Animales

Sarna en perros

Pin
Send
Share
Send
Send


La sarna en los perros, es una enfermedad que puede darse tanto en nuestra mascota, como en nosotros mismos. Pero…¡Es totalmente tratable y curable!

Si sospechas que tu perro puede tener sarna, lo mejor es que le lleves al veterinario cuanto antes, de esta forma, ¡evitarás que pueda desarrollar alguna complicación!

La sarna en perros, se produce por unos ácaros que viven en el cuerpo de nuestra mascota. Además, esta enfermedad, se puede contagiar por contacto directo con un perro que esté infectado.

Recuerda, ante la menor sospecha, ¡lleva a tu perro al veterinario! Así podrá confirmar la presencia de la enfermedad, y el tratamiento en función del tipo de sarna que tenga.

Cómo puedo saber si mi perro tiene sarna

La sarna en los perros, tiene una serie de síntomas que delatan la enfermedad:

  • Picor y ardor en la piel. Los perros con sarna, empiezan a rascarse compulsivamente. Esto hace que muchos dueños, confundan la sarna con pulgas.
  • Enrojecimiento y/o inflamación en algunas zonas. Gracias a los ácaros y al rascado de tu mascota, primero se le inflamará la piel, luego le aparecerán her >

Si la sarna se extiende por todo el cuerpo de tu mascota, empezará a mostrar erupciones, escamas, mal olor, deshidratación, costras… Esto hace que cobre especial importancia la detección temprana de la sarna. Aunque, ¡incluso en casos extremos, tu mascota podrá recuperarse!

Prevención de la sarna en perros

Aunque parezca mentira, hay algunas cosas que podemos hacer para prevenir la sarna en los perros. Entre ellas se encuentran:

  • Una buena alimentación: Si tu perro tiene sarna demodécica o sarna roja, los ácaros que lo causan, normalmente viven en la piel y pelo de tu mascota. Cuando un perro está desnutrido, ¡es cuando estos crecen de forma descontrolada!
  • Lleva a tu perro al veterinario y cumple con su calendario de vacunas y desparasitaciones. Aunque te parezca mentira, ¡hay muchas personas que no cuidan adecuadamente de su mascota! Con chequeos rutinarios, cualquier enfermedad será detectada de forma temprana.
  • Higiene y limpieza. Es importante que bañes a tu mascota periódicamente. Así mantendrás su pelo y piel en buen estado.

Tratamiento de la sarna en perros

Hay algunos remedios caseros que pueden servirte para aliviar a tu mascota. No obstante, ¡recuerda que esto no sustituye al veterinario! No hay ningún remedio casero que cure al 100% la sarna canina.

  • Limpia con aceite las zonas afectadas. Puedes usar aceite de oliva, lavanda o almendras. De esta forma, lograrás debilitar los depósitos de ácaros y eliminar a los más débiles. Además de esto, hidratarás la piel de tu mascota.
  • Limón. Si cortas en rodajas un limón y lo aplicas en la zona afectada, lograrás desinfectarla.
  • Mezcla ajo y limón. Como comentábamos, el limón es altamente desinfectante, si lo unimos a la capacidad del ajo de cicatrizar, ¡tendrás la mezcla perfecta! Lo mejor es machacar 40 dientes de ajo, picar un limón y añadir 4 litros de agua. Pon todo esto a hervir, y una vez lo tengas, simplemente deja que se enfríe, y aplica el resultado en las zonas afectadas.
  • Té de Aloe Vera. Si lo aplicas en tu perro, ¡estarás combatiendo la proliferación de parásitos!
  • Miel. La mejor forma, es aplicarla directamente en la piel de nuestra mascota. Déjalo actuar durante un rato y posteriormente retíralo con trapos húmedos.
  • Establece una rutina. Durante su tiempo de recuperación, es importante que tu perro no tenga contacto con otros perros. No obstante, ¡es importante que siga jugando y recibiendo mimos! En el caso contrario, podría caer en una depresión.

Ah, por último, ¡recuerda usar guantes de látex! Así evitarás que te contagie la sarna.

Ajo para tratar la sarna de los perros

El ajo es un ingrediente que usamos casi a diario en nuestras com >antibacteriano y cicatrizante , por lo que no permite la entrada de pulgas, ácaros y demás parásitos a la piel de tu perro.

