Animales

Mi perro estornuda mucho, ¿qué puede ser?

Pin
Send
Share
Send
Send


El estornudo se produce como un acto reflejo como consecuencia de una irritación en la cavidad nasal o cornetes nasales, con lo que cualquier cosa que irrite las vías nasales (rinitis) va a poder desencadenar un estornudo:

  • Alérgenos: en animales sensibles, por ejemplo, al polen.
  • Agentes infecciosos: fundamentalmente bacterias y virus, pero también hongos, protozoos.
  • Tóxicos o irritantes como el humo del tabaco
  • Pequeñas partículas o cuerpos extraños: llamamos así a los objetos que entran en el cuerpo, ya sea siendo ingeridos, porque se han clavado, inhalado. Un ejemplo son las espigas.
  • Tumores o crecimientos de la mucosa (la piel que recubre el cuerpo en sus cavidades)

¿Qué hago si mi perro estornuda?

La recomendación es siempre la misma: se debe acudir al veterinario. La única diferencia es si se debe acudir de manera muy urgente o puede esperar 12-24h. También debemos usar el sentido común, si un perro tiene un ataque de estornudos tras oler unas flores y no vuelve a estornudar en todo el día, podemos asumir que no ocurre nada grave, sólo se le ha irritado la nariz con el polen.

Las claves que tenemos que seguir para decidir que es muy urgente son las siguientes:

  • El perro estornuda sin parar después de haber estado en un campo con espigas secas
  • Al estornudar vemos sangre
  • Además del estornudo aparece mucosidad verde-blanquecina con mal olor
  • Además del estornudo, el animal está triste, tiene fiebre.

¿Por qué puede ser grave si mi perro estornuda?

Las espigas son realmente peligrosas. Penetran por la nariz, pero son capaces de viajar hacia el interior del cuerpo. En los pulmones pueden provocar una neumonía muy grave que llegue a causar la muerte, pero si migran hacia el corazón o el pericardio (la bolsa que lo recubre) se multiplican los riesgos.

Cuanto antes quitemos esa espiga, menos probable es que migre a esas zonas tan delicadas.

La epistaxis o sangrado nasal puede tener varias causas, pero las más graves son los problemas de coagulación causados por intoxicaciones con raticidas, o la trombocitopenia (bajada de plaquetas) debida a una infección por enfermedades vectoriales (Erlichia o Leishmania). También es posible que sea secundaria a una infección nasal grave o a un cuerpo extraño.

La mucosidad verde-blanquecina espesa suele deberse a una infección bacteriana. Ya sea la principal causante del problema o una infección secundaria, se debe tratar cuanto antes para que haya menos riesgo de que la infección de vías altas llegue a las vías bajas y se convierta en una bronquitis o neumonía.

Los síntomas generales, además de una rinitis, deben preocuparnos porque quieren decir que probablemente haya una infección generalizada. En cachorros o perros sin vacunar es muy preocupante. Por ejemplo, el moquillo da estos síntomas y es una infección muy grave que no tiene cura.

¿Cuáles son los síntomas del moquillo canino? 🐕 👩‍⚕

El moquillo o distemper canino es una enfermedad muy grave que puede afectar a tu perro y que no tiene cura. Los síntomas principales son fiebre, secreción nasal y ocular, diarrea y apatía. 👉 SUSCRÍBETE A NUESTRO CANAL: https://goo.gl/EtqGcf. ¿TIENES ALGUNA DUDA? Pregunta gratis a nuestros veterinarios online: http://goo.gl/XAGuVH.

¿Qué pruebas necesita mi perro si estornuda?

Por supuesto, dependerá del caso, pero las pruebas más frecuentes son las siguientes:

  • Exploración general completa (se debe realizar siempre)
  • Exploración con otoscopio
  • Citología de la secreción nasal
  • Cultivo y antibiograma de la secreción nasal
  • Para lesiones profundas es necesaria la endoscopia para visualizar y extraer muestras para biopsia, o para extraer cuerpos extraños
  • Si hay sangrado, analítica completa, pruebas de coagulación y/o test de Erlichia o Leishmania
  • Si se sospecha de una masa o un tumor, se realizan endoscopias o pruebas de imagen más costosas como TAC o resonancia magnética

¿Qué tratamiento puede necesitar?

