Animales

Alimentación del guacamayo verde, azul y rojo

Pin
Send
Share
Send
Send


Los guacamayos son aves exóticas con plumajes brillantes y de diversos colores, son familiares con los loros, tienen adaptabilidad con las personas, y por ello es que en muchos hogares las protegen como sus mascotas. Existe una gran variedad de guacamayos alrededor del mundo, se encuentran muy fácilmente en las selvas tropicales de Centroamérica y Sudamérica en donde pueden encontrar el clima perfecto que les proporcione la alimentación más exquisita y diversa.

Muchos expertos coinciden que existen alrededor de 17 especies distintas de guacamayos, entre ellas se encuentran el Guacamayo Rojo, Guacamayo Azul, guacamayo menor, Guacamayo bufón, Guacamayo militar, Guacamayo aliverde entre otros. Es importante conocer la alimentación ideal del guacamayo si desea tener uno como mascota y así brindar todos los nutrientes que estas hermosas aves necesitan para desarrollarse saludables.

Características de los guacamayos

Estas hermosas aves, según la variedad, pueden llegar a medir hasta los 90 centímetros y pesar las cuatro libras aproximadamente, para ello se requiere entre otras cosas, que cuenten con una alimentación balanceada. Los Guacamayos tienen un pico grueso y alargado que facilita romper semillas fácilmente y unas patas muy fuertes que le ayudan a sujetarse de mejor forma a las ramas de los árboles. Sin embargo las patas de los guacamayos tienen otros usos muy especialesque le son de gran utilidad cuando quiere examinar algún alimento, su docilidad le permite tener un buen control de las mismas.

Un Guacamayo que tenga una buena alimentación pude llegar a vivir hasta los sesenta años, de ahí la importancia de saber que comen los Guacamayos. Este tipo de aves poseen una gran inteligencia que le permite muy fácilmente interactuar con otras especias, entre ellas los humanos. Sus brillantes colores son dignos de admirar y no es de extrañar que muchos pintores hayan buscado en los guacamayos el retrato perfecto de plasmar.

Se relacionan en bandadas que pueden llegar a ser de hasta treinta integrantes, disfrutan de extender sus alas y emitir sonidos peculiares que pueden ser reconocidos a larga distancia, aunque también hay especies que pueden simular el habla humana. Estas hermosas aves logran volar trayectos largos en busca de agua y alimento, descansando por la noche entre los árboles. Cuando los guacamayos se encuentran incubando huevos, es la hembra quien se encarga de esta delicada tarea, mientras el macho es quien consigue el sustento alimenticio para su supervivencia.

¿De qué se alimentan los guacamayos?

A diferencia de otras aves, es importante saber que la alimentación de los guacamayos es muy diversay que gracias a ello pueden conseguir alimento con mayor facilidad. En general la gran mayoría de estas especies se alimenta de semillas y frutos secos. Gracias a la forma de su lengua, la cual es escamosa y con mucha sequedad, le es posible utilizarla para partir algunas semillas. El guacamayo se alimenta de semillas como la nuez de nogal, macadamia, avellanas, entre otros.

Control de peso del guacamayo

Antes de empezar con la alimentación del guacamayo debemos saber que será primordial controlar frecuentemente el peso de vuestro compañero. El motivo de hacerlo, además de llevar un control sobre el animal, es que su alimentación debe adecuarse propocionalmente a su peso corporal. Siguiendo estas indicaciones el guacamayo va a necesitar de forma diaria:

  • El guacamayo debe ingerir cada día un 10% de su peso en alimento seco
  • El guacamayo debe ingerir cada día un 12% de su peso en alimentos frescos

Ejemplo: Si vuestro guacamayo pesa 1,200 Kg., deberéis suministrarle 120 gr, de alimento seco y 144 gr, de alimentos frescos.

Alimentos secos

Existen diversas modalidades de alimento seco que podemos ofrecer a nuestro hermoso guacamayo para asegurarnos que disponga de una dieta variada y completa, entre ellos encontramos:

  • piensos de alta calidad
  • semillas
  • frutos secos
  • germinado de legumbres
  • germinado de semillas

Los piensos de calidad o de alta energía son esenciales en la alimentación del guacamayo. Existen marcas reputadas en los comercios de mascotas, pero debe ser vuestro veterinario quién prescriba la más conveniente para vuestro guacamayo en particular. Dependerá de la especie, edad, o estado de cría que sea conveniente una marca u otra. Será la base de su alimentación.

Encontramos productos ya preparados de mezclas de semillas que, en la opinión de ExpertoAnimal son bastante completas. No obstante algunas tienen demasiada grasa como pueden ser el mijo, la avena, el maíz o las pipas de girasol) por ese motivo no debemos abusar de su consumo y ofrecer una cucharada al día como máximo.

