Animales

Puedo bañar a mi perro con champú humano?

Pin
Send
Share
Send
Send


Como sabrás, a los perros no se les debe bañar a menudo porque el jabón les altera el pH de la piel y puede irritar. Por otro lado, algunos perros tienen de por sí la piel sensible o alergias y no toleran bien los químicos del jabón. ¡Que no cunda el pánico! Hoy te mostramos una alternativa a los champús con base jabonosa, te traemos una receta de champú para perros sin jabón… ¡realmente fácil!

Cómo hacer champú para perros sin jabón

Para hacer esta receta sólo necesitas:

  • 2 tazas de copos integrales de avena
  • 1 taza de bicarbonato de sodio
  • 1 taza de agua
  • 1 tarro para guardarlo, mejor si es hermético

Estas proporciones dan para bañar a un perro grande, si es pequeño puedes reducir las cantidades a la mitad.

¡Sí! Sólo con dos ingredientes y un poco de agua puedes hacer un champú. ¿No te lo crees? ¡Así es como se hace!

1. Necesitamos harina de avena. La puedes comprar ya hecha, pero si optas por los copos (más baratos y quizás fáciles de encontrar), sólo hará falta echarlos en una licuadora o batidora durante un par de minutos hasta que estén bien triturados, convertidos en polvo.

2. Cuando tengas el polvo de avena, añade la taza de bicarbonato y el agua. Bate para integrar todo bien.

¡Listo! Eso es todo, de verdad. Es fácil, rápido y muy, muy barato. Ahora es momento de bañar a tu peludo…

Bañar a tu perro con champú de avena

Una vez tengas listo el champú para perros sin jabón, ya puedes bañar a tu amigo. Para ello, simplemente aplícalo como si fuera champú normal, pero déjalo actuar unos pocos minutos (aproximadamente 5) antes de aclararlo bien con agua.

Tu perro quedará limpio y suave. Sólo ten en cuenta una cosa: a los perros les gusta el olor de la avena, por lo que es posible que intente chuparlo. Cuando vea que sabe mal por el bicarbonato, lo más seguro es que desista, pero lo mejor es que estés atento por si acaso, para evitarlo lo máximo posible. ¡Una ingesta grande de bicarbonato podría ser peligrosa!

Es poco probable que este champú para perros afecte negativamente a la piel de tu mascota, pero en caso de que ocurra, puedes probar a aumentar la cantidad de avena y reducir el bicarbonato. Si aun así sigue ocurriendo, lo mejor es que dejes de utilizar este champú. No es muy habitual, pero sí es cierto que el bicarbonato de sodio puede resultar un poquito abrasivo/irritante en pieles sensibles.

Si ocurriese, tampoco deberás preocuparte, es una irritación leve y debería remitir por sí sola sólo con dejar de usar este champú.

Y tú, ¿sabías que se puede hacer champú para perros casero y sin jabón? ¿Qué utilizas para bañar a tu mascota?

El pH en los champús para perro

Esta es la diferencia que solemos creer que es la más importante entre los champús, pero esto no es verdad, de hecho necesitamos mucha suerte para encontrar un champú con el pH exacto de nuestro perro.

Los perros están entre los mamíferos con pH más elevado, con un promedio de 7.4, mientras que los humanos tenemos un promedio de 5.5 y los gatos un 6.4.

Sin embargo estos números son promedios, no una cifra exacta. En un estudio realizado en 158 perros y publicado en el libro “Small Animal Dermatology”, se llegó a la conclusión de que un mismo perro tiene distintos niveles de pH dependiendo de la parte del cuerpo, siendo el tórax y el interior de los muslos la zona con el pH más elevado.

Además hay otros factores que hacen variar el pH. Los perros ansiosos tienen un pH en la piel que va de 6,60 a 9,95, mientras que los no ansiosos tienen un pH de 4.84 a 7.70. El pH también cambia entre razas, color de pelo, sexo e incluso entre animales esterilizados y sin esterilizar.

El Centro de Investigación de Royal Canin ha llegado a la misma conclusión en uno de sus estudios. El pH cambia de acuerdo a la raza, sexo, hora del día, etc. y es el Pastor Alemán la raza con pH más alcalino, con un promedio de 8.62, seguido del Golden Retriever con 7.57 y el Labrador con 6.84. El pH de los perros estudiados iba desde 5.5 hasta 9.1.

