un paño o papel de cocina para hacerlo.
  4. Precalienta el horno a 180 °C y, en una lata, coloca las cascaras durante 5 a 10 minutos.
  5. Deja enfriar y tritúralas, puedes utilizar un molinillo de cafe, hasta obtener un polvo fino.

Agrega una cucharadita de este polvo a su comida para añadir un poco de calcio en su dieta. Es importante consultar con tu veterinario antes de hacerlo, ya que el calcio en exceso puede llegar a ocasionar problemas de salud.

Cuidados y recomendaciones

Resumiendo un poco, los huevos son una excelente opción para incluir en la dieta de nuestros perritos, sea como ingrediente en una receta o, también, solo como recompensa o golosina. Las ventajas son mayores a cualquiera de los riesgos, pero siempre teniendo los cuidados necesarios.

Si es la primera vez que tu perro va a comer huevo, recuerda hacerlo en pequeñas porciones, de esta forma podrás identificar una posible alergia alimenticia o algún efecto adverso en su sistema digestivo. En la medida que veas que lo telera bien, puedes ir incrementando la cantidad.

El huevo es un alimento completo, con alto contenido graso que aporta grandes beneficios en a su salud, sin embargo, el exceso puede ocasionar sobrepeso y obesidad, y derivar en otras complicaciones médicas.

Por ultimo, la diferencia nutricional entre un huevo crudo y uno cocido no es importante, mientras el crudo aporta 72 calorías, un huevo duro aporta 78 calorías. Evita agregar sal y cualquier otro condimento y busca siempre una receta que te aporte balance calórico y nutricional.

Si te gustó este artículo y lo encontraste interesante, solo te pido que lo compartas en tus redes sociales para que llegue a muchas más personas. Dale clic en la red social de tu preferencia y listo, te quedaré agradecido.

Pasta y arroz integral para perros

'La Dama y El Vagabundo' de Disney popularizaron la imagen de una pareja perruna adorable compartiendo espaguetis y bolas de carne. Pues bien, los canes también pueden disfrutar de un poco de pasta de tanto en tanto.

Los veterinarios de la Asociación contra la Crueldad Hacia los Animales lo tienen claro: la pasta cocida es uno de los alimentos humanos que los perros pueden comer. ¿Cuál es el consejo? La pasta o el arroz integral, igual que el resto de alimentos humanos aptos para canes, "deben ser ofrecidos como un premio, y nunca constituir más del 5% o 10% de la alimentación diaria del animal".

La pasta o el arroz integral que se den al perro deben servirse cocidos. Y se puede mezclar un poco con las bolitas o latitas habituales que coma el amigo de cuatro patas o preparar alguna receta casera sabrosa con estos ingredientes.

Vegetales que los perros sí comen

"Los vegetales aportan fibra y nutrientes interesantes a la dieta de los canes", explica el nutricionista canino Carlos Alberto Gutiérrez. Algunos perros adoran los vegetales crudos, como las zanahorias, además de la lechuga y del maíz natural (sin el tallo). También el can también puede comer verduras cocidas, como el brócoli, las judías verdes o lacalabaza, un alimento del que también pueden disfrutar los gatos y que ayuda a los animales con problemas digestivos o que padecen estreñimiento.

Carne para perros, ¡qué rica!

¿Qué perro no aparece por la cocina cuando se saca un trozo de carne? La carne es otro de los alimentos humanos con los que los canes pueden deleitarse. El pollo, el pavo y la ternera son carnes sanas para los perros, siempre que no haya huesos y trozos de grasa grandes.

¿Cuáles son los consejos? Hay que cocer bien la carne y evitar los trozos grasientos y la carne que pueda estar en mal estado. Además, conviene recortar los filetes en trozos pequeños que los canes puedan tragar de una vez sin peligro.

Premios caninos con crema de cacahuetes

La crema de cacahuetes es uno de los ingredientes más repetidos en las recetas de cocina canina. La mejor crema de cacahuete para preparar premios caseros para perros es aquella sin sal ni azúcares. "Los cacahuetes, además, son una buena fuente de vitamina H o B7 para los canes, un ingrediente que les ayuda a metabolizar las grasas que ingieren a través de los alimentos", explica el veterinario, profesor universitario y nutricionista canino Donald R. Strombeck, autor de 'Dieta casera para perros y gatos' (Blackwell Pub Professional, 1999).

Se pueden preparar galletas caseras para canes con crema de cacahuete. Pero, además, hay otra receta sencilla que hará las delicias de la mayoría de los perros: mezclar un poco de crema de cacahuete con un plátano blanco machado y un poco de agua. ¡Una exquisitez!

¿Pueden los perros comer pan?

¿Pueden comer pan? La respuesta rápida es sí. Los canes pueden disfrutar del pan, al igual que las personas, de forma moderada. Tanto el pan blanco como el integral es seguro para los perros, siempre que estos no padezcan alergia a este alimento y que el pan les siente bien al estómago.

