Animales

Cómo cepillar los dientes a un perro paso a paso

Pin
Send
Share
Send
Send


Si quieres saber cómo cepillar los dientes a un perro, debemos decirte que es probable que al principio te resulte algo complicado. No por el procedimiento en sí, que es sencillo, sino porque probablemente a tu perro le cause rechazo y se ponga un poco revoltoso. No tardará mucho en acostumbrarse, especialmente si lo conviertes en hábito desde que es cachorro.

Cepillo de dientes

En el mercado encontraremos varios tipos de cepillos de dientes para perros entre los que puedes escoger el que mejor se ajuste a tus necesidades. Los cepillos para perros generalmente tienen las cerdas en un ángulo de 45º para ayudarte a alcanzar todos los dientes incluyendo los de atrás del hocico.

El tamaño de nuestro perro es algo que debemos tener en cuenta a la hora de escoger un cepillo apropiado porque este debe ajustarse al tamaño del hocico de nuestra mascota, entonces, un perro grande necesitará un cepillo más largo y ancho y los más pequeños uno de menor tamaño.

Entre los tipos de cepillos encontramos unos que se colocan en los dedos como una especie de dedal grande, estos cepillos brindan mucha más precisión pero también aumentan el riesgo de ser accidentalmente mordido por tu mascota.

Los cepillos para perros tienen cerdas mucho más suaves que las de los humanos adultos, si escoges comprar un cepillo de personas, debes optar por comprar uno para niños que son más suaves.

Si nuestro perro no se acostumbra al uso de un cepillo de siente podemos utilizar otras técnicas que incluyen esponjas y gasa.

Crema dental para perros

Debemos utilizar cremas dentales especiales para perros, las cremas para humanos contienen ciertos químicos que pueden resultar tóxicos para los perros como flúor. La diferencia es que los humanos casi nunca tragamos crema dental cuando nos cepillamos pero muchos perros si, así que el uso de estas cremas no especificas puede causar problemas.

Muchas cremas dentales para perros se pueden conseguir de diferentes sabores lo que ayuda a capturar y mantener el interés de nuestro perro en la rutina del cepillado dental lo que hará que sea mucho más fácil y agradable para él.

Es probable que debamos tratar varios sabores de crema dental hasta que consigamos la que más le gusta a nuestro perro.

Comienza cuando es cachorro

El momento ideal para enseñar a nuestro perro la rutina del cepillado dental es cuando aún son cachorros, a las 8 semanas de nacidos ya podemos comenzar a trabajar en esto.

Lo ideal es comenzar temprano para que nuestro perro se acostumbre a la rutina, al cepillo y la crema aunque a esa edad no sea necesaria una limpieza muy profunda pues no tendrán aún sus dientes permanentes, la idea es acostumbrarlo a la acción.

Enséñale a estar cómodo con tu mano en su boca

Antes de saber cómo cepillar los dientes a un perro es importante asegurarnos de que esté cómodo con que el hecho de que manipulemos su boca.

Este es un paso importante a tomar antes de utilizar un cepillo. Trata de manipular su hocico con bastante regularidad, abre la boca de tu perro y toca sus dientes con tus manos, esto lo haremos para que se acostumbre a la acción de la limpieza aun antes de utilizar los implementos necesarios.

Haz unas pruebas con un poco de crema dental

Como estas cremas están hechas de modo que el perro pueda tragarlas, al comprar la que escojas deja que tu perro huela y lama un poco de la crema de tus dedos. La idea es que puedas ver si tu perro se siente atraído al sabor de esta crema en particular y para que se costumbre al sabor.

Otra cosa que puedes hacer es colocar un poco de crema en tus dedos y así como lo hicimos en el ejercicio anterior, levanta sus labios y pasa tus dedos con un poco de crema por los dientes de tu perro, este será el mismo movimiento que harás con el cepillo.

Comienza con pocos dientes

Debemos comenzar a enseñar la rutina poco a poco, por lo que recomendamos comenzar por los dientes de más fácil acceso. Podemos primero pasar el cepillo sin crema por los dientes para que nuestro perro se acostumbre a la acción además de que nos dará una idea de cómo reacciona ante el cepillado.

