Animales

Qué saber antes de adoptar un gatito

Pin
Send
Share
Send
Send


Afortunadamente, cada vez existen más opciones para que puedas desplazarte y pasar los periodos vacacionales junto a tu compañero felino, pero todas ellas implican ciertas concesiones por tu parte. Si además estás pensando en adoptar un gato cachorro, el nivel de cuidados, dedicación y costes será mayor durante su primer año de vida, ya que los gatitos precisan de ciertas pautas de educación y requerimientos veterinarios, como las vacunas, la desparasitación, el microchip y la esterilización.

Si ya has valorado todos estos aspectos, y decides seguir adelante con la adopción, puedes optar por dos vías para llevar a cabo el proceso:

1. Adoptar un gato a través de particulares

Amigos, conocidos, anuncios en tiendas especializadas, recomendación de veterinarios, búsquedas a través de la red (“gatitos en adopción” o “gatos en adopción), o post compartidos en redes sociales. En este caso, lo más conveniente es establecer contacto directo con el ofertante para que te informe con detalle de la edad, raza, características y carácter del gatito o gato adulto en adopción. La adopción puede producirse de forma gratuita, si es un cachorro y debes asumir tú la mayoría de gastos veterinarios iniciales, o bien si es un gato adulto saludable.

Aspectos a tener en cuenta al adoptar un gatito

Es cierto que el grado de flexibilidad es mayor en el caso de que te decidas por los cachorros de gatos en adopción , debido a que suelen ser mucho más independientes que un perro y no necesitan de paseos diarios. Pero, en cualquier caso, y aunque afortunadamente cada vez son más las opciones para viajar y disfrutar con un compañero felino, tu ritmo de vida debe poder adaptarse a sus necesidades de atención y cuidado, sobre todo si decides adoptar un gatito.

El segundo aspecto a tener en cuenta es tu predisposición (o la de otras personas que vayan a convivir con él) al desarrollo de alergias. Pese a que muchos propietarios que las padecen afirman no verse afectados por el hecho de tener a un gato en casa, es conveniente que antes de realizar la adopción de gatos cachorros se realicen las pruebas pertinentes para evitar que la alergia se manifieste una vez que ya hayas adquirido al animal. También puedes consultar con un veterinario para que te indique cuáles son las razas con menores niveles de alérgenos.

Además de los dos factores mencionados, si sigues planteándote adoptar gatitos bebés en adopción , debes considerar otra serie de aspectos que formarán parte de la convivencia a lo largo de vuestra vida juntos. Entre los principales, cabe destacar los siguientes:

  • Los gatos, desde pequeños, necesitan disponer de una serie de espacios bien diferenciados para sentirse cómodos y seguros. Concretamente, deberás destinar un rincón tranquilo, correctamente ventilado y alejado de su zona de alimentación para ubicar el arenero en el que realizará sus necesidades. Lo más conveniente es que cubra los requisitos de tamaño de tu gato a medida que crezca, y que le cambies la arena periódicamente para mantenerla limpia.
  • También deberás buscar otro espacio en el que colocarás su comedero y bebedero, y un tercero para que pueda descansar y acicalarse. En este último, puedes situar un cojín a modo de cama, cerca su rascador y juguetes.
  • Los gatitos bebés aprenden muy rápido a desarrollar sus rutinas de higiene diarias, pero también se caracterizan por su excesiva energía. Es muy posible que tu gatito, en su afán por jugar y descubrir, se esconda con facilidad y que intente arañar tu ropa u otros objetos de la casa, tales como el sofá, los muebles o las cortinas. Aplicar cierta disciplina y mucha calma te puede ayudar. Adquiere un rascador y algún juguete en tiendas especializadas, y familiarízalo con ellos lo antes posible. De esta manera, conseguirás que se habitúe y no dañe otras superficies.
  • Durante su primer año de vida, será conveniente que le proporciones a tu gato una alimentación específica para gatitos, con el fin de satisfacer sus necesidades nutricionales durante la fase de crecimiento.
  • También deberás acostumbrar a tu pequeño a las rutinas de higiene y cuidado, entre las que se incluyen el corte de uñas, el baño y el cepillado en función de la cantidad de pelo. Cuanto antes se habitúe, más fácil será que no se inquiete cuando las lleves a cabo.
  • Es fundamental que al adoptar gatos pequeños acudas cuanto antes al veterinario para que le realice una exploración completa, y confirme que está desparasitado (interna y externamente), y su listado de vacunas está al día. Puedes aprovechar esta visita para profundizar sobre las dudas que te hayan podido surgir ante la adopción de gatos cachorros , e informarte sobre todo los temas relacionados con su futura esterilización. Recuerda que deberás adquirir un transportín en tiendas especializadas para realizar éste y otro tipo de traslados.