La preparación es muy sencilla, solo tendrás que aturdir dos dientes de ajo, mezclarlos con aceita de oliva y esparcirlo por la piel afectada. Deja que actúe por toda una sombra, y al terminar el tiempo remueve con un paño húmedo, teniendo cuidado de no frotar excesivamente.

Lo mejor es repetir el proceso cada dos días hasta que percibas una prosperidad en la piel de tu perro.

Aceites esenciales para la sarna en perros

Una gran variedad de estas esencias son utilizadas constantemente para mejorar la san >depurativas y desintoxicantes . ¿Cómo curar la sarna en perros con este tipo de remedios naturales? Pues muy manejable, solo debes combinar estos tres aceites: almendra, espliego y nim. Mezcla correctamente 10 gotas de espliego y nim con 20 gotas de almendra y aplica sobre la piel de tu mascota luego de bañarlo con el champú aséptico prescrito por el veterinario, no retires la preparación de su cuerpo hasta que llegue su próximo baño.

Detergente blanco

Generalmente a los perros con sarna les son recetados jabones especiales con pH neutro, sin ningún tipo de olor o sustancias toxicas. El agasajo blanco es muy benéfico, pues sus características son muy similares a las de los otros jabones medicinales, pues menos de ser neutro, tiene propiedades antibacterianas y antisépticas . Frota suavemente el agasajo por todo el cuerpo del perro dejándolo aceptar a término por unos 2 minutos, luego retira con mucho agua tibia.

Puedes utilizarlo una o dos veces por semana yuxtapuesto con los otros medicamentos recomendados por el veterinario y ya en unos 15 días veras los resultados.

Curar la sarna en los perros con Óleo de oliva

Otra forma de curar la sarna en perros es utilizando este pomada vegetal, pues menos de ayudar a eliminar los ácaros, hidrata y regenera la piel . Aplica unas cuantas gotas en las zonas irritadas, frotando solo un poco para que la piel absorba correctamente el pomada, y ¡Sagaz! Recuerda que los aceites los debes dejar aceptar a término por un buen tiempo, por lo que debes retirarlo cuando le toque el futuro baño a tu mascota.

La Camomila tambien ayuda con la sarna de los perros

Esta planta medicinal es utilizada para muchos fines, entre ellos el de eliminar los parásitos. Tiene muchas propiedades: desinflamatoria, restauradora, limpiadora, refrescante, etc . Sabemos que es efectiva en humanos pero, ¿Cómo curar la sarna en perros con esta planta? ¿Es confiable su uso? ¡Claro que sí! Solo pon a hervir medio litro de agua yuxtapuesto con algunas flores de camomila, cuando el agua se torne un poco cobrizo, retírala del fuego y lígala con el resto que vas a usar para bañar a tu mascota. Haz esto unas tres veces por semana y veras resultados óptimos en poco tiempo.

Uso de la Avena en la piel de los perros

Puedes usar avena instantánea o en hojuelas para curar la sarna en tu perrito, solo agrega una buena cant />

Existen muchos más remedios naturales para proveer el cuidado de la piel del perro, acá te recomendé los que para mí son más efectivos y usados por la mayoría de las personas.

Este tipo de tratamientos cada vez suma más adeptos, adecuado a cierta sensibilidad que pueden conseguir a sufrir los canes a ciertos desparasitantes o champús comerciales. Sin incautación, como te dije al principio, es mejor que cualquier remedio que vayas a aplicarle a tu mascota este supervisado por un profesional, así disminuirás los riesgos de que tu compañero sufra reacciones desfavorables a cualquiera de estos ingredientes y aceites.

Usa todas tus armas para preparar la sarna en perros

Excepto de tratar la sarna, asimismo debes prevenirla , para que ni tú ni los demás perros se vean contagiados por esta molesta enfermedad:

