Animales

Pez payaso

Pin
Send
Share
Send
Send


¿Quién no sabe qué pez es el protagonista de la película "Buscando a Nemo"? ¡Nadie! Todo el mundo sabe que Nemo es un pez payaso, también llamado pez anémona (Amphiprion ocellaris), que habita en las agua tropicales de los arrecifes de coral del océano Indico-Pacífico y que puede llegar a vivir hasta 15 años. Desde que salió la película, este colorido pez naranja con rayas blancas y negras es cada vez es más visto en los acuarios del mundo por su belleza y lo relativamente fáciles de mantener que son.

Si quieres saber cómo cuidar a un pez payaso, sigue leyendo este artículo de ExpertoAnimal donde vamos a explicarte exactamente cuáles son los cuidados del pez payaso, para que si adoptas uno, sepas en todo momento lo que tu compañero marino necesita para ser un pez sano y feliz.

El acuario del pez payaso

Para cuidar a un pez payaso adecuadamente hace falta prepararle un buen hábitat para vivir. Por eso, si vamos a adoptar una pareja de peces payaso necesitaremos como mínimo un acuario con 150 litros de agua y si solo tenemos uno, un acuario con 75 litros de agua será suficiente. Hay que tener en cuenta que estos peces son animales muy activos y que no paran de nadar de arriba a abajo por el acuario, así que necesitan bastante espacio para moverse.

Por otro lado, el agua tiene que estar entre los 24 y los 27 grados de temperatura, ya que los peces payaso son tropicales y necesitan que el agua se mantenga cálida y limpia. Para ello, podemos poner un termómetro y un calentador en el acuario y asegurarnos cada día de que el agua está a la temperatura correspondiente. También debemos fijarnos en que el agua esté dentro de los parámetros correspondientes de salinidad para un acuario de agua salada.

Decoración del acuario del pez payaso

Otros de los importantes cuidados del pez payaso son las cosas que hay que incluir en su acuario. Además de formar parte de su alimentación, las anémonas son unos animales imprescindibles para estos peces, ya que a parte de alimentarse de los parásitos y residuos alimenticios que contienen, también les sirven para divertirse y refugiarse de otros peces. Como ya hemos mencionado, los peces payaso con muy activos y necesitan lugares en el acuario donde distraerse o esconderse de otros peces, pero cuidado porque son muy territoriales y jerárquicos, por lo que cada uno necesita una anémona para él solo y si no la tiene, se peleará con otros para conseguirla. Por algo también se le llama "pez anémona".

Asimismo, podemos colocar otros animales y plantas por el acuario y para el fondo, es recomendable colocar granos de coral porque que los peces payaso son los habitantes por excelencia de los arrecifes de coral de las aguas tropicales y colocarlos en su acuario, hará que recuerden su hábitat natural.

Alimentación del pez payaso

La alimentación del pez payaso es otro de los factores a tener en cuenta para sus cuidados. Teniendo en cuenta que son carnívoros, estos peces necesitan un aporte diario de comida de pellets específica, pero también es recomendable darles de vez en cuando pienso vivo o muerto sin parar las corrientes de agua del acuario, ya que al ser depredadores, su instinto de caza les hace perseguir a su comida hasta atraparla.

Aparte de la simbiosis con las anémonas, los peces payaso pueden comer en su hábitat natural desde pequeños crustáceos como gambas o langostinos pelados, pasando por calamares o pulpos, hasta algunos moluscos como los mejillones o los berberechos. No obstante, también necesitan un aporte vegetal en su dieta, así que dándole comidas secas o deshidratadas de calidad una vez al día, cubriremos todas las necesidades alimenticias del pez payaso.

Compatibil >

Al ser tan territoriales, hay que tener cuenta que los peces payaso no suelen llevarse bien con otros de su misma especie y hasta pueden llegar a ser agresivos cuando se mete uno nuevo en el acuario y ya hay una jerarquía establecida. Normalmente, no se recomienda la mezcla de especies de peces payaso a no ser que se tengan acuarios muy grandes (de 300 a 500 litros de agua).

A pesar de todo, son pequeños y relativamente lentos al nadar, por lo que, para favorecer los cuidados del pez payaso, no se recomienda colocarlos con otra especies más grandes o peces agresivos carnívoros como el pez león, ya que las posibilidades de sobrevivir del pez anémona se reducirían exponencialmente. Lo que sí podemos hacer es colocarlos juntos con otros peces tropicales para un acuario que son afines a los peces payaso como:

  • Damiselas
  • Doncellas
  • Ángeles
  • Gobios
  • Blennies
  • Peces cirujano
  • Gramma loretos
  • Dardos de fuego
  • Invertebrados marinos
  • Anémonas
  • Corales

Si deseas leer más artículos parecidos a Cuidados del pez payaso, te recomendamos que entres en nuestra sección de Cuidados básicos.

Clasificación y características del pez payaso

El pez payaso pertenece al orden de los Perciformes, la familia Pomacentridae y la subfamilia Amphiprioninae. También es conocido como el Pez Anémona. Este segundo nombre se debe a que, para poder sobrevivir en los ambientes naturales, necesita de las trabajar conjuntamente con las anémonas.

Se han encontrado hasta ahora 30 especies distintas de pez payaso y a todas las especies que pertenecen a la familia Pomacentridae se les llama Pez Anémona por su simbiosis.

