Animales

Alimentación y cuidados de un perro desnutrido

Pin
Send
Share
Send
Send


Para saber si un perro está desnutrido primero hay que palpar sus costillas, que deben sentirse con claridad pero no estar a la vista

  • Autor: Por EVA SAN MARTÍN
  • Última actualización: 3 de marzo de 2016

Las causas que hacen a un perro estar muy delgado o desnutrido son variadas. Puede padecer una enfermedad o alojar parásitos. La delgadez extrema también se da en animales que han sido abandonado o se han perdido. Y la hay provocada por un trastorno nervioso. Averiguar qué ocasiona la desnutrición es importante para poder dirigir la alimentación del modo correcto.

Cuando un perro no come lo suficiente, el nivel de glucosa en la sangre baja. Y deteriora el funcionamiento de sus riñones, el cerebro, el corazón y los músculos. Al tercer día de hambre su metabolismo se ralentiza, y al quinto sus propias reservas de grasa son su fuente de energía.

Ante una situación de extrema delgadez de un perro, el impulso inicial suele ser sobrealimentar al animal. Sin embargo, esto no es lo correcto. Es importante empezar a alimentarle poco a poco y de forma gradual, sin permitir que el perro se harte y controlando el tiempo que invierte en alimentarse .

Repartir la comida

El perro que ha sufrido un periodo de desnutrición no debe tener acceso libre al alimento, ni comer con libertad en estos momentos iniciales de realimentación, ya que pueden aparecer problemas serios de digestión.

Al perro desnutrido se le debe servir una pequeña ración de comida cada seis horas

Al perro desnutrido se le debe servir una pequeña ración de comida cada seis horas, es decir, cuatro veces al día, en lugar de permitirle que se sacie en una sola ingesta de alimento.

Si un perro ha estado expuesto de forma prolongada a la falta de alimentos su estómago no se reduce, pero sí se vuelve más sensible a su estiramiento cuando ingiere comida. La sensibilidad a la expansión del estómago desaparece en torno a los cinco días de una realimentación adecuada del perro.

Es recomendable dividir la cantidad diaria de alimentos en función del peso del perro, por lo que se debe anotar el consumo del alimento de nuestra mascota. También ayuda pesarle, al menos una vez a la semana, y registrar el peso de su perro. Más adelante, esto le dará una idea de los kilos que su perro ha ganado.

Apatía a la comida

El rechazo al alimento no siempre indica que el can no tiene apetito. Algunos perros acaban por acostumbrarse a un solo tipo de alimento, por lo que pueden llegar a rechazar otros sin importar cuánta hambre puedan tener. Si se estima que el perro ha sido privado de comida durante siete días o más, la dieta de realimentación que se le proporcione ha de estar compuesta sobre todo de grasa y, en menor medida, hidratos de carbono.

La comida para alimentar al perro que sufre desnutrición debe tener una composición mineral adecuada, en especial fósforo, potasioy magnesio.

La dieta de un perro que ha pasado días sin comer ha de estar compuesta sobre todo de grasa

La cantidad de calorías de los alimentos no debe exceder de la que el perro consume en circunstancias normales. Es muy importante que el perro tenga libre acceso al agua, que es el nutriente más importante: una pérdida del 15% de agua implicaría su muerte por deshidratación.

Si un perro se niega a comer croquetas secas, mezclarlas con los alimentos enlatados puede ser una manera de hacer la comida más atractiva para el animal. Los suplementos húmedos contienen una cantidad de agua bastante mayor que la de grasas y proteínas, por lo que no es recomendable que éstos se conviertan en el componente principal de la dieta de un perro que sufre desnutrición.

Ingredientes de la dieta

El primer ingrediente de la dieta de un perro muy delgado debe ser pollo, pavo, cordero o carne. Busque alimentos de calidad que tengan un contenido medio de grasa del 18%, y de proteínas entre un 28 y un 30%. Ya que a los perros que necesitan ganar peso se les recomienda una mayor cantidad de grasas en su alimentación, la adición de algunos alimentos ricos en proteínas a la dieta de su perro no presenta grandes inconvenientes. Estos suplementos pueden incluir las carnes cocidas, sin los huesos, y los productos lácteos o huevos duros.

