Animales

Construyendo Tu Propio Acuario de Agua Salada

Pin
Send
Share
Send
Send


Todo acuariófilo sabe que antes de hacer nada, es vital toda la información que podamos obtener. Aquí tienes algunas preguntas que te debes hacer:

¿Voy a tener corales? ¿Qué tipo de corales serán: blandos o duros? ¿Qué tipo de peces quiero tener en mi acuario de agua salada? ¿Estos peces se alimentan de corales? ¿Pueden convivir estos peces juntos? ¿Quiero o puedo tener un acuario grande o un acuario nano?

Tu tienda de confianza, donde adquieras tus peces, te podrá asesorar acerca de muchas de estas preguntas.

2. Elige el acuario de agua salada adecuado

En un acuario de agua salada el tamaño importa: un cambio, por ejemplo en el nivel de salinidad, no afecta de la misma manera a un acuario grande que a un nano acuario, a un acuario pequeño le afecta más cualquier cambio que a uno grande.

Existen básicamente dos tipos de acuarios de agua salada: los que incluyen un compartimiento para la filtración y los que tienen un sump o sumidero. El sump o sumidero es una instalación donde se realiza la filtración en un “acuario secundario” colocado normalmente en la parte inferior del acuario principal, fuera de la vista. Este tipo de instalaciones es más común en un acuario de agua salada grande, a partir de 189 litros.

Los acuarios de agua salada Fluval Sea Reef son un buen ejemplo del otro caso, ya que tienen un compartimiento en la parte posterior para todo el equipo técnico.

Dependiendo del espacio que tienes disponible en tu hogar y del presupuesto, elegirás el tamaño y tipo de acuario.

Calentador

Los peces que mantendrás en tu acuario de agua salada vienen de ambientes tropicales y con una temperatura más o menos constante, que en este ecosistema nuevo que vas a crear debe mantenerse. Normalmente un acuario de agua salada tiene una temperatura que oscila entre los 22,5 y los 25,5 ºC. Una temperatura mayor de 26,7 será un problema para tu acuario de agua salada. Te recomendamos la serie de calentadores Fluval M.

Iluminación

Tener una iluminación de calidad es especialmente importante si tienes corales vivos, ya que éstos necesitan longitudes de onda específicas para crecer. En el mercado se pueden encontrar básicamente dos tipos de iluminación: fluorescentes y LED. La nueva tecnología LED es más recomendable ya que no produce calor adicional y es mucho más eficiente que los tubos fluorescentes. Para acuarios grandes recomendamos la serie de pantallas LED Fluval Sea 2.0 Marine & Reef o el Fluval Sea Halo para nano acuarios.

4. Usa el agua adecuada y asegurase de que tenga una salinidad adecuada

Tienes dos opciones para introducir agua: comprar agua salada directamente envasada o crearla tu mismo. Si eliges “crear” el agua salada de tu acuario tu mismo, lo mejor es utilizar agua de osmosis inversa y mezclarla consal marina de calidad. El agua destilada no es recomendable para un acuario de agua salada ya que este proceso se realiza con tubos de cobre que es tóxico para los invertebrados.

Nunca mezcles el agua y la sal directamente en el acuario, házlo en un cubo o envase por separado y después añade la mezcla paulatinamente. No uses cubos o envases que hayan tenido contacto con detergentes u otro tipo de sustancias nocivas para los peces.

El nivel de salinidad que debes alcanzar y mantener es 1,025 de densidad específica o relativa. Usa un densímetro para medir el nivel de salinidad del agua.

Recuerda usar un acondicionador de agua para eliminar el cloro.

5. Usa rocas vivas y añade los habitantes del acuario poco a poco

Al decorar el acuario las rocas vivas son la mejor opción, ya que están curtidas y alterarán lo menos posible los parámetros del agua. Te recomendamos que no las apiles en el fondo del acuario sino que las coloques en el centro, así facilitas la circulación de agua y por lo tanto su limpieza, las rocas no deben ser mas de 1/3 del volumen total del acuario.

Recuerda que debes crear un equilibrio en el ecosistema antes de introducir nuevos habitantes, crear un ambiente con bacterias nitrificantes favorecerá al ciclo del nitrógeno.

Coloca primero especies carroñeras que coman algas y desperdicios que ayuden a crear ese equilibrio, como caracoles y cangrejos ermitaños. Luego agrega los corales y finalmente peces y otros invertebrados. Recuerda introducir unos pocos cada vez.

Video: Cómo construir un acuario de agua salada (Mayo 2020).

Pin
Send
Share
Send
Send