Animales

Cómo alimentar tortugas mediterraneas

Pin
Send
Share
Send
Send


Como la mayoría de tortugas terrestres, la tortuga mediterránea es un animal herbívoro.

Esta tortuga se alimenta de una gran variedad de plantas, pero tiene predilección por las gramíneas y las leguminosas. En cambio, rechaza las plantas aromáticas, como el romero, el tomillo o el espliego.

Hierbas que come la tortuga mediterránea

El diente de león es una de las plantas favoritas de la tortuga mediterránea junto con el plantago. También come habitualmente las amapolas y la achicoria del campo.

La tortuga mediterránea a lo largo de su área de distribución se alimenta de otras especies vegetales como las hojas más tiernas de la encina, las hojas tiernas y los frutos del madroño, el lentisco, el acebuche y las agujas de los pinos. La amapola es rechazada por la mayoría de animales herbívoros por su toxicidad, pero la tortuga mediterránea es inmune a ella.

Esta tortuga puede comer carroña, caracoles y hasta heces

La dieta de esta tortuga es fundamentalmente vegetariana pero ocasionalmente puede comer alimentos de origen animal. Si tiene la ocasión, la tortuga mediterránea no rechaza los restos de algún animal muerto. Este reptil puede comer los conejos muertos de mixomatosis o de las palomas torcaces que no han estado recogidas por los cazadores.

Además de carroña, la tortuga mediterránea come invertebrados, como caracoles, siempre de forma complementaria a su dieta vegetariana. Los caracoles pequeños los ingiere enteros y excreta las conchas intactas. Las conchas de los caracoles grandes son digeridas por la tortuga y parece ser que son una fuente adicional de calcio para las hembras, necesario para la formación y puesta de huevos.

De forma anecdótica, se ha visto consumo de heces de vaca. Sin embargo, estas prácticas coprófagas parecen ser observadas también por otras tortugas de la misma familia que la tortuga mediterránea (testudinidae), como la tortuga leopardo o la tortuga sulcata. La ingestión de heces para los reptiles herbívoros cumple una doble función. Por un lado, les permite incorporar microorganismos para la digestión y fermentación de las plantas que consumen. Por otro lado, permite la incorporación de materiales semidigeridos por los animales carnívoros, como trozos de huesos, que son una importante fuente de minerales y otros nutrientes para las tortugas. Se conoce el caso de seguimientos de grupos de hienas por parte de tortugas leopardo para alimentarse de sus heces en Sudáfrica.

La tortuga mediterránea también se alimenta de setas

La tortuga mediterránea también tiene afición por las setas. Sobre todo antes de la hibernación, este reptil es cuando más cantidad de setas ingiere.

No se sabe el efecto que ciertas setas pueden producir en las tortugas y qué capacidad tienen de metabolizar sus tóxicos. Algunas tortugas americanas del género Terrapene son conocidas por su capacidad de digerir sin ser afectadas setas tóxicas y de almacenar sus toxinas en su cuerpo, lo que confiere un respecto razonable entre las comunidades indígenas que se alimentan de tortugas.

¿Por se debe cuidar la alimentación de una tortuga de tierra mantenida en cautividad?

La tortuga mediterránea, si se la mantiene en cautividad, tiene que proporcionársele una alimentación lo mas parecido posible a su dieta en estado natural.

En caso contrario, se corre el riesgo de que el animal tenga problemas de desnutrición, sobrealimentación, mala fecundación, mortalidad infantil, obesidad infantil, enfermedades infecciosas, etc.

¿Cuándo es importante vigilar con la alimentación de la tortuga mediterránea?

Entre abril y junio, la alimentación de la tortuga tiene una relevancia especial porque coincide en el momento en que este reptil sale de la hibernación y las necesidades energéticas aumentan exponencialmente, ya que hay un aumento de su actividad sexual. La correcta ovulación de la hembra depende directamente de una alimentación abundante y de calidad.

