Animales

Cómo saber si mi conejo me quiere?

Pin
Send
Share
Send
Send


No todos son iguales y no todos se van a comportar igual.
Según vamos interactuando con nuestro conejo iremos aprendiendo y averiguando como es él.
Según la raza que adquieras será más inquieto (toy) o más tranquilo (belier).
Lo primero de todo tenemos que saber que los conejos son animales tímidos que tenemos que ganarnos poco a poco su confianza haciéndole entender que nosotros somos su amigo, no alguien peligroso que quiera hacerle daño.
Piensa que la primera vez que llega a casa para él es todo desconocido, no va a ir a tus brazos directamente.

  • Nosotros debemos acercarnos poquito a poco a la jaula y siempre con algo de su comida en la mano. A través de los barrotes suavemente le llamaremos por su nombre metiendo la mano con la comida entre ellos para que así se acerque.

  • Una vez que el animal acude a ti y lo come de tu mano intenta hacerlo con la puerta de la jaula abierta. Él poco a poco irá cogiendo mas confianza contigo hasta que ya sepa y asocie que eso no es peligroso para él. Por ello busca un lugar de la casa donde no pueda meterse por lugares inaccesibles.

  • Cuando ya tienes abierta la jaula de tu conejo y al llamarle se acerca a ti, tu no puedes estar de pie porque le asustarías, debes sentarte en el suelo y esperar que él salga, (debes de tener la jaula en el suelo no encima de ningún sitio).

  • Deja que investigue la habitación sin problemas de peligros o escondrijos, no corras a cogerle déjale que sea él el que venga hacía ti, siempre y cuando con comida en la mano.Tarde o temprano acudirá, date el tiempo que necesites, los conejos son animales muy curiosos les gusta investigar todo lo nuevo que no conocen.

    Al acercarse a ti no le toques intenta reprimirte, porque cuando se acerque empezará a olfatearte. Es más importante el olfatear que la vista para ellos.
    Tiene que conocer tu olor corporal para asociarte como amigo.

En ese mismo momento es cuando tú despacio le vas a ofrecer la comida deja que coma de tu mano tranquilamente sin hacer movimientos bruscos, esto es muy importante porque en algún movimiento brusco puede asustarse.


Te irá considerando poco a poco su amigo para formar parte de su vida.

No te extrañes que cuando le llegue la madurez sexual esté mas arisco contigo, mas rebelde y destructor, son las hormonas ahí es cuando debes plantearte su castración o esterilización.


También procura proporcionarle juguetes que le distraigan, cajas de cartón sin tinta, sábanas viejas para tumbarse, él las acondicionará a su gusto.
Puede que te muerda muebles, la pared, esto es porque necesita desgastar sus incisivos ahí él no tiene la culpa tú debes de darle ramas de árboles frutales, hacer que coma mas heno. ( Ver alimentación)

SU LENGUAJE

Al igual que nosotros los humanos, se enfadan, tienen ganas de mimos, de estar solos, de llamar la atención…
Lo que no podemos confundir nunca es la invitación que nos hace nuestro conejo para que le toquemos, agachará la parte delantera del cuerpo y la cabeza, esto nunca lo hará si está enojado. Podemos empezar por tocarles la cabeza, acariciando la parte posterior de las orejas y la mandíbula.

Algunos reposarán su cabeza en nosotros para demostrar que te quieren. Si ponemos repetidamente nuestra mano debajo de su boca para que nos lama, algunos lo harán para demostrar cariño pero otros se sentirán ofendidos y posiblemente nos gruñan como aviso o incluso nos muerdan.
A pocos les gusta que toquemos su vientre o patas traseras, aunque hay algunos casos que si les gusta.
Si lo que le hacemos no le gusta lo notaremos porque se irá de nuestro lado.
Cuando no les apetece que les molestemos lo que suelen hacer al ver nuestra mano o si les llamamos será darnos la espalda.
Cuando le llamamos sabremos que nos está prestando atención si gira su cabeza de tal forma que nos mire como de lado.
Nos pueden enseñar a hacerles caricias donde más les gusta ya que el animal girará el cuerpo para que nuestra mano se vaya acercando a la zona deseada.

CUANDO TIENE MIEDO O ESTA ENFADADO

Es fácil darse cuenta porque la respiración será agitada cuando tenga miedo, también sus orejas verás que las echará hacía atrás.


Cuando está asustado o muy enfadado pateará el suelo con las patas traseras, te dará la espalda e incluso se alejará de ti.