Por último, si ya te has decidido a adoptar un bebé felino, infórmate debidamente de las vías existentes para realizar la acogida de cachorros de gatos en adopción . Actualmente existen múltiples plataformas, albergues, refugios, organismos y protectoras que disponen de preciosos gatitos bebés en adopción.

2. Adoptar un gato a través de entidades sin ánimo de lucro

Protectoras, refugios, albergues, y otras asociaciones de carácter local . Puesto que la mayoría de ellas disponen de una web que te permite conocer los distintos perfiles de gatos en adopción (edad, tamaño, historia, carácter), e incluso algunas de ellas ofrecen la opción de que puedas filtrar la búsqueda según los parámetros que hayas preestablecido, lo ideal es que contactes directamente con la seleccionada, y te informes acerca del felino que has decidido adoptar.

Si la entidad seleccionada está cerca de tu localidad, te recomendamos que realices una visita para conocer al gato, y recibir un asesoramiento más personalizado. Piensa que muchas protectoras, suelen ofrecer la posibilidad de que lo acojas de forma temporal antes de formalizar la adopción, con el fin de que puedas valorar vuestro nivel de afinidad y bienestar conjunto.

Cuánto cuesta adoptar un gato

En paralelo, la entidad te informará del coste de adopción, que vendrá condicionado por la edad del gato que vas a adoptar. El coste medio aproximado de adopción varía entre los 100€ y los 50€, dependiendo principalmente de la edad del gato (cachorro o adulto). Este coste suele incluir la revisión veterinaria, el precio de las primeras vacunas, la desparasitación interna y externa, y la implantación del microchip. Una vez lo hayas abonado, después de superar el protocolo de adopción, se te entregará al animal junto a su cartilla veterinaria actualizada.

Estos costes son derivados de la atención veterinaria recibida hasta la fecha de adopción, para garantizar que todos los gatos son entregados con su cartilla de vacunas al día, esterilizados si son adultos, desparasitados interna y externamente, y con el microchip. En el caso de que adoptes un gatito, seguramente la entidad te ofrecerá la posibilidad de que lo esterilicen sus propios veterinarios cuando llegue el momento de su madurez sexual, por un precio inferior al de la media del mercado.

Proceso para acoger un gato

A partir de aquí, la entidad pondrá en marcha un protocolo de actuación, que suele englobar las siguientes fases:

  • Cuestionario para validar tus actitudes y predisposición a la adopción.
  • Visita a tu casa, con el fin de establecer un contacto personal y confirmar que el entorno en el que vivirá el gato adoptado será favorable para su bienestar.
  • Firma del contrato previo a la entrega, en el que se ponen de manifiesto los compromisos, y responsabilidades que asumen ambas partes, con el fin de descartar futuros abandonos, episodios de maltratos, y otros aspectos que puedan perjudicar la salud física o psíquica del animal.
  • Pago y entrega del gato adoptado. Para trasladar al animal a tu casa, deberás adquirir un transportín que se adapte a sus dimensiones.

En la mayoría de los casos, la entidad realizará un seguimiento durante los primeros días de convivencia, con el fin de asegurar que el proceso de adoptación del felino es óptimo, y ofrecerte asesoramiento en el que caso de que lo necesites.

Es habitual que las personas que han adoptado envíen a los ofertantes (ya sean particulares o entidades sin ánimo de lucro), comentarios, fotos, y vídeos junto al nuevo miembro de la familia, mostrando su nivel de gratitud, y felicidad por el resultado del proceso.

1. Adoptar un gato: la llegada a casa

El primer contacto del gato adoptado con su casa es muy importante. "Hay que dejar todas las puertas interiores de la vivienda abiertas y que el gato deambule a sus anchas por las habitaciones", explica Jordi Ferres, educador de gatos y autor del portal Educador de gats.

Los gatos necesitan descubrir el territorio con libertad y sosiego, por lo que conviene no frenar su comportamiento exploratorio natural. Hay que permitirles olisquear e investigar cuanto deseen.

Pero, ¿qué hacer si el gato tiene miedo y se esconde bajo el sofá? "Nunca hay que forzar al felino a que salga de su escondite, es más útil dejarle que se sienta a salvo allí y sólo pasar a saludarle o hablarle, hasta que coja confianza", añade Ferres.

2. Adoptar un gato: periodo de adaptación

El gato adoptado elegirá su habitación preferida dentro de su nueva casa, donde se sentirá a salvo y protegido. Este cuarto será donde pase la mayor parte del tiempo y puede que también se convierta en el sitio donde esconderse.

Los tres primeros días del gato en casa resultan cruciales: asegurémonos de que tiene a su alcance todo lo que necesita. La comida del gato, bebida y su arenero deben colocarse en esta habitación elegida, que dejaremos abierta.

Los juguetes del felino también resultan de utilidad para que el gato supere, poco a poco, su temor.

