Animales

Alimentos TOXICOS para gatos, conócelos y protege su salud!

Pin
Send
Share
Send
Send


¿Cuáles son los alimentos tóxicos para un gato?

Una de las preguntas que se hacen normalmente los propietarios de mascotas es cuáles son los alimentos tóxicos para un gato o perro. En este artículo nos centraremos en los felinos y la lista de alimentos prohibidos en su dieta:

  • Cafeína, teobromina y teína
  • Leche y lactosa
  • Alcohol
  • Cebolla y ajo
  • Sal, azúcar y especias
  • Aguacate

Cafeína, teobromina y teína

La cafeína, la teobromina y la teína, o en otras palabras, el café, el chocolate y el té son altamente perjudiciales para el organismo de los gatos. Aceleran su pulso y pueden provocarle vómitos, diarrea y otros problemas digestivos. En caso de grandes ingestiones el resultado puede ser fatal, de modo que evita estos alimentos a toda costa.

Leche y lactosa

A pesar de la creencia popular de que a los gatos les encanta la leche y que es saludable para ellos en cualquier etapa de su vida, esto es un error porque el gato adulto es intolerante a la lactosa. El consumo de lácteos puede ocasionar importantes problemas digestivos.

Aunque parece obvio, en ocasiones los veterinarios han de atender consultas de urgencia por ingesta de bebidas alcohólicas en felinos. Debemos evitar a toda costa que nuestro gato ingiera alcohol, ya que es una droga muy peligrosa y el resultado de la ingesta puede ser fatal para el organismo de nuestra mascota.

Cebolla y ajo

La cebolla y el ajo, así como el puerro, están relacionados con la destrucción de glóbulos rojos, es decir, pueden provocar anemia en nuestras mascotas. Es por ello que debemos evitar que nuestro gato los ingiera y esto incluye las sobras de nuestra comida, que normalmente contienen alguno de estos alimentos aunque sea en pequeñas proporciones.

Sal, azúcar y especias

La sal, el azúcar y las especias forman parte de nuestra dieta, pero no tienen por qué formar parte de la de nuestro compañero peludo. Estos alimentos están relacionados con la hipertensión, los problemas digestivos y otras enfermedades que podemos evitar si los excluimos de la dieta de nuestras mascotas.

El aguacate es una fruta muy grasa y, aunque en la dieta humana se considera que aporta ‘grasas buenas’, debemos evitarla a toda costa en la alimentación de nuestras mascotas, pues además del aporte calórico contiene persina, que es muy perjudicial. Es preferible que nuestro gato adquiera el aporte calórico necesario de otras sustancias como el aceite de salmón.

Huesos y espinas

A pesar de la típica imagen del gatito de dibujos que roe una espina de pescado, los huesos y las espinas solo pueden traer problemas. Son el principal causante de muerte por asfixia en mascotas y están relacionados con otros problemas como perforaciones y úlceras.

La lista de alimentos peligrosos podría ser interminable dependiendo del experto con el que hablemos, por lo que para concluir te recomendamos que consultes a tu especialista de confianza. Huelga decir a estas alturas que no le des a tu mascota nada que no haya sido especialmente diseñado para su raza, edad y tamaño.

1. El Chocolate es de los alimentos más tóxicos para gatos :

¿Como dar chocolate a nuestro gato? Pues lo mejor es no darle nada de nada. El chocolate es un alimento altamente tóxico para los gatos y perros, al contener teobromina. La teobromina pertenece a un grupo denominado metilxantinas, y es un alcaloide estimulante del sistema nervioso central.

La teobromina es pariente químico de la cafeína, y aunque tenga un efecto algo más suave, tarda más tiempo en eliminarse del cuerpo del gato. El más tóxico es el chocolate negro y la cobertura de chocolate, ya que son más puros. Cantidades relativamente pequeñas de chocolate negro pueden causarle una buena avería a tu gato.

¿Qué efectos provoca el chocolate en gatos? Como alimento tóxico para gatos, una dosis no muy grande de chocolate les puede provocar:

  • Aceleración del ritmo cardiaco, estado de excitación
  • Diarreas, vómitos,
  • Y en cantidad suficiente, el coma e incluso la muerte.