  • Reemplaza o desinfecta cualquier objeto que entre en contacto con tu perro en el periodo de tratamiento, esto con el fin de que los parásitos no se escondan entre la ropa, las sabanas, los juguetes y las mantas del can. Te recomiendo que uses cloro o jabones fuertes, pues a veces los ácaros pueden mostrar resistor a algunos detergentes.
  • Si tienes más perros o animales que hayan entrado en contacto puro con el que padece de sarna, trátalos a todos , es mejor hacer esto a que a posteriori tengas que hacer frente a una infestación masiva de ácaros, recuerda que al coto de tres semanas, si la sarna no se negociación, estos parásitos pueden conseguir a reproducirse hasta conseguir a un número anciano a 75.000 en un solo can.
  • Ya al curarse de la sarna, no permitas que tu mascota se entremezcle con otros canes con esta afección , estoy segura de que lo final que querrías es que tu perrito sea infectado nuevamente.
  • Lleva a tu amigo al veterinario periódicamente, de esta modo este podrá examinar constantemente si los ácaros han vuelto a su piel o no. NUNCA trates de curar una sarna recurrente por tus propios medios, pues muchos productos comerciales pueden resultar muy tóxicos si son usados otra vez en un espacio de tiempo muy corto, SIEMPRE consulta con tu veterinario.
  • Alimenta sustanciosamente a tu mascota . Si le brindas comida de la mejor calidad y particular para su organismo las probabilidades de que sus defensas inmunológicas se debiliten serán muy escazas, comprende que mientras más alimentado este tu perro, más protegido estará contra infecciones y enfermedades de este tipo.
  • Usa guantes al aplicarle la prescripción a tu perro , sobre todo si es un champú o agasajo que debe ser usado durante su baño, por otra parte, te recomiendo que uses ropa vieja y estés excarcelado de relojes, pulseras o joyas, porque si, los parásitos pueden alojarse en sitio en el que puedan sostenerse, y aunque en los humanos no provoca síntomas tan alarmantes adecuado a que no pueden culminar su reproducción en nuestra piel, si son muy molestos, causan picor e irritación, será casi como un sarpullido.

Sigue mis consejos y cuida la sanidad de tu querido amigo. Durante el proceso pueden sentirse un poco estresados y tristes por el aislamiento, las constantes visitas al centro veterinario, las medicinas, los baños, etcétera, por lo que tu serás su apoyo y consuelo, hazle entender que lo amas, que lo que está pasando es pasajero y que aun enfermo puede seguir realizando actividades como pasear y juguetear.

En pocas palabras, se un amigo incondicional, te aseguro que él te sabrá contestar de la mejor y modo

Sarna otodéctica

Esta sarna la produce el ácaro Otodectes cynotis y es más común en gatos que en perros. Se contagia por contacto y afecta a las orejas y los oídos de nuestras mascotas. Además de los signos clínicos habituales en la sarna, esta acaba produciendo otitis secundaria al animal. Estos ácaros son visibles dentro del oído y si observamos detenidamente vemos unos puntos blancos en movimiento.

Sarna cheyletiella

También es conocida como queiletielosis o caspa caminante. Esta sarna es producida por el ácaro Cheyletiella spp. Aunque es más común en gatos, es altamente contagiosa entre perros y especialmente en cachorros. Puede transmitirse a humanos produciendo un sarpullido rojo e irregular.

Sarna pneumonyssoides

El ácaro responsable se llama Pneumonyssoides caninum y se da en la nariz de los perros y otros carnívoros. No es muy frecuente y normalmente no causa síntomas graves. En caso de infestaciones masivas puede provocar estornudos crónicos, hemorragias nasales y secreciones nasales. Se transmite de un perro a otro por contacto de la nariz.

Sarna notoédrica

Más común en gatos que en perros, este tipo de sarna, denominada Notoedres cati, se desarrolla principalmente en el rostro del animal afectado y las orejas. Conforme se expande y reproduce, alcanza otras zonas del cuerpo.

Formas de contagio de sarna en perros

La principal forma de contagio es mediante el contacto directo con cualquier perro con sarna o sus objetos, que pueden estar también infestados de ácaros. No obstante, no es la única, y también es habitual que los canes se contagien cuando sufren una bajada de defensas importante. En estos casos, los ácaros habituales en la piel de los perros aprovechan la oportunidad y se extienden descontroladamente. Otra forma de contagio de sarna es durante el parto y la lactancia de los cachorros si la madre está infestada.

Si el animal está sano y fuerte, las probabilidades de contraer esta patología son menores, pero sí la veremos presente muy frecuentemente en individuos ya enfermos y desnutridos con las defensas bajas. El contacto puede darse entre perros o bien con los objetos y los lugares infestados de ácaros donde haya estado un animal con esta enfermedad parasitaria.

¿Cómo evitar el contagio de sarna en perros?

Hay factores que hacen que nuestra mascota sea más propensa a contraer sarna, por ejemplo la falta de higiene, un entorno insalubre, salud pobre que conlleva unas defensas bajas, malnutrición, contacto constante con muchos perros en el exterior, entre otros. Por este motivo, la prevención pasa por garantizar una higiene óptima, un ambiente igualmente saludable, una alimentación adecuada y la visita al veterinario de forma regular.

