Animales

Cómo darle una PASTILLA a un perro, sin que la escupa (3 Formas Video Tutorial)

Pin
Send
Share
Send
Send


Estos son algunos trucos que puedes utilizar para que el momento de darle la pastilla a tu perro no sea tan complicado.

Nuestras mascotas forman parte de nuestra familia desde el primer día que llegan al hogar. Poco a poco, les vamos enseñando cómo deben comportarse y se hacen con el cariño de todos aquellos que viven en la misma casa. Por eso, es normal que se preocupen siempre por su bienestar y por su estado de salud.

Los perros son animales muy cariñosos por lo que es normal que muestren siempre el afecto que sienten hacia las personas que viven con ellos. Sin embargo, si queremos que nuestra mascota esté siempre alegre y se encuentre a gusto con nosotros deberemos sacarla a pasear al menos tres veces al día. Estos paseos, de entre diez y quince minutos como mínimo, le servirán al perro para hacer sus necesidades, pasear y hacer un poco de ejercicio, de este modo se sentirán más tranquilos y relajados cuando vuelvan a la tranquilidad del hogar.

No solamente debemos jugar con nuestras mascotas cuando son cachorros o bebés, sino que a muchos perros les encanta jugar a cualquier edad de su vida. Dedicarle unos minutos al día para jugar con nuestro perro será ideal para que se sienta feliz y descansado, además de saber que le queremos y le dedicamos un poquito de tiempo para estar a su lado.

Por eso, cuando nuestra mascota no termina de encontrarse bien es normal que nos preocupemos y que la llevemos al veterinario lo antes posible. El profesional en la salud canina sabrá decirnos mejor que nadie qué es lo que le sucede y cuál es el mejor tratamiento para mejorar su estado de salud. En algunos casos, es posible que el veterinario le recete un medicamento a tu mascota con tal de poder curarse así de su dolencia. No obstante, darle pastillas a tu perro puede que no llegue a ser una tarea fácil.

Así pues, te proponemos algunas ideas para que sepas cómo dar una pastilla a tu perro de la forma más fácil, evitándoos un momento de nervios y tensión, tanto para ti como para tu mascota y que de este modo pueda tomarse su medicamento como lo ha indicado el veterinario y pueda recuperar su estado de salud lo antes posible.

Meterle el medicamento directamente en la boca

Depende del carácter de tu animal podrás meterle la pastilla directamente en la boca o no. No obstante, deberás tener presente que el animal puede sentirse incómodo y no le guste que le abras la boca y le pongas algo dentro. Incluso, sin pensarlo, puede llegar a morderte por instinto, por lo que esta opción es la más arriesgada y es mejor que la lleve a cabo un profesional, como el veterinario, si no quieres que tu mascota se sienta incómoda o pueda llegar hacerte daño por miedo.

Mezcla el medicamento con la comida

Los perros tienen un olfato muy bueno, por lo que es probable que no quieran comerse la pastilla si se la pones directamente en el plato con el resto comida seca que suelan comer a diario. Por lo tanto, si quieres que tu perro se coma la pastilla entera lo mejor será que la escondas entre algún alimento que le guste mucho. En ese momento el perro comerá muy deprisa y quizás no se dé cuenta de que se ha comido una pastilla.

Así pues, determina qué alimentos le gustan mucho, como por ejemplo el jamón dulce o la comida blanda, tipo paté, para perros. Si la pastilla no es muy grande podrás intentar meterla dentro y dárselo a tu mascota directamente con la mano. Si lo dejas en el plato es posible que se dé cuenta de que hay una pastilla en medio y con el morro pueda separar la comida de la pastilla, pero si se lo das con la mano es probable que se lo coma todo de un bocado y no se termine de dar cuenta.