Estos peces tienen una longitud de entre 10 y 18 centímetros. Las hembras son más grandes que los machos. No todos los peces payaso tienen el mismo color y las mismas bandas alternas en color naranja y blanco, sino que los hay de muchos colores como amarillos, rojos, rosas e incluso tonos más oscuros.

El color de este pez está dividido en tres franjas que comienzan desde la cabeza. El borde de las aletas suele ser de color negro.

Al desarrollarse junto con las anémonas y trabajar juntos para sobrevivir, los peces payaso han desarrollado una piel que contiene células urticantes cubierta por una capa de mocos. Esta pie les ayuda a protegerse del veneno de la anémona.

La esperanza del vida en estado natural puede ser entre 5 y 10 años.

Hábitat y alimentación

El área de distribución natural del pez payaso se encuentra en el océano Pacífico e Indico. También se encuentra en la Gran Barrera de Coral Australiana y en el Mar Rojo. Suelen estar repartidos por estas zonas, puesto que no necesitan mucha profundidad y buscan arrecifes de corales que no estén a mucha profundidad y donde se encuentren las anémonas.

El pez payaso busca a las anémonas porque se ha establecido a lo largo de la evolución una relación de mutualismo. Es decir, una relación de simbiosis en la que las dos especies salen ganando. Dependiendo de la especie de pez payaso que nos encontremos, tienen una preferencia u otra por varias especies de anémona en particular.

Estos peces se benefician de los tentáculos de las anémonas, ya que les viene genial para protegerse y sobrevivir. Los tentáculos de las anémonas son tóxicos y, al haber desarrollado una mucosa que les protege de su veneno, ellos no son afectados. Para agradecerle la protección a las anémonas, el pez payaso se encarga de comerse a los posibles parásitos, algas que puedan perjudicarla y a los residuos que pueden quedarse en sus tentáculos tras su alimentación. Además, los desechos fecales del pez payaso suponen un aporte extra de nutrientes para la anémona.

No se sabe demasiado sobre el moco que protege al pez payaso para que no le afecte el veneno de la anémona, pero sí se sabe que una de sus características principales es la de carecer de una sustancia que hace que se desencadene la acción de los nematocistos.

Esto no es siempre así. Conforme nacen y van creciendo van desarrollando la mucosa y haciéndose inmune a las toxinas de la anémona y adaptándose al terreno. Además, para que la relación se establezca, el pez tiene que nadar suavemente por toda la anémona a modo de danza, para que la anémona se acostumbre a él y no intente picarle de forma continua.

La alimentación de estos peces es omnívora. Comen gran variedad de alimentos de todo tipo como pequeños moluscos, algas, zooplancton y crustáceos. Al ser inmunes al veneno de las anémonas, muchos peces payaso se comen los trozos de tentáculo que se desprenden de las anémonas.

Comportamiento

El pez payaso es muy territorial y agresivo. Por ello, en gran parte es capaz de proteger a la anémona en la relación mutualista. En sociedad, los peces payaso viven en una jerarquía donde la hembra que sea de mayor tamaño y más agresiva es la que manda. Si la hembra que domina muere, el macho más grande la reemplaza cambiando de sexo.

Estos peces son monógamos, por lo que los únicos que se reproducen son el macho y hembra dominantes. Cuando el macho cambia de sexo a hembra porque ésta muere, el segundo macho más grande actúa como el nuevo reproductor.

Reproducción

El pez payaso es ovíparo, es decir, nace a través de huevos. La fecundación entre la hembra dominante y el macho más grande se produce de forma externa. Los dos liberan sus gametos al medio donde tiene lugar la fecundación.

La reproducción es muy vulnerable a las temperaturas. Si la temperatura del agua aumenta, comienzan a reproducirse. Al ser peces de aguas tropicales y están todo el año más o menos a altas temperaturas, se reproducen durante todo el año.

Antes de comenzar el acto de fecundación, el macho limpia y prepara una zona cerca de la anémona para que la hembra pueda, posteriormente, depositar los huevos. Cuando la hembra deposita los huevos, el macho se encarga de rociar su esperma sobre ellos para fertilizarlo. Durante el proceso de incubación, el macho se encarga de oxigenar los huevos agitando las aletas cerca de ellos para crear corrientes. Si un huevo no se encuentra en buen estado, el macho los elimina. Para protegerlos durante la incubación, el pez macho se vuelve muy agresivo frente a cualquier invasor.

Enfermedades y precios

El pez payaso puede sufrir de enfermedades típicas de los peces marinos como puede ser la tuberculosis, los quistes, los vermes, el terciopelo, el punto blanco y otras enfermedades bacterianas.

Para evitar que nuestro pez enferme, debemos mantener siempre el acuario limpio, cambiar y limpiar los filtros, mantener la temperatura correctamente, limpiar restos de algas y si algún pez muere sacarlo inmediatamente. Es recomendable tener un acuario hospital para cuando un pez denote alguna enfermedad, sacarlo a parte y tratarlo allí.

En cuanto a los precios, varían dependiendo del color. Los puedes encontrar entre 16 y 26 euros el ejemplar.

Ahora conocéis algo más sobre estos preciosos peces y cómo mantenerlos sanos en tu pecera.

Video: Caracteristicas y Cuidados del pez payaso (Enero 2022).

Pin
Send
Share
Send
Send