Al ser eliminada lentamente, su ingesta continuada, incluso en dosis muy pequeñas puede resultar en la intoxicación de tu gato. -Ah, y un apunte. Algunas personas dicen que esto no es un peligro porque a los gatos no les gusta el chocolate. Esto no es verdad, yo tengo gatos que intentan comer chocolate (sólo que no les dejo). Así que nada de chocolate para los gatos!

2. Cafeína es un veneno para gatos:

La cafeina estimula el sistema nervioso de los gatos, perros y humanos. Pero en un gato la reacción es mucho mayor que en nosotros porque ellos pesan muy poco. La cafeina es toxica para gatos, y puede provocarles trastornos en sus sistemas nervioso y síntomas como:

  • inquietud,
  • respiración ráp >3. Huesos de pollo cocinados, hervidos, asados son malos para los gatos:

Se pueden dar algunas partes de huesos de pollo a los gatos, pero hay que advertir del peligro potencial que puede suponer para un gato comerse un hueso de pollo cocinados (si no está picado o molido, claro).

Los huesos cocidos o asados, no es que sean alimentos toxicos para gatos, pero son fácilmente astillables. Al partirse, pueden causar estragos en el aparato digestivo o en la boca de tu gato, pudiendo hacerse necesaria una visita de urgencia al veterinario.

4. Cerveza y alcohol en general son alimentos tóxicos para los gatos:

Los gatos, además de ser más pequeños y pesar menos que nosotros, tienen un metabolismo más rápido y no procesan correctamente el alcohol. En pequeñas dosis no es letal, pero haremos sufrir al gato porque se pondrá nervioso y variará su comportamiento. El gato podría estar somnoliento y desorientado o incluso agresivo y puede atacar.

Además de provocar incontinencia urinaria, en mayores dosis el alcohol puede dejar en coma e incluso matar un gato. Moraleja, no tiene ni pizca de gracia dar alcohol a un gato!

5. Cebolla y Ajo son alimentos toxicos para gatos en dosis altas o continuas en el tiempo:

Si damos ajo o cebolla a nuestro gato en grandes dosis, o de forma continuada (casi todos los días), pueden provocarle anemia y causar problemas gastrointestinales.

El culpable es el tiosulfato, que es difícil de procesar para nuestras mascotas y dañalos glóbulos rojosde la sangre.

Los síntomas de la anemia en gatos incluyen:

  • debilidad, vómitos,
  • poco interés en la comida y
  • apatía.

Cebolla, cebolletas, puerro :
La cebolla es otro de los alimentos toxicos para gatos. Pero los niveles de tiosulfato en la cebolla son más altos que en el ajo, lo que convierte a la cebolla esun alimentomás peligroso para los gatos que el ajo. Asi que cuando preparemos comida casera para gatos, no debemos incluir cebolla, ok.

¿Y si tengo una carne con salsa y un poco de cebolla dentro, le puedo dar a mi gato? Pues todos los días no, pero un día un poco de salsa no pasa nada. Lo que hay que evitar dar a tu gato son grandes cantidades de cebolla o dársela todos los días.

6. Las Uvas y pasas son alimentos toxicos para gatos y perros:

No está claro el motivo, pero tanto uvas como pasas pueden causar insuficiencia renal en algunos perros. El hecho de que el perro vomite tras comer pasas sería una señal clara de aviso.

No está claro qué efectos causan las pasas en gatos, pero por precaución sabiendo lo que les ocasiona a los perros, mantened pasas y uvas fuera del alcance de vuestro gato.

-Yo tengo una experiencia en este sentido. Uno de mis gatos comió un puñado de pasas y le dió bastante diarrea durante todo un día. Así que para prevenir, lo mejor es mantener uvas y pasas fuera del alcance de tu gato.

7. El Aguacate puede ser tóxico para tu gato:

El aguacate es un caso similar al anterior. Contiene una sustancia llamada Persin, que es inofensiva para los humanos pero puede ser toxico para perros y otros animales domésticos y ganado.