Los frutos secos como nueces, avellanas, anacardos y castañas son idóneos para vuestro guacamayo. Podemos ofrecérselas con regularidad por ser un tipo de alimento muy presente en los guacamayos silvestres. Siempre debe alimentarse al pájaro con los frutos secos sin tostar. Vuestro veterinario os indicará la conveniencia, o no, de suministrar dichos alimentos pelados, cascados o enteros.

Para acabar con los alimentos secos del guacamayo añadiremos los germinados de legumbres o semillas, muy importantes para el aporte de vitaminas y minerales. Entre ellos destacamos alfalfa, garbanzos, lentejas, maíz, avena, arroz, sésamo y pipas de calabaza entre otros. Las leguminosas pueden adquirirse germinadas, o bien nosotros mismos podemos germinarlas en casa. La soja, por ejemplo, es fácil de germinar, y también económica si se compra ya germinada. Eso sí, si decides hacerlos tu mismo en casa deberás tomar precaución y evitar la aparición de moho.

Recuerda que de forma diaria nuestro guacamayo debe comer un 10% del total de su peso de alimentos secos. También debes saber que es importante ir rotando los alimentos para que encuentren motivación en la comida. Es muy importante no mezclar en el mismo comedero los alimentos secos con los húmedos.

Alimento húmedo del guacamayo

Una parte fundamental de la dieta de un guacamayo es la fruta y la verdura, de la que va a recoger una gran cantidad de vitaminas. Los alimentos frescos o húmedos que podéis suministrar a vuestro guacamayo son muy variados, entre ellos encontramos:

  • zanahoria
  • coco
  • plátano
  • fresas
  • cerezas
  • uvas
  • manzana
  • calabacín
  • pimiento verde
  • pera
  • piña
  • mango
  • pepino
  • papaya
  • melocotón
  • melón
  • sandía

Recuerda que este tipo de alimento debe suponer aproximadamente un 12% del total del peso del animal. También es importante resaltar que no es recomendable suministrar cítricos, mejor apostaremos por otras frutas y verduras. Recuerda ir variando las frutas y verduras adaptándote a la temporada del año en la que te encuentras para evitar que tu loro tenga una vida monótona.

La mejor manera de suministrar la fruta y verduras a vuestro guacamayo, es mediante una mezcla de dichos alimentos troceados. Deben combinarse cinco variedades distintas de alimentos frescos cada día, pero cuidando que tres de ellos sean lo suficiente energéticos: plátano, uva, coco, etc.

Podemos espolvorear de vez en cuando los alimentos frescos del guacamayo con aceite de palma rojo o aceite de dende, una fuente natural de vitamina A que se reflejará en un plumaje sano y brillante. No obstante no abuses de su administración, con 3 o 4 veces a la semana sera suficiente.

Golosinas y premios

Es muy importante que nuestro guacamayo reciba premios y golosinas durante su educación, cuando se porte bien o cuando intentemos estrechar lazos. Esporádicamente se les puede premiar con un poco de pan, pasta, arroz o huevo, restando dichos caprichos de su ingesta habitual. También puedes hacerte con golosinas en tu tienda de exóticos habitual, varía de snacks para encontrar el que más le gusta a tu guacamayo.

Descubre el guacamayo como mascota en ExpertoAnimal y descubre si es tu mascota ideal. Si por lo contrario ya tienes uno no dudes en comentarnos y mandarnos una fotografía de vosotros juntos.

Si deseas leer más artículos parecidos a Alimentación del guacamayo verde, azul y rojo, te recomendamos que entres en nuestra sección de Dietas equilibradas.

Cómo limpiar un guacamayo

La higiene de los guacamayos corre de su cuenta, es decir, basta con ponerles un recipiente con agua tibia para que mojen sus plumas. Muchos de estos animales disfrutan metiéndose en el agua, pero otros no se sienten seguros. A los segundos se les debe rociar con agua en spray y ellos mismos se encargarán de limpiarse. En ningún caso se les deben frotar las alas con una toalla, ya que podría dañarse la barrera natural que forman sus plumas.

Tipos de guacamayos

Existen en todo el mundo muchos tipos de guacamayos (o guacamayas), todos con rasgos y características comunes, pero al mismo tiempo cuentan con diferencias notables entre ellos. Sobre todo en cuanto a color y tamaño.

A continuación, puedes descubrir las especies de guacamayos más bonitos y sorprendentes. Si pulsas sobre las imágenes de guacamayos o en cada uno de sus nombres podrás acceder a mucha información y fotografías sobre ellos:

Características del guacamayo

Aquí te explicaremos qué es un guacamayo, es una especie de ave de la misma familia que los loros, que forma parte de la familia de los Psittaciformes. Aunque esta especie es originaria de América, se puede hallar sobre todo en el noreste de Argentina y en las selvas de México.