A veces podrás oírle hacer un ruido parecido al de un cerdo, eso es cuando te gruñe. Es muy útil poder reconocer la diferencia entre inquieto y enfadado. Los conejos expresan su enfado usando sus oídos, la postura que adopten, y su cola.

CUANDO ESTA RELAJADO

Por lo general, cuanto más estirado y tumbado se encuentre, el conejo está indicando que está relajado y cómodo ya que en esta postura le sería bastante difícil salir corriendo.

A veces los conejos indican a menudo su aprecio moviendo suavemente sus dientes (rechinan), lo cual lo podremos notar, oírlo y sentirlo a veces a través de su cráneo.

CUANDO MUEVE LA NARIZ

Los conejos están moviendo casi siempre su nariz, esto no quiere decir que estén oliendo ni que lo necesiten para respirar.


Con ella podríamos medir el grado de interés de un conejo, cuanto más rápido es el movimiento, el animal estará más atento a lo que le esté llamando su atención.


Cuando su nariz se mueve muy lentamente significa que está tranquilo, relajado.
Si nos acercamos para hacer algo alrededor de donde se encuentre el animal, veremos que su nariz empezará a ir más deprisa e incluso si le hablamos veremos también como gira o levanta sus orejas para prestarnos atención.


Si se asusta y está preparado para la huida generalmente dejará de moverla. Para tranquilizarlos podemos hablarles muy suavemente y veremos como su nariz se mueve muy lentamente.

CUANDO MARCA SU TERRITORIO

Algunos son más territoriales que otros, pero muchos conejos se enfadarán si irrumpimos en lo que para él es su territorio (la jaula), especialmente si están dentro. Si lo intentas posiblemente verás como pega patadas al suelo e incluso puede mordernos. Si necesitamos acceder a su jaula y tu conejo no lo consiente lo mejor es hacerlo cuando este fuera.

Si notas que el conejo frota su barbilla contra las cosas es porque las está marcando como suyas. Los conejos tienen glándulas del olor bajo sus barbillas que utilizan para marcar el territorio y los objetos que son suyos. Nosotros no podemos olerlo, y tampoco mancha. Hay conejos que incluso nos podrán marcar a nosotros.
Los conejos machos no esterilizados también rociarán orina para marcar el territorio. Para parar este comportamiento la única solución es la esterilización.

CUANDO ESTA ABURRIDO O ENFERMO

Si el animal está más quieto que de costumbre, come y bebe mucho menos, no nos hace caso cuando nos acercamos a verle, etc. nos indicará que hay algún problema. Si creemos que pueda ser porque está triste intentaremos jugar con él para intentar alegrarlo o dejar que salga a darse un paseo, pero si aún así el animal no se mueve deberemos acudir a nuestro veterinario para que nos ayude.

CUANDO QUIERE LLAMAR NUESTRA ATENCIÓN

Los conejos también sabrán pedirnos cosas. Si se queda sentado en la puerta de la jaula (cerrada) y mirándonos esto significa que quiere algo, puede ser simplemente una caricia, que le dejemos salir de la jaula o que quiere la comida. Algunas veces muerden los barrotes de la puerta de su jaula haciendo ruido para pedírnoslo.
Se acercará cuando quiera ser acariciado metiendo su cabeza debajo de nuestra mano.


Más que una petición es una orden para ellos por eso mismo los conejos que son muy dominantes pueden gruñir o darnos pequeños mordiscos si no se les hace caso.
Algunos conejos muy agresivos pueden morder para establecer y demostrar su dominación. En caso de que empiece de repente a morder tendremos que quitarles el hábito o se harán dominantes y puede que se acostumbren a morder para pedir las cosas.

CUANDO ESTA FELIZ

Una de las conductas que nos demuestran mayor felicidad en nuestros conejos es cuando le dejas suelto por casa y se pone a correr haciendo giros clavando sus patas delanteras y soltando las traseras, lo hacen con muchísima frecuencia y es muy gracioso verles.
Cuando un conejo está feliz levantará sus orejas y las moverá hacia delante. Si la cola está levantada, es muestra de entusiasmo.

CONSEJOS DE ADIESTRAMIENTO

Tener el respeto de tu conejo ayudará mucho en la fase de entrenamiento. No todos los conejos disfrutan el ser acariciado, pero algunos lo disfrutan tanto que puede ser un incentivo más fuerte que la comida. Dedica todo el tiempo que puedas a tu mascota y atiende su necesidades básicas, así él sentirá cómodo y confortable en tu casa.