La respuesta es tan amplia que no se puede dar una respuesta. Puede ir desde unas gotas o sprays hasta cirugía o quimioterapia. Si hay infección, se suelen utilizar antibióticos y antiinflamatorios.

No recomendamos limpiar con suero antes de ir al veterinario porque si hay un cuerpo extraño lo podemos empujar hacia el interior

En resumen, los estornudos se producen por irritación de las vías altas, que puede tener causas variadas. Nuestro veterinario será el encargado de descubrir cuál es el problema y tratarlo, pero debemos ser conscientes de que un estornudo acompañado de sangrado o signos de infección es urgente.

El estornudo en los perros

Los estornudos nos están indicando una irritación nasal, como esta irritación también causa secreción nasal, es probable que ambos signos se den simultáneamente. Estornudos ocasionales, como los que podemos experimentar los humanos, no son preocupantes, pero sí debemos prestar atención a situaciones como en las que se producen estornudos violentos que no cesan o estornudos acompañados de secreción nasal u otra sintomatología.

Debemos saber que cuando los estornudos son muy violentos el perro estornudará sangre, resultado de hemorragias nasales. Así, si nuestro perro estornuda mucho y sangra puede ser por este motivo, caso en el que intentaremos mantenerlo lo más tranquilo posible.

Si el acceso y el sangrado no remiten o desconocemos la causa de los estornudos debemos acudir al veterinario. Además, los estornudos que se prolongan en el tiempo inflaman y congestionan la nariz, haciendo que al perro le cueste respirar y sorba la mucosidad que se produce.

Cuerpos extraños en la nariz

Si nuestro perro estornuda mucho puede ser, probablemente, por la presencia de un cuerpo extraño en su cavidad nasal. En estos casos los estornudos aparecen de una manera repentina y violenta. El perro sacude la cabeza y se frota la nariz con las patas o contra objetos.

Los cuerpos extraños pueden ser espigas, semillas, astillas, esquirlas, etc. En ocasiones estos estornudos consiguen eliminar el objeto pero si el perro continúa estornudando, aunque sea de manera intermitente, puede llegar a presentar una secreción unilateral, en la fosa donde este se aloja, lo que es indicativo de que no ha sido expulsado.

El veterinario tendrá que anestesiar al perro para buscarlo y extraerlo. No debemos retrasar la consulta ya que, con el tiempo, el cuerpo extraño tenderá a avanzar hacia el interior de la cavidad nasal.

1. Mi perro estornuda, ¿está resfriado?

El estornudo de un perro implica la repentina salida de aire de los pulmones a través de su nariz y boca. Un acto reflejo protector, cuyo resultado es una cara simpática y encantadora en nuestros peludos compañeros.

Pero, ¿qué hay detrás de un estornudo canino? Los estornudos perrunos son una respuesta frecuente a la irritación de sus vías respiratorias superiores, especialmente de las delicadas membranas mucosas que recubren sus conductos nasales.

"La tos, los estornudos y las secreciones mucosas por la nariz son señales que alertan de que el perro padece un catarro", explica el veterinario Franck Savary. Además, un animal que deja de jugar y se muestra apático puede avisar de que se ha resfriado.

El complejo respiratorio canino

Un perro que estornuda mucho y tose puede ser que padezca una enfermedad que va a requerir asistencia veterinaria si, además, el cuadro se acompaña de secreción nasal, respiración alterada o tos.

El complejo respiratorio canino engloba a un grupo de afecciones como la popularmente conocida con el nombre de tos de las perreras. En la mayoría de ejemplares se va a caracterizar por la presencia de una tos seca, a veces acompañada de arcadas, sin ningún otro síntoma y sin afectar al estado de ánimo del perro, es decir, se trataría de una enfermedad leve, aunque hay que vigilar que no se complique con neumonía canina y prestar especial atención si el perro enfermo es un cachorro, pues en ellos puede haber, también, secreción nasal.