Respecto a cuánto mide y pesa un guacamayo, se debe destacar que es la especie de mayor tamaños de su familia, puesto que puede llegar a medir 90 centímetros, pero lo habitual es que midan unos 75 centímetros (incluida la larga cola). Y su peso puede llegar hasta 1.5 kilogramos.

Si quieres comprender cómo es un guacamayo, hay que remarcar que son aves trepadoras y que les entusiasma realizar piruetas, es por eso que acostumbran a moverse por su jaula o por el hogar. También pueden aprender a hablar, aunque no son tan buenas imitadoras como el loro común.

Sus plumas son brillantes y muy coloridas, por lo que encajan perfectamente con las selvas tropicales de América Central y del Sur, sobre todo por el color verde, que es uno de los más típicos.

Tienen un pico robusto y grande, con el que pueden romper fácilmente las cáscaras de los frutos secos. A diferencia de otros animales, esta ave tiene un hueso en la lengua, que es escamosa y seca, y eso hace que sea una muy buena herramienta para golpear.

Comportamiento y carácter del guacamayo

A diferencia de otras clases de loros, el guacamayo es un animal muy dócil y con un comportamiento muy social. Puedes llegar a establecer vínculos con estas aves con gran facilidad, si están acostumbradas a vivir con humanos desde muy pequeñas.

Debido a su buen carácter, la guacamaya tiene un fuerte insisto gregario. Les gusta tener compañía en la jaula, aunque no es aconsejable que convivan en la misma jaula con aves más pequeñas de tamaño.


Es bastante ruidoso y tiene mucha actividad, le entusiasma jugar y es un animal de compañía bastante exigente a la hora de que le den cariño. No acostumbra a ser demasiado difícil entrenarlos, porque estas aves pueden encariñarse con mucha facilidad con los humanos y les gusta aprender algunos trucos.

Debes tener en cuenta que los guacamayos pueden tener distinta personalidad unos de otros, todo depende de la especie que sea. Por ejemplo, los guacamayos amarillos y azules son afables y bastante cariñosos y les entusiasma jugar, en cambio, los guacamayos de alas verdes son muy amistosos, pero son mucho más tranquilos.

Dónde vive la guacamaya

El guacamayo e una ave exótica originaria de América del Sur y vive en países como Perú, Venezuela, Brasil, México, Honduras y Bolivia.

Su hábitat natural se encuentra en las selvas tropicales, cerca de los ríos y las sabanas de clima húmedo y sus nidos los construye en los árboles, pueden estar a una altura de hasta 1,500 metros sobre el nivel del mar.

¿Cuánto vive un guacamayo?

En cuanto a la longevidad de las guacamayas, es importante que sepas que pueden llegar a vivir muchos años. Su esperanza media de vida puede ser hasta de 80 años, e incluso se conocen casos de algunos que han muerto con cerca de 100 años.

Como ya hemos dicho, los guacamayos pueden vivir mucho tiempo, pero eso no significa que no tengas que vigilarlos y cuidarlos, porque hay algunos guacamayos que mueren antes de cumplir los 20 años, debido a descuidos humanos o porque huyen y no se acostumbran a la vida salvaje, porque han vivido en un hogar.

Aunque de primeras parezca lo contrario, tienes que ser consciente que si tienes un guacamayo, deberás tener las mismas obligaciones y proporcionarles los cuidados necesarios como si tuvieras una mascota como un gato o un perro.

¿Cómo se reproducen los guacamayos?

Respecto a la reproducción del guacamayo, es una especie ovípara (pone huevos). También es una especie monógama, es decir, que solo tienen la misma pareja en toda su vida. Un ejemplar adulto alcanza la madurez sexual alcanzados los 3 o 4 años de edad .

Para la construcción del nido, aprovecha las zonas huecas y agujeros de los árboles para hacerlo. Normalmente, a una altura muy elevada y rodeado de follaje, de esta manera puede despistar a sus depredadores.

Una vez se ha producido el apareamiento, las hembras ponen de 2 a 4 huevos redondos y blancos y los incuba aproximadamente unos 25 días, aunque en ocasiones también los incuba el macho.

Cuando las crías salen del cascarón, el macho los alimenta con frutas regurgitadas. Es decir, que previamente a masticado y digerido parcialmente. Las guacamayas jóvenes pueden llegar a ser independientes cuando alcanzan 1 o 2 años de vida.

¿Se puede tener un guacamayo como mascota?

Por supuesto que sí, hay muchas personas que tienen un guacamayo en casa como animal de compañía. Esta ave es la mascota ideal, puesto que tiene un carácter cariñoso y, asimismo, tiene una gran facilidad para adaptarse a cualquier ambiente.

Además de todo ello, sabe convivir con otro tipo de aves y mascotas, también cómo no, con compañeros de su misma especie. Se la puede dejar suelta por casa y ser uno más de la familia.

