Animales

Beneficios de dormir con un gato

Pin
Send
Share
Send
Send


¿Eres incapaz de evitar que tu gato se suba a la cama cuando ya estás en el séptimo sueño? ¿O de los que duerme con el minino siempre que puede porque lo prefiere? ¿Es el felino de la casa el que te despierta en vez de la alarma de tu móvil? Si sabes de lo que estamos hablando, quizás te estés preguntando si este hábito de dormir con tu gato voluntaria o involuntariamente es bueno para tu salud. La respuesta es fácil: como todo en la vida, esta costumbre tiene sus pros y sus contras.

Entre las ventajas, hay grandes beneficios emocionales. Compartir sueño con tu compañero felino aporta mayor sensación de seguridad emocional y física para ambos y te ayuda a reducir el estrés y la ansiedad. Esto contribuye a experimentar un sueño reparador y reconfortante, además de estrechar vuestros lazos de amistad. Por otro lado, los gatos que duermen con sus dueños son más cariñosos que los que no lo hacen.

Pero si posees un gato inquieto, es muy posible que esto no sea del todo así: son animales nocturnos y, sus ganas de jugar o de decidir por ti la hora a la que debes despertarte pueden influir en la calidad de tu descanso y en tu patrón de sueño. Por no hablar de sus juegos, que acaban pagando tus orejas, tus manos y, sobre todo, tus pies.

Compartir sueño con tu compañero felino aporta mayor sensación de seguridad emocional y física para ambos y te ayuda a reducir el estrés y la ansiedad”

Con los gatos, al ser animales de interior y muy ágiles, resulta más difícil que con los perros evitar que entren a los dormitorios o se suban al sofá o las camas. Pero, además, si tu gato sale fuera de casa debes tener en cuenta los peligros extra que ello conlleva: pulgas, otros gatos, mosquitos o garrapatas son portadores de enfermedades con los que tu gato se relacionará en esas escapadas y que puede traer a tu hogar de forma involuntaria. En este sentido, debes establecer una vigilancia más exhaustiva y minuciosa, además de mantenerlo limpio, con todas las vacunas y desparasitado para minimizar riesgos.

Desde el punto de vista de un alergólogo, tampoco es muy recomendable dormir con la mascota en ningún caso. Gema García Sánchez, jefa del Servicio de Alergología del Hospital Universitario Sanitas La Moraleja, explica que “el problema de los animales en las camas es que los alérgenos se quedan en el colchón y no hay forma de limpiarlo a fondo. No sirve sólo con el cambio de sábanas: lo que se queda en el colchón no desaparece y lo mismo ocurre con los sofás y otros muebles de la casa”.

Estas mascotas suelen soltar mucho pelo por lo que hay que limpiarlo y retirarlo con frecuencia de los lugares donde suelen tumbarse, sobre todo, si se padece alergia al animal. Sin embargo, hay que tener en cuenta que los alérgenos no se encuentran sólo en el pelo: “tengo pacientes que insisten en que lavan bien las sábanas, pero los alérgenos también se encuentran en la saliva y en los restos de orina que pueda dejar el animal”.

Los alérgenos presentes en el pelo, la saliva y otros fluidos corporales de estos animales no se eliminan tan fácilmente de los sofás o sábanas, por lo que pueden causarnos reacciones o problemas de índole alérgica”

Si estos argumentos no te convencen y quieres seguir durmiendo con tu mascota, la doctora ofrece una solución alternativa: “Suelo recomendar unas fundas antiácaros que venden en las farmacias. Estas fundas tapan totalmente el colchón y aíslan mejor, pero lo que estaba previamente en el colchón ahí sigue y ahí se quedará”. Es una solución más higiénica que no hacer nada, pues el mantenimiento y limpieza de estas sábanas es bastante sencillo: deben lavarse en agua caliente a más de 65 grados.