Este factor determina el número de huevos que la hembra va a poner y la cantidad de vitelo necesario para la formación de unas crías sanas y fuertes. La formación de los huevos implica un gasto en grasas y componentes esenciales para la hembra. Por ello, se debe tener un especial cuidado en la alimentación de las tortugas que se destinan a la reproducción.

Si la tortuga mediterránea dispone de alimentos suficientemente ricos en agua, la necesidad de beber no limita su supervivencia. Durante el verano, esta tortuga busca las zonas más húmedas, como los fondos de los valles porque en estos espacios puede encontrar plantas más tiernas y tiene la posibilidad de encontrar agua en charcos o torrentes.

Se la puede ver con la cabeza totalmente introducida dentro del agua para beber. Si se facilita el acceso al agua a una tortuga muy deshidratada puede llegar a ingerir el 15% de su peso corporal de una sola vez. Las tortugas jóvenes y las crías son más vulnerables a la deshidratación que los adultos.

Más información sobre las tortugas en el listado superior.

Tipos de tortugas domésticas y semiacuáticas

Las tortugas domésticas son un compañero de vida increíble, aunque no persigan la pelota, cuando entran en confianza son realmente amigables y se convierten en un excelente animal de compañía, además de poseer una gran historia al lado del ser humano.

Por esa razón también preparamos un apartado especial con las tortugas semiacuáticas y domésticas, para que puedas encontrar las características de tu tortuga.

Información acerca de las tortugas

Las tortugas son también llamados quelonios, pero su nombre científico es Testudines, forman parte de la orden o la familia de los reptiles.

Entre la gran cantidad de información sobre tortugas domésticas que existe en la web, hemos seleccionado lo que más te va a servir para cuidar a tu mascota. Nos encantaría que nos dejaras tu opinión acerca de lo que te ha parecido este artículo.

A nivel mundial las imágenes de tortugas han dado una ayuda increíble a la hora de conocer a estos maravillosos animales, sin embargo, nada se compara con la experiencia de tener una tortuga en casa. Eso sí, siempre de forma legal y responsable. Adopta a tus animalitos y ellos te entregaran todo su amor y cariño.

¿Cuales son las características más comunes de las tortugas?

La tortuga es un reptil caracterizado por su llamativo y resistente caparazón, que las protege de los peligros de la naturaleza. Dentro de su caparazón se encuentra su tronco que es ancho y corto, y que salen por delante su cabeza y patas delanteras, y por detrás su cola y patas traseras.

Su caparazón se encuentra dividido en 2 partes, el espaldar que es la parte superior, y lo que resalta a la vista, y el plastrón que sería la parte inferior o ventral, la que siempre esta cara al suelo.

Las tortugas, al igual que todos los reptiles son animales ectotérmicos, esto significa que su metabolismo esta directamente relacionado con la temperatura ambiental. Al igual que la serpiente, las tortugas también mudan de piel, sin embargo, lo hacen poco a poco. El caparazón de la tortuga también lo pueden mudar o cambiar, aunque este es un proceso largo y ocasional, que muchas veces realizan sin un orden aparente.

¿Qué comen las tortugas domésticas?

Las tortugas domésticas son animales con una variedad alimenticia gigante, es mas, podríamos decir que son animales omnívoros pero esto dependerá del tipo o la especie de tortuga y de su edad o madurez.

El alimento para las tortugas domésticas puede varias desde la carne cruda o cocinada, hasta plantas y carroña, pero para que tu tortuga tenga una vida sana y feliz, una buena opción es que la alimentes con comida para tortugas prefabricada o en una dieta controlada.

Si a veces pierdes la cabeza pensando en que le vas a dar a tu tortuga en casa, aquí encontraras muy buenos consejos. Por ejemplo, por tipos de tortugas puedes ver:

¿Qué comen las tortugas de agua?

La alimentación variará dependiendo de la especie de la tortuga, sin embargo, las especies de tortugas acuáticas domésticas son animales que necesitan en general ciertas grasas en su alimentación, es por esto que una dieta balanceada será indispensable. En su alimentación podemos utilizar gusanos y peces diminutos.

