Animales

Cómo adiestrar a un golden retriever

Pin
Send
Share
Send
Send


La raza Golden Retriever es muy fácil de entrenar pues poseen una gran capacidad de aprendizaje. Tienen la habilidad de aprender muchas cosas en poco tiempo, por tanto, un pronto entrenamiento cuando son cachorros hará que tengan una gran predisposición a afrontar retos mayores cuando sean adultos.

Por esto, a estos perros se les puede dedicar a casi cualquier cosa: cazar, rastrear, cobrar, correr, saltar, nadar… Además, por su especial sensibilidad, es un excelente compañero de personas con discapacidad, siendo un perfecto perro lazarillo.

Lo que mejor funcionará serán las sesiones diarias y preferiblemente de corta duración. No conviene que se alarguen mucho, ya que buscamos su mayor concentración. Utilizarás palabras sencillas, no frases, las órdenes deben ser simples y coherentes, mientras más palabras utilices, más confundirás a tu mascota. También es muy importante tener en cuenta no adiestrar a tu perro c uando te encuentres en un estado anímico negativo o en situaciones de mucho estrés, pues los animales captan nuestra energía. Deberemos ser constantes, y prestarles la atención y los cuidados que necesitan, si no, no conseguiremos obtener los resultados que esperamos. Así mismo, deberás saber que no todos los perros aprenden igual de rápido. Por ello, debemos tener presente que puede suceder que asimile dónde hacer sus necesidades sin apenas esfuerzo y que, por contra, le cueste varios días entender que debe tumbarse a la orden. Como hemos dicho, todo es cuestión de paciencia.

En resumen, podríamos decir que, el entrenamiento más eficaz se reduce a 3 simples reglas.

  • Recompensar el comporamiento positivo : Esta es siempre la mejor parte. Siempre que tu mascota haga algo de manera correcta, házselo saber dándole sus golosinas preferidas o con muestras de afecto.
  • No recompensar el comportamiento negativo : Es importante que no recompenses de ninguna manera los comportamientos que no te gustan o te parecen inadecuados. Si por ejemplo tu perro ladra para intentar llamar tu atención cuando quiere jugar, y tu accedes y juegas con el, estarás indicándole que si ladra podrá lograr tu atención. En vez de eso, ignórale y solo juega con el cuando se haya calmado y no esté ladrando.
  • Constancia : Todos los miembros de la casa deben estar de acuerdo en la educación del cachorro. Por ejemplo, si no quieres que tu perro coma entre horas o pida comida cuando estás en la mesa, pero a la vez, otro familiar siempre le da bocados de su plato, tendrás un problema.

Por último, no deberemos llamarles para que vengan a nosotros con la finalidad de regañarles o corregirles, así solo conseguiremos que asocie el castigo con el acto de venir hacia nosotros.

Ten siempre a mano sus recompensas preferidas para cuando tu perro haga bien las cosas. De esta manera sabrá que ha actuado correctamente y sabrá que siempre que haga eso, obtendrá un premio. Si a la vez que le premias, le felicitas con efusividad o le acaricias, será doblemente efectivo. También existe la posibilidad de utilizar un clicker, este aparato produce un sonido muy característico que le indica al perro que ha hecho algo bien. Sin embargo, si no quieres utilizar un clicker, con decir «muy bien» como señal de aprobación será suficiente.

Adiestramiento básico del cachorro de Golden Retriever

Los comandos principales como «sentado», «ven» y «quieto» serán los que más utilices a lo largo de la vida de tu perro. Más adelante podrás enseñarle otros trucos más vistosos pero estos son los que más necesitarás para el día a día. Realiza el entrenamiento en sesiones cortas y repítelo durante varios días hasta que el cachorro lo memorice por completo.