Para último, la especialista descarta la opción de aspiradores de extrema potencia para quitar los ácaros del colchón. “Teóricamente sacan los ácaros del colchón, pero yo no creo que sea una solución, he visto cómo funcionan y es cierto que aspiran mucho, pero al final generan mucho polvo y eso se queda en el ambiente”, señala. En definitiva, la doctora aboga por el sentido común para evitar estos alérgenos y otros patógenos en nuestros dormitorios: “Mejor no compartir cama” con el animal.

Si valorando las ventajas y los inconvenientes sigues queriendo dormir con tu gato, ya sabes lo que tienes que hacer: infórmate, mantén a tu gato bajo la vigilancia del veterinario y toma las precauciones necesarias para evitar que esta costumbre tan adorable acabe originando problemas desagradables en tu hogar.

Relax, salud y calidez mientras duermes

Si hay un gato en tu casa, no tienes problemas de alergia y te encanta dormir con él, puedes estar más que contento, ya que los investigadores observan en esta práctica una serie de beneficios importantes para la salud.

Asimismo, es fundamental conocer los hábitos de sueño del felino, porque si le gusta la actividad nocturna, ya tenemos una incompatibilidad.

Por otro lado, tu gato también sale favorecido de la estrecha relación que se produce al estar juntos noche tras noche en cualquier época del año, y no digamos en épocas frías. Digamos que se produce un beneficio mutuo, del que podemos sentirnos afortunados si tenemos en cuenta que, en ocasiones, los felinos pueden mostrarse algo díscolos.

¿Quien puede renunciar a notar la compañía gatuna mientras descansa o a observar sus graciosas travesuras al despertarse?

“Mientras duermen con nosotros, nuestros gatos nos ayudan a relajarnos y recuperar fuerzas para el día siguiente”.

7 beneficios de dormir con tu gato

Descansar con tu felino tiene múltiples ventajas, entre las que destacan las siguientes:

1. Estrecha los lazos de afecto

El afecto de nuestro gato es más caro que el de nuestro perro. Es lo que tiene su carácter independiente y, en algunos caso, solitario. Pero, como también tiene su corazoncito, hay momentos en los que anhela nuestras muestras de cariño.

Así, cuando veas a tu gato con la intención de compartir tu cama, te está diciendo, a su manera, que te necesita y te quiere, cosa que no le dicen a cualquiera.

2. Mejora el sueño humano

Un gato puede mejorar el sueño de una persona, siempre que ambos vayan al unísono en los horarios. Piensa que si tu gato se levanta a la hora que te acuestas, difícilmente podréis dormir juntos.

Esta falta de sintonía suele ocurrir cuando el felino es todavía muy joven, pero con el tiempo es posible tener unos hábitos acordes.

3. Se reciben tiernos masajes

Tu gato no es fisioterapeuta ni panadero, pero si duermes con él, sentirás que, de vez en cuando, te hace unos masajes con sus patitas, como si quisiera amasar parte de tu cuerpo.

Este instinto proviene del amasamiento que hacen los gatos sobre las mamas de sus madres, cuando son cachorros, para estimular la secreción de leche mamaria.

Esta acción tan placentera es retenida en su memoria y repetida de adultos cuando se sienten reconfortados y felices o desean expresar cariño. Es lo que los etólogos denominan un comportamiento ritualizado.

4. Sentimos el ronroneo saludable

Dicen los expertos que los felinos poseen la capacidad de detectar las partes del cuerpo humano con un flujo energético distorsionado.

¿Adivináis cómo? Pues ronroneado, ya que al hacerlo, se producen unas vibraciones que ayudan a equilibrar la energía descompensada.

Además, las vibraciones ayudan a aliviar trastornos de articulaciones, huesos, músculos y tendones. Y de estos peculiares y curativos ronquidos nos favorecemos tanto los felinos como los humanos.

5. Notamos la calidez de su cuerpo

El hecho de tener a tu gato acurrucado junto a ti, sobre todo en invierno, es una experiencia única. Tu felino también se beneficiará del contacto con tu cuerpo y de la ropa de abrigo que tengas en la cama.

Ya ves que todo son ventajas. Gracias al calor del pelaje de tu gato, podrás incluso bajar la temperatura de tu calefacción.

