Animales

Descubre si a los perros les gustan los abrazos

Pin
Send
Share
Send
Send


En mi hogar las mascotas son parte de la familia y nos encanta abrazarlo, besarlo y darle todo el cariño posible, aunque en ocasiones no le agrade. Creo que no solo me ha pasado a mi y por eso siempre me pregunto ¿Por qué a mí perro no le gusta que lo abrace?

Para los humanos un abrazo es una muestra de cariño y algo normal que vivimos a diario pero expertos en mascotas dan algunas claves para que conozcas un poco más sobre el comportamiento animal y consejos para que no se sienta agobiado y con estrés.

Algunas maneras de expresar que no le gusta que lo abracen son:

  • Gira la cara y cuerpo
  • Abre los ojos demasiado
  • Intenta escapar
  • Entrecierra los ojos
  • Evita tu mirada y baja las orejas
  • Bosteza
  • Se lame el hocico constantemente

Es importante tener cuidado con tu mascota, ya que si invades su espacio o comodidad empezará a cambiar su comportamiento y no será tan agradable como antes, porque al momento en que lo abrazas se sienten bloqueados y retenidos y por ende su primera reacción será huir y como no pueden hacerlo tienden a morder o gruñir (en algunos casos).

El amor que le brindes a tu perro logrará que ambos refuercen su vínculo, pero hazlo de una manera en que no le cause miedo, le dé estrés o ansiedad.

Estos consejos te servirán para darle amor a tu mascota y que se sienta relajado:

    Cepíllale el pelo o juega con él (mantenerlos activos lo beneficia en su salud y a no sufrir de obes > Espero que desde hoy recuerdes esto cuando estés con tu mascota, logres que se sienta cómodo y demuestres tu amor de una manera diferente.

¡Tu perro odia los abrazos!

¿Cómo? ¡Pero si son lo más inocente y bonito del mundo? Para tu perro no es así. Aunque para ti sea una muestra de cariño, para un perro los abrazos son algo molesto. Fíjate en cómo reacciona cuando lo abrazas: agachará las orejas, volverá la cabeza, ¡o incluso querrá escapar!

Resulta que para un perro los abrazos son algo así como una cárcel. Cuando lo rodeas con tus brazos, se siente atrapado, incapaz de moverse y se agobia mucho.

Te quiero, pero no entiendo tus abrazos

¡Eso es! No queremos decir que a tu perro no le guste tu contacto o tus muestras de cariño. De hecho, estamos seguros de que le encantan. Pero no entiende los abrazos igual que nosotros: tu perro no ve en los abrazos amor, sino una situación incómoda y agobiante, una falta de libertad y dificultad para huir en caso de que se diera una situación peligrosa.

¿Cómo sabemos esto? Stanley Coren, un profesor de Psicología de la Universidad de Columbia Británica experto en perros, realizó un estudio que concluyó claramente en que a las mascotas, especialmente a los perros, no les gustan para nada los abrazos. Se analizaron hasta 259 fotografías de perros que estaban siendo abrazados por sus dueños, y en más del 80% de ellas se observaron signos de ansiedad y malestar en los perros. Sólo un 8% de los perros se mostraba claramente feliz de que lo abrazaran, mientras que el resto parecía tener una reacción neutral.

Esa es la explicación que dio Coren: aunque los perros estén muy domesticados y habituados a la vida de mascota, siguen teniendo innatos algunos comportamientos e instintos salvajes, uno de ellos es el de huir en caso de peligro. Cuando abrazas a tu perro, le estás imposibilitando esta huida, y es muy posible que esto le cause estrés y ansiedad.

Cómo saber si a mi perro le gustan los abrazos

Probablemente estés pensando “ah, pues yo he abrazado a mi perro miles de veces y nunca he notado que le disguste”. Esto se debe a que muchas veces los perros no muestran sus sentimientos tan claramente como para que nos demos cuenta. No son tan expresivos como nosotros con algunas cosas.