Una forma grave de este complejo se presenta con fiebre, anorexia, apatía, tos productiva, secreción nasal, estornudos y respiración acelerada. Estos casos requieren hospitalización. Se trata además de enfermedades muy contagiosas.

2. Estornudos y mocos en perros: ¿tiene alergia?

Los perros, como las personas, también sufren alergias. Y los estornudos, junto con la mucosidad excesiva, son señales que pueden advertir de que nuestro can es alérgico al polen, a los ácaros, productos de limpieza e, incluso, a productos químicos del aire.

Como en los humanos, eliminar el desencadenante de la alergia canina es suficiente para acabar con el problema. Pero para ello es importante acudir al veterinario, para que pueda sugerirnos pruebas y seguimiento en casa.

Mi perro estornuda mucho ¿Debo preocuparme?

En principio, el estornudo no es más que un reflejo del cuerpo y es totalmente normal. Se trata de una reacción de tipo espasmódico, totalmente involuntaria que consta en expulsar aire, explosivamente, por la nariz y la boca.

La causa, en general, es alguna irritación de la mucosa nasal. Por eso, siempre es importante estar atentos ante un episodio de estornudos. Como regla general, debemos decirte que un perro sano no estornuda repetidamente. Por lo tanto, si el tuyo lo hace, es una señal primera de alerta.

La clave principal para lograr interpretar estos episodios, es observar la duración y la causa. Si tu perro estornuda muchas veces, pero en una sola serie y no vuelve a repetirlo luego, seguramente se deba a algo que olió y no mucho más. Por ejemplo si lo has visto cerca de una planta, una flor o el suelo al que has lavado con algún producto químico recientemente.

Ahora bien, si estornuda muchas veces juntas y estas situaciones se repiten en el día, aquí ya debes estar muy atento. Sobre todo, si observas sangre o mucosidad en su nariz. En estos casos, suelen ser indicios de alguna otra patología.

3. Estornudos caninos, ¿algo obstruye sus vías respiratorias?

Los estornudos caninos también se desencadenan por un obstáculo retenido en las vías respiratorias o el hocico del animal. Puede ser un poco de barro o una brizna de hierba.

Si podemos ver el origen de la obstrucción, y es sencillo de eliminar, podemos quitarlo con ayuda de unas pinzas o de los dedos. Si no nos sentimos seguros, es mejor acudir al veterinario.

¿Por qué estornudan los perros?

Los estornudos en perros pueden deberse a múltiples razones. Sin embargo, hay que tener en cuenta que son mucho menos frecuentes que en humanos. Esto se debe a que, en nosotros, pueden originarse en causas ambientales que enfrentamos habitualmente, como las que producen alergias, rinitis, etc.

Los perros no estornudan frecuentemente y no lo hacen ni por alergias ni por resfriados. En general las alergias en perros se manifiestan por vía de la piel, muy distinto que en los humanos. Sin embargo, hay varias causas que pueden generar que un perro estornude mucho y que veremos a continuación.

4. Estornudos caninos por ácaros en la nariz

Los científicos explican que los ácaros pueden instalarse en la nariz canina y provocar estornudos crónicos en perros.

"Estos ácaros pueden alojarse y vivir dentro de las fosas nasales de nuestros canes, y contagiarse entre perros", añade el veterinario Ned Kuehn, coator del manual Merck, de referencia en medicina canina. Por ello, cuando nuestro perro registra estornudo crónico, hemos de acudir al veterinario.

5. Los perros estornudan cuando están excitados

Muchos perros estornudan cuando juegan o están contentos. Este estornudo del perro por excitación es un reflejo inconsciente, similar al hipo, que puede ocurrir cuando está excitado.

Como en todo, la clave está en la moderación. Un estornudo canino de vez en cuando no es peligroso ni síntoma de alarma. Pero si estos son repetitivos, e incluso crónicos, es momento de acudir al veterinario.

Normas de publicación de los comentarios

Los comentarios de EROSKI CONSUMER están moderados para asegurar un diálogo constructivo entre los usuarios, por lo que no aparecerán inmediatamente.