En Estados Unidos se hizo una investigación entre 105 champús humanos y para perros. El 51% de los champús humanos tenían un pH entre 5.5 y 6.0, mientras que el 52% de los champús para perro tenían entre 6.0 y 6.5 y solamente el 25% estaban entre 7.0 y 7.5, curioso cuando el promedio es de 7.4 que solo la cuarta parte de los champús estén en este rango.

Entonces, para elegir un champú adecuado al pH de nuestro perro, primero deberíamos saber cuál es el pH de nuestro perro y aun así, deberíamos usar distintos champús para cada parte del cuerpo, algo realmente complicado por no decir imposible.

¿Entonces el pH es irrelevante? Por supuesto que no, el pH es esencial para la salud de la piel, mientras más alcalina sea la piel, más posibilidades de padecer dermatitis y piodermas, ya que las pieles alcalinas son más propensas a la proliferación de bacterias que las ácidas.

Usar champús por debajo del pH de nuestro perro no le va a causar ningún daño, por el contrario, algunos estudios recientes indican que utilizar champús ácidos en pieles alcalinas con infestaciones de bacterias ayuda a estabilizar y curar la piel. Pero cuidado con hacer experimentos en casa, aunque sean solo champús, si nuestro perro tiene problemas de piel lo mejor es recurrir primero al veterinario.

Por lo tanto, el pH no es un problema a la hora de utilizar champús de humanos en nuestros perros, pero esto no significa que sean la mejor opción ni la más acertada, de hecho y basándonos en el promedio del pH tanto de los champús como de los perros, tenemos más posibilidades de acertar con uno específico que con uno humano.

Otro detalle a tomar en cuenta, es que el champú se mezcla con el agua, así que el nivel de pH predominante es el del agua y no el del champú.

Principales diferencias entre el champú humano y el de perro

Los champús humanos están pensados para limpiar diariamente el cabello humano, que en condiciones normales no suele estar tan sucio como está nuestro perro cada vez que lo metemos a la bañera, por lo que sus agentes limpiadores no son suficientes para limpiar correctamente a un perro.

Aunque ambos champús compartan la mayoría de los ingredientes, hay otros que podrían no ser los más apropiados para la otra especie. Por ejemplo, un champú humano puede contener activos que suavicen en exceso el pelo, dificultando el corte de pelo o el acabado con volumen en algunas razas e incluso que al permanecer en el pelo de nuestro perro por más tiempo que en el nuestro, atraigan la suciedad en lugar de mantenerlo limpio.

Tampoco podemos olvidar que el pelo de nuestro perro puede tener distintas necesidades que el nuestro. Ambos pueden compartir la necesidad de hidratación, pero en los perros de pelo medio, que son la mayoría, se necesitan ingredientes que fortalezcan el pelo primario y ayuden a la muda del secundario, cosa innecesaria en una cabellera humana que no cuenta con subpelo.

Además, por regla general, los champús humanos contienen más aditivos que los champús para perro, por lo que al usar estos productos estamos bombardeando la piel y el pelo con ingredientes que no necesita y que a largo plazo pueden ser contraproducentes (Podéis comparar las etiquetas de unos y otros y comprobarlo).

Y por supuesto otra razón para usar champú de perro, es la gran variedad de acabados que esperamos obtener: volumen, aplome, realzar el color, etc. y que no existen en los champús para humanos.

Conclusiones

Por supuesto que podemos bañar a nuestro perro con champú humano, el perro ni se va a morir ni a sufrir una terrible reacción alérgica, pero siempre será mejor un producto específico que uno genérico.

Hace unas décadas los champús para perro eran muy básicos y solo pensaban en limpiar, no estaban pensados para cubrir las necesidades de la piel y el manto de los perros y sus efectos no eran precisamente positivos.

En esos tiempos definitivamente era mejor utilizar un champú humano, pero a día de hoy en que la investigación y los avances en el desarrollo de cosmética animal están mejorando constantemente, existen champús que están pensados en el estilo de vida de la mascota moderna y sus necesidades de higiene y salud, además de tomar en cuenta el tipo de pelo de cada animal.