No sólo la contiene la carne del aguacate, sino que está presente en toda la planta: semilla, corteza y hojas. Aunque no he leido casos concretos de ningún gato, por precaución, es mejor evita dar de comer aguacate o guacamole a tu gato.

8. Limón toxico para gatos:

El limón es veneno para gatos, sobre todo debido a sus fuertes aceites esenciales. ¿Qué efectos provoca el limón en gatos? Dependerá de la dósis, pero si tu gato come limón, y sobre todo, si lame aceite esencial de limón, puede tener diarrea, vómitos, y además verás que tu gato está triste y aletargado.

El azúcarno es un alimento tóxico para gatos, pero tiene en ellos consecuencias parecidas a las que provoca en los humanos, tales como pérdida de dientes, obesidad e incluso diabetes.

La diferencia es que con mucha menos cantidad de azúcar, a un gato le puede afectar a su salud. Así que cuando hagamos comida casera para gatos, mejor no incluir nada de azúcar. (Aunque si un día suelto tu gato prueba un poco de azúcar, no le pasará nada).

10. Productos edulcorados con xylitol:

Los productos edulcorados con xylitol sí son alimentos toxicos para gatos y perros. El xylitol se usa para edulcorar los chicles. No se conocen casos en gatos, pero en perros puede causar un incremento de insulina, lo que podría llevar a una bajada importante de azúcar en sangre.

Inicialmente los síntomas de intoxicación por xylitol incluirían vómitos, diarrea, aletargamiento o pérdida de coordinación. Por precaución, ya que es tóxico para los perros, no dejes chicles ni caramelos con edulcorante o sacarina al alcance de tu gato.

Leche de vaca:

Si vas a dar leche a tu gato, lo mejor es darle leche sin lactosa (deslactosada) o rebajada con bastante agua. Si lo que tienes es un gatito lactante, debes comprar leche especial para gatitos, que se comercializa en el mercado (normalmente en polvo y se reconstituye con agua). Puedes leer más sobre este tema, incluido qué tipos de leche sí puedes dar a tu gato en leche para gatos.

1. Alimentos salados

La sal no es buena para los gatos porque, si se toma en exceso, se pueden terminar acumulando en el riñón y que esto le produzca problemas a la hora de drenar y de eliminar toxinas, además, el exceso de sal también puede provocar hipertensión. Por este motivo, alimentos que contengan mucha sal como son los embutidos, por ejemplo, no están recomendados para darle a estos animales. El pavo o el jamón york bajo en sal sí que se lo puedes dar de vez en cuando a tu mascota.

4. Cebolla, puerro y ajo

El consumo a largo de plazo de cebolla y puerro puede llegar a provocar una elevada toxicidad en los felinos, así como en los perros. Así mismo, también favorece la aparición de otras patologías, como anemia. No obstante, cada vez más estudios demuestran que dosis controladas de ajo pueden ser excelentes desparasitantes naturales.

5. Chocolate

Es otro de los grandes prohibidos en los gatos y perros porque contiene una sustancia que resulta tóxica para estos animales (se conoce con el nombre de "teobromina"). El chocolate puede acelerar el ritmo cardíaco de tu gato, provocarle vómitos y diarreas, fallos en el organismo e, incluso, puede llegar a provocar la muerte del animal.

6. Aguacate

Es una fruta que es muy rica en grasa, por lo que no debes dársela a tu gato porque le puede producir problemas en el estómago e, incluso, pancreatitis. En general, no deberás darle alimentos grasos porque no los digieren bien y les producen serios problemas intestinales (dulces, repostería, fritos, salsas, etcétera).

8. Pescado crudo

Tártares, sushi o cualquier receta que incluya pescado crudo no deberá darse nunca a un gato porque contiene una enzima que provoca que haya una deficiencia de vitamina B en el organismo del animal. La falta de esta vitamina puede provocar problemas graves como convulsiones e incluso que llegue a estar en coma. Además, también pueden contener bacterias que provoquen una intoxicación alimentaria.

Ya hemos dicho que los alimentos con grasa no deben darse a los gatos y los dulces son uno de ellos pero, además, no se aconseja que le des esta comida porque puede conllevar a que el animal padezca una insuficiencia hepática.