Asegúrate que tu conejo sepa quién está a cargo. Existe la posibilidad que tu conejo quiera dominar la casa. Debes respetar su modo de ser. Debe saber que eres el conejo a cargo. La forma más común que el conejo usará para imponerse será tratar de morderte o algo similar. Si esto ocurre, suelta un grito fuerte y colócalo en el suelo, si el conejo ya se encuentra en el suelo, levántalo y colócalo fuera de tu camino. Haz esto con firmeza pero con suavidad. Al hacer esto, no se busca que el conejo te tema o que lo lastimes, simplemente se quiere mostrar quién está a cargo.

Respeta la independencia de tu conejo. Así como el conejo no puede gobernar la casa, no debes imponer tu voluntad a la de él. No le hagas hacer cosas que no quiere hacer. Si grita o se retuerce déjalo ir. No le des a tu conejo razones para rebelarse o para que piense que tú eres su enemigo.

Comprende qué es lo que motiva a tu conejo. Esto significa que un refuerzo negativo, como golpearlos con la mano o gritar, no logrará nada positivo. Los conejos son muy inteligentes y están dispuestos a responder a los incentivos que les demos. Estos incentivos, usados de manera correcta, conseguirán que tu conejo responda adecuadamente.

Dedica mucho tiempo al entrenamiento. Para mejores resultados, debes dedicar por lo menos 30 minutos, y en el mejor de los casos una hora o dos cada día para entrenar a tu conejo. Solo necesitas una seman.Empezarás a ver los primeros resultados el primer día.

Sitúa tu entrenamiento en el área y situación en la cual quieres que la conducta que deseas vaya a ocurrir. Por ejemplo. Si quieres enseñar a tu conejo a saltar en tu regazo cuando lo llames, primero, colócalo sobre el sillón. Si quieres enseñarle que vaya a su jaula de noche, entrénalo alrededor de la hora apropiada y asegúrate que su jaula se encuentra en la posición en la que se encuentra normalmente.

Dale un premio cada vez que haga lo que le pides. Si quieres enseñarle a tu conejo a que venga cuando lo llames, empieza a entrenarlo a estar cerca de ti. Cuando venga, recompénsalo. Sé coherente, asegúrate que sepa porqué está recibiendo un premio. Usa siempre las mismas órdenes como: siéntate, arriba, así, tu conejo aprenderá a reconocer tus peticiones y asociarlas con esas palabras de manera precisa para obtener su premio.

Sigue proveyendo los premios hasta que tu conejo responda correctamente cada vez. Cuando intentes enseñarle algo nuevo, no escatimes en recompensas. Asegúrate que estás condicionando a tu conejo de manera correcta.

Gradualmente retira los inventivos. Una vez que tu conejo conozca su camino, empieza a reducir los incentivos de manera gradual. Alterna los premios, cuando haga algo bien, dale un premio una vez sí y otra no. Finalmente no necesitarás dar ningún incentivo. Luego, recompénsalo acariciándolo y solo usa comida para reforzar la destreza.

Refuerza el entrenamiento cuando sea necesario. De tiempo en tiempo tu conejo necesitará reaprender lo ya enseñado. Esto significa que tendrás que darle de nuevo incentivos de comida, no te preocupes por hacerlo.

ENSEÑARLE A UTILIZAR SU BANDEJA

Por naturaleza, los conejos eligen uno o varios lugares (normalmente esquinas) para hacer sus necesidades. Una forma de que el conejo identifique que la bandeja es el lugar donde debe hacer sus necesidades, es a través del olor.


Cuando sacamos al conejo de la jaula por casa veremos que hace sus necesidades por donde quiere, pero siempre habrá un lugar donde más lo haga. Ahí es donde hay que poner una bandeja para que acuda. Heces que encontremos fuera de la bandeja heces que meteremos en ella. El pis lo limpiamos con un cleenex y lo metemos en la bandeja también. Así poco a poco ira asociando donde deberá ir a hacer sus necesidades.


Debemos lavar el lugar donde ha orinado el conejo con vinagre si no queremos que vuelva hacerlo ahí. Así con el olor el conejo lo aborrecerá y no volverá a intentarlo, pero hay casos en los que el conejo, vuelve a hacerlo. Como ya sabemos, nada mas traer al conejo hay que tener toda la jaula preparada y la bandeja o esquinera con sustrato.

Los conejos más maduros son más fáciles de acostumbrar que los conejos más jóvenes, especialmente los gazapos. A medida que crecen, la capacidad de los conejos para aprender se incrementa. Si tienes un gazapo, no desesperes, con paciencia lo conseguirá.