Si quieres saber si realmente a tu perro le gustan o no los abrazos, deberás permanecer muy atento a su comportamiento, a gestos que quizás sean sutiles, no obvios a primera vista. Algunas señales de que a un perro le incomodan tus abrazos son:

  • Agachar las orejas.
  • Entornar o cerrar los ojos.
  • Girar la cabeza hacia el lado contrario de donde estás.
  • Evitar el contacto visual contigo.
  • Lamerse el hocico.
  • Sacar la lengua.
  • Intentar escapar.
  • Meter la cola entre las patas (ya sabes que esto es señal de miedo).
  • Respiración entrecortada.
  • Estirar las patas delanteras: intenta “sacar” del abrazo su cuerpo lo máximo posible.
  • Levantar el hocico, como buscando oxígeno.

Por eso los abrazos no son un buen método para mostrar a nuestras mascotas cuánto las queremos. No sólo no lo entienden, sino que además lo pasan mal ¡cuando nosotros queremos todo lo contrario! Pero tranquilo, hay muchas otras formas de mostrar cariño a tu perro: acariciar su lomo, su barriga o su barbilla, darle un premio, decir una palabra amable o simplemente pasar tiempo con él, paseando y jugando. ¡Eso le encantará!

A tu perro no le gusta ser abrazado

Así como lo lees. Quizás no te hayas dado cuenta, pero cada vez que envuelves en tus brazos a tu fiel amigo, en vez de declararle tu amor, lo estás fastidiando. Si quieres, haz la prueba. Observa cómo se siente, cuál es la expresión de sus ojos o de qué manera pone las orejas.

De acuerdo con un estudio del profesor de psicología de la Universidad de Columbia Británica (y experto en canes) Stanley Coren, a las mascotas y, en especial a los perros, no les gustan los abrazos, en absoluto. Esto no significa que el animal no nos quiera o que no le agrade nuestro contacto. Simplemente no se siente a gusto porque en su naturaleza no está el expresar afecto mediante abrazos, a diferencia de en la de los humanos.

Los perros no entienden el abrazo igual que nosotros

Los perros no pueden comprender que un abrazo es sinónimo de cariño. Al contrario, ellos lo relacionan con una falta de libertad o escasez de movimientos, que puede estar causados por un posible peligro eminente. Recordemos que cada especie tiene una manera diferente de comportarse y socializar. Como bien explica Coren en un artículo publicado en la revista Pshycology Today.

El razonamiento es simple: al darles un abrazo les estamos quitando la posibilidad de huir si hubiese algún problema. En otras palabras, les resulta estresante estar obligados a quedarse quietos. Para llegar a esta conclusión, Coren y un grupo de expertos analizaron cerca de 250 fotografías obtenidas de diversas fuentes en Internet, en las que aparecían perros abrazados por sus dueños.

Los investigadores indicaron que 8 de cada 10 animales se mostraban completamente incómodos en esa situación. Específicamente en el 81 % de las imágenes los perros tenían por lo menos un signo de ansiedad, malestar o estrés. El 8 % parecía estar contento y el 10 % restante tenía una actitud ambigua o neutral.

El argumento de Coren es válido y merece la pena tenerlo en cuenta: “Los perros son animales cursoriales. Esto quiere decir que, por naturaleza, siempreestán preparados para correr en caso de peligro. Por lo tanto, si se sienten prisioneros o que no pueden moverse con libertad, comenzarán a estresarse”.

Las señales que te indican por qué no abrazar a tu perro

Seguro que te habrás preguntado: ¿Por qué no he notado antes el malestar de mi mascota cuando la abrazo? No te preocupes, es normal que no te dieses cuenta, no obstante, ahora que lo sabes, puedes prestar más atención a las señales. En este sentido, muchos estudios puede ser realmente detallados y directos, mientras que otros, son menos esclarecedores.

Lo que sí puede ayudar siempre es observar si el perro muestra los dientes, intenta morder o ladra cuando se le intenta abrazar o durante el mismo abrazo. Si bien estas suelen ser conductas poco usuales en los perros, no se deben descartar como indicativo de estrés.