  • Ven : La primera orden que debes enseñar a tu cachorro es la de que acuda a donde tú estés. Para enseñarle esto lo ideal es que te alejes unos metros del perro y le hagas gestos para que se acerque. En ese momento di «¡Ven!». Si acude, dale un premio como recompensa.
  • Sentado : Pon una golosina en tu mano y dásela a oler a tu cachorro para que vea que sepa que la tienes ahí. Después, empieza a subir tu mano despacio hasta colocarla encima de su cabecita. Sus ojos seguirán tu mano y eso hará que su cabeza se eleve y por ende se siente automáticamente. En cuanto lo haga, dile «sentado” y dale el premio. Después repite la misma operación pero sin golosina, y por último, prueba a decir «sentado» sin mover la mano. Recuerda recompensarle siempre.
  • Acuéstate : Tras conseguir que se siente, podrás conseguir que se acueste. Mientras tu perro permanece sentado, coge el premio con tu mano y bájalo hasta el suelo. El perro tenderá a agacharse para recoger el premio, si se acuesta, dile en voz alta «Acuéstate» y déjale que se coma su golosina.
  • Quieto : Esta es otra de las ordenes básicas. Con tu cachorro sentado o acostado, dile «Quieto» y aléjate unos metros mientras le mantienes la mirada, espera unos segundos y si no se mueve felicítale y dale la golosina.

Enseñanza de hábitos higiénicos al cachorro de Golden Retriever

Lo mejor y más efectivo para tu cachorro es que siempre haga sus necesidades en el mismo sitio, cambiarlo puede ser lioso para él. En casa, escogeremos previamente el lugar donde hará sus necesidades (lo más recomendable es utilizar un papel de periódico), y fuera, lo mejor será escoger zonas como la hierba o la tierra y adiestrarlo para tal fin. Cuando llegue a casa por primera vez, lleva a tu cachorro al lugar que será su baño y déjalo olfatear alrededor. Si orina o defeca, dale una golosina. Como ya hemos dicho, es muy importante recompensar a tu cachorro si hace sus necesidades en el sitio indicado, así sabrá que lo está haciendo en el lugar correcto.

Los cachorros necesitarán hacer sus necesidades con bastante frecuencia, a medida que el perro crezca, las harán con menor asiduidad. Si empieza a oler el suelo o dar vueltas es que necesita ir al lavabo. Además, si alimentas a tu cachorro en horarios regulares, conseguirás que se acostumbre a tener un horario para hacer sus necesidades.

Adiestrar al Golden Retriever para que no tire de la correa

Tendremos que ser conscientes de que necesitaremos dosis extra de paciencia y cariño para enseñar a nuestro perro a que no tire de la correa. La clave está en la constancia y el tiempo. Nunca utilices un collar de ahorque ni de púas para entrenarlo, podrás lastimarlo gravemente. Además, asegúrate de tener siempre golosinas a mano, las necesitarás para entrenar a tu perro.

A continuación, explicaremos 2 métodos diferentes para que tu cachorro aprenda a no tirar de la correa mientras paseáis.

  • Si el perro está tirando de la correa, párate en seco. Espera hasta que afloje la correa. y a continuación llámalo para que se acerque a ti y ordénale que se siente. Mientras lo hace, dile “muy bien“ y recompénsale con una golosina. Haz esta operación cada vez que tu perro tire en vuestros paseos. Además, puedes darle golosinas a tu perro si está caminando cerca de ti, así lograrás que asocie el hecho de caminar a tu lado a la recompensa.
  • Si el primer método no te ha servido, y el perro sigue tirando de la correa prueba a darte la vuelta bruscamente y dirígete hacia el lado contrario dejando que la correa controle al perro. Recompensa a tu perro si se apura para alcanzarte y ponerse a tu altura. Después, date la vuelta y camina de nuevo en la dirección original. Realízalo cada vez que tu perro tire de la correa.

Entrenar al Golden Retriever con el transportín

El transportín es una de las maneras más cómodas de viajar con tu perro, sobretodo si es un perro al que le dan miedo los coches es una buena manera de tenerlo más controlado y sobretodo seguro. Nunca lo utilices para castigarlo.