No le des comida de gato o perro a tu tortuga, tampoco alimentos humanos. A pesar de que las tortugas pueden comer casi cualquier cosa, debes mantener una dieta adecuada para que ella crezca sana y viva durante largo tiempo.

Entre los alimentos que les puedes dar, es recomendable que le des alimentos de veterinaria hechos para reptiles, y variando de vez en cuando en darle comidas diferentes y dulces o golosinas para tortugas.

Comida para tortugas de agua

Algunas de las cosas que les puedes dar como alimento especial de vez en cuando son:

  • Lombrices de tierra
  • Lechugas
  • Manzanas
  • Platanos
  • Melones
  • Frutas variadas y vegetales suaves
  • Pescado
  • Camarón de salmuera
  • Yema de huevo duro
  • Lombrices de tierra
  • Larvas de mosquito

Estos alimentos dependen de la especie y la edad de tu tortuga, si es bebe o todavía no tiene mucho tiempo, es mejor que prefieras darle alimentos suaves. Pero, aun si es adulta, no le metas una sandía entera en su tanque, todo ofreceselo de a pedazos para que ella lo digiera.

¿Con qué frecuencia alimentar a una tortuga de agua dulce?

Hay varias y distintas opiniones respecto a esto, pero las más frecuente es que a las tortugas domésticas bebé debes alimentarlas con raciones pequeñas y hasta 3 veces por día, dependiendo de su respuesta, desde los 2 a 3 meses y hasta el primer año debes alimentarla 1 vez al día, las tortugas jóvenes adultas hasta cada 2 días, y las tortugas adultas o de más edad puedes alimentarlas cada 3 días, pero deberás dejarle plantas comestibles para que se alimente como desee en los días intermedios.

Es importante que recuerdes que la sobre alimentación le puede hacer mucho daño a tu tortuga, siendo una de las peores cosas que le llegan a afectar.

También puedes investigar con tu veterinario la frecuencia y el mejor tipo de comida para tu tortuga.

¿Cómo alimentar a una tortuga de agua?

Lo primero que tienes que tener presente para alimentar a una tortuga acuática doméstica, es que, ellas tienen que estar dentro del agua para comer, ya que en su instinto gustan de lavar su comida, y esto es bastante necesario. Ahora bien, muchos criadores de tortugas marinas recomienda alimentarlas en un tanque separado de donde viven, esto especialmente para que no ensucien su tanque, sin embargo esto no es tan necesario, y si utilizas alimentos secos flotantes será realmente fácil sacar los restos con una red de agua.

¿Qué comen las tortugas de tierra domésticas?

Las tortugas domésticas de tierra son omnívoras, es decir, comen casi cualquier cosa que le des, esto incluye las frutas, las verduras y las carnes. Sin embargo, nunca alimentes a tu tortuga con alimentos que ella no pueda conseguir naturalmente en su hábitat. Evita bajo cualquier circunstancia darle cosas como comidas rápidas, o alimentos procesados para humanos.

Es recomendable que le des alimentos de veterinaria hechos para reptiles, y variando cada mes o 2 meses su dieta en cuando en darle comidas diferentes y dulces o golosinas para tortugas, para que no adquieran adicciones.

A las tortugas de tierra les gusta comer frutas, sin embargo, estas no deben superar el 12,5% de su dieta de alimentación, esto porque las frutas no son el principal proporcionador de nutrientes y vitaminas que necesitan.

