Animales

Cómo tratar la sarna en los gatos

Pin
Send
Share
Send
Send


La sarna en gatos y en perros es una de las enfermedades parasitarias más conocidas, pero ¿sabes realmente qué supone y cómo se manifiesta? La sarna la produce concretamente un ácaro. Sin embargo, ¡hay varias especies y producen diferentes síntomas de la sarna en gatos! Vamos a ver cuáles son.

Síntomas de la sarna en gatos

Todos los gatos, sean de la raza que sean e independientemente de su edad y otros factores, pueden contraer la sarna. Este ácaro se transmite por contacto directo con otro animal enfermo o con objetos que haya utilizado, como juguetes, mantas o platos, así como los cajones de arena.

Los principales síntomas de la sarna en gatos son:

  • Intranquilidad, el gato no se está quieto ni duerme por el malestar que le producen los ácaros.
  • Picor en las orejas y la cabeza, que suelen ser las zonas más afectadas. Se lame y rasca sin parar intentando aliviarlo.
  • La sarna se caracteriza por provocar alopecia en los gatos, el pelo se cae en las zonas donde el parásito se ha instalado. Además, el rascado insistente favorece la pérdida de pelo.
  • Enrojecimiento e inflamación en la piel.
  • Al no parar de rascarse y lamerse, el gato se acaba provocando heridas y costras, que además se infectan fácilmente.
  • Si se trata de sarna ótica, el gato expulsa grandes cantidades de cerumen de olor desagradable y color oscuro. Si es grave, puede haber hemorragias, otitis e incluso perforaciones en el tímpano.

Tratamiento de la sarna en gatos

Si observas en tu mascota estos síntomas de la sarna en gatos, es muy importante que acudas a tu veterinario lo antes posible. Si no se le pone tratamiento rápido, los parásitos cada vez invadirán más al animal, poniendo en grave peligro su salud.

Las principales opciones de tratamiento de la sarna en gatos son:

  • Pipetas. Generalmente se aplica una al mes por vía externa y ayuda a mantener a raya al ácaro de la sarna, así como otros parásitos.
  • Comprimidos consumidos por vía oral.
  • Ampollas inyectables.
  • Sprays repelentes, champús especiales, gotas para los oídos… Existen multitud de opciones de uso tópico para prevenir y tratar las invasiones de ácaros de la sarna en gatos.

En caso de confirmarse el diagnóstico de sarna y en función de la gravedad, el veterinario te recomendará la opción más adecuada para el caso concreto de tu mascota.

De todos modos, recuerda: ¡lo mejor contra la sarna en gatos es la prevención! Mantén siempre bien desparasitado a tu gato y estará protegido.

¿Cómo afecta a los gatos?

Básicamente les puede afectar de dos maneras o en dos lugares determinados, en la piel de casi todo el cuerpo, especialmente en la cabeza y estómago, o en las orejas. La sarna que sale en la piel se denomina Sarna escamosa, y la que se presenta en las orejas u oído externo es la Sarna del oído.

La sarna en la piel ocasiona que se escame, de ahí a su nombre. Este tipo de sarna a veces se confunde con caspa. Suele presentarse en la cabeza de los gatitos, aunque puede aparecer por los laterales o todo el lomo.

La sarna en las orejas es bastante común, casi todos los gatos suelen sufrirla alguna vez.

Nuestros gatitos cuando la sufren empiezan a rascarse con ansias, hiriéndose a si mismos. Posteriormente empiezan a ponerse tristes e incluso dejan de comer, comenzando a adelgazar drásticamente. Es una enfermedad peligrosa porque si no se trata adecuadamente nuestros gatitos corren el riesgo de morir.

Diagnóstico

Los gatos que sufren de sarna, por regla general tienen la piel irritada, con rojeces y algo inflamada. En algunas áreas puede que el vello se haya caído considerablemente o solo un poco, y la piel dónde la alopecia se haya extendido puede llegar a sangrar.