En resumen, debemos prestar atención a los “microgestos”, es decir, a todas aquellas señales sutiles que nos pueden ayudar a detectar cuál es la reacción de nuestra mascota cuando la abrazamos. Asimismo, ten en cuenta que los signos caninos de estrés o de alarma ante un posible peligro (ambos experimentados al recibir un abrazo) son los siguientes:

  • Sacar la lengua.
  • Evitar el contacto visual.
  • Respirar entrecortado.
  • Doblar las orejas hacia abajo.
  • Cerrar o entrecerrar los ojos.
  • Poner la cola entre las patas.
  • Lamerse el hocico repetidamente.
  • Mover el cuerpo en posición de escape.
  • Girar la cabeza del lado contrario a la persona.
  • Estirar las patas delanteras para “separarse” del abrazo.
  • Llevar el hocico hacia arriba (como si buscase aire fresco).

Por lo tanto, la próxima vez que desees expresarle a tu perro cuánto lo quieres, en lugar de abrazarlo, prueba a darle una suave palmada en la cabeza, rascar su barbilla, decirle una palabra amable, salir a jugar con él al parque o darle un premio comestible. Y, ante todo, procura resistir las ganas de envolverlo entre tus brazos para conservar su tranquilidad. ¡Valdrá la pena!

Aprende a interpretar (y entender) el lenguaje de los perros

Al no poder comunicarse verbalmente, los perros utilizan las señales de apaciguamiento, posturas corporales que les ayudan a expresarse ante otros perros, pero que nosotros como propietarios también debemos ser capaces de interpretar.

Cuando abrazas a un perro este puede mostrar dos o más señales de las que mostramos a continuación. Cuando hacen cualquiera de estas cosas te están diciendo, a su manera, que no le gusta que me abraces. El problema es que, a veces, puedes llegar a insistir tanto que lleguen a marcar o morder, por esa razón es mejor respetar su espacio si muestran alguno de estos signos:

  • Baja las orejas
  • Gira la cara
  • Evita tu mirada
  • Te intenta dar la espalda
  • Girta su cuerpo
  • Entrecierra los ojos
  • Se relame el hocico constantemente
  • Intenta escapar
  • Bosteza
  • Abre los ojos demasiado
  • Gruñe
  • Enseña los dientes

¿Realmente es bueno abrazar a un perro?

El psicólogo Stanley Coren publicó un artículo en la revista Psychology Today llamado The Data Says "Don't Hug the Dog!" afirmando que efectivamente, los perros no disfrutan cuando los abrazas. De hecho presentó una serie de 250 fotografías aleatorias de personas abrazando a sus peludos y en el 82% de ellas los perros mostraban alguna de las señales de apaciguamento que hemos detallado anteriormente.

Coren explicó que estos animales tienen una capacidad reacción y funcionamiento muy rápidos, y que necesitanpoder escapar corriendo cuando se sienten en peligro u acorralados. Esto quiere decir que cuando los abrazas, ellos se sienten bloqueados y retenidos, no tienen esa capacidad de poder escapar en caso de que ocurra algo. Por eso, si su primera reacción es correr y no pueden hacerlo, es normal que algunos perros intenten marcar para liberarse.

Muéstrale cariño pero sin agobiarle

Darle cariño a tu perro es lo mejor que puedes hacer para reforzar vuestro vínculo, pero hacerlo de manera que no le cause miedo, estrés o ansiedad es una de las cinco libertades del bienestar animal.

Siempre puedes acariciarle para que se relaje, cepillarle el pelo o jugar con él para demostrarle tu amor, pero también hay una manera de abrazarlo que intepretará como una retención. Sigue los siguientes puntos para dejar de preguntarte constantemente ¿por qué a mi perro no le gusta que le abrace?

  • Acércate a él con calma y haciendo movimientos suaves para que no se ponga alerta.
  • Deja que vea cómo te acercas para que no se asuste.
  • Permíte que olfatee tu mano, con las palmas abiertas.
  • Siéntate a su lado tranquilamente.
  • Practica la manipulación en distintas partes del cuerpo, siempre de forma progresiva y ayudándote con premios si hace falta, para que asocie las manos con algo positivo.
  • Pasa con suav >

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Por qué a mi perro no le gusta que lo abrace?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Curiosidades del mundo animal.

Video: A los perros les gustan los besos? DESCÚBRELO! (Agosto 2020).

Pin
Send
Share
Send
Send