Alimentos para tortugas de tierra

Algo muy esencial a la hora de darle comida para tortugas domésticas es que debes incluir las frutas, pero que no sea un gran porcentaje de su dieta. Entre las frutas que les puedes dar están:

  • Fresas
  • Bananas (habanos)
  • Uvas
  • Mangos
  • Papayas
  • Tomates
  • Kiwis
  • Melocotones

Las verduras deben constituir el 75% de la alimentación de tu tortuga de tierra, preferiblemente verduras de hojas oscuras. Las mejores opciones serán:

  • Col Crespa
  • Lechugas
  • Dientes de león
  • Hojas de mostaza
  • Espinaca (no muy segu >

Para mantenerse en un buen estado de salud, las tortugas de tierra también necesitan proteínas, pero al igual que las frutas, las proteínas no deben pasar el 12,5% de su dieta. Y lo mejor es que le des proteínas que normalmente encontraría en su hábitat natural:

  • Lombrices de tierra
  • Babosas
  • Caracoles
  • Grillos, escarabajos, orugas, gusanos e insectos no venenosos o tóxicos.
  • Pollo o corazones de res coc >¿Que tanto debo alimentar a una tortuga de tierra?

Con las tortugas domésticas de tierra puedes manejar una frecuencia igual o parecida a la de las tortugas de agua, es decir que a las tortugas bebé debes alimentarlas con raciones pequeñas y hasta 3 veces por día, dependiendo de sus respuestas, desde los 2 a 3 meses y hasta el primer año debes alimentarla 1 vez al día, las tortugas jóvenes adultas hasta cada 2 días, y las tortugas adultas o de más edad puedes alimentarlas cada 3 días, pero deberás dejarle plantas comestibles para que se alimente como desee en los días intermedios. Es importante que recuerdes que la sobre alimentación le puede hacer mucho daño a tu tortuga, siendo una de las peores cosas que le puedan suceder.

También puedes investigar con tu veterinario la frecuencia y el mejor tipo de comida para tu tortuga.

¿Qué comen las tortugas pequeñas domésticas?

Todos los alimentos que le brindes a tu tortuga deberán estar bien limpios, en caso de que le des pollo o corazones de res, debes cocinarlos bien, nunca le des carnes crudas para evitar el riesgo de contaminación bacteriana.

Deja el alimento cerca a ella pero sin invadir su espacio, y si ya te tiene confianza puedes darle de tu mano, eso sí evita, sus mordidas.

Siempre recuerda que son animales únicos, cada uno de ellos, son en extremo fascinantes y hasta se sabe que algunas especies pueden hibernar y permanecer hasta un año sin ingerir alimentos.

¿Cómo cuidar a tus tortugas domésticas?

Las tortugas domésticas necesitan ciertos cuidados. Para cuidar una tortuga de forma correcta, y que ella te quiera por siempre, será necesario que tengas algunos puntos presentes. Antes de comprar una tortuga, conoce las leyes de tu localidad respecto a la adquisición de animales exóticos, no vaya a ser que encuentres sorpresas. Ten especialmente esto en cuenta antes de comprar tortugas de agua.

Tanto si te preguntas ¿cuales son los cuidados de las tortugas de agua domésticas? o ¿cómo cuidar una de tierra?, aquí te listamos lo principal que tendrás que tener en cuenta:

Tortugas de agua

Uno de los cuidados que las tortugas de agua domésticas necesitan es que tengan bastante agua. Un acuario para tortugas será excelente, aunque debes tener presente que la relación correcta es de 40 Litros (10 galones) por cada 2,5 cm (1 pulgada). Es decir, si tu tortuga mide unos 12,5 cm (5 pulgadas), significa que necesitas un acuario de por lo menos 190 Litros (50 galones), para una tortuga mas grande necesitarás un estanque para tortugas.

Algunas son acuáticas casi por completo, y estarán bien en una pecera para tortugas con suficiente espacio y con poca tierra, otras van a necesitar un poco más, en especial si deseas que se reproduzcan, en cuyo caso será necesaria más de tierra.

Tortugas de tierra tropicales

Estas tortugas necesitan un ambiente algo caluroso, pueden estar al aire libre cuando el clima es cálido, sin embargo, deben permanecer al interior la mayor parte del año. Deberás considerar la posibilidad de contar con calefacción adicional y formas de proporcionar a la tortuga la humedad necesaria (tanques de calentamiento, compresas, etc.).