Otros aspectos sobre la alimentación en los gatos

Además de los alimentos prohibidos para gatos que acabamos de enumerar, debes tener en cuenta otros aspectos en relación a la alimentación para que consigas no dañar a tu mascota.

  • Nunca le des huesos ni espinas de pescado: podría llegarse a ahogar e, incluso, pueden dañarle los órganos perforando el intestino o bloqueando el tracto intestinal. Así que ¡mucho ojo con lo que le das a tu gato!
  • Plantas como los lirios, la flor de pascua (la planta de Navidad), la hiedra o las adelfas son plantas tóxicas para los gatos así que evita tenerlas en casa porque el animal se sentirá atraído por ellas y se las comerá.
  • No alimentes a tu gato con comida para perros porque las necesidades nutritivas de ambos animales no tienen nada que ver. Los gatos necesitan de un aminoácido que se conoce como taurina y que si no lo toman en las dosis necesarias pueden provocar enfermedades graves en el corazón.
  • El atún que comemos las personas no es bueno para los gatos. No se trata de un alimento tóxico pero sí que carece de taurina así que no pretendas alimentar a tu animal con este producto porque no le aportará los nutrientes esenciales que necesita para estar fuerte y sano.

En este artículo de Experto Animal te damos más recomendaciones acerca de la alimentación del gato.

Si deseas leer más artículos parecidos a Alimentos prohibidos para gatos, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas de alimentación.

​1. ALIMENTOS PROHIBIDOS PARA GATOS

​Existen una serie de alimentos que son extremadamente peligrosos para los felinos, y que pueden dañar seriamente su salud. Los principales son:

- Chocolate: contiene teobromina, que es un alcaloide estimulante del sistema nervioso central. Una vez ingerido, tarda mucho tiempo en ser eliminado del cuerpo del gato, y puede producir aceleración del ritmo cardiaco, excitación, diarreas, vómitos, e incluso la muerte.

- Cafeína: es otro estimulante del sistema nervioso de los gatos y, como tal, puede provocarles trastornos importantes en el mismo. Sus efectos se manifiestan mediante inquietud, respiración acelerada, palpitaciones, convulsiones y diarreas.

- Huesos de pollo cocinados, hervidos o asados: no son tóxicos para los gatos pero si pueden resultar nocivos, debido a que los huesos de pollo son fácilmente astillables, pudiendo producirles estragos en la boca o en el aparato digestivo.

- Cebolla, cebolletas, puerro y ajo: contienen tiosulfato, que es un compuesto que daña los glóbulos rojos de la sangre. Si suministras alguno de estos alimentos a tu gato, ya sea en grandes dosis o de forma continuada, puedes ocasionarle anemia o problemas gastrointestinales, que se manifiestan mediante debilidad, anemia, inapetencia, vómitos y apatia.

- Cerveza y alcohol en general: en pequeñas dosis no es letal, pero si tu gato lo toma, puede sufrir somnolencia, desorientación, incontinencia urinaria e incluso desarrollar comportamientos agresivos.

- Aguacate: sin llegar a ser tóxico, sí que resulta nocivo porque el exceso de grasa puede provocar en los felinos transtornos estomacales o pancreatitis.

- Frutos secos: independientemente, de que contengan sal o no, se desaconseja que los gatos los consuman ante la posibilidad de que desarrollen fallos renales, vómitos, diarreas y otros problemas digestivos.

​2. PLANTAS TÓXICAS PARA GATOS

​Si a tu gato le encanta mordisquear las hojas de las plantas debes tener precaución, ya que existen muchas variedades que pueden resultar tóxicas o venenosas, ocasionándole daños oculares, dermatitis, trastornos digestivos, renales, e incluso alteraciones del sistema nervioso. Por este motivo, es importante que acudas de inmediato al veterinario si observas alguno de los siguientes síntomas tras la ingesta:

- Irritaciones en la piel y ojos.

Las relación de las principales plantas venenosas para gatos son las siguientes:

Pin
Send
Share
Send
Send