Lo primero de todo ponte sentado en el suelo con las piernas estiradas, cuando vayas a intentar esto el conejo tiene que estar tranquilo ya que le vas a poner boca arriba y si está nervioso no podrás.

Si ves que está muy nervioso póntele encima de tus piernas boca abajo acariciándole para relajarle, verás que su respiración cada vez es mas lenta, ahí es cuando debes comenzar.

Cuando veas que está tranquilo y relajado debes de cogerle en brazos boca arriba, bien sea poniéndole encima de tus piernas o cogiéndole como un bebé

Cuando le tengas boca arriba tienes que empezar a acariciarle todo el cuerpo, empezando por la cabeza, sus orejas, el contorno de los ojos, su naricilla, su boca, barbilla, bajando por el cuello, sus patas delanteras, su pecho, tripa, patas traseras. verás como poco a poco se va dejando hacer, en ese momento está en una relajación total.

Cuando al conejo le pongas en trance, notarás que con la gran relajación su cabeza se cae, se le abre la boca, incluso dejará de mover la nariz.
A veces puede parecer que el conejo está en trance, pero le vas a tocar y se despierta bruscamente, eso es porque no estaba en un trance profundo.

Prueba de nuevo los primeros pasos para conseguirlo totalmente, incluso cuando lo consigas podrás disfrutar de él así tanto tiempo como él quiera.

Nunca debes despertarle de ese trance con un movimiento brusco, no está dormido, tan solo relajado, por ello si le tenemos en brazos, le iremos poquito a poco incorporándole hasta que él abra los ojos y se apoye en el suelo.

Puede que luego esté algo desconcertado, dejémosle tranquilo, ellos solos vuelven a la normalidad.

Con el tiempo observarás que te es más fácil poner a tu conejillo boca arriba y que entra más fácilmente en trance, eso es porque él sabe que cada vez que lo coges de esta forma va a estar a gusto.

Si ves que le gusta, también puedes practicar este truco por simple placer para él, para relajarle y establecer más contacto con tu mascota.

En algunas ocasiones, después del trance, el conejo persigue a su amo (o a aquella persona que le ha dejado en trance), este comportamiento también se da en las personas que han sido hipnotizadas, sienten una atracción hacia el hipnotizador y no saben porqué.

1. Ronronea

Los conejos son animales tímidos y algo desconfiados, por ello pueden pasar varios meses hasta que se acostumbran a nuestra presencia. De hecho, algunos pueden no llegar a hacerlo nunca si han padecido una experiencia verdaderamente traumática en el pasado. No obstante, un conejo que es feliz es su hogar empezará a mostrar con mayor frecuencia determinados sonidos de los conejos. En este caso, el ronroneo es un sonido que indica que está tranquilo y feliz.

Al igual que los perros o los gatos, los conejos no pueden resistirse a lamer tu piel, ¡les encanta el sabor salado! No obstante, el lamido no significa únicamente que le atrae el gusto de nuestra dermis, también indica confianza hacia su tutor. Si tu conejo te sorprende en distintas ocasiones con delicados lametones puedes estar muy contento, se fía de ti y está expresando su cariño. Recompénsalo con una larga sesión de caricias para que sepa que tu también le quieres.

3. Se tumba repentinamente

Una señal de que tu conejo está feliz y se siente a gusto en el hogar es el Fish Flop, una secuencia en la que el conejo se tumba repentinamente sobre un lado del cuerpo. Solo los conejos que tienen confianza con sus tutores realizan este comportamiento tan sorprendente como divertido.

4. Se queda dorm >

¿Dedicas tiempo a masajear y a acariciar a tu conejo? Si es así, probablemente alguna vez se haya quedado especialmente relajado, incluso dormido. Quizás hasta ahora no le habías dado importancia, pero lo cierto es que algunas personas se llegan a preguntar si los conejos duermen, debido a que es poco habitual que lo hagan cerca de los humanos con quienes no tienen confianza. Si además has llegado a dormir con tu conejo eres muy afortunado, tu conejo está muy cómodo a tu lado.

5. Busca tu atención

Los conejos pueden expresar de muchas maneras un intento por llamar tu atención. En ocasiones tratan de empujarte con su diminuto hocico, se frotan contra ti o se mueven ligeramente cerca de tu mano en busca de caricias. Todas estas señales tienen algo en común: indican que tu conejo te quiere.

Si respondes a sus demandas de afecto prepárate para escuchar sus pequeños dientes rechinar, así como un ronroneo agradable. ¿Pueden ser más adorables?

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Cómo saber si mi conejo me quiere?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Curiosidades del mundo animal.

Pin
Send
Share
Send
Send