Animales

Cómo limpiar el estómago de un perro con remedios caseros

Pin
Send
Share
Send
Send


Al igual que las personas, los perros pueden experimentar estreñimiento que puede hacer sentirlos incómodo e incluso causarle dolor. La afección generalmente se puede atribuir a la falta de fibra en su dieta o a no beber suficiente agua durante el día. Existen muchas opciones para el tratamiento del estreñimiento, en este artículo compartimos algunos remedios caseros para evitarlo.

Causas de estreñimiento

La mayoría de los perros presentan estreñimiento en algún momento de su vida. Por lo general, si se trata a tiempo, no es nada qué preocuparse. Por eso siempre hay que estar al tanto de la conducta de nuestra mascota y revisar sus heces, de manera de prevenir a tiempo enfermedades futuras.

El estreñimiento es la incapacidad para vaciar los intestinos por medios normales. Si tu perro parece estar esforzándose o si las heces son excepcionalmente duras, él probablemente se encuentre estreñido.

Algunas de las causas de estreñimiento en los perros se relacionan con el lamido excesivo que muchos animales realizan sobre su piel. Al practicar este hábito frecuentemente, los animales tragan grandes cantidades de pelos que se convierte en pequeñas bolas que pueden bloquear su colon.

Además de la alimentación y el sedentarismo, otra de las causas del estreñimiento se puede atribuir al consumo de objetos extraños como piedras, grava, tejidos, huesos, suciedad, juguetes o material vegetal.

En los perros adultos, el estreñimiento se puede presentar por alguna enfermedad en el riñón o por una próstata que supera su tamaño habitual.

Es muy importante resaltar que antes de iniciar cualquier tipo de tratamiento o cambiar la dieta de tu mascota consultes con su veterinario para tener la certeza de que no está mostrando síntomas de un trastorno o enfermedad más grave.

Algunos remedios caseros

Calabaza: incluir en la dieta de tu perro un poco de calabaza en su comida es una buena forma de prevenir y curar el estreñimiento. La calabaza tiene un gran contenido de agua y es una rica fuente de fibra. Para que tu perro consuma este tipo de verdura, puedes probar haciéndole un puré.

Suplementos: en el mercado existen suplementos naturales que pueden ayudar a curar el estreñimiento de tu perro. Por lo general, contienen aditivos tales como acidophilus, ácido fólico, y enzimas vegetales. Consulta con el veterinario de tu mascota cuál es el más conveniente.

Laxantes: si el veterinario de tu perro lo aconseja, un laxante suave puede ayudar. Por supuesto, la cantidad dependerá del tamaño y el peso de tu perro.

Enema: es una opción que quizás el veterinario de tu perro puede proponer.

Leche de Magnesia: una pequeña cantidad de leche de magnesia puede ser todo lo que necesita tu perro, pero recuerda primero siempre consulta con tu veterinario.

Trigo y avena: se puede añadir regularmente a la comida de tu perro y, al igual que la calabaza, funciona para prevenir. Pregunta al veterinario de tu mascota para obtener mayor asesoramiento.

Aloe Ferox: este tipo de aloe, tiene un efecto beneficioso sobre el funcionamiento digestivo y actúa como un limpiador natural del sistema.

Ejercicio y agua limpia y fresca: para mantener en marcha el sistema digestivo, tienes que mantener a tu perro en movimiento. El ejercicio regular te ayudará a empujar las deposiciones a través del colon. Además de eso, asegúrate de que tu mascota tiene un montón de agua fresca y limpia para beber. Ambos factores pueden ayudar a prevenir y remediar el estreñimiento del animal.

Cambia a comida enlatada: si tu perro suele comer croquetas secas, cambiar a un alimento incluye en su dieta algunos días comida enlatada. Este tipo alimento, al tener más humedad, hace que los intestinos de tu mascota se mueven más fácilmente.

Jengibre y caldo de pollo: este remedio casero se prepara mezclando ¼ de cucharadita de jengibre con ½ taza de caldo de pollo o carne.

Aceite de oliva o vegetal: este es un remedio que no se puede dar con demasiada frecuencia, ya que puede causar diarrea. En tiempos de estreñimiento de tu mascota, añade una cucharada de aceite en su comida.