Lo más importante es que consigas un transportín adecuado al tamaño de tu perro. Para asegurarte de que vaya cómodo, debería poder ponerse de pie en su interior, girar holgadamente y tumbarse con las patas estiradas. Prepara el transportín con el fin de que tu perro se sienta cómodo durante los largos viajes: coloca sus mantas dentro para que le huela familiar y ponle sus juguetes preferidos para que se entretenga.

Antes de entrenarlo debes intentar que el perro asocie el transportín a cosas positivas, esto será muy importante para que el entrenamiento funcione. Abre la puerta y pon premios a lo largo de todo el transportín. Deja que tu perro entre en el transportín y lo huela tranquilamente. Coloca frecuentemente golosinas en el transportín, así conseguirás que tu perro entre por su cuenta para buscarlas.

Entrena a tu perro para que entre en el transportín obedeciendo un comando. Empieza mostrándole una golosina e introdúcela dentro del transportín. Mientras el perro entra, utiliza el comando «entra». Cuando esté dentro recompénsale. Repite este procedimiento varias veces. Después, pasaremos a utilizar únicamente el comando. Repite este entrenamiento varias veces al día hasta que tu perro entre y salga del transportín sin problema.

Para cerrar la puerta, ordénale que entre al transportín y se siente. Una vez que cierres la puerta procede a recompensarle.

Educar al Golden Retriever a jugar con la pelota

Por lo general, los Golden Retriever adoran jugar con la pelota, así que aprovéchate, puesto que es una buena manera de que hagan ejercicio.

Utiliza dos pelotas diferentes para enseñarle. Lanza una y, cuando la haya recogido, dile ‘ven’. Una vez haya llegado a donde tú estás, lánzale la segunda y recoge la primera. Practica este ejercicio hasta que se acostumbre a traerte la pelota de vuelta sin falta de que se lo ordenes. Dile «suelta» y muéstrale un premio para que suelte el juguete.

Dile que se siente y que se quede quieto para evitar que recoja la pelota antes que tú. Si tu perro intenta recogerla mientras te agachas dile ‘no’ y para de jugar durante un par de minutos. Así conseguiremos que se de cuenta de que no debe recoger la pelota antes que tú si quiere que sigas jugando con él. Si lo realiza todo correctamente, recuerda decirle “muy bien» y premiarlo.

No olvides que cada perro es un mundo, estos son solo algunos consejos que te ofrecemos para que puedan servirte como guía si te encuentras perdido al principio de la educación de tu cachorro. Con el tiempo, irás conociendo a tu Golden Retriever y sabrás cuales son las mejores maneras para educarlo.

Antes de adiestrar a un perro

Para adiestrar a un perro, independientemente de la raza (o cruce) que sea, es importante tener en cuenta lo siguiente:

  • Se debe de usar siempre la misma palabra para cada orden. Por ejemplo: si queremos que se siente, le diremos ”sit” o ”sienta” cada vez, pero siempre la misma.
  • Hay que evitar decirle primero el nombre y después la orden. Su nombre es una palabra que vamos a repetir mucho a lo largo de su vida, por lo que tiene que tener un significado neutro para él. Por lo tanto, en vez de decir ”Kira, ven”, será mejor decir ”Ven, Kira”.
  • Hay que tomárselo como un juego. Aprender tiene que ser divertido para él. Por ello, es necesario tener mucha paciencia con el perro, y darle muchos premios cada vez que haga algo que queremos.
  • No hay que maltratarlo, ni gritarle, ni hacerle nada que pueda perjudicarle. Si hemos tenido un mal día, no lo adiestraremos, sino que simplemente jugaremos con él.

Prepárate para entrenar a un Golden Retriever

Hablaremos de una de las razas más apreciadas como mascotas, especialmente cuando hay niños en la familia. También destacan como perros guía de ciegos o de soporte y ayuda para personas con diferentes grados y tipos de discapacidad, como partícipe en terapias y hasta como perros de detección (drogas, rescate, búsquedas, etc.).