Por otro lado, en el caso de la sarna demodécica existe más propensión en ejemplares de pelo corto y en algunas razas como los beagle, dálmata, teckel, dobermann, bóxer, bulldog inglés, pointer inglés, shar pei y otros. En estos casos, las medidas de higiene deben ser todavía más estrictas, así como las visitas regulares al especialista.

Síntomas de sarna en perros

Para detectar la sarna canina debemos fijarnos en varios síntomas que se presentan que, por suerte, son signos bastante específicos de este tipo de afección cutánea y enseguida llaman nuestra atención. Los síntomas más comunes de la sarna en perros son:

  • Picor y ardor de la piel.
  • Enrojecimiento e inflamación de la piel.
  • Rascado constante.
  • Frotado contra objetos y el suelo en busca de alivio.
  • Dejar de comer (anorexia).
  • Gran pérdida de peso.
  • Pérdida y debilitación del pelo con zonas completamente sin pelaje.
  • Erupciones en la piel (manchas rojas).
  • Escamas cutáneas.
  • Heridas y llagas en la piel.
  • Mal olor de la piel.
  • Piel seca, costrosa y gruesa en las fases más avanzadas de la sarna.

Si detectamos algunos de estos síntomas en nuestra mascota debemos actuar rápidamente para evitar la propagación de la afección. Aunque podamos aliviar síntomas de la sarna en perros con algunos remedios que veremos más adelante, es vital que acudamos al veterinario y sigamos el tratamiento adecuado para cada tipo de sarna tal y como nos indique el especialista.

Tratamiento para la sarna en perros

La sarna en perros se cura. Así, si nuestro perro presenta síntomas de sarna, deberemos acudir cuanto antes al veterinario para que pueda diagnosticar si se trata o no de esta patología, y qué tipo es para poder ofrecernos la mejor solución. El tratamiento a seguir no dependerá solo del tipo de sarna que nuestro perro padezca, sino que también dependerá de la raza y la edad entre otros factores.

¿Cómo curar la sarna en perros?

El tratamiento para la sarna en perros que el especialista nos recetará puede componerse, principalmente, por un acaricida oral, tópico o inyectable, generalmente con ivermectina, selamectina, moxidectina y milbemicina oxima. Además, nos proporcionará analgésicos, antiinflamatorios, algún champú o polvos para baños con productos calmantes para la piel, con acaricidas y algún medicamento más específico para algún problema cutáneo secundario, como una posible infección por bacterias (bactericida o antibiótico) o por hongos (fungicida).

En caso de sarna otodéctica, el medicamento acaricida será uno de uso tópico especial para los oídos y se lo administraremos a nuestro perro echándole unas gotas en los oídos y masajeando para que penetre. Será de vital importancia que, sea la sarna que sea, hagamos el tratamiento completo todos los días durante el tiempo que nos indique el veterinario y nunca lo finalicemos antes, aunque a simple vista el can parezca estar curado.

Si retiramos el tratamiento antes de tiempo porque nos parece que ya ha pasado el problema, lo más probable es que en poco días o semanas reaparezca la sarna, ya que los pocos ácaros que puedan haber quedado se recuperarán y volverán a proliferar.

Inyección para sarna en perros

Aunque es cierto que existen tratamientos inyectables para curar la sarna en perros, no siempre es el tratamiento de elección por los veterinarios debido a los efectos secundarios que producen en determinadas razas caninas. Hoy en día, disponemos de comprimidos y jarabes que ofrecen buenos resultados sin ser tan agresivos para el organismo del perro. No obstante, será el especialista quien determinará el mejor tratamiento en función del tipo de sarna canina y su gravedad.

¿Cómo prevenir la sarna en perros?

Como suele decirse, mejor prevenir que curar y en este caso no es menos. La forma más eficaz de combatir la sarna en perros es previniéndola, aunque también sabemos que esta enfermedad cutánea se puede curar con el tratamiento adecuado y los cuidados necesarios. Se trata de un proceso lento que hace sufrir a nuestra mascota por los síntomas sumamente molestos.