Son unas grandes imitadoras y pueden recordar sin ninguna dificultad palabras y también frases enteras. En la vida cotidiana son muy graciosas y pueden imitar sonidos e incluso cantar algunas melodías.

Dónde comprar un guacamayo

¿Estás buscando una buena mascota? Si lo que quieres es un ave, deberías pensar quizás en la posibilidad de tener un guacamayo, ya que es una de las especies que más quieren y aprecian los amantes de las aves.

Si estás pensando en adquirir una guacamaya como mascota, es normal que contemples diferentes opciones. La puedes adquirir en una pajarería, en un criadero o la puedes comprar a un particular.

Lógicamente, la mejor opción es que la adquieras en un criadero, porque los criadores pueden dar una garantía sanitaria y tienen un conocimiento del pichón y de cómo ha sido criado que ninguno de los otros tiene.


Otro motivo esencial por el que debes elegir a un criador como vendedor de tu guacamaya es porque los criaderos tienen muy poco trasiego de polluelos. Cada vez que una guacamaya entra en una instalación, se corre el riesgo de que con ella entren virus y bacterias potencialmente muy peligrosos.

Tienes que andar con mucho ojo si lo compras a un particular por Internet. Hay multitud de anuncios que son estafas. Si quieres comprar un guacamayo a alguien desconocido, debes desconfiar sobre todo de las gangas, porque, como bien sabes, lo barato normalmente sale caro.

En el caso de que quieras comprar guacamayas a un particular, debes prestar especial atención a la documentación que te den con ellas, ya que, con frecuencia, acabamos comprando aves ilegales.

¿Tener una guacamaya es legal?

Es importante que sepas que tener una guacamaya en tu hogar sí que es legal, pero, eso sí, si la has adquirido legalmente y respetando la ley. A la hora de la compra, debes pedir que te den la documentación del ave, para así poder comprobar que todo esté correctamente.

Uno de los más importantes comercios ilegales que podemos encontrar en el mundo es el tráfico de especies animales. Desgraciadamente, un buen número de aves exóticas que podemos hallar en muchos hogares vienen de lugares donde habitaban en estado silvestre.

Los convenios internacionales, los dictámenes y las legislaciones que existen desean poder asegurar la supervivencia de dichas especies e intentan lograr conservar la biodiversidad mundial.

Gran cantidad de especies de los loros han sufrido capturas indiscriminadas y persecuciones, durante mucho tiempo. Por este motivo, la población mundial en estado salvaje ha disminuido de manera preocupante, y ello hace que se encuentren al borde de la desaparición de manera alarmante.

Únicamente podrás hallar animales criados en cautividad o procedentes de importaciones legales en las tiendas especializadas y en criadores especializados.

Desgraciadamente, aún existen propietarios, clientes y criadores que, a causa de los precios baratos, continúan tratando con aves que han sido capturadas en su hábitat natural. Estas se capturan y se trasladan en unas condiciones deplorables, muchas veces, a miles de kilómetros.

¿Cómo distinguir la hembra del macho?

La verdad es que la mayor parte de guacamayos son monomórficos, esto quiere decir que los dos sexos son iguales externamente. Existen unas diferencias muy ligeras que hacen que únicamente las personas más expertas diferencien un macho de una hembra.

Si quieres saber quién es el macho y quién la hembra y tener la completa seguridad, tendrás que ir a un especialista o veterinario para que lleve a cabo un análisis cromosómico o de ADN, así podrás tener la seguridad de quién es el macho y quién la hembra.

Pero tranquilo, el animal no sufrirá ningún dolor. Para realizar este tipo de pruebas basta con una pequeña pluma para obtener el código genético del animal.

Comprar una jaula para guacamayos

Para que tengas una idea de cómo tiene que ser de grande la jaula de un guacamayo, esta tiene que ser dos veces más grande que el tamaño que tengan sus alas extendidas, de una a otra. No tiene que ser redonda, porque esto produce muchos trastornos en las aves, aunque en las tiendas puedan parecerte muy bonitas.

Tienes que pensar que la puerta de la jaula tiene que ser amplia, para que puedas sacar a tu mascota de la jaula sin ninguna dificultad o puedas meter el brazo en ella si quieres que se pose en tu brazo.

Es esencial que los barrotes sean verticales y que haya poca distancia entre barrote y barrote, para que de este modo el guacamayo no pueda meter la cabeza entre ellos y se ahogue.

Te aconsejamos que los comederos sean de acero inoxidable, ya que si son de este material no se estropean tan fácilmente. Lo mejor es que estén colocados por la parte de fuera, porque si lo están por dentro, podrían huir, cuando son muy jóvenes, por la puerta del bebedero o del comedero.