Un terrario es una muy buena alternativa para estas tortugas y es una opción que, dependiendo del cuidado que le des, durara bastante tiempo, lo suficiente para que descubras cuantos años viven las tortugas de agua domésticas, que por lo general son algunos años.

Tortugas domésticas terrestres

Estas requieren mucha más tierra y menos agua, un terrario para tortugas será perfecto, por lo general suelen estar aclimatadas al subtrópico y necesitan un período de hibernación. Muchas de ellas estarán bien en un área al aire libre correctamente cercada, provista de un lugar de refugio adecuado, además de áreas cubiertas de “maleza” o plantas y césped donde puedan refugiarse. A estas tortugas les encanta excavar, así que asegúrate de que no se escape, y si hace mucho calor, brindale un lugar con abundante agua para refrescarse.

Para hábitats interiores

Para que los cuidados de una tortuga doméstica abarquen todos los aspectos, necesitarás un acuario con una fuente de luz cálida, como una bombilla convencional no potente, algunas piedras y algún lugar para tomar el sol.

En caso de ser necesario, un lugar para nadar con alguna profundidad relativa, y piedras pequeñas para la base del acuario.

Para hábitats exteriores

Para las tortugas en exteriores, será necesario mantener un área cercada al aire libre, con buena exposición solar y mucha vegetación silvestre. Puedes colocar una tina o un estanque improvisado ya que les gusta nadar un poco, con algunas plantas pequeñas y piedritas. Es necesario que tengan un cobertizo cerrado donde puedan acurrucarse en las noches. Asegúrate de colocar la cerca también en profundidad, ya que les gusta excavar bastante.

Consigue el alimento apropiado para tu tortuga doméstica

Recuerda la parte superior acerca de la alimentación de las tortugas, si es necesario vuelvela a leer, ya que es importante. Brindale siempre alimentos cortados en trozos pequeños o rallados, y trata de cambiar su dieta tal vez cada mes o 2 meses puesto que a ellas les gusta la variedad.

Puedes ayudarle bastante a tu mascota si, con la comida para tortugas domésticas, se la humedeces y partes en pedazos pequeños, esto le facilitará bastante la tarea a la hora de comer.

Y recuerda retirar los desperdicios que deje tu tortuga para que no coja mal olor su hábitat.

¿Como debe ser el hábitat de tu tortuga?

Cambia aproximadamente el 25% del agua cada 7 días, no le quites mas pues no sería bueno para el hábitat de tu tortuga, y no olvides utilizar dispositivos para quitar el cloro y los químicos del agua potable, ya que esto la ayudara para evitar las enfermedades que las tortugas de agua domesticas pueden llegar a tener.

Además, recuerda retirar la comida sobrante de más de 2 días, para evitar malos olores.

Bolitas fecales

Seguramente en ninguna de las imágenes de tortugas domesticas has visto estas pequeñas bolitas fecales, pero créeme, llegaras a sentirlas si no las limpias. Es por eso que debes sacar las bolitas fecales todos los días con una red o pala pequeña. En caso de un hábitat interior este paso es muy importante.

Pasa tiempo con tu tortuga

Es necesario que la tortuga se adapte a su ambiente antes de que ella desarrolle confianza hacia ti, por eso, evita alzarla en las primeras 3 semanas. Después en ella va a ir aumentando su confianza, entonces podrás levantarla, pero asegúrate de que no te muerda, en caso tal, déjala en su hábitat durante al menos 1 semana, y lávate las manos.

Muchas personas se han preguntado si la tortuga es salvaje o doméstica, pero esto depende de su especie. Existen tortugas en hábitats naturales muy tranquilas y apacibles, y existen otras en cautiverio muy agresivas y enojonas. Si quieres que tu tortuga sea doméstica, deberás tratarla con mucho cariño y darle lo que necesita.

Y de ahora en adelante disfruta de tu compañero de vida favorito.

Pin
Send
Share
Send
Send