El Golden Retriever es un perro muy dócil, con una gran capacidad de aprendizaje. Claro que, cuando te encuentras por primera vez con un cachorro, te parecerá tan revoltoso e imposible de domeñar, que quizá sientas que domesticarlo y entrenarlo será una tarea, tan ardua como ímproba. No desesperes, porque es mucho más sencillo de lo que tú crees.

Adiestrar a un cachorro de golden retriever

Los expertos en adiestramiento dicen que la mayor tasa de éxito en el adiestramiento canino se da cuando se les empieza a educar desde cachorros, algo que tiene bastante lógica porque suele suceder lo mismo con nosotros, los humanos. Pero también da muy buenos resultados comenzar a adiestrar a un perro con una edad de entre 6 meses y 6 años, pero eso sí, la capacidad de aprendizaje del animal será menor a medida que se hace más mayor.

Es en la paciencia donde falla la mayor parte de los adiestradores amateurs, los cuales muchas veces no insisten al no ver, en períodos cortos de tiempo, buenos resultados a la hora de cambiar la conducta de su mascota. Por ello, lo mejor es comenzar a edades tempranas. Si por ejemplo adiestramos a un cachorro de golden retriever en una edad comprendida entre las 8 y 20 semanas de vida, este tendrá su máxima capacidad de aprendizaje y él mismo, una vez que aprenda algo nuevo, buscará más cosas que aprender. A estas edades tan tempranas el cuerpo del perro todavía no ha comenzado a producir hormonas y eso implica una mayor tasa de éxito en el adiestramiento del can. La falta de hormonas hará que su cachorro se centre más en lo que le dices y, si está correctamente socializado, no en otros perros, personas y otras distracciones relacionadas.

Lo normal es que los cachorros de golden retriever nos sigan de un lado otro y nos tomen como total referencia. El cachorro reaccionará de la misma forma en la que nosotros lo hacemos con otras personas y otros animales, de modo que si nosotros saludamos a alguien enérgicamente, la mascota hará lo mismo y si, por ejemplo, estuviéramos nerviosos al encontrarnos con un amigo, el perro responderá del mismo modo.

Cuando el perro comience a producir hormonas, es cuando empiezan a nacer sus mayores instintos por curiosear, y es ahí cuando nos daremos cuenta de si hubo un adiestramiento previo o no.

Técnica de adiestramiento para captar su atención

Para empezar el adiestramiento del golden retriever y enseñarle algo, lo que tenemos que hacer primero es conseguir que el perro nos preste atención. Busca una palabra determinada cuando le quieras enseñar algo y cuando el animal te preste atención camina hacia él y dale un premio al mismo tiempo que le dices “muy bien” o “buen perro”.

Espera uno o dos minutos y repite lo mismo pero esta vez teniendo una recompensa en la mano y quedándote a 30 cm del perro. Solo enséñale el premio mientras le dices la misma palabra para captar su atención, como puede ser “aprendes”. El perro se acercará a ti, tú harás lo mismo y le darás su premio.

La tercera vez haz lo mismo, pero quédate a una mayor distancia del perro para que de este modo sea él el que tenga que acercase hacia ti. Al darle el premio no te olvides de felicitar a tu mascota.

De este modo logramos dar los primeros pasos de adiestramiento, ya que logramos que el perro entienda que si presta atención a su dueño, va a obtener una recompensa. Así mismo, es importante que en la enseñanza para captar la atención del golden retriever siempre se escoja la misma palabra. "Atención", "atento", pueden ser buenas palabras, aunque puedes escoger cualquier otra con la que te sientas cómodo. Lo importante es que siempre se repita la misma al animal y no pueda confundirla con una de las órdenes que le enseñarás posteriormente.

Entrenamiento de cachorros Golden Retriever

Si aún no tienes a tu perro contigo, cuando vayas a por él asegúrate que tu peludo esté con su madre, al menos hasta que cumpla los dos meses (8/9 semanas). Los expertos sostienen, que separar a los cachorros de su madre, antes de esa edad puede tener nefastas consecuencias. Lo mejor es adoptar un Golden Retriever de 2.5 a 3 meses.

