Animales

BRACO ALEMÁN» Características, Cuidados, Alimentación

Pin
Send
Share
Send
Send


¿Quieres conocer a este bello perro, el braco alemán? Esto es lo primero que tienes que saber:

  • Altura a la cruz: 55 – 70 cm.
  • Peso: 25 – 25 kg.
  • Esperanza de vida: 12 – 14 años.
  • Ideal para: mascota doméstica, deportes, caza.

Orígenes la raza del perro braco alemán

(Foto via: expertoanimal)

La historia del perro braco alemán es un poco confusa. Se sabe que proviene de Alemania y que en sus orígenes ya era un perro cazador. Su genealogía exacta no se sabe con certeza, pero se cree que puede proceder de cruces entre pointer español e inglés y otras razas de perros de caza.

El braco alemán era y sigue siendo un perro muy popular entre los cazadores de su país de origen, así como, en menor medida, en otros países europeos.

Características del perro braco alemán

El braco alemán es un perro grande, de cruz bastante alta. Es muy musculoso y fuerte. ¡No se dedicaría a la caza si fuera un “tirillas”! Sin embargo, no es excesivamente pesado ni tosco, sino que está muy bien proporcionado y su cuerpo tiene formas elegantes.

La cabeza del braco alemán no es excesivamente grande, es de cráneo plano y el hocico bastante adelantado. Los ojos son siempre oscuros, las orejas, bastante grandes y de puta redondeada, cuelgan a los lados de la cabeza.

El braco alemán tiene un pelo corto, bastante duro y fuerte, además de áspero. Al ser bastante corto, deja a la vista toda la estructura muscular del perro, fuerte y resistente. Sólo con verlo nos hacemos a la idea de la fuerza física del braco alemán y de todo lo que es capaz de hacer.

Se admiten varios colores de pelaje: hay bracos enteramente marrones, aunque también pueden ser marrones y presentar manchas blancas. Otros, por el contrario, son blancos con la cabeza marrón, o completamente negros.

Carácter de la raza del braco alemán

(Foto via: razasdeperrosdecaza)

Recordemos a qué se dedica este perro: el braco alemán, desde sus orígenes y aún hoy, es un perro dedicado a tareas de caza. Esto da una buena idea de su temperamento, ¿verdad? Efectivamente, como puedes imaginar, los bracos alemanes son perros muy vivaces y activos. Tienen una gran curiosidad por todo lo que les rodea y disfrutan mucho de las actividades al aire libre. Si te encanta el ejercicio y las actividades en el exterior, así como disfrutar de la naturaleza, el braco alemán puede ser tu compañero perfecto. ¡A correr y rastrear!

La raza del braco alemán un perro extremadamente inteligente

Además, son muy inteligentes, lo que hace relativamente fácil su adiestramiento y educación. Decimos relativamente porque no hay que olvidar la gran fuerza física y determinación de este perro: como ocurre con otros perros de este tipo, el braco alemán necesita un entrenador disciplinado, constante y que no se deje llevar por el perro. Aprenderá rápido, pero necesita control. Además, si se le socializa desde cachorro, el braco alemán es amable y juguetón con todo tipo de personas, así como con otros perros y otros tipos de animales. En el caso particular de este perro, conviene hacer un énfasis especial en la necesidad de socialización temprana: si no se lleva a cabo, el braco alemán podría desarrollar de adulto todo su potencial e instinto cazador. Si buscas un braco alemán como mascota, probablemente no querrás que esto ocurra.

No es en absoluto conveniente tener a un perro como el braco alemán viviendo en una casa pequeña y/o una ciudad demasiado concurrida donde no tenga espacio para moverse. Necesita liberar toda su energía. De no ser así, podría volverse agresivo y destructivo debido al estrés y agobio acumulados.

Bien educados y cuidados, los bracos alemanes son perros muy nobles, afectivos y con un gran potencial para el aprendizaje.

Cómo cuidar de un braco alemán

Se trata de una raza que tiende a perder pelo frecuentemente, pero esto no significa que el braco alemán tenga un pelo especialmente difícil de cuidar. Basta con cepillar su pelo dos o tres veces por semana para eliminar los pelos muertos y que luzca sano y bonito. En el caso de usarlo para cazar, se recomienda hacerlo más frecuentemente, posiblemente cada dos días y siempre que salga a cazar. Así eliminaremos cualquier posible parásito y toda la suciedad que haya podido acumular.

Estos perros necesitan muuuucho ejercicio físico y estimulación mental. Además, les gusta mucho estar acompañados y socializar con su familia, sentirse integrados y útiles. Además de los paseos diarios (dos, a ser posible tres) para ejercitarse y socializar con otros perros, al braco alemán le conviene vivir en un lugar donde tenga un jardín o grandes espacios abiertos donde poder explorar y jugar a sus anchas. En apartamentos cerrados y pequeños, aunque se les den paseos, pueden ser infelices.

La salud del braco alemán

En cuanto a su salud, el braco alemán es un perro conocido por ser una de las razas más saludables. Pero nadie es inmune a todo, ¿verdad? Pese a su gran resistencia, el braco alemán puede sufrir algunas enfermedades y dolencias, como ocurre con el resto de razas grandes. Algunos ejemplos pueden ser la displasia de cadera (debida a ejercicio excesivo o de intensidad inapropiada), entropión y torsión de estómago, así como la atrofia de retina. Además, son algo propensos a sufrir infecciones de oído y obstrucciones linfáticas.