Vigila siempre que se haya comido bien el trozo de comida que le has dado y que no ha escupido la pastilla. Algunos perros se dan cuenta de que tienen la pastilla en la boca y terminan de escupirla antes de tragársela, lo que puede hacer que vaya disolviéndose poco a poco y que, cuando termine por tragársela, ya no haga el mismo efecto que debería.

Vacía el contenido de la pastilla en comida

En estos casos puedes comentarle al veterinario si es una buena idea vaciar el contenido de la pastilla entre la comida del animal, para que así pueda comérselo sin escupirlo, ya que no notará nada extraño en su boca o en el plato. Sin embargo, no podrás hacer esto con todo tipo de medicación, ya que algunas pastillas necesitan llegar enteras en el estómago y una vez ahí disolverse para que puedan hacer mejor efecto. Así que siempre comprueba con el profesional de la salud canina si esta es una buena opción para esta medicación que debe tomar ahora tu perro.

Comentarios

Berta Stevenson Valenzuela dice

EXCELENTE PROGRAMA Y MUY ILUSTRATIVOS LOS EJEMPLOS, CLAROS, PRECISOS BUEN TAMAÑO DE LA IMAGEN AL HACER ACERCAMIENTO PARA LAS DEMOSTRACIONES.

Miguel Guzmán dice

Gracias Berta, nos alegra haberte servido

Hola, mi perrita tiene 8 años y ha tenido dos embarazos psicológicos que le han sido tratados por su veterinaria que me aconseja que la castre, es demasiado mayor para castrarla?. Gracias.

Hola Luni, eso quien mejor puede juzgarlo es tu veterinario, que conoce su estado de salud y vitalidad. Es cierto que cuanto más viejito es un perro, le es más complicado recuperarse de una cirugía, pero también, si la castras ahora, te evitas un gran riesgo de salud para ella, la piometra, una infección de útero que la puede matar.

Mi perrito chihuahua las toma tranqui X lo ago con mimos!

1. Haz ver que le vas a dar un premio

Lo primero que probaremos es ofrecer la pastilla que deba tomarse junto con un premio. Puedes practicar obediencia, trucos o, simplemente, premiar a tu perro de forma aleatoria. Entonces, debes ofrecer la pastilla junto con uno de los snacks para perros que vayas a darle.

También puedes practicar un sembrado, es decir, esparcir comida de perros o premios por el suelo. Con un poco de suerte pensará que se trata de otro snack y se lo comerá sin problema. No obstante, algunos perros suelen rechazarlo al segundo de olisquearlo. Dependerá del perro en concreto.

2. Esconde la pastilla entre el alimento

Si ya has intentado ofrecerle una pastilla directamente y no la ha aceptado, puedes empezar escondiendo la pastilla entre su alimento habitual, ya sea pienso o alimento húmedo, aunque generalmente el alimento húmedo suele dar mejores resultados por su atractivo olor y sabor. Con algo de suerte se lo comerá rápidamente sin reparar en la presencia de la pastilla.

3. Esconde mejor la pastilla

En ocasiones podemos observar cómo el perro come todo el alimento y deja la pastilla intacta en el bol de comida. No desesperes. Si esto es lo que te ha ocurrido, debes proceder a ocultarla mejor entre el alimento.

Puedes utilizar pedacitos de frankfurt, quesitos, jamón york y hasta una mini-hamburguesa preparada exclusivamente para él. La idea es que sea una comida tanirresistible y sabrosa para él que no tenga tiempo a investigar qué contiene.

Imagen de kiwanofruit.files.wordpress.com:

4. Tritura la pastilla

Si nada de lo anterior parece funcionar, puedes probar a triturar por completo la pastilla hasta que consigas convertirla en polvo. Entonces, debes mezclarla con comida húmeda o bien preparar tú mismo una receta en la que añadas la pastilla. Hacer unas albóndigas o croquetas caseras puede ser una excelente opción. Eso sí, recuerda no añadir condimentos de ningún tipo.