Para prevenir la sarna en perros seguiremos las siguientes pautas:

  • Mantendremos una buena higiene diaria de nuestro fiel amigo, además de proporcionarle baños mensuales con un champú adecuado y cepillados diarios.
  • Mantendremos también una higiene adecuada de su entorno.
  • Evitaremos su contacto con animales que puedan estar contagiados por sarna y, en caso de sospechar que el nuestro la padece, también evitaremos su contacto con otros para que él no la transmita a los demás.
  • Respetaremos el calendario de revisiones veterinarias, desparasitación externa e interna, y vacunación. Así se dará una detección temprana del problema y se evitarán infestaciones y enfermedades que puedan debilitar a nuestro can y hacerlo más propenso a contraer sarna.
  • Es muy importante como prevención contra la reaparición de la sarna, la cual se da muy fácilmente, alargar el tratamiento lo máximo posible e ir a varias revisiones seguidas al veterinario hasta poder confirmar con gran certeza que el problema ha desaparecido.
  • Trataremos también a todos los demás animales que pueden haber estado en contacto y desinfectaremos todas las cosas como mantas, camas, collares, comederos, bebederos, entre más objetos que hayan estado en contacto con el perro enfermo.
  • Proporcionaremos una alimentación adecuada y sana a nuestro can para que esté fuerte él y su sistema inmunitario.
  • Para evitar la sarna otodéctica debemos proporcionar un buen cuidado e higiene de los oídos a nuestra mascota.

Remedios caseros para la sarna en perros

Reducir los síntomas de la sarna en perros y acelerar el proceso de curación es posible gracias al uso de remedios naturales como aceites vegetales, plantas medicinales como la manzanilla o frutas como el limón. No existen remedios caseros para curar la sarna en perros, pero sí existen remedios para aliviar los síntomas tan molestos, que ayudan a nuestra mascota a superar el proceso. Antes de proceder con ninguno de ellos, será conveniente una consulta con nuestro veterinario de confianza para que nos indique cuáles son los remedios más adecuados para el caso de nuestro perro.

A continuación, vemos una serie de remedios caseros para la sarna en perros que ayudan a completar el tratamiento veterinario:

Baños para perros con sarna

Los baños son algo vital para el tratamiento y para aliviar el picor desmesurado que siente nuestro compañero. Podemos bañar a nuestro perro enfermo de sarna cada semana o dos con un jabón blanco, neutro y/o acaricida recetado por el veterinario, con agua tibia y muy suavemente. Debemos dejar actuar al jabón durante unos minutos antes de aclararlo evitando que el perro lo lama. Tendremos que utilizar guantes de látex siempre que manipulemos a nuestra mascota enferma. Nunca lo cepillaremos, sino que con las manos masajearemos suavemente su pelaje y piel. Debemos dejar que se seque solo o bien secar con una toalla con toquecitos suaves y nunca debemos frotar la piel con la toalla.

Comida cruda

Es muy bueno durante el proceso de curación de la sarna que el perro coma comida cruda como vegetales y hierbas. Los más adecuados son el ajo kyolic, la uña de gato y el extracto de aceite de oliva. Picaremos los vegetales muy pequeños para dárselos de comer más fácilmente y proporcionar este remedio casero para la sarna en perros.

Aceites para la sarna en perros

El aceite de oliva es uno de los remedios naturales para la sarna en perros más eficaces, puesto que puede ayudar a debilitar los depósitos de ácaros y eliminar a los débiles. Además, puedes combinar aceites de lavanda, almendra y neem que servirán de tratamiento tópico y también debilitarán los nidos de los ácaros. Puedes ponerlo en las zonas afectadas dos veces al día, siempre después de los baños. Con el aceite evitaremos que la piel se reseque más y la hidrataremos. Nunca utilizaremos aceite de motor, el cual ha llegado a ser bastante popular para tratar la sarna y realmente no ayuda en la mejoría de la piel y corremos el riesgo de que el can se intoxique gravemente si se lo lame.

Algunas hierbas y plantas son muy beneficiosas y se pueden aplicar como remedio casero para la sarna en perros mezcladas con aceites o bien en la alimentación. Estas hierbas son el neem, el cymbopogon y el niaoli, que debido a sus propiedades antisépticas, antibacterianas y regenerativas de la piel son ideales contra la sarna canina.

Ajo, antiséptico y cicatrizante

El ajo es un antiséptico natural muy eficaz además de cicatrizante. Podemos moler un par de dientes de ajo y mezclarlos con aceite de oliva y aplicarlo directamente en las zonas afectadas. Lo podemos dejar actuar durante la noche y por la mañana lo retiraremos con un trapo húmedo con toquecitos suaves.