Origen e historia

El origen de estos perros es alemán, pera la mezcla de la que proviene no está muy clara.

Sin embargo se piensa que emerge a mediados del siglo XIX, para ser una raza empleada para la caza menor.

No se conoce con exactitud la mezcla de razas usada para la creación del braco alemán, pero se cree que fueron empleados varios perros cazadores.

Lo anterior da pie a que el braco alemán puede ser usado en la caza con múltiples funciones.

Hoy en día estos bellos perros siguen usándose en la cacería, sin embargo son cada vez más las familias que deciden adoptarlos como mascotas, ya que tienen muy buen temperamento.

Temperamento y comportamiento

Se trata de perros muy amigables, afectuosos y cariñosos.

Es necesario que les enseñe a socializar desde muy cachorros, ya que pueden ser lago territoriales.

También se la llevan muy bien con las personas de su entorno, con los niños y con otros animales.

Estos perros son muy inteligentes, por lo que educarlos y adiestrarlos no será una tarea difícil.

Hay que destacar que son perros muy activos, a los que les gusta jugar y estar en constante movimiento.

Los bracos alemanes son muy fieles y leales a sus dueños.

Estos perros se caracterizan por mudar el pelo con mucha rapidez, y para ayudar en este proceso es necesario cepillarlos mínimo una vez por semana.

El cepillado del pelo se vuelve muy sencillo, ya que el mismo es corto.

El baño puede hacerse una vez cada ocho semanas.

Por ser perros tan activos, es elemental sacar al braco alemán a pasear diariamente, pues es la manera perfecta para que puedan ejercitarse.

Igualmente hay que programar visitas al veterinario y estar pendiente de que reciban sus vacunas oportunamente.

Alimentación

Al ser perros tan grandes y tan activos necesitan de grandes raciones de alimento, pero eso sí, siempre bajo las recomendaciones del veterinario.

Las dosis siempre deben ser balanceadas, ser muy nutritivas, altas en proteínas y bajas en grasas.

Problemas de salud

Los bracos alemanes son una de las razas más sanas que existen, sin embargo están propensos a padecer de enfermedades propias de las razas grandes, como por ejemplo:

  • Displasia de cadera.
  • Atrofia progresiva de la retina.
  • Entropión.
  • Torsión gástrica.
  • Infecciones del oído.
  • Obstrucción linfática

Personalidad

Los bracos alemanes de pelo duro son extremadamente activos. Fieles a su familia, se los considera perros de temperamento apacible. Se llevan muy bien con los niños si crecen juntos o con niños mayores que los tratan bien. También se llevan bien con otras mascotas si crecen juntos, algunos ejemplares de esta raza pueden intentar dominar a otros animales.

Es un buen perro de guarda ya que no confía en los extraños-

Convivencia

Estos perros necesitan realizar mucho ejercicio intenso a diario, de lo contrario, estarán inquietos y serán difíciles de tratar. En consecuencia, no son perros adecuados para personas que viven en pisos o casas muy pequeñas. Lo mejor para ellos es el campo, donde tengan mucha superficie vallada en la que retozar, y valoran especialmente la oportunidad de nadar y devolver la pelota. Los bracos alemanes de pelo duro son cazadores por naturaleza y podrían intentar deambular o perseguir a los animales de las proximidades.

La muda de los bracos alemanes de pelo duro se considera media. Un cepillado un par de veces a la semana, un arrancado ocasional y el baño cuando sea necesario bastan para asear a este perro.

Los bracos alemanes de pelo duro se criaban en Alemania a finales del siglo XIX para ser perros perdigueros versátiles y robustos que pudiesen olfatear, mostrar y cazar en las condiciones climáticas más difíciles.

Son descendientes de distintas razas, una de las cuales es un perro conocido como el pudelpointer (una mezcla antigua de perros de tipo pointer y perros de tipo caniche o de tipo perro de agua). Otros perros que podrían formar parte de los orígenes del braco alemán de pelo duro serían el grifón de muestra de pelo duro, el perro de muestra alemán de pelo cerdoso, perros de agua polacos y los primeros bracos alemanes de pelo corto. De acuerdo con una fuente, también podría haber perros de San Huberto y foxhounds en el origen de la raza.

En la actualidad, es uno de los perros más populares en Alemania, donde se lo conoce como Drahthaar. Se introdujo en los Estados Unidos en la década de 1920 y consiguió el reconocimiento del AKC (American Kennel Club) en 1959, no obstante, esta raza solo ha conseguido una popularidad modesta en el país.

Paseos y juegos

Para ser feliz es necesario que se le dedique todo el tiempo posible. Es un perro con mucha energía y se puede sentir frustrado rápidamente si no se le presta atención. Por ello, tanto en casa como fuera de ella debes de jugar con él todos los días de su vida, ya sea con pelotas, peluches o juguetes interactivos.

A diario deberás sacarlo a pasear, al menos, dos veces. Los paseos tienen que durar como mínimo treinta minutos.

Alguna que otra vez será necesario llevarlo al veterinario, para ponerle el microchip, las vacunas, y también para castrarlo si no tienes intención de hacerlo criar. Pero también será conveniente llevarlo cada vez que sospeches que se encuentre enfermo.

Pin
Send
Share
Send
Send