Las consecuencias de una separación prematura pueden ser de varios tipos. A nivel de salud el cachorro podría sufrir enfermedades porque carezca de las defensas que solo se adquieren mediante la lactancia. También pueden presentarse problemas de comportamiento, que compliquen la tarea de adiestramiento que tienes entre manos.

Recomendaciones básicas de adiestramiento en el golden retriever

Lo mejor es adiestrar al golden retriever diariamente en sesiones cortas, entre 3 y 5 sesiones al día, que duren unos pocos minutos. No conviene que las sesiones se alaguen mucho, ya que queremos la mayor concentración de nuestra mascota y de ser así puede aburrirse y no resultar tan efectivas.

Cuando te encuentres en un estado anímico negativo, cansado o en situaciones de mucho estrés, no practiques el adiestramiento con tu perro, recuerda que los animales captan nuestra energía. El adiestramiento se debe disfrutar y se debe elogiar a la mascota con efusividad y sinceridad cada vez que haga algo bien. Terminar con un ejercicio que sepamos que va a resultar positivo es también recomendable.

También es importante saber que no debemos llamar al golden retriever para que venga a nosotros con la finalidad de regañarle o corregirle, puesto que los perros solo entienden el presente y, de esta forma, solo conseguiremos que asocie el castigo con el acto de venir hacia nosotros. Sin duda, las consecuencias de ello serán negativas, puesto que el can empezará a temernos.

Realizar un curso de adiestramiento canino puede ser una buena idea si te gusta este mundo. Ambas partes, dueño y animal se verán muy beneficiadas sin lugar a dudas.

Un golden retriever es un perro con unas capacidades altas de aprendizaje y con una inteligencia y carácter sobresalientes, pero eso no hace que no precise de un buen adiestramiento, puesto que se pueden dar casos en los que adquieran malos hábitos.

Trucos Golden Retriever

Para entrenar a un Golden Retriever debes armarte de paciencia y recurrir a las golosinas. Jamás les pegues o lo amenaces, porque puedes hacer que se retraiga y que, por miedo resulte un perro tímido y poco sociable. Como en cualquier entrenamiento debes ir paso a paso y quemar todas las etapas: desde el adiestramiento básico a la obediencia.

Lo más alentador es que, en cuanto tu cachorro de Golden Retriever llegue a casa ya puedes comenzar a darle las pautas más básicas e importantes, en cuanto al entrenamiento. Para ello debes tener presentes que este primer aprendizaje tendrá tres objetivos fundamentales: control de esfínteres, sociabilización y conocimientos.

La importancia de la constancia al adiestrar al golden retriever

Cuando el golden retriever haya aprendido a hacer sus necesidades donde hayamos estipulado, esté correctamente socializado y hayamos conseguido que interiorice la palabra escogida para captar su atención, podemos continuar con su educación y pasar a las órdenes básicas. Entre todas ellas, destacan la orden "quieto", "sienta", "ven aquí" y "a mi lado" para hacer que tanto la convivencia como los paseos con el golden retriever se conviertan en algo agradable y positivo para todos. Para saber cómo enseñar a tu perro cada una de las órdenes básicas, no te pierdas nuestro artículo en el que te ofrecemos todos nuestros trucos y consejos.

Sin lugar a dudas, y tal y como apuntamos en el apartado anterior, la clave para conseguir adiestrar al golden retriever, y a cualquier otro perro, reside en la constancia y la paciencia. Si no somos constantes y no trabajamos a diario con el can, le prestamos la atención que necesita y no jugamos con él, no conseguiremos obtener los resultados esperados. Así mismo, no todos los perros aprenden igual de rápido ni interiorizan todas las órdenes de la misma manera. Por ello, debemos tener presente que puede suceder que asimile dónde hacer sus necesidades sin apenas esfuerzo y que, por contra, le cueste varios días entender que debe tumbarse a la orden.

Dedica tiempo a tu golden retriever, ofrécele todos los cuidados que necesita y conseguirás tener un compañero dispuesto a darte todo su cariño y lealtad para siempre.