Finalmente si luego de estos remedios caseros el problema persiste por varios días, hay sangre en las heces, tu perro vomita o se vuelve apático, este problema de estreñimiento podría convertirse en grave para su salud. En esos casos ponte inmediatamente en contacto con tu veterinario.

Cómo saber si mi perro está enfermo del estómago

Lo primero, antes de empezar a preguntarte cómo desinflamar el estómago de un perro o si le puedes dar manzanilla, es ser capaz de detectar por sus gestos si le duele el estómago. Los síntomas más comunes de molestia o enfermedad, por lo habitual, suelen ser: falta de ganas de comer, malhumor o tristeza. Si tu colega presenta estos tres signos, tiene un problema.

Sospecharás que es la barriga si escuchas ruidos en ella, si se echa pedos muy olorosos o eructa. Si hace esto o esta estreñido puedes considerar que es un dolor de estómago leve. Sin embargo, si a esto se le suma un babeo excesivo, vomitonas o diarrea, llévalo corriendo al veterinario. El problema de las diarreas y los vómitos es que pueden provocarle deshidratación severa, lo cual hará peligrar su salud.

La presencia de ambos síntomas también puede significar parvovirus. Si sus heces tienen sangre y son muy negras, el problema es grave de verdad. Si las pistas que tu perro te da apuntan a que está enfermo del estómago por una cuestión leve, ponte en contacto con nuestros veterinarios online para confirmarlo. Una vez que sepas a ciencia cierta que no es parvovirus, parásitos, torsión gástrica, cáncer o úlceras estomacales, podrás mimarlo en casa.

Qué darle a un perro cuando le duele el estómago

Lo que has de hacer es limpiar su estómago para que este descanse, se purgue y se cure poco a poco. Siempre te decimos que nunca apliques los mismos remedios que usas para humanos en tu colega, pero en este caso vamos a saltarnos esa norma. Decimos esto porque lo que necesita tu perrete es un proceso de ayuno, uno muy parecido como por el que tú mismo pasas tras una gastroenteritis. Eso sí, no le des de comer arroz, al menos de momento.

Te recomendamos que le cortes la comida durante un día entero. De esa manera dejarás a su sistema digestivo sanarse y que se alivie cualquier irritación que pueda tenter. Permítele descansar lo que necesite y estate muy cerca de él durante todo el proceso. La idea de este remedio casero no es que lo mates de hambre, es que regules lo que coma. Por supuesto, si ves que tiene hambre, dale algo aunque en pequeñas cantidades.

Como la causa principal de que le duela el estómago es que el pienso con el que lo alimentas sea malo, decídete a cambiarlo por uno de calidad. No obstante, nuestra recomendación es que dejes una cosnulta a nuestros nutricionistas caninos te aconsejarán sin compromiso, así que pregúntales hasta que no te quede ninguna duda.

Remedios caseros para cólicos en perros

Lo que sí que has de permitirle tomar es agua, pero cuidado, que no se empache con ella. Lo ideal es que se la vayas dando en pequeñas cantidades para que ni pase sed. Aprovecha este proceso para comprobar cómo se comporta a la hora de llevarse algo a la boca. Otra de las causas más comunes por las que un perro se empacha y le duele el estómago es porque come muy rápido, ingiere mucho aire y acaba con demasiado gas en el estómago. Si además de engullir la comida como si no hubiera un mañana, sale a correr sin reposarla, puede que acabé padeciendo torsión gástrica, así que mucho ojo.

Una vez pasadas estas 24 horas es el momento de empezar a volver a darle comida, poco a poco. En función del caso por el que has querido limpiar su estómago dale un alimento u otro. No le vuelvas a dar su comida regulera, elige la mejor, por él. En ella, añade un poco de calabaza cocinada si estaba estreñido, pues le ayudará expulsar las heces que que queden en su interior.

¿Le puedo dar manzanilla a mi perro?

La zanahora también es un alimento fabuloso, así que también puedes recurrir a ella, pero uno de los mejores remedios caseros es y siempre será la manzanilla, puedes ponerle medio vasito en el bebedero y repetir a la hora siguiente.

Siguiendo estos consejos ayudarás a tu perro a limpiar su estómago. De todas formas, lo que acabas de leer en este artículo nunca has de ponerlo en práctica sin antes confirmar con tu veterinario de que no tiene una enfermedad grave de estómago.

¿Te has quedado con dudas? Pregunta a nuestros veterinarios:

Pin
Send
Share
Send
Send