Se trata de un remedio natural para la sarna en perros y de un repelente muy eficaz para los insectos. Herviremos unas cuantas hojas en un litro de agua y cuando la infusión esté tibia bañaremos a nuestro compañero con cuidado. Debemos hacerlo un par de veces a la semana.

Avena, ideal para aliviar la sarna en perros

Ya sea con un champú de avena o con avena mezclada con agua, la aplicaremos en la piel de nuestro perro con masajes suaves y circulares en las zonas afectadas. Dejaremos actuar un poco para que calme la piel al perro y lo enjuagaremos suavemente.

Para emplear este remedio natural tendremos que frotar suavemente unas rodajas de limón en las zonas afectadas por la sarna o con agua con limón casero (podemos dejar unas rodajas de limón en agua caliente durante la noche para usarla por la mañana). Utilizando el limón desinfectaremos la piel de nuestro perro.

¿La sarna en perros se contagia a humanos?

Si tu perro padece sarna, será imprescindible tener cierta precaución al manipularle hasta recibir el diagnóstico, puesto que algunos tipos de sarna sí se transmitena las personas. Se trata de una enfermedad zoonótica pero, ¿qué tipos de sarna en perros se pegan a humanos?

  • Sarna demodécica: NO se contagia a humanos.
  • Sarna sarcóptica: SÍ se contagia a humanos.
  • Sarna otodéctica: SÍ se contagia a humanos.
  • Sarna cheyletiella: SÍ se contagia a humanos.
  • Sarna pneumonyssoides: NO se contagia a humanos.
  • Sarna notoédrica. SÍ se contagia a humanos.

Vídeos de sarna en perros

En el siguiente vídeo, Alfonso Fernández, veterinario de la Clínica San José de Barcelona, habla son los tipos de sarna en perros más comunes, de los parásitos que la producen y de los tratamientos más habituales para cada uno de ellos. Así mismo, se muestran imágenes de dichos parásitos y de los síntomas que producen.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Sarna en perros - Síntomas, tratamiento y contagio, te recomendamos que entres en nuestra sección de Enfermedades parasitarias.

Tratar la sarna con remedios caseros


Pocos son los casos donde la sarna únicamente aparece en 1 o 2 pequeñas zonas las cuales producen parches calvos y escamosos en la cara del perro. Sin embargo, cuando se trata de sarna demodéctica generalizada usualmente terminan afectadas zonas más grandes de su cuerpo e incluso todo el cuerpo.

Por lo general, la sarna conlleva a desarrollar una infección bacteriana secundaria la cual es una enfermedad de la piel que le produce mucha picazón al perro y además, causa que tenga mal olor. El tipo de sarna más resistente es la pododermatitis demodéctica, ya que usualmente se mantiene confinada en las patas del perro y permite que se produzcan infecciones bacterianas.

Hay diferentes clases de fármacos que sirven como tratamiento para la sarna, no obstante y para que funcionen, todo dependerá de la clase de sarna y de la raza del perro. Aparte de los fármacos, también existe una variedad de tratamientos caseros que se les podrían suministrar tanto a cachorros, como a perros adultos, con el fin de calmarles la picazón, el dolor y la irritación que les produce la sarna.

Modo de uso:

Llena un balde con suficiente agua tibia y jabón, luego comienza a bañar a tu perro frotándole todo el cuerpo tan fuerte como puedas, con el fin de deshacerte de los mínimos ácaros.

Vinagre de sidra de manzana

El vinagre de sidra de manzana puro, es sin duda uno de los mejores métodos holísticos con lo que se puede tratar la sarna. Debido a su naturaleza permite que se cree un ambiente ácido sobre la piel del perro, por lo que mata tanto a las bacterias como a los ácaros.

Modo de uso:

Dale un baño a tu mascota usando un champú medicado y una toalla seca, después mezcla medio vaso de vinagre de manzana con medio vaso de bórax y medio vaso de agua tibia en una cubeta. Humedece una toalla limpia en el balde y comienza a frotar la mezcla en el cuerpo del perro. Debes asegurarte de que no se empiece a lamer, ya que es necesario que su piel se seque naturalmente.

Otra manera de utilizarlo es añadiendo algunas cucharadas de vinagre de sidra de manzana en el alimento del perro.

Video: Tipos de SARNA EN PERROS (Mayo 2020).

Pin
Send
Share
Send
Send