Aquí explicamos qué criterio seguimos para publicar comentarios. Aquellos usuarios que no sigan estas normas de cordialidad no verán sus opiniones en nuestra web:

  • Envía, por favor, comentarios destinados a compartir opiniones en relación a los temas publicados en nuestro portal.
  • Evita los insultos o las descalificaciones para fomentar un ambiente en el que todos se sientan cómodos y libres, en definitiva, un tono que propicie la participación.
  • Al comentar, procura no ser repetitivo. En este sentido, no se publicarán comentarios de usuarios que utilicen otros perfiles para incidir en un mismo tema.
  • No uses este canal para anunciar contenidos comerciales.

Eroski Consumer no se hace responsable de las opiniones vertidas por los usuarios.

Eroski Consumer es un producto informativo de Fundación Eroski. Cualquier comentario sobre la marca Eroski debe dirigirse a la Atención al Cliente de Eroski.

Infecciones

Aspergilosis.

Es muy raro (imposible prácticamente) que un perro estornude por un resfrío o una infección respiratoria alta. Pero, existen algunos hongos muy particulares, los “aspergillus” que generan una infección conocida como aspergilosis que es causa de estornudos en perros.

Esta infección sólo puede contraerse por contacto directo con el hongo que suele vivir entre montones de paja o de pasto cortado, también en abonos o cualquier vegetación en descomposición.

Infecciones dentales

Algunos dientes de los perros (el tercer premolar, para ser más precisos), tiene sus raíces vecinas a las fosas nasales. Por eso, puede ser que una infección de esta pieza dentaria o de una cercana, genere estornudos o incluso secreciones nasales.

Esta es una de las razones por las que es tan importante prevenir estas enfermedades cuidando y cepillando frecuentemente los dientes de tu querido compañero.

En ambos casos, como en cualquier infección, es importante recurrir al veterinario. Seguramente una indicación de antibióticos pueda ser la solución. Recuerda que en estos tratamientos los probióticos pueden ser un excelente complemento.

Tumores nasales

Algunas razas de perros con narices largas como puede ser un collie o el galgo, pueden tener tumores nasales causados, según indican las investigaciones, por el contacto con el humo y otros agresores ambientales.

En general, cuesta bastante diagnosticar este tipo de tumoraciones. Si bien, no suelen generar metástasis, pueden ser bastante invasivas y obstruir las vías nasales, causando estornudos y secreciones crónicas.

Algunas veces cuando los propietarios manifiestan: “mi perro tiene mocos y estornuda mucho” y no se encuentra ninguna razón aparente, la causa puede ser un tumor. Por lo que es importante que si le pasa a tu perro, hables sobre este tema con tu profesional de confianza.

Emoción desmedida

La última causa de estornudos en perros que trataremos, es mucho más simpática que las anteriores. Se trata de aquellos perros, sobre todo los de raza pequeña, que cuando se emocionan mucho, estornudan… ¡Sí, estornudan!.

En estos casos, nada por qué preocuparse, lo hacen por felicidad y, si bien pueden ser repetidos, sólo se manifiestan en situaciones puntuales de alegría extrema.

La dermatitis atópica

La dermatitis atópica canina es una enfermedad alérgica de la piel que se da cuando el organismo reacciona produciendo anticuerpos ante diferentes sustancias comunes como polen, polvo, moho, plumas, etc. Si un perro estornuda mucho puede ser que padezca esta alergia, que comienza con picor estacional que suele acompañarse de estornudos y secreción nasal y ocular. El perro se frota la cara y se lame las patas.

La enfermedad puede progresar, apareciendo entonces lesiones en la piel, alopecia e infecciones dérmicas. La piel acaba por oscurecerse y engrosarse. También suelen desarrollarse otitis. Requiere tratamiento veterinario.

Inversión del estornudo

Aunque es poco frecuente, puede suceder que nuestro perro estornude mucho y se ahogue y puede ser por este trastorno, que causa alarma al transmitir la sensación de que el perro se queda sin respiración. En realidad se produce un ruido provocado por la inspiración violenta que produce el perro en su intento de coger aire. Esto puede ocurrir varias veces seguidas.