El perro no come por un trastorno nervioso

Si los problemas de nutrición de su perro son debidos a trastornos de tipo nervioso, la prioridad ha de ser reequilibrar su química interna. Si el nerviosismo de su mascota ya está siendo tratado, no tardará en comer con normalidad. En cualquier caso, una rápida visita al veterinario es crucial para un buen diagnóstico y la correcta realimentación de nuestra mascota.

Síntomas que presenta un perro desnutrido

Un perro desnutrido estará extremadamente delgado y habrá perdido por completo toda su masa muscular. Así, su estructura ósea se puede tocar sin problemas e incluso detectarse a simple vista. Sin embargo, además de estos síntomas tan obvios pueden aparecer otros:

  • Vómitos y diarrea
  • Falta de brillo en el pelo
  • Piel escamosa y deshidratada
  • Falta de pelo
  • Debilidad y letargo constante

Si tienes un perro en estas condiciones, ¡la visita al veterinario es fundamental! Es necesario que evalúe la gravedad de su estado, te dé recomendaciones personalizadas y haga un seguimiento exhaustivo de sus progresos.

Cómo alimentar a un perro desnutrido

Combatir la desnutrición se consigue poco a poco, sobrealimentar a un perro en este estado para que gane peso inmediatamente es un grave error, ya que su sistema digestivo no será capaz de digerir toda esa comida y le causarás problemas.

Aunque se trate de un perro adulto, lo más recomendable es recurrir a un pienso para cachorros, ya que tiene un aporte calórico mayor. Conviene elegir uno de alta gama y combinar pienso seco con alimento húmedo, al menos durante los primeros días, para ir recuperando también los nieveles de hidratación.

Lo mejor es darle varias pequeñas raciones al día en lugar de sólo una o dos más abundantes. Por ejemplo, cuatro raciones diarias es adecuado, el veterinario sabrá recomendarte las cantidades más adecuadas para su caso particular.

Además, ¡no olvides que siempre debe tener agua fresca disponible!

Otros cuidados para un perro desnutrido

Para acabar con la desnutrición, no sólo es importante alimentar bien al perro. Ten en cuenta que ahora apenas tiene grasa corporal, por lo que le será imposible mantener estable su temperatura y necesitará ayuda externa, ofrécele un ambiente cálido y mantas, especialmente si es invierno.

Los probióticos para perros pueden ayudar a su organismo a aprovechar al máximo todos los nutrientes que ingiere en las comidas. Pide información a tu veterinario.

Será necesario que hagas visitas periódicas al veterinario para que controle la evolución de su salud y su peso. Sabrá decirte cuándo ha llegado a su peso ideal y por tanto, cuándo ha dejado de ser un perro desnutrido.

Si te has decidido a cuidar a un perro desnutrido, ¡nos alegramos muchísimo! Pero se trata de una decisión importante, porque un perro en ese estado realmente te necesita. Sé cuidadoso, responsable e infórmate lo máximo posible.

No lo sobre-alimentes

Es totalmente normal que cuando vemos un perro que se encuentra muy delgado tengamos intención de darle mucha más comida de la que le daríamos si estuviera sano. Pero esto es algo que debemos evitar, por su propio bien. Un atracón de comida le puede ocasionar daños en el estómago, así como náuseas, mareos y vómitos, de modo que, al final, todo lo que se hubiese tragado acabaría, de nuevo, fuera de su cuerpo.

Reparte la comida

Un perro sano puede tener el comedero lleno siempre a su libre disposición, pero en caso de delgadez es importante que le demos cuatro veces al día. Cuando un animal no come lo suficiente durante unos días, el estómago se vuelve más sensible a su estiramiento. Esta sensibilidad, afortunadamente, desaparece más o menos a los cinco días de una realimentación adecuada del perro.

Dale alimentos de calidad

Los piensos para perros que se venden en los supermercados suelen estar hechos, sobretodo de cereales (maíz, trigo, avena, etc.), y no de proteína animal que es lo que necesitan los canes, especialmente los que lo están pasando mal. Para ayudarle a mejorar, recomendamos darle Applaws, Acana, Orijen, u otros piensos similares, o bien Dieta Yum o Summum.