Tips para dar pastillas a tu perro

Si tienes que darle pastillas a tu perro, siempre que sea posible, escoge aquellos medicamentos que sean masticables. Algunos suelen tener sabores, no tan desagradables para ellos. De hecho, los animales, en esos casos, suelen interpretar que lo que están dando son golosinas.

Otra opción es colocar los medicamentos de tu perro en su comida. Es probable que ni siquiera pueda notar que la píldora está allí. Si alimentas a tu mascota con croquetas, agrega una pequeña cantidad de alimento enlatado y coloca dentro su pastilla. Para que sea más sencillo, aplasta un poco el medicamento y mézclalo.

Si los anteriores trucos no te resultan, puedes probar con un delicioso juego. Los perros, sin duda, disfrutan capturando sus golosinas.¿Y si te vales de este comportamiento para darle su pastilla? Para engañarlo, coge un puñado de «dulces» y tíraselos a tu perro, uno después de otro. En medio de ellos, coloca la píldora. Quizás él piense que está atrapando una delicia, no se resiste y la trague sin inconvenientes.

Recuerda, para evitar que tu perro se estrese, lo mejor es utilizar alguno de estos procedimientos. Sin embargo, si estos fallan, tendrás que abrir la boca de su perro e insertar la píldora directamente. Pero recuerda, antes de empezar, consigue un sabroso manjar para tu pequeño amigo y mantenlo dentro de su alcance, ya que después de un momento tan invasivo, nada mejor que un rico obsequio.

¿Probaste recubrir el medicamento? Algunas medicinas suelen ser muy amargas. En las tiendas de animales puedes conseguir cápsulas de gel que sirven para recubrir las pastillas. De esa manera, tu mascota no sentirá un sabor tan desagradable.

Aprovecha cuando tu perro se distrae. Algunos veterinarios conductistas sugieren que el mejor momento para darle la pastilla a tu perro es cuando él no te está prestando atención. Si tu mascota está distraída, toma su píldora, abre su boca y colócala en su lengua. La idea es que todas esas acciones se hagan en un par de segundos, de manera que no tenga tiempo de darse cuenta. ¿Te animas a hacerlo?

Por otro lado, si tu perro requiere medicación diaria seguramente se resistirá. Posiblemente, cuando vea que llegas con su medicina, salga corriendo y se esconda. Para evitar problemas, lo más efectivo es que le enseñes a tu mascota cómo debe hacer para tragar su pastilla. Y para ello, nada mejor que utilizar un poco de comida.

Corta pequeños trozos de carne o carne molida de res o de pollo. Para que el animal tome su pastilla, créale el hábito. Puedes hacer pequeñas bolitas y entrégaselas como si fueran una píldora. Repite el ejercicio 10 ó 20 veces y practica dos o tres veces al día. Con el tiempo, tu perro esperará que le coloques cosas en la boca y será menos probable que se estrese.

¿Cómo hacer para que tome su pastilla?

Para que tu perro tome su pastilla, sostenla con los dedos. Coloca la mano en la mandíbula inferior de tu mascota y la otra mano en su mandíbula superior. Levanta su cabeza hacia el techo.

Abre la boca de tu mascota, coloca la pastilla en la lengua de tu perro y luego, rápidamente retira tu mano, mientras cierra la mandíbula. El movimiento que debes lograr es similar a cuando alimentas a un bebé con bolitas de pan húmedo

Sigue manteniendo las mandíbulas de tu perro cerradas. Con una mano mantén su nariz apuntando hacia el techo, mientras que con la otra frota suavemente la garganta hacia abajo para animarle a tragar. Tan pronto como pienses que tu mascota ha tragado la píldora, ofrécele un sabroso manjar.

Luego de que comprobaste que ya tomó su medicamento, obsérvalo un par de minutos, ya que algunos perros aprenden a mantener la píldora en su boca y, luego, cuando no estás prestando atención, suelen escupirla.

Pin
Send
Share
Send
Send