Los guacamayos son unas aves muy limpias, es por eso que tendrás que quitar los excrementos muy a menudo, por lo tanto, tiene que ser fácil de extraer la bandeja por la parte baja de la rejilla del suelo. También es aconsejable que sea de acero inoxidable o de un material que no se estropee con facilidad a la hora de limpiarla.

Cuando hayas encontrado la jaula ideal, tienes que decidir qué tiene que haber dentro de la misma. Lo más importante de todo son las perchas, ya que estarán posados sobre ellas la mayoría del tiempo.

Te recomendamos que sean de rama de árbol, ya que de esta manera pueden lijarse las uñas en ellas sin lastimarse las patas, como ocurre con las perchas de plástico. Naturalmente, también necesitará algunos juguetes, como escaleras, aros o juguetes de goma, con los que podrá hacer ejercicio.

Pero de ninguna manera tienes que comprarle un espejo ni debe tener siempre dentro de la jaula los mismos juguetes. Cuando estés limpiando la jaula es un buen momento para ponerle algún juguete nuevo, de este modo tendrá una nueva forma de realizar ejercicio.

¿Dónde hay que ubicar la jaula?

La jaula de un guacamayo tiene que ser mucho más grande que la de un periquito o una cotorra, pero esto no significa que no tenga que estar ubicada en un lugar idóneo.

Por ejemplo, tendrás que colocarla en la habitación donde tú y tu familia paséis más tiempo, como podría ser el salón, esto hace que el ave no se sienta sola todo el día y también ayuda a tenerla controlada.

Es muy importante que en el lugar donde la coloques no haya corrientes de aire, por lo tanto, tendrás que evitar que esté muy próxima a las ventanas y, como mínimo, dos de los lados de la jaula tienen que estar pegados a la pared, de este modo sabrá por donde nos vamos a acercar a ella.

Piensa que la jaula no tiene que estar ni muy arriba ni muy abajo. Es importante que pongas la jaula a la misma altura de tus ojos, porque si está muy baja estos animales se sienten intimidados, y si está muy alta se sienten muy poderosos y entonces te será prácticamente imposible poderte relacionar con ellos.

¿Es una buena idea poner la jaula cerca del televisor? Los guacamayos no tienen tantos problemas como otro tipo de animales si la jaula está situada frente a un televisor, porque les va a ayudar a aprender palabras, aunque no pueden verlo directamente, puesto que los destellos de la pantalla pueden producirle ataques epilépticos e incluso dejarlo ciego.

¿Se puede sacar de la jaula?

Te recomendamos que no dejes salir al guacamayo de su jaula hasta que no hayas mantenido contacto con él. Lo más seguro es que, cuando logres que coma de tu mano, le encante posarse sobre tu brazo.

Pero cuando lo saques de la jaula, es importante que sepas que muy posiblemente no te va a hacer caso. Lo que hará será investigar todo lo que hay a su alrededor, para de este modo poder conocer el entorno en que vive y acostumbrarse a él.

Cuando haga esto, tienes que dejarlo que haga lo que quiera, para que explore toda la habitación y cuando se canse ya volverá a su jaula.

Si ves que no quiere volver a su jaula, no lo agarres, aproxímate a él con una chuche o golosina para que, de este modo, se pose en tu brazo. Es en ese momento cuando se la tienes que dar, y entonces lo puedes meter en la jaula de nuevo.

¿Puede vivir fuera de la jaula?

Algunos dueños piensan que es cruel el hecho de que el guacamayo esté encerrado en una jaula, y por este motivo los tienen volando por la casa desde que son pequeños. Aquí te vamos a explicar si esto es aconsejable para el guacamayo.

Los guacamayos son aves muy inteligentes y contrariamente a lo que pasa con los periquitos, no están muy acostumbrados a volar por casa. Realmente lo único que les hace falta es un lugar en el que posarse para dormir, como puede ser una percha, donde se puede poner papel de periódico en el suelo para que sus excrementos caigan sobre él.

Puedes perfectamente criar a un guacamayo de esta manera, sin embargo, tienes que pensar que si lo haces de este modo tienes que tener mucho cuidado de que todas las ventanas estén siempre cerradas, porque de lo contrario podría escaparse. También es más sencillo cuando quieras entablar una relación con él, aunque esto no quiere decir no tengas que hacer un esfuerzo para ganarte su amistad.

Cómo hacer qué mi guacamayo confíe en mí

Los guacamayos son aves muy cariñosas y amigables, pero eso no quiere decir que se vaya a hacer amigo de su dueño nada más llegar al hogar. Tienes que saber que, igual que pasa con el resto de animales, hay que ganarse su confianza.

Es esencial que sea un guacamayo joven o una cría, porque es más difícil establecer confianza en los ejemplares adultos, sobre todo si ha vivido libre toda su vida. Es muy importante que no agobies al animal ni que le obligues a establecer una relación contigo, a no ser que sea él quien lo desee.