Lleva un registro de su peso

Para saber cómo va mejorando, es muy aconsejable pesarlo al menos una vez por semana. Así, poco a poco iremos viendo que realmente nuestros cuidados están siendo muy útiles y que el peludo va recuperando su salud.

Más pronto que tarde, estará dando saltos de alegría, seguro 😉 .

El perro desnutrido

Un perro desnutrido tendrá muchos problemas de salud. Normalmente veremos sus costillas y notaremos el bajo peso que tiene fácilmente. Estos perros tienen las defensas bajas, por lo que puede que haya cogido alguna enfermedad. Son habituales los problemas en la piel y en el pelaje, ya que no cuenta con los nutrientes necesarios para que se encuentre en perfecto estado.

Otro de los síntomas de un perro que tiene este problema es la debilidad. Los perros que no comen mucho estarán en letargo mucho tiempo, por lo que es normal que los primeros días apenas se muevan y duerman bastante, ya que no tendrán fuerzas para jugar. A muchos incluso les cuesta mantenerse en pie. Estos perros también pueden llegar a tener vómitos y diarrea de forma habitual. Esto ocurre porque el estómago ha estado sometido a la falta de comida y porque los perros suelen comer todo lo que encuentran, que habitualmente es basura y cosas que les hacen daño en el estómago.

Acudir al veterinario

Dependiendo del estado del perro, podremos darle los cuidados directamente en casa o habrá incluso que alimentarlo por vía parenteral en el veterinario. No obstante, siempre es necesaria una visita a estos profesionales para que determinen el estado general del perro. Un perro desnutrido puede sufrir múltiples enfermedades o haber comido cosas que les hagan mucho daño. Pueden tener desde sarna a moquillo o anemia. Cada caso es diferente, por lo que siempre hay que ponerse en manos de los profesionales, que pueden orientarnos mejor a la hora de cuidar a este perro desnutrido. El veterinario no solo mirará las posibles enfermedades, sino que también tendrá en cuenta el que pueda haber un déficit nutricional de algo para ponerle una dieta específica, algo que nosotros no podemos saber. Lo habitual es que a estos perros se les haga un análisis de sangre para un chequeo general de su estado de salud.

Alimentación del perro desnutrido

La alimentación es una parte clave en la recuperación de un perro que sufre desnutrición. Precisamente el perro se encuentra en ese estado por la falta de alimento durante un periodo prolongado. No obstante, debemos tener en cuenta que no se trata de sobre alimentar al perro sin control. Al contrario, debemos tener mucho cuidado a la hora de darle la comida para que no sufra dolores en el estómago, diarrea o vómitos que lo puedan debilitar más.

Hay que comprar pienso de calidad. En el veterinario te pueden recomendar algún pienso que les ayude en la recuperación, ya que los hay formulados específicamente con este fin. Es habitual que se utilice también un pienso de cachorros de los de alta gama. Estos piensos cuentan con muchos nutrientes para un perro en crecimiento, lo que le ayuda a cualquier perro desnutrido a recuperarse, incluso si es un perro adulto. Además, estos piensos suelen ser más blandos y más pequeños, siendo perfectos para un perro que se encuentra débil. El pienso debe mezclarse entre el seco y el húmedo para aportar más grasa y agua al perro.

En cuanto a las ingestas, es necesario que sean pequeñas y espaciadas para que el perro pueda hacer bien la digestión. No se debe realizar una única ingesta en el día, porque esto es más pesado para el estómago y puede no hacer bien la digestión o vomitar. Con pequeñas comidas el perro lo asimilará mejor y tendrá energía durante todo el día. También es muy importante proporcionar agua fresca y limpia durante todo el día. En ocasiones se nos recomienda darle al perro alguna bebida con sales minerales que le ayude a recuperarse si ha sufrido diarrea.

Cuidados del perro desnutrido

El perro desnutrido no solamente necesita comida diaria para recuperarse. Es importante que le proporcionemos también confianza y cariño a diario. Estos perros abandonados suelen ser desconfiados al principio, pero una vez comiencen a recibir cuidados veremos un cambio en su estado de ánimo, algo en lo que también debemos fijarnos. Son muchos los perros que se debilitan hasta el punto de dejar de comer, porque ellos también pueden ponerse tristes y su estado de ánimo cuenta mucho en la recuperación.