Lo importante es elegir un champú de buena calidad y de una marca especializada en cosmética animal, además de elegir aquel que sea el adecuado al tipo de pelo de nuestro perro.

Aunque muchos aseguran que usar un champú humano les ha dado mejores resultados que uno para perros, la realidad es que la gran mayoría prefiere un champú específico para perros, sobretodo cuando buscan ciertos acabados que un champú humano no puede conseguir. Los que suelen preferir el champú humano son propietarios de perros con pelo fino y de poca densidad que se bañan con mucha frecuencia.

Eso si, ningún perro tiene cabello igual al humano. Algunos pueden dar esa sensación, especialmente algunos ejemplares de la raza Yorkshire Terrier, pero vistos en un microscopio, un pelo de estos perros y uno humano son completamente distintos. Y luego por supuesto la piel de unos y otros es también diferente y los folículos pilosos de los perros son compuestos, mientras que los humanos son simples.

En resumen, un champú humano no le hará daño a nuestro perro, pero tampoco nos aportará los beneficios de uno para perros. Lo que está claro es que es mejor utilizar un buen champú humano que uno malo para perro.

Por qué no debes usar champú de personas en perros

Los perros y las personas somos muy similares en algunas cosas, pero nuestro organismo y nuestras necesidades son bien diferentes. Por ejemplo, no comemos lo mismo, no dormimos el mismo número de horas… ¡y también nuestra piel es distinta!

Los champús de personas están formulados pensando especialmente en las necesidades de nuestra piel. Tienen sustancias que nuestro cuerpo puede asumir, como perfumes artificiales, conservantes y otros químicos, pero que para los perros son muy agresivos. ¡Si usas champú de personas en perros podrías perjudicarle!

Aparte de tener un pelo de estructura diferente, su piel es muy sensible. El champú de personas en perros puede producir picores, sarpullidos, irritaciones, alergias… Al ser productos más fuertes de lo que el perro puede soportar, se pierden sus aceites protectores de la piel, quedando también su cuerpo más expuesto a todo tipo de infecciones, rayos solares, etc. Para los perros, usar champú de personas es más o menos como si nosotros nos laváramos con lejía. Por eso, es muy importante elegir un champú de buena calidad específico para perros.

Consejos para elegir el mejor champú para mi mascota

El champú para perros es más importante de lo que puedas imaginar, por eso te vamos a dar nuestros consejos para que encuentres el más indicado para tu peludo:

  • Lo repetimos una vez más, por si acaso: ¡utilizar champú de personas en perros es peligroso! No lo hagas.
  • Cuanto más natural sea el champú, mejor. Elige para tu perro un champú formulado con ingredientes como el aceite de árbol del té, aloe vera, miel, vitamina E… Cuanto más neutro sea el champú, mejor será para su piel.
  • Si buscas que el pelaje de tu mascota brille más, descubre los consejos para que el pelo de tu perro brille.
  • Procura que la fragancia también sea natural: limón, eucalipto, lavanda… Algunos de ellos incluso son eficaces repelentes de insectos.
  • ¡Cuidado con los “orgánicos”! Si encuentras un champú orgánico para perros, ¡genial! Pero asegúrate de leer bien la etiqueta antes de comprarlo. Algunos productos “orgánicos” en realidad no lo son tanto como prometen y están llenos de sustancias artificiales.
  • Ya sea en tienda física u online, asegúrate de leer siempre bien todos los componentes de la etiqueta. Así de verdad te asegurarás de que eliges lo mejor para tu mascota. ¿Sabes interpretar etiquetas? Una ayudita: cuanto más arriba de la lista esté un ingrediente, significa que más alto es el porcentaje de ese ingrediente en el producto.
  • Plantéate comprar botes grandes. Tienen una fecha de caducidad muy amplia y suelen salir más económicos que los botes más pequeños. ¡Haz cuentas!
  • Si quieres, además de champú puedes comprar también un acondicionador. Para elegirlo, ¡sigue los mismos consejos!

Estamos seguros de que si sigues nuestras recomendaciones, encontrarás el champú ideal para tu perro. Descubre los remedios caseros para evitar que tu perro tenga pulgas.