Entonces, ¿qué es lo que debes hacer? Primeramente, es importante que tu presencia no le ponga nervioso. Para conseguir esto, debes colocar la jaula en un lugar dónde se lleve a cabo la vida diaria de la familia, de este modo, el guacamayo se acostumbrará a ver a los miembros del hogar.

Es normal que al principio se queje, pero irás viendo que se irá tranquilizando con el paso del tiempo. Para empezar a entablar contacto con él, es importante que te aproximes a su jaula, pero si ves que empieza a ponerse nervioso, lo mejor que puedes hacer es apartarte hasta que se haya calmado, así marcarás el límite de la distancia con que deberás empezar.


Tendrás que irte aproximando a la jaula poco a poco, hasta que llegue el momento en que ya no esté cerca de ella. En ese momento es cuando tienes que empezar a “hacerte su amigo” con unas golosinas, como por ejemplo mijo en rama, también llamado panizo, o cualquier otra comida que le entusiasme.

Piensa que puede ser que no lo quiera, es por eso que le tendrás que dejar tranquilo con la chuche en su jaula. Este proceso es importante que lo hagas diariamente, hasta que al final quiera comerla si tú se la ofreces. Con el tiempo, se irá aproximando, sin miedo, a comérsela.

¿Por fin lo has logrado? Si es así, ha llegado el momento de que metas la mano en la jaula para intentar que coma de tu mano. Esta vez también el proceso tendrá que ser tranquilo y lento, de esta manera no se pondrá nervioso. Es muy probable que no lo logres enseguida, por lo tanto, tendrás hacer lo mismo diariamente hasta que finalmente lo quiera hacer.

Cómo alimentar a un guacamayo

Hay ciertos tipos de aves que podemos decir que comen de todo y, aunque es aconsejable que les des pienso, también hay otros alimentos que les puedes suministrar para que tengan una dieta completa y que sea muy buena para su salud.

Para comenzar, hablaremos de lo que se denomina alimentos secos. Estos tiene que ser un 10% de su peso corporal al día, tiene que ser un pequeño surtido mezclado de semillas específicas para guacamayos, de un pienso de alta energía y un poco de frutos secos como las avellanas, los anacardos, las nueces y unas leguminosas germinadas.

Además, también deben consumir lo que se denomina comida húmeda, que tiene que ser un 10 – 12% del peso del guacamayo, como puede ser, por ejemplo, una macedonia de frutas.

Esta macedonia tiene que contener 5 productos distintos que contengan un gran aporte calórico, como la uva, el coco o el plátano. También les puedes suministrar ciertas verduras como por ejemplo las acelgas, las espinacas o la lechuga, eso sí, tienen que estar muy trituradas.

¿Hay otros alimentos que le puedas suministrar? La verdad es que sí, hay algunos alimentos que le puedes dar de vez en cuando, aunque no formen parte de su dieta, como por ejemplo un poco de pan, pasta o arroz, e incluso un poco de huevo hervido. Aunque es mejor que no le acostumbres a ello, es mejor que se los des una vez a la semana como recompensa o premio.

Muy importante, NUNCA debes dar de comer a un guacamayo aguacate, ya que este fruto resulta my tóxico para este tipo de aves. Tampoco es recomendable alimentos con mucha azúcar refinada, como pasteles, dulces o bollería industrial.

Cómo enseñar a hablar a un guacamayo

¿Te ha sido sencillo lograr una buena relación con tu guacamayo? Si es así, tendrás que saber que el hecho de conseguir que hable va a ser mucho más complicado. Hay algunos guacamayos que aprenden palabras por su cuenta después de oírlas muchas veces en el entorno en el que se halla su jaula. Pero si lo que realmente quieres es que aprenda las que tú quieres, te va a resultar mucho más laborioso.

En primer lugar, tienes que elaborar un horario de práctica, que no puede ser superior a 15 minutos, puesto que el guacamayo va a terminar aburriéndose de oírte decir tantas veces la misma palabra.

Debes realizar las sesiones en solitario, sin distracciones, solamente tú y el guacamayo, y es importante que tengas desconectado cualquier tipo de aparato electrónico para que no os interrumpa durante el entrenamiento.


El guacamayo tiene que ser joven, es a partir de los 4 meses cuando empiezan a imitar sonidos. Sin embargo, tienes que tener en cuenta que hay algunas especies que aprenden a hablar antes que otras. Incluso hay algunos que nunca llegan a pronunciar ni una sola palabra.

Las palabras que quieras enseñarle deben ser fáciles y las tendrás que repetir varias veces durante los 15 minutos de cada sesión. Lógicamente, no empezará a repetir la palabra enseguida, pero puede ser que en menos de una semana la pronuncie.