Esto es más típico cerca y en el interior del oído, en el vientre y cerca de los genitales. Es más, un gato con sarna puede tener manchas en el pelaje ocasionadas por la enfermedad. En los casos más graves incluso se pueden llegar a ver las larvas de los ácaros, siendo de color amarillento anaranjado.

Sus síntomas más obvios son:

- Comienza la pérdida de pelo. Suele empezar alrededor de las orejas y se puede extender hasta la cara y el cuello de nuestro gato. Incluso si es grave puede llegar a patas y bajo abdomen.

- Se presenta comezón. La piel afectada se les pone de color rojo y en lo que comúnmente llamamos "en carne viva". Observamos cambios en la piel. La piel por donde ha pasado la sarna se vuelve más frágil, más fina y arrugada.

- Empiezan a salir costras. Los gatos se rascan a causa del comezón y se limpian, causándose costras que pueden infectarse. Son de color amarillento. Se les pueden inflamar los ganglios linfáticos. Debe revisar que su gato no los tenga inflamados, pasando la mano por el cuello, los hombros, las axilas, la espalda, el abdomen y el interior de las rodillas.

Piel irritada, rojeces e inflamada, síntomas de sarna

¿Cómo se contagia?

Se contagia a partir de la piel, es decir mayormente con el contacto físico, pero a veces no es ni necesario el roce directo, simplemente basta con estar cerca de un infectado para que se produzca el contagio.

Por lo tanto si tu gato está en contacto con gatos callejeros, o con perros que puedan tenerla, o incluso simplemente arrope a su gato con una manta que pudo arropar anteriormente a un gato que no sabe a ciencia cierta si era portador o no del ácaro, puede ser contagiado.

A veces hasta los seres humanos somos los que contagiamos a nuestros propios gatos, o al contrario.

Tratamiento y cura de la sarna

Para tratar y prevenir la sarna hay múltiples métodos. Pero lo mejor es que acudamos al veterinario a que él sea quien nos proponga un tratamiento, ya que pueden ser para prevenir más que para curar, o quizás nuestro gatito necesite algo más fuerte y agresivo. Sólo el veterinario puede saber qué tratamiento es el que necesita nuestro minino.

Lo cierto es que no existen unos remedios naturales realmente eficaces, o que se note muchísimo el efecto. Ni para evitar que se contagien ni para por supuesto curarlos. La mayoría de estos remedios son el uso de aceites esenciales, o extractos de distintas plantas. Suelen indicar que untes la zona a tratar o que hagas lavadas a tu gato con agua después de hervir cierta plantas. Entre estas plantas están la mandarina, lavándula, citronella, orégano, poleo, pomelo, romero, etc.

Los hay de distintos tipos, como pueden ser las pipetas, las tabletas, los inyectables o los champús, jabones, sprays, etc. Las pipetas son líquidas y se extienden a lo largo del lomo del gato siguiendo la línea de la columna vertebral, empezando en la cabeza. Las tabletas son píldoras o pastillas antiparasitarias.

Los inyectables son vacunas antiparasitarias, que funcionan muy bien para tener a nuestros gatos protegidos. Y los champús, jabones o sprays son lociones para bañar a nuestro gato o para rociar su piel y que tienen una eficacia menor pero ayuda a que sea constante y más efectiva si además usamos cualquiera de los otros métodos.

Cuándo consultar al veterinario

Cuando su gato empiece a rascarse ávidamente en ciertas zonas, que empiezan a enrojecerse de manera extraña, creando erupciones y la piel irritada. Cuando además de esto al gato se le empieza a caer el pelo debe usted acudir al veterinario para averiguar si es sarna, o si puede ser cualquier otro tipo de trastorno del tipo estrés o incluso alimenticio. Sobre todo si su gato ya no come y juega como antes.

¿Qué tipos de sarna afectan a los gatos y qué parásitos las producen?

El ectoparásito que causa la sarna es un ácaro, del cual hay varias especies y subespecies que pueden afectar de distintas formas. Encontramos ácaros que cavan túneles en la piel del animal afectado, ya que se alimentan de ella, y ácaros que en lugar de cavar en la piel, se quedan en la superficie y se alimentan de la queratina.