3. Adoptar un gato: dele confianza

El gato, poco a poco, se relajará y podrá constatar que no hay peligro en su nuevo hogar. Transcurridos los tres primeros días, hay que sacar de la habitación que sirve de refugio al gato el arenero, la comida y la bebida, para colocarlos en la localización definitiva que se haya elegido para ellos.

Este cambio de ubicación impulsará al gato temeroso a salir de su escondrijo y a explorar, poco a poco, su nuevo hogar.

4. Visita al veterinario

Un gato adoptado puede estar resfriado, en especial si ha estado en la calle, padecer alguna enfermedad o tener pulgas. Una visita al veterinario es muy importante.

El médico felino podrá explorarle, comenzar el calendario de vacunación del gato y descartar enfermedades, como la inmunodeficiencia felina, que puedan ser peligrosas si tenemos otros gatos en casa.

5. Adoptar un gato con otros felinos en casa

Cuando hay otros felinos en casa, ¿cómo debemos presentar al nuevo gato? El primer paso es recibir el visto bueno del veterinario: asegurarse de que su salud es buena y de que no tenemos peligro de contagiar enfermedades.

El transportín del felino será un valioso aliado durante este encuentro inicial. "El gato adoptado debe permanecer dentro de este artilugio, que se colocará en el salón u otra habitación central de la casa", explica la veterinaria Patricia González.

Durante diez minutos, hay que dejar que los animales se olisqueen y se descubran, con la protección del transportín. El comportamiento de los gatos durante este tiempo ofrecerá valiosas pistas acerca de cómo será la convivencia entre los gatos.

Si la aceptación es positiva, se puede soltar al felino y dejar que se inspeccionen sin más barreras, con atención de vigilar siempre estos primeros encuentros. Si no hay tanta suerte, será mejor separar a los animales y repetir estas aproximaciones varias veces al día, sin estresarles, para que se acepten.

Lea más artículos sobre adopción de gatos y gatos. Siga a la autora en Twitter @evasanmartinf.

Normas de publicación de los comentarios

Los comentarios de EROSKI CONSUMER están moderados para asegurar un diálogo constructivo entre los usuarios, por lo que no aparecerán inmediatamente.

Aquí explicamos qué criterio seguimos para publicar comentarios. Aquellos usuarios que no sigan estas normas de cordialidad no verán sus opiniones en nuestra web:

  • Envía, por favor, comentarios destinados a compartir opiniones en relación a los temas publicados en nuestro portal.
  • Evita los insultos o las descalificaciones para fomentar un ambiente en el que todos se sientan cómodos y libres, en definitiva, un tono que propicie la participación.
  • Al comentar, procura no ser repetitivo. En este sentido, no se publicarán comentarios de usuarios que utilicen otros perfiles para incidir en un mismo tema.
  • No uses este canal para anunciar contenidos comerciales.

Eroski Consumer no se hace responsable de las opiniones vertidas por los usuarios.

Eroski Consumer es un producto informativo de Fundación Eroski. Cualquier comentario sobre la marca Eroski debe dirigirse a la Atención al Cliente de Eroski.

Pasos para adoptar un gato

  1. Uno de los primeros pasos para adoptar un gato será encontrar a este. Para ello, puedes buscar entre anuncios por internet, amigos, familiares o también por redes sociales. Te darás cuenta de que muchas personas dan gatos en adopción y aunque no te costará nada, deberás asumir cualquier gasto veterinario (en el caso de los cachorros sobre todo).
  2. Por otro lado, si adoptas un gato a un particular, este debe informarte bien de la raza del gato, de la edad que tiene y si tiene alguna enfermedad que deba ser tratada de inmediato.
  3. En el caso de optar por la adopción mediante una protectora o cualquier organización que se dedique a rescatar animales como gatos y perros, podemos consultar toda la información llamando por teléfono o mirando su página web, pero además nos darán la opción de visitar sus instalaciones para conocer a los gatos que están en adopción de modo que puedas elegir uno para ti. Además, seguramente te harán un cuestionario para comprobar que estás capacitado para la adopción y que sabes lo que conlleva el hecho de tener que vivir con una mascota en casa.
  4. Debes tener en cuenta el coste de la adopción ya que suele establecerse en función de la edad que tenga el gato que desees a adoptar. De todos modos, podemos decir que la media ronda los 50-100 euros, e incluye una revisión veterinaria, el coste de las primeras vacunas así como la desparasitación interna y externa del animal, además del microchip de identificación que todo animal debe llevar.
  5. Cuando hayas abonado el coste de adopción y hayas superado todo el protocolo para que se de visto bueno a la adopción te entregarán el gato, con su cartilla veterinaria, y ya podrás llevarlo a casa.
  6. Ahora solo te quedará que te hagas cargo en todo momento de las necesidades del gato, y le des también todo tu amor, pero es posible que la protectora realice alguna visita a casa para comprobar como van los primeros días de adaptación del animal, además de asesorarte en todo momento para que todo vaya bien.

Pin
Send
Share
Send
Send