Si este es el caso, dale una chuche para premiarle. Si la pronuncia de nuevo, dale otra golosina, pero no a la tercera vez, porque si no se va a acostumbrar a que le tengas que dar un premio cada vez que repita esa palabra.

Enseñar a hablar a un guacamayo es un ejercicio que requiere un gran esfuerzo y hay que ser muy constante en ello. Para empezar, le puedes enseñar palabras como “Hola” o tu nombre o el de algún miembro del hogar cuando lo vea. Si ves que el ave tiene facilidad para emitir sonidos, en ese caso le puedes enseñar a pedir comida, por ejemplo “Quiero comida”.

Si ves que no le puedes dedicar 15 minutos a tu ave, hay más trucos para que le puedas enseñar a hablar. Uno de ellos, el más habitual, es utilizar una grabación para que aprenda a pronunciar una palabra (dicha grabación tiene que durar los 15 minutos que duraría la sesión). Actualmente se utilizan las grabaciones por ordenador o teléfono móvil.

Cómo hacer criar a mis guacamayos

¿Piensas que es complicado conseguir que los guacamayos se reproduzcan? La verdad es que no, se les puede dejar a su aire y es probable que tengan crías por su cuenta.

Pero si lo que quieres es intervenir un poco en este proceso, tienes que saber antes que nada que estas aves no pueden criar hasta que no han llegado a la madurez sexual, y esto no ocurre hasta que han cumplido cuatro años de edad.

Primero de todo, tienes que tener una buena pareja de guacamayos. Si se trata de dos animales jóvenes que se han criado juntos, no hay ningún problema, ya que son animales que enseguida realizan contacto entre ellos.

Puedes comprar el nido o puedes dejar que lo hagan ellos mismos, para eso tendrás que proveerles de los materiales adecuados para que lo construyan en su jaula.

Cuando ya se han apareado, lo más habitual es que la hembra ponga dos huevos, sin embargo, en algunas ocasiones puede poner hasta tres. La incubación de estos dura cerca de 30 días.

Las crías nacen ciegas, por este motivo dependerán completamente de la madre hasta que cumplen los 2 – 3 meses, que es el momento en el que ya salen del nido porque ya tienen plumas. Después de esto, estarán con los padres otros seis meses, hasta que aprenden a valerse por sí mismos, cuando llega ese momento se les puede poner en otra jaula.

Los guacamayos papilleros son adultos cuando cumplen los 7 años y forman un vínculo con su pareja, este vínculo es para toda la vida, por lo tanto, es bastante complicado conseguir que un guacamayo macho se junte con otra hembra que no sea la primera que escogió como pareja.

¿Pero esto es imposible? No, pero como es un ave que está tan unida a su pareja, no es extraño que tenga una depresión si esta muere y quiera permanecer solo en la jaula.

Cómo limpiar la jaula de un guacamayo

Sí, estas aves son bastante limpias y como mínimo tendrás que limpiar la jaula a fondo un par de veces al mes. Ahora te vamos a explicar cómo se limpia la jaula de un guacamayo.

Primeramente, tienes que dejar salir a tu mascota. Si esta aún no está habituada a moverse por la habitación o a estar en contacto contigo, tendrás que llevarla a otra jaula, juntando las puertas para que pase ella misma o le puedes dar alguna golosina.

Si tu ave está acostumbrada a salir de la jaula, lo que puedes hacer es dejarla volar por tu hogar o que haga lo quiera mientas tú se la limpias.

Es importante que sepas que el mejor producto para limpiar la jaula de tu guacamayo es la lejía diluida en agua, utiliza para ello un paño de cocina, porque de este modo no quedarán pelusas en la rejilla.

Después, tienes que desinfectar y con una escobilla limpiar todos los rincones de la jaula. Cuando hayan transcurrido 15 minutos, enjuaga con abundante agua hasta que haya desaparecido el rastro de lejía y, para acabar, sécala con papel de cocina.

Puede ser que mientras estés limpiando la jaula, tu mascota se escape de ella y empiece a dar vueltas por la casa. Tienes que recordar que no le debes gritar ni tampoco obligarle a volver a la fuerza a su jaula. Procura tentarla con golosinas y cierra la puerta para que no se vaya a otra habitación. Ya verás que cuando tenga hambre, volverá a meterse por sí misma en la jaula.

Enfermedades de los guacamayos

Este tipo de aves tienen una gran longevidad, pueden vivir tanto como los humanos, aunque también pueden enfermar. Puedes saberlo, por su estado de ánimo, si tu guacamayo está enfermo, es decir, si es un ejemplar muy activo y feliz y un día lo ves desanimado es porque no se encuentra muy bien, o al revés, si es muy tranquilo y de repente está muy estresado es porque hay algo que le pone muy nervioso, como pueden ser los parásitos.