Si deseas leer más artículos parecidos a Consejos para adiestrar a un golden retriever, te recomendamos que entres en nuestra sección de Educación básica.

¿Cómo educar a un Golden Retriever para ir al baño?

Una de las primeras cosas que debes lograr es que tu cachorro de Golden Retriever aprenda a controlar sus esfínteres, es decir que haga sus necesidades en el sitio que tu le asignes para ello. Emplea un papel de periódico o un símil absorbente, que puedas cambiar cuando se ensucie, pero que permanezca en el lugar hasta que se acostumbre.

Educar al Golden Retriever para ir al baño

Sociabilización

Nada hay tan importante especialmente cuando el cachorro de Golden Retriever aún no cumplió los 3 meses, como la sociabilización. Esto implica que tienes que tratar de que tu perro tenga contacto con la mayor cantidad de personas y animales que sea posible, siempre en un entorno positivo y sin agresividad.

Conocimientos

De la misma manera que es importante que tu cachorro de Golden Retriever socialice, también debe conocer, todo aquello con lo que habrá de lidiar cuando sea adulto (agua, coches, sonidos, corte de uñas o pelo, baños y un largo etc.). Y es fundamental aprovechar a hacerlo antes de que cumpla los 3 meses, que es cuando culmina lo que los expertos llaman “período de socialización”.

Extra: las mordidas

Debes saber que tu cachorro de Golden Retriever necesita morder, es algo natural en él y no puedes negárselo, reprimirlo o castigarlo por ello. Procede de forma positiva y persuasiva y desvía la atención de las mordidas, a cosas que no pueda destruir, como sus juguetes o una cuerda, en vez de a tus zapatillas o el bajo del sofá.

Entrenado a un Golden Retriever adolescente

Un perro Golden Retriever que ha sido entrenado desde pequeño podría parecer que está ya encaminado, para afrontar retos mayores, pero resulta que un día (puede ser cualquiera entre los 6 y los 11 meses) deja de obedecer. Y esto es tan simple, como que está creciendo y desarrollando su sistema hormonal, por lo que ha llegado a la adolescencia.

La adolescencia trae aparejados cambios fisiológicos y quizá notes que interactúa con los demás perros de forma diferente. Para compensar estas actitudes, que son normales y previsibles, continua con el proceso de sociabilización en positivo. Ve a todas partes con golosinas en los bolsillos y premiale cuando se comporte de forma amistosa.

Podría parecerte que le estás dando golosinas porque sí, pero en esta etapa en la que cambian sus olores y se despiertan sus instintos sexuales, es cuando mayor énfasis debes poner, en que su relación con otros canes sea agradable y resulta de la mayor importancia, que participes activamente en este proceso de cambio, ayudándole y apoyándole.

En ese período, que por suerte es bastante más corto que en el caso de los humanos, el Golden Retriever probará los límites, por lo que quizá tengas que poner más atención y armarte de una dosis de paciencia extra, pero lo fundamental es que continúes con un entrenamiento positivo y que no pierdas nunca los nervios.

La importancia de los términos en el entrenamiento de tu Golden Retriever

Las opiniones en cuanto a qué términos deben emplearse a la hora de entrenar a tu Golden Retriever son muy diversas. Hay expertos que sostienen, que deben usarse términos en idiomas como inglés o alemán, puesto que la palabra para designar una misma acción es mucho más corta en esas lenguas, que en español (sit versus siéntate).

Perro adulto de Golden Retriever

Elijas el idioma que elijas, una vez que has comenzado a enseñarle los comandos que se asocian a cada tipo de acción, no deberías cambiarlos. Un Golden Retriever como ya dijimos es un perro que aprende muy rápido, así que notarás que en muy poco tiempo sabe muy bien, qué debe hacer cuando te diriges a él con ciertas palabras.