Centrándonos en los gatos domésticos, encontramos que los tipos de sarna más comunes son, de más a menos afección en felinos:

    La sarna notoédrica, produc >

¿Cómo se contagia la sarna en gatos?

La sarna siempre se contagia por contactocon otro animal infectado con los ácaros responsables de ella, o bien con objetos que dicho animal pueda tocar o utilizar. Por ello, siempre hay que prestar mucha atención al contacto que nuestro felino pueda tener con otros animales susceptibles de estar contagiados, ya sea porque vive dentro y fuera de casa (vive en contacto con el exterior) o bien porque tenemos algún animal ya enfermo en la misma casa.

En caso de detectar que uno de nuestros animales tiene sarna, deberemos separar al animal enfermo del resto y empezar con su tratamiento (prescrito por el veterinario), evitando que cualquier prenda u objeto suyo pase a otros de nuestros animales. Así mismo, será necesario desinfectar camas, comederos, mantas y juguetes que puedan haberse infestado de ácaros.

¿La sarna en gatos se contagia a humanos?

Rara vez se contagian este tipo de sarnas a los seres humanos, excepto la queiletielosis, que sí puede pasarse a humanos aunque nos afecte de forma más pasajera. De esta forma, ante la pregunta de si la sarna en gatos se contagia a humanos, la respuesta es que, la mayoría de sarnas felinas no. Solo la llamada "caspa caminante" puede contagiarse a las personas. Así mismo, se han hallado casos de Notoedres cati que también se han contagiado a humanos y perros.

¿Cómo prevenir la sarna en gatos?

Una adecuada desparasitación y una alimentación de calidad son la clave para prevenir la sarna en gatos. Muchos son los productos antiparasitarios que actúan contra estos ácaros, tanto para evitar una posible infestación como para combatirla. Así, podemos hacer uso de pipetas, que son de aplicación externa. Generalmente, su aplicación es mensual, pero deberemos seguir las instrucciones del prospecto de cada producto específico.

No obstante, el producto anterior no es el único que puede ayudarnos a prevenir la sarna en gatos, ya que algunos comprimidos actúan contra parásitos internos y externos al mismo tiempo, los champús antiparasitarios también ejercen un potente efecto preventivo, igual que los esprays.

Vinagre blanco

El vinagre puede utilizarse de múltiples formas contra estos ácaros debidos a su efecto antiparasitario, a sus propiedades antispéticas, antiinflamatorias y antibacterianas. Así, podemos diluirlo en un poco de agua y masajear las zonas afectadas con esta solución. Eso sí, evitaremos las heridas para no provocar dolor en el animal. Por otro lado, podemos humedecer una gasa estéril en la misma solución y pasarla por el interior del oído, en caso de verse esta zona afectada.

Además, el vinagre es un excelente método preventivo contra la sarna en gatos, pulgas y garrapatas. Para usarlo, simplemente debemos mezclarlo con el champú, a partes iguales, y bañar al animal como de costumbre.

Otros remedios para curar la sarna en gatos

Para descubrir los remedios caseros más recomendados para la sarna felina, no te pierdas este otro artículo: "Remedios caseros para curar la sarna en gatos".

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Sarna en gatos - Síntomas, tratamiento y contagio, te recomendamos que entres en nuestra sección de Enfermedades parasitarias.

El conmovedor video que hizo llorar a varios famosos de la farГЎndula

Tener mascota implica no solo brindarle cariГ±o, sino tambiГ©n velar por su salud y bienestar.

Desde hace mucho tiempo existe una enfermedad que en tГ©rminos coloquiales se ha denominado Sarna, patologГ­a que se presenta tanto en perros como en gatos causando afecciones principalmente en la piel. Existen dos tipos de sarna, las cuales se nombran de acuerdo al tipo de ГЎcaro que las producen: Sarna demodГ©sica (demГіdex canis) y Sarna sarcГіptica (sarcoptes scabiei).