Algunos perros serán receptivos a la acción pero otros no, por lo que la recomendación es a actuar con cautela ese primer intento. Si tu mascota se muestra muy ansioso puedes dejar de hacerlo e intentarlo de nuevo en otro momento. Como toda acción de entrenamiento debemos ser pacientes ante la respuesta de nuestro peludo y persistentes.

Luego de que tu perro se deje cepillar algunos dientes, dale un permio, de esta manera entenderá que ese es el comportamiento que buscas de él.

Cepilla la parte externa de los dientes

Una vez que tu perro esté acostumbrado al sabor de la crema dental y a la sensación del cepillo en su boca puedes combinar ambos y cepillar la parte externa de los dientes.

Usa una pequeña cantidad de crema dental en el cepillo y suave y gentilmente comienza a cepillar como lo hiciste en el paso anterior y luego comienza a llevar el cepillo hasta los dientes más atrás tanto en los superiores como en los inferiores.

La idea es que esto lo hagamos de manera progresiva comenzando con un número pequeño de dientes primero, los más expuestos y luego aumentando la cantidad de dientes que alcanzamos mientras nuestro perro se siente cómodo con el ritual.

La idea es tratar de cepillar alrededor de toda la línea de la encía sin necesidad de tener que manualmente abrir el hocico de nuestra mascota.

Trata de que las sesiones de cepillado duren poco tiempo, sobre todo cuando apenas comenzamos a entrenarlos para esto, a medida que el perro se acostumbra al cepillado, podremos progresar hasta un solo episodio de limpieza intensiva.

Siempre que nuestro perro se comporte de la manera que esperamos, premia a tu perro con algo de comida o galletas y sobre todo con muchas caricias.

Cepilla los dientes por la cara interna

El proceso para llegar a este paso es más o menos el mismo que para cepillar la parte externa. Este último paso para lograr la limpieza total debemos tomarlo una vez que nuestro perro esté acostumbrado al cepillado externo y podamos hacerlo en una sola sesión.

Abre el hocico de tu perro y gentilmente pasa el cepillo pr la cara interna de los dientes tanto superiores como inferiores.

Haz del cepillado dental una rutina

Lo ideal según varios especialistas es que cepillemos los dientes de nuestro perro a diario, sin embargo la frecuencia dependerá de muchas cosas, entre ellas el tipo de alimentación que lleve. Generalmente los perros que tienden a comer comida comercial no necesitan tanta higiene dental, por lo que puede hacerse cada semana.

Si el perro está en una dieta de comida suave o cruda es necesario hacer la higiene dental con más frecuencia porque la comida suave se pega más a los dientes y es más propensa para crear problemas en las encías y daños dentales.

Usa una gasa

Tomaremos el trozo de tela que puede ser gasa o un trozo de media, la idea es que a tela tenga algún tipo de textura que ayude a retirar la placa.

Envolvemos un dedo con la tela y la pasamos por los dientes de nuestro perro, si es posible, ponemos un poco de crema dental para ayudar a la limpieza.

Juguetes para limpiar los dietes del perro

Los juguetes que están diseñados para masticarse ayudan a retirar la placa así como a masajea las encías.

Puedes consultar a tu veterinario cuál sería el material apropiado para tu perro que generalmente incluye nailon y plástico e incluso huesos.

Aunque esta no es una manera correcta para reemplazar el cepillado dental sino que más ben serviría como una adición, si tenemos un perro que no tolera las sesiones de cepillado es preferible usar esta técnica para ayudarlo con la higiene dental.

Cuidado de perros adultos y mayores

Una vez el perro ha llegado a la adultez, ha mudado todos sus dientes y tiene la dentadura definitiva, los cuidados orales deben haberse desarrollado como una rutina habitual. Una vez el perro alcanza los 3 años es bueno realizarle una profilaxis por lo menos una vez al año.

En la medida en que el perro se va adentrando en la madurez los cuidados deben irse haciendo cada vez más exhaustivos, pues cuando envejece se agudizan ciertos problemas dentales.

Los perros mayores son más propensos a padecer problemas bucales, derivados en su mayoría de la acumulación de sarro, por ejemplo:

  • Mal aliento
  • Pérdida de dientes
  • Sensibilidad
  • Gingivitis

Es prudente que, cuando realices la limpieza, te asegures que el perro no presente heridas en la encía, sangrado o fracturas parciales en los dientes.