Si tienes cualquier duda sobre cómo bañar a tu perro, ¡aquí te esperamos! Tenemos todo lo que necesitas saber. ¡Hasta pronto!

El jabón neutro

Con jabón neutro nos referimos a aquel que más asemeja su pH al de nuestra piel. El pH nos indica acidez o alcalinidad y va a ser distinto en perros y personas, de hecho, la piel del cuerpo presenta diferencias de pH según la zona. Por lo tanto, un jabón que consideremos neutro para los seres humanos no lo será para los perros.

Así, en primer lugar tenemos que saber si el producto que tenemos es jabón neutro para perros, teniendo en cuenta su pH, o no. Podemos bañar a un perro con jabón neutro para piel humana pero no es lo aconsejable, no tanto por el pH, que además se verá interferido con el del agua, sino porque su composición no es la más adecuada para la piel del perro y, aunque por una vez es raro que tenga consecuencias, utilizarlo de manera habitual podría darnos problemas.

¿Se puede bañar a un perro con gel de persona?

Los productos para la higiene de la piel de las personas están específicamente formulados para nuestro tipo de piel y testados dermatológicamente para limpiarnos procurando no ser demasiado agresivos, ya que se sabe que el uso de jabones o geles también retira la protección natural de la propia piel.

Al igual que hemos dicho para el jabón neutro, lavar un día a nuestro perro con gel de personas no va a resultar problemático, pero no se aconseja que bañemos a un perro con gel o jabón neutro para personas siempre porque, evidentemente, están diseñados para la piel humana y, en la actualidad, en el mercado encontraremos múltiples opciones para perros que van a garantizar el mejor cuidado para su piel y su pelo. Esto es válido también para los geles o champús para niños, tampoco adecuados para perros.

¿Con qué baño a mi perro si no tengo champú?

Si, por cualquier circunstancia, nos encontramos ante un perro sucio que debemos bañar y no tenemos jabón para perros en casa podemos, excepcionalmente, como hemos explicado, utilizar el nuestro. También podríamos emplear un champú de clorhexidina (hay que fijarse que sea clorhexidina en champú, no en desinfectante), si lo tenemos en nuestro botiquín o lo adquirimos en cualquier farmacia.

Estos champús se utilizan para desinfectar la piel y se recomiendan para algunos problemas dermatológicos. Podemos usarlos en una emergencia pero no de manera habitual, pues podrían resecar una piel sana.

Otra opción sería hacer nuestro propio champú, por ejemplo, de avena, mezclando esta, en harina o triturada, con bicarbonato y agua. También podemos utilizar directamente vinagre de manzana. Estamos hablando de perros con pieles sanas. Si observamos cualquier afección dermatológica tendrá que ser nuestro veterinario quien nos prescriba un tratamiento adecuado que podrá incluir un champú específico.

Con qué no bañar a un perro

Hemos visto que podríamos bañar a un perro con jabón neutro para personas de manera ocasional y, también, hemos mencionado otras alternativas para los casos en los que no contamos con un champú específico para perros en casa. Lo que nunca debemos utilizar son detergentes o productos para fregar la vajilla.

Estos líquidos están preparados para eliminar la grasa y la suciedad de prendas u objetos, pero no respetan el equilibrio de la piel, aunque podamos contactar con ellos durante el tiempo en el que los utilizamos (es normal que notemos que nos resecan las manos).

Aplicar uno de estos jabones sobre nuestro perro va a eliminar su capa grasa protectora, por ello es cierto que lo dejará limpio, pero el cuerpo va a reaccionar produciendo todavía más grasa, de forma que enseguida nos parecerá que el perro está más sucio y con un olor más fuerte.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Puedo bañar a mi perro con jabón neutro?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Cuidados básicos.

Consejos para el primer baño en casa

¿Cuándo puedo bañar por primera vez a mi perro? Tanto si tu perro es todavía cachorro como si es un perro adulto al que acabas de adoptar, en el momento del .

¿Quieres hablar con nosotros? ¡Te esperamos! Escríbenos aquí .

Atención al cliente: L-V: 15 a 20 horas --> 689 539 563

Pin
Send
Share
Send
Send