6. Se supera el insomnio

En casos de insomnio habitual o cuando alguna preocupación puntual hace que te cueste conciliar el sueño, puedes recurrir a diversos remedios aconsejados por tu médico.

Otra alternativa es la que muchos veterinarios aconsejan: dormir con tu gato, un remedio totalmente natural y sin contraindicaciones. Si te apetece y funciona, seguro que repetirás.

7. Tener un despertador gatuno fiable

¿Eres algo remolón y te cuesta levantarte cada mañana al primer aviso de tu despertador? Con el gato a tu lado, ya no podrás parar el molesto aparato y continuar durmiendo.

A esa hora, tu gato ya estará espabilado y te dará toques para que hagas lo mismo, como diciéndote, “¡Venga, levántate, que tengo que salir a merodear y hacer las tareas propias de los felinos!”.

8. Otros beneficios terapéuticos

Por si los beneficios comentados fueran pocos, los experto señalan unos cuantos más:

  • Reduce el riesgo de padecer trastornos cardíacos.
  • Mejora el estado anímico.
  • Refuerza el sistema inmunológico.
  • Ayuda a combatir la ansiedad y la depresión.
  • Mitiga los dolores reumáticos.
  • Alivia el dolor de cabeza.
  • Reduce la probabilidad de padecer alergias.

Esto es todo por hoy amigos. Si optáis por dormir en la cama junto a vuestro minino y sentir “in situ” todas las ventajas expuestas, ¡felices y reparadores sueños!

¿Te ha sido útil este artículo? ¡Compártelo y déjanos tus comentarios!

¿Es saludable o no?

Para empezar debes identificar cuales son los hábitos de tu gato. A continuación te explicaremos porqué es tan importante tener en cuenta qué tipo de vida lleva y que lugares suele frecuentar:

  • Si tu felino pasa largas horas en la calle te recomendamos no dormir con él. Además de ser susceptible a sufrir una infestación de pulgas, por ejemplo, puede desarrollar una gran cantidad de infecciones o enfermedades si decidiera cazar animales o comer alimento en mal estado.
  • Por el contrario si tu gato reside únicamente en el hogar tiene menos probabilidades de sufrir enfermedades. No obstante, enfermedades como la toxoplasmosis pueden afectarle sin que te des cuenta.

Si tu gato transita únicamente por tu casa puedes plantearte dormir con él, eso sí, te recomendamos leer con atención los puntos siguientes para asegurarte de que se encuentra sano y libre de toda enfermedad:

    Acudir al veterinario y vacunar a tu gato son las mejores med >

Detalles a tener en cuenta

Si has decidido empezar a dormir con tu gato debes tener algunas cosas en cuenta. Para empezar puede ocurrir (especialmente las primeras veces) que tu felino se despierte y por ende te despierte a ti. Es algo habitual hasta que ambos os adaptéis a la compañía del otro y a dormir juntos.

También debes considerar el ser una persona poco movida puesto que podrías llegar a chafarle sin querer. Cepillarle con regularidad será también algo muy importante ya que de este modo evitaremos la acumulación de pelo en nuestra cama.

Beneficios de dormir con tu gato

Además de mejorar enormemente vuestra relación, la confianza entre tu y el gato se verá notablemente aumentada. A los gatos, por naturaleza, les encanta dormir con miembros de su misma especie y a falta de ellos encontrará en ti un gran abrigo.

Además de fortalecer vuestros vínculos, dormir con el gato os relaja a ambos. La sensación de compañía, calor y relax es muy beneficiosa para ambos.

Te dormirás más fácilmente y más feliz. ¡Es cierto! El sonido del ronroneo del gato ayuda a fomentar un estado de tranquilidad por lo que el sueño será más agradable y tendrás sensación de felicidad.

El despertar junto a tu gato es uno de los mejores momentos del día. Empezar la mañana junto a tu mejor amigo dándoos caricias mutuas es realmente reconfortante y positivo.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Dormir con mi gato es malo?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Curiosidades del mundo animal.

¿Por qué a los gatos les gusta dormir con sus dueños?