Consejos para acostumbrar al cepillado

Si no acostumbraste a tu perro desde cachorro al cepillado aún puedes hacerlo cuando es adulto. Te tomará un poco más de tiempo, pero los perros son animales inteligentes y aprenden rápido.

  • No uses por ningún motivo dentífrico humano, usa siempre pasta especializada para perros.
  • Siéntate junto al perro y acarícialo hasta que se encuentre relajado. Un momento >

Licenciada en Comunicación Social y Periodismo por la Universidad Autónoma de Occidente y la Universidad Santiago de Cali.

Trabajó como redactora para gizmo.uno, emprendedor3cero.com. Actualmente, es auxiliar administrativa enLiceo Benalcázary periodista en “Hechos y Noticias Blog”.

La salud dental es muy importante para que nuestras mascotas mantengan una alta calidad de vida. Aproximadamente 9 de cada 10 mascotas ha sufrido enfermedades periodontales antes de los cuatro años de edad. La mayor parte de los perros y…

A veces damos por sentado ciertos tipos de higiene de nuestras mascotas porque pensamos que es complicado o quizá no creemos que en realidad tengan tanta importancia. Pues bien, la limpieza bucal de tu gato es tan necesaria como que…

Actualmente, ya se habla de la higiene bucodental como un cuidado esencial para las mascotas. Si bien los cepillados diarios son recomendables, pueden resultar difíciles de llevar a cabo en algunos canes. Para facilitar la labor del cepillado, existen juguetes…

La salud bucal es parte del mantenimiento diario de nuestra mascota, por lo que cepillar los dientes de nuestro can es de gran importancia. La mayoría de los dueños optan por no hacerlo nunca, y esto puede traer graves complicaciones.…

Se nos habla mucho sobre la importancia de cuidar la higiene bucal de nuestra mascota, pero es poco lo que hacemos más que cepillar sus dientes de vez en cuando y darle alguna golosina que ayude a su salud dental.…

Para qué engañarnos, nuestros perros nos quieren mucho, pero en cuanto nos ven con algo en la mano relacionado con su higiene, salen corriendo. Si tu perro no se deja lavar los dientes, mira estos consejos prácticos que pueden ayudarte…

Procedimiento

Si es la primera vez, para intentar causarle menos rechazo al perro, utiliza tu dedo envuelto en una gasa a modo de cepillo. Se acostumbrará a la fricción en los dientes con la gasa, que es más suave, y en un futuro próximo podrás pasar a los cepillos.

  1. Toma la gasa y envuelve tu dedo con ella, sin deplegarla del todo, para que haya varias capas y esté acolchado. Echa pasta de dientes, como el tamaño de un guisante.
  2. Ahora toca empezar a frotar sus dientes suavemente. Hazlo formando círculos, comenzando por los dientes laterales y después los frontales, arriba y abajo.
  3. Una vez hayas frotado bien todos sus dientes, repasa las encías, con cu >

¡Listo! Ahora, es probable que tu perro quiera beber agua, ¡pero no es necesario enjuagar este dentífrico como hacemos nosotros! De hecho, los perros no saben hacerlo. Al terminar, no olvides darle una buena recompensa a tu perro por portarse genial.

Cuándo se debe cepillar los dientes a un perro

Para evitar problemas como la halitosis, las caries, la gingivitis y otras infecciones bucales, lo ideal es cepillar los dientes de tu perro diariamente. De todos modos, recuerda que hay otros trucos que puedes utilizar para ayudarle a mantener su boca sana y limpia:

  • Opta por el pienso seco: ayuda a desprender la placa dental según el perro lo mastica, al contrario de la comida húmeda, que queda pegada a los dientes y produce más sarro.
  • Dale juguetes y premios para la limpieza de los dientes, los encontrarás en tiendas de mascotas.
  • Acude a tu veterinario para que le haga una limpieza profesional anual.

Los problemas dentales son más frecuentes en perros mayores o ancianos, pero la mayoría de ellos se deben a una pobre higiene dental a lo largo de toda su vida. Si no cuidas la boca de tu mascota, podría tener graves problemas e incluso perder piezas. Haz de la higiene bucal un hábito y lo evitarás.

¡Ya sabes cómo cepillar los dientes a un perro! ¿Ha sido complicado? Poco a poco tu perro se irá acostumbrando y se volverá más sencillo. ¡Prometido!

Pin
Send
Share
Send
Send