Debemos proporcionarle un lugar seco y caliente en el que poder dormir a diario y descansar. Los perros desnutridos suelen estar cansados y aletargados durante un tiempo, y por ello es importante darles un lugar en el que poder sentarse y estar cómodos.

Por otro lado, estos perros pueden tener problemas de piel. Es importante darles un buen baño y desparasitarlos por dentro y por fuera. Si cuentan con sarna o algún otro problema, el veterinario nos dará el tratamiento adecuado y las pautas a seguir. Si solo se trata de un pelaje estropeado por la falta de nutrientes, nos encontraremos con que este mejorará poco a poco. Estos perros pueden tener calvas o falta de pelo pero con el tiempo lo recuperan.

Otro paso importante para que estos perros se recuperen es mejorar su sistema digestivo. Hoy en día hay probióticos disponibles para los perros que tienen problemas en el intestino. Estos probióticos ayudan a que el perro recupere su flora intestinal y su salud, de forma que los nutrientes que toma se absorban bien.

Síntomas de un perro desnutr >

El rasgo más característico de un perro desnutrido es su extrema delgadez, observaremos una cantidad nula de grasa y de masa muscular, en consecuencia, las estructuras óseas se podrán advertir claramente a simple vista.

No obstante, también son otros los síntomas que presenta un perro en estado de desnutrición:

  • Vómitos y diarrea
  • Pelo sin brillo
  • Piel escamosa y áreas corporales sin pelo
  • Letargo y debil >

Acude al veterinario

La atención veterinaria es prioritaria cuando estamos tratando a un perro desnutrido ya que algunos casos son tan graves que debe recurrirse a la rehidratación e incluso nutrición parenteral, es decir, a través de vía intravenosa.

El veterinario también determinará la existencia de otras enfermedades que posiblemente hayan sido causadas por la desnutrición y establecerá si existe algún déficit nutricional específico que predomine sobre otros, lo cual deberá tenerse en cuenta para el posterior tratamiento dietético.

La alimentación del perro desnutr >

Sobrealimentar a un perro desnutrido es un grave error, ya que su sistema digestivo no está preparado para un exceso de comida y esto podría derivar en una amplia gama de sintomatología gastrointestinal.

La Sociedad Americana para la Prevención de la Crueldad contra los Animales recomienda utilizar un pienso de alta gama para cachorros, a pesar de que estemos tratando a un perro adulto, ya que este tipo de pienso es el más rico en calorías y nutrientes y es absolutamente necesario en el tratamiento de un perro desnutrido. Durante los primeros días de tratamiento conviene mezclar el pienso seco con pienso húmedo, de esta forma se aumenta el contenido de agua pero también de grasa.

Las raciones de comida deben ser moderadas pero frecuentes, siendo lo idóneo que el perro realice 4 tomas de alimento diariamente, también resultará prioritario que siempre tenga a su disposición agua limpia y fresca.

Debido al bajo porcentaje de grasa corporal de un perro desnutrido, el mismo tendrá grandes dificultades para mantener su temperatura corporal, por lo tanto, necesitará ayuda externa. Esto implica que debe contar con un espacio cálido y confortable, resultará adecuado que cuente con una cama mullida y varias mantas a su disposición.

Es importante que el perro desnutrido pueda absorber fácilmente todos los nutrientes que está recibiendo, para mejorar la función del aparato digestivo una de las mejores opciones es iniciar un tratamiento con probióticos para perros.

Realiza visitas periódicas al veterinario

No solo es importante que el perro cuente inicialmente con una valoración veterinaria, también resultará imprescindible que hasta que el perro recupere un peso corporal óptimo pueda acudir de forma periódica al veterinario.

El sentido de estas visitas periódicas es la supervisión del tratamiento nutricional y la adaptación del mismo en aquellos casos en los que la respuesta del animal no sea la más adecuada para su recuperación, después de haberle ofrecido los necesarios cuidados y alimentación para un perro desnutrido.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cuidados y alimentación de un perro desnutrido, te recomendamos que entres en nuestra sección de Cuidados básicos.

Pin
Send
Share
Send
Send