Este tipo de aprendizaje puedes impartirlo tú mismo o acudir a un entrenador profesional, siempre y cuando te asegures antes de elegir a uno que emplee métodos positivos y que jamás usará la violencia o los gritos, para disuadir o educar a un animal. Sé muy minucioso cuando te plantees: ¿cómo elegir el mejor adiestrador para mi perro?

Entrenamiento de un Golden Retriever adulto

Entre los 2 años y medio y los 3, un perro Golden Retriever alcanza la adultez. Si durante el período anterior te has preocupado de entrenarlo y prepararlo de la manera adecuada, a estas alturas de su vida tendrás un amigo canino juguetón, obediente, extremadamente cariñoso, sociable y compañero para todo.

Lo importante es que, si bien te puede llevar más tiempo o requerir una dosis adicional de paciencia, un Golden Retriever es capaz de aprender durante toda su vida. Incluso si lo adoptas de adulto y tiene “vicios” o malos comportamientos, tanto tú como un buen entrenador serán capaces de corregir estos problemas y de reeducarlo.

Hembra Golden Retriever: madurez sexual y reproducción

Las perras de esta raza tienen su primer período menstrual entre los 4 y 8 meses. La regla puede ir acompañada de dolores, además debes vigilar que el sangrado no sea excesivo y que no dure más de 3 semanas (21 días). Inmediatamente después del cese del sangrado entrará en la etapa de fertilidad, también llamada “celo”, que dura de 2 a 8 días.

Si quieres que tu perra Golden Retriever sea madre, lo ideal es que esperes para cruzarla hasta después de la segunda o la tercera regla, puesto que el embarazo podría influir en su desarrollo. Su gestación durará unos 2 meses, cuando llegue el momento del parto, seguramente buscará compañía y un sitio cómodo, donde traer a sus perritos el mundo.

Si no hay complicaciones, trata de no intervenir durante el parto, salvo para acariciarla y hablarle en voz baja. Si estás muy nervioso aléjate de ella, puesto que son animales muy sensibles y tu estrés podría afectarla negativamente. Confía en la naturaleza, aunque si ves que un perito no sale, puedes tratar de ayudarle a expulsarlo y si se presentan problemas reales, debes llamar al veterinario.

Golden Retriever hembra

Tras el nacimiento de cada uno de los perritos (pueden ser camadas realmente grandes de hasta 12 cachorros), la hembra Golden Retriever procederá a cortar el cordón con los dientes y se comerá la placenta, que le aporta proteínas, fundamentales para su rápida recuperación. Luego los limpiará y los acercará a las mamas.

Una vez que el parto ha terminado, el sitio donde reposará la mamá y sus cachorros, deberá estar limpio y seco y según la época del año necesitará más o menos abrigo. Nunca separes a los bebés de al lado de su madre antes de los 2 meses y cerciórate de que cuando lo hagas sean vacunados, para una mayor protección.

Palabras finales del entrenamiento del Golden Retriever

En definitiva, gracias a la naturaleza de estos perros, el entrenamiento de un Golden Retriever puede resultar una tarea muy agradable. Sin importar la edad a la que se empiece, los resultados serán positivos, siempre y cuando se proceda de manera asertiva, paciente y se ponga una enorme dosis de cariño en cada orden, palabra o actitud.

Cámara oculta muestra cómo una bebé escapa de su cuarto por la influencia de dos perros

Chris y Nina Cardinal, una pareja que tenían a una pequeña de 15 meses de edad llamada Chloe. En varios días la pareja se despertaba y notaban que su pequeña estaba en el pasillo en otra parte de la casa, y no sabían muy bien como era que eso sucedía y como era capaz de

Cómo educar a un cachorro de la mejor forma

Aprender las pautas a seguir para educar a un cachorro es fundamental para tener un animal sano y equilibrado, que pueda convivir con la familia. Pero no caigas en la tentación de sucumbir a sus encantos. La educación del perro es un aspecto básico para todos. (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push(<>),

Todo sobre perros: razas, piensos, alimentación, adiestramiento sitios donde ir con tu perro y mucho más

Pin
Send
Share
Send
Send