La principal fuente de contagio es por medio del contacto directo con otra mascota que padezca la enfermedad u objetos de la misma, cabe aclarar que no es la Гєnica causa que genere la presentaciГіn de la enfermedad, tambiГ©n en mascotas con un sistema inmunitario pobre o una afecciГіn previa de piel como alergia alimentaria, desorden hormonal, malnutriciГіn, entre otras, son propensas a contagiarse. Durante el periodo de lactancia, si la madre esta infestada, pude contaminar a los cachorros, o cuando las mascotas estГЎn bajo condiciones insalubres de poca higiene.

Ahora bien, de los distintos tipos de sarna, estas dos son las de mayor relevancia y presentaciГіn en nuestros amigos peludos:

  • Sarna demodГ©sica: es producida por el ГЎcaro demГіdex canis, el cual es un habitante normal de la piel, pero cuando se presenta una baja de defensas se reproduce rГЎpidamente generando la enfermedad. Tiene dos formas de presentaciГіn: Localizada, muy frecuente en cachorros y generalmente desaparece rГЎpidamente, presentando lesiones, zonas enrojecidas y pГ©rdida de pelo alrededor de ojos y boca, y la Generalizada, se presenta tanto en cachorros como adultos, evidenciГЎndose las lesiones en todo el cuerpo.Este tipo de sarna no es contagioso para el ser humano
  • Sarna sarcГіptica: su agente causal es el ГЎcaro sarcoptes scabiei, y se caracteriza porque es una de las sarnas que mГЎs rasquiГ±a genera. Se contagia por contacto con otro animal que sea portador, aunque este no presente sintomatologГ­a. Las lesiones suelen aparecer inicialmente en el borde exterior de las orejas, y despuГ©s extenderse hacia el abdomen, pecho y codos. Como genere comezГіn exagerada, suele confundirse con infestaciГіn por pulgas.Esta sarna si es altamente contagiosa para el ser humano, por lo cual para el propietario es indispensable el uso de guantes

Los principales signos clГ­nicos son:

  • Picor y ardor de la piel
  • Enrojecimiento e inflamaciГіn de la piel
  • Rascado constante
  • Frotado contra objetos y el suelo en busca de alivio
  • Dejar de comer (anorexia)
  • Gran pГ©rdida de peso
  • PГ©rdida y debilitaciГіn del pelo con zonas completamente sin pelaje
  • Erupciones en la piel (manchas rojas)
  • Escamas cutГЎneas
  • Heridas y llagas en la piel
  • Mal olor de la piel
  • Piel seca, costrosa y gruesa en las fases mГЎs avanzadas de la sarna

Si usted llega a observar alguno de estos signos, debe acudir inmediatamente al mГ©dico veterinario, para que realice las pruebas diagnГіsticas adecuadas, que para este tipo de enfermedades, principalmente es un raspado de piel, para determinar la presencia del ГЎcaro, y asГ­ proceder al tratamiento adecuado.

Respecto al tratamiento, este se direcciona de acuerdo al tipo de sarna, se debe tener en cuenta que es prologando, pero es importante que se termine sin que haya interrupciones. Generalmente consiste en el uso tГіpico u oral, baГ±os con productos que ayuden a minimizar las lesiones, antiinflamatorios y algГєn medicamento especГ­fico si existe contaminaciГіn secundaria por bacterias u hongos.

Aprenda a prevenirla:

  • Mantenga una buena higiene de su mascota y su entorno.
  • Evite el contacto con peludos que posiblemente padezcan la enfermedad, al igual que si sospecha que su peludo padece la patologГ­a no dejar que estГ© en contacto con otras mascotas.
  • Mantener al dГ­a las desparasitaciones y vacunaciones.
  • La reapariciones de la enfermedad son muy comunes, por lo tanto el tratamiento debe realizarse hasta el final, junto con las revisiones con el mГ©dico veterinario hasta estar seguros que el ГЎcaro ha desaparecido en su totalidad.
  • DesinfecciГіn tanto de mascotas que pudiesen haber estado en contacto y todos los objetos (cama, cobijas, comedero, etc)
  • Brindarle una buena y adecuada alimentaciГіn para que permanezca sano tanto Г©l como su sistema inmunolГіgico.

Pin
Send
Share
Send
Send