En realidad se origina por un laringoespasmo o espasmo de la glotis. Puede solucionarse haciendo que el perro trague, lo que conseguiremos al masajear su cuello, bajo la mandíbula. Si el perro no se recupera debemos acudir al veterinario ya que podría tener un cuerpo extraño alojado en la laringe.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Mi perro estornuda mucho, ¿qué puede ser?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Otros problemas de salud.

Mi perro estornuda mucho y muy seguido

Un perro suele toser por cinco razones: por una alergia, por un resfriado, porque tiene algo en las vías respiratorias que le pide recoger el suficiente oxígeno, por ácaros o por excitación. El motivo de que tu perro estornude cuando se pone contento, da brincos o mueve mucho la cola es por esto: porque está excitado. No debes preocuparte por ello, pues no hay motivo.

Pero no podemos dormirnos en los laureles y hemos de conocer todos los motivos por los que tu perro estornuda mucho. Si estos estornudos se repiten en el tiempo, no solo cuando está contento o feliz, puede que tenga ácaros. Estos indeseables parásitos son capaz de trepar hasta su cara y colarse en su trufa, ahí dentro le hará toser y toser.

Es muy incómodo y, lo peor, es que puede ser contagiado a otros de su especie. En este caso, lo mejor es consultar con un veterinario pues la nariz de tu perrete es un elemento muy sensible como para buscar remedios caseros.

Mi perro estornuda mucho, ¿qué le puedo dar?

Si la tos se produce por que está feliz, no le des nada, claro. Si ves que tiene mocos puede que esté resfriado, pero cuidado, porque estos mocos también pueden ser síntoma de moquillo. Es por ello que te recomendamos que busques un diagnóstico que lo descarte antes de intentar tratar el resfriado. El moquillo se suele presentar con vómitos y diarrea, y eso es peligroso porque puede provocarle deshidratación.

Si tose porque está acatarrado, la mejor manera de cuidarlo es impedirle estar en corriente, cierra las ventanas y asegúrate de que beba bien. Ajusta su alimentación para que tenga fuerzas para combatir la enfermedad y no dudes en añadir un poco de agua templada a su pienso o receta húmeda o natural para que desprenda vapores y le ayude a comer. Recuerda que si tiene mocos le costará mucho oler.

Mi perro estornuda mucho y se ahoga

Como su cuidador tienes que saber diferenciar cuándo tu perro está emocionado y cuando está asustado. Parece fácil decirlo, pero a veces no lo es tanto reconocerlo. Por si acaso, piensa en primer lugar que se puede estar ahogando por algo que ha podido llevarse a la boca. Ya que sacamos el tema, ¿sabes hacer la maniobra heimlich a un perro? Es muy fácil y es la técnica para que saque de dentro eso que no le deja respirar.

Ponte tras el y cruza tus brazos entre su ingle y su pecho. Ahora empuja. Si es un perro de raza pequeña, puedes asirlo por las piernas traseras y menearlo suavemente. En último caso, unos golpecitos en la espalda en la zona previa a la llegada de su cuello también le ayudara. Todo esto sin fuerza. Te recomendamos que dejes una consulta a nuestros veterinarios online para recibir más información y también que practiques antes de que se dé la situación.

Mi perro estornuda cuando me ve

Para acabar, volvemos al motivo de escribir este artículo. Tu perro puede llegar a estornudar cuando se pone contento a causa de la excitación. Si te quiere mucho y se alegra un montón cuando entras por la puerta, puede que se ponga a estornudar. Aunque te parezca un detalle encantador te recomendamos que valores si tu perro está demasiado apegado a ti.

¿Se relaciona bien con otros, sabe socializar con otros humanos y con otros perros? Muchos perretes no aprenden a hacer amigos o a relacionarse con otros elementos de la calle cuando son pequeños. En consecuencia, acaban dependiendo demasiado de sus cuidadores. En este caso, te invitamos a que intentes bajar más al parque a su lado e invites a amigos con perros a ir a su lado.

En resumen, si tu perro no tiene mocos, nada atascado en la garganta o nariz y no tiene ácaros, lo más posible es que estornude porque está excitado y no hay nada de lo que preocuparse.

¿Te has quedado con dudas? Pregunta a nuestros veterinarios:

Pin
Send
Share
Send
Send