El pan puede ser un premio sano para los canes, pero ofrecido con moderación y si el animal sigue una alimentación equilibrada. Pero si el can tiene riesgo de sobrepeso, hay que recordar que el pan es un alimento rico en carbohidratos que puede añadir peso, si no se tiene cuidado.

Otra precaución importante: aunque el pan bien hecho y listo para consumo humano es seguro, "los perros no deben ingerir masa panadera que no haya terminado de hacerse, pues la levadura de la masa continuará creciendo en el estómago -explica el manual veterinario Merck- por lo que implica un peligro para el perro".

¿Los perros pueden comer castañas?

Las castañas son uno de los manjares del otoño, también se emplean cada vez con más frecuencia en la cocina para acompañar carnes de caza. La pregunta es: ¿puedo darle castañas a mi perro, cómo y qué beneficios les aporta? La castaña puede ser dada como gominola. Es blandita y a tu colega le gustará, pero siempre has de tomar varias precauciones.

La primera es retirar por completo la cáscara y jamás darle una que esté salada, caliente o excesivamente cocinada. La envoltura de este fruto le causará repugnanca, se le puede quedar entre los dientes o hacerle alguna heridita en el estómago si se la traga. La sal tampoco es nada buena para él, pudiéndole provocar cristales. La castaña, comida en exceso y como el resto de frutos secos, puede sentarle mal por su contenido calórico.

Es decir, siempre que quieras darle de comer castañas, cacahuetes o pipas de girasol, tienes que hacerlo en muy pequeñas cantidades. Lo que te recomendamos es que dejes una consulta a nuestros dietistas online indicando el peso, raza y edad de tu perrete, así podremos recomendarte el consumo máximo de castañas que puede comer y de otros frutos secos.

¿Los perros pueden comer castañas asadas o pilongas?

La mejor manera de que coma castañas es que esta sea cruda y muy blandita, que no sea verde y que no tenga cáscara. Tanto si las compras como si las compras en una tienda, asegúrate de que no queda nada de monda, no vaya a ser que contenga pesticidas. Si la castaña está cocinada, solo sírvesela si no tiene sal, azúcar ni nada más que calor. Espera a que enfríe y entonces sí, pero lo mejor es sea cruda, madura, pelada y nunca en exceso.

¿Los perros puede comer uvas?

Como habrás intuido al leer sobre las castañas, las calorías excesivas son un problema como también lo son los azúcares que contienen ciertas comidas. Estos dos son cuestiones por las que es siempre recomendable dar a tu perro solo comida especialmente diseñada para ellos, recurriendo a comida humana solo tras hablar con nuestros dietistas online.

La uva es nociva para tu colega, así que estas fiestas, aunque te ponga ojitos durante las campanadas, que no se coma ni una, mejor que le des una castaña. Lo mismo se aplica a las uvas pasas. Son veneno para ellos, tanto como el chocolate. Mucho cuidado. Esto no quiere decir que si por error se come una hayas de alarmarte, pero sí si este número aumente o tu perro es un cachorro o muy pequeñito.

Las uvas pueden llegar a provocarle un fallo en los riñones. Es por eso que si ha ingerido por error un puñado, lo mejor es que visites a un veterinario para quedarte tranquilo si esto ocurre.

¿Pueden COMER HUEVO los PERROS, crudo, frito cocido o en TORTILLA?

¿Los perros pueden comer tortilla de huevo, francesa? ¿Puede comer huevo crudo, frito o cocido? En este vídeo, nuestros dietistas caninos te cuentan cuántos huevos pueden comer y qué pasa si un perro come huevo. La realidad es que los huevos son un alimento muy beneficioso para los perros.

¿Los perros pueden comer tortilla de huevo o huevo frito?

El huevo es un alimento sensacional tanto para humanos como para perros. Es una poderosa fuente de proteínas y les encanta. La cuestión es: ¿cada cuánto tiempo se lo puedo dar y cómo se lo preparo? La mejor manera es cocinarlo, así evitarás que tenga cualquier tipo de bacterias que le puedan hacer daño a tu colega. Témplalo y pícaselo con la comida. En caso de que esté acatarrado, puedes servirlo tibio para que su fragancia le abra el apetito.

De todas formas, no abuses de él. Puedes ponérselo en el plato una vez a la semana. De todas formas, consulta con nuestros dietistas online la cantidad adecuada. Lo que no te recomendamos es que lo frías o lo sirvas en tortilla, pues estarás añadiendo mantequilla o aceite a la ecuación que le aporta grasas innecesarias a la receta.

¿Te has quedado con dudas? Pregunta a nuestros veterinarios:

Video: Los perros pueden comer huevo? (Agosto 2020).

Pin
Send
Share
Send
Send