Aquí te explicamos qué enfermedades pueden padecer los guacamayos:

Enfermedad de Pacheco

Esta es una enfermedad extremadamente infecciosa y puede ser mortal para los guacamayos. Esta enfermedad la produce una diseminación del Herpesvirus y afecta a las aves de la familia de los loros.

Puede ser que cuando el ave esté infectada no presente síntomas, sin embargo, el animal muere a los pocos días de contraer esta enfermedad, ya que daña sus órganos. Si detectas que un animal padece esta infección, hay que separarlo de los demás.

Salmonelosis

Pérdida de peso, artritis, diarrea, etc., esta es una enfermedad que acostumbra a transmitirse por el contacto directo de dos ejemplares o por los excrementos de los mismos. Esta enfermedad se cura mediante antibióticos mezclados con el agua y con una buena limpieza de la jaula.

A esta dolencia se la conoce como la enfermedad de pico y plumas, es una enfermedad vírica que afecta a todas las especies de la familia de los loros. La produce un virus que ataca a las células de crecimiento del pico, las garra y las plumas y que causa malformaciones en las mismas. El animal deja de comer y puede tener diarrea.

Papilomatosis

Esta es una infección vírica que la produce el crecimiento de papilomas en el tracto digestivo del guacamayo. Si se halla en la boca, el ave jadeará, pero si se encuentra en la cloaca, sus deposiciones tendrán un olor anormal y contendrán sangre. Asimismo, el ave puede tener gases.

Esta enfermedad no es tan grave como las que hemos relatado anteriormente, aunque también puede ser mortal, porque se transmite a través de unos bichos que chupan la sangre, que se adhieren al animal y la atacan.

Puede transmitirse de un ave a otra. Los animales enfermos tienen fiebre, se encuentran decaídos, tienen pústulas en las patas y en las comisuras del pico y en los párpados.

Psitacosis

Esta enfermedad la sufren los animales, pero es contagiosa para los humanos, se transmite mediante la inhalación del polvo del material fecal de las aves o por la manipulación de aves en los mataderos.

El ave que se halla afectada puede ser que tenga una apariencia desgreñada, que pierda el apetito, que tenga secreción ocular y también diarrea. Para poder curarla, tendrás que suministrarle antibióticos, ya que de lo contrario podría morir.

Arranque de plumas

Puede ser que alguna vez veas que de repente tu guacamayo se arranca las plumas o que en alguna parte de su cuerpo ya no tiene plumas. Esto se produce por alteraciones de piel, por parásitos externos, por frustración sexual al no poder aparearse o irritación de la piel por factores ambientales como el humo.

También puede ser que se las arranque porque tiene celos o porque está aburrido. Una manera de solucionarlo es dándole tranquilizantes, también le puedes poner un collarín o un spray que le dé mal sabor a las plumas.

Estas aves pueden lastimarse y romperse una pata o una ala. Si esto sucede, tienes que acudir al veterinario para que le cure. Esto es muy habitual en las aves que salen por primera vez a explorar la habitación, por lo tanto, hay que estar muy pendientes de ellas.

Hemorragias

Si ves que tu guacamayo se arranca plumas, puede ser que se pueda llegar a hacer un corte y que a raíz de este tuviera una hemorragia. Si te encuentras en un caso como este, tienes que hacer presión con los dedos sobre la herida, para taponar la herida, con una gasa y cuando haya dejado de sangrar la tienes que desinfectar con yodo o clorhexidina.

Oclusión del huevo

Esto no suele suceder, aunque no es imposible. Esto les ocurre especialmente a las hembras adultas o las que no han tenido una alimentación adecuada. Si esto sucede, tienes que poner un poco de calor en la cloaca, por ejemplo utilizando vapor, o un poco de aceite para que los huevos puedan salir con facilidad.

Amenazas de la guacamaya

Desgraciadamente, la distribución de la guacamaya ha disminuido mucho por la amenaza continuada de la destrucción de su hábitat, de su captura ilegal, la depredación de los nidos por parte del hombre y otros animales, entre otros motivos.

Sin embargo, existen numerosas reservas para protegerlos y programas ambientales para favorecer su supervivencia. Actualmente, la guacamaya se encuentra en la categoría “Preocupación Menor” de la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

¿Quieres saber más sobre aves exóticas?

En Curio Sfera .com esperamos que te haya gustado este post titulado Guacamayos. Si deseas ver más artículos educativos parecidos o descubrir más curiosidades y respuestas sobre el mundo animal, puedes entrar en la categoría mascotas o la de animales.

Si lo prefieres pregunta tus dudas al buscador de nuestra web. Si te ha sido útil, por favor, dale un “me gusta” o compártelo con tus familiares o amistades y en las redes sociales. 🙂

Pin
Send
Share
Send
Send