Los gatos son muy vulnerables cuando duermen y les gusta encontrar un lugar o una persona en la que confíen para dormir. Cuando duermen contigo, te confirman que confían en ti.

Mientras tu gato confía en ti, también quiere mantenerse caliente y ama el calor de su humano. También les encanta tu edredón y una manta que proporcione un calor extra.

No hay duda de que tu gato te quiere si duerme y quiere pasar tiempo contigo. A los gatos no les gusta estar solos, a pesar de lo que la gente piense facerca de que los gatos sean independientes.

¿Por qué mi gato duerme en mi cabeza?

La respuesta a por qué tu gato duerme contigo, y concretamente encima de tu cabeza, se debe a que es una zona que desprende mucho calor. Entonces, tiene sentido que tu gato quiera estar donde está todo el calor.

También es el lugar más seguro para un gato, ya que tu cabeza se mueve poco durante la noche. Mientras que tus brazos y piernas tienden a ser los más activos durante la noche y potencialmente los más propensos a perturbarlos.

Un lugar cálido y seguro es un lugar perfecto para que tu gato se sienta relajado y cómodo.

¿Es malo dormir con un gato?

Dormir con tu gato es una elección muy personal si quieres que tu gato duerma en tu cama. Algunas personas odian la idea y a otras les encanta la idea.

Existen ventajas y desventajas para ambos casos, por lo que es importante considerarlas y ver qué opción se adapta mejor a ti y a tu gato.

Ventajas de dormir con un gato

Las ventajas de dormir con un gato son las siguientes:

Es cálido y acogedor: Tanto usted como su gato se beneficiarán del calor de compartir una cama. No hay nada más acogedor que un gato acurrucado contigo de noche.

Alivia el estrés: Cuando ha pasado un día estresante, no hay nada más relajante que acurrucarse en la cama con su gato y un buen libro o una película. Todos los animales son un gran alivio del estrés.

Vinculación con tu gato: cuanto más tiempo pases con tu gato, mayor será el vínculo que tendrás con el. Los gatos son animales muy leales y pronto se convertirán en tu mejor amigo.

Desventajas de dormir con un gato

Entre los contras que encontramos de dormir con un gato, destacan los siguientes:

Patas sucias: Los gatos están fuera algún tiempo y pueden traer todo tipo de barro y suciedad en sus patas. También van a usar su caja de arena y podrían transferir parte de esa suciedad a tu cama.

Los gatos no duermen toda la noche: A la mayoría de los gatos les gusta estar activos durante la noche, ya que pasan la mayor parte del día durmiendo. Esto significa que podría experimentar una perturbada noche de sueño.

Alergias: es posible que el pelo de las mascotas en su cama le provoque alergias. Las personas pueden desarrollar una alergia a las mascotas que nunca tuvieron antes si pasan mucho tiempo en contacto cercano con ellas.

Dormir con tu gato es todo un privilegio

Los felinos nos ofrecen su amor y su compañía cuando ellos lo creen conveniente… Por ello, si deciden compartir sus horas de sueño nocturno con nosotros, debemos sentirnos más que afortunados.

A los gatos les encanta jugar en la cama de los dueños, pedirte que seas cómplice en sus travesuras o buscar calor los fríos días de invierno. Si están cerca de tu cara incluso pueden regalarte un beso o el contacto de su naricita fría y húmeda.

Si bien los felinos suelen tener hábitos de sueño diferentes a los nuestros, muchos de ellos, cuando son cachorros, necesitan el contacto con alguien que haya reemplazado a la madre. A medida que vayan creciendo elegirán el amanecer o las primeras horas de la mañana para acurrucarse a tu lado o hasta despertarte cuando están aburridos, tienen hambre o quieren salir para hacer sus necesidades.

1. Fortalecerán el vínculo entre ambos

La conexión que podemos tener con un gato no es igual a la que se produce con un perro. Si bien los felinos son algo solitarios y muy independientes, también necesitan afecto y demostraciones de cariño, sobre todo cuando ellos lo buscan.

Por este motivo si tu mascota sube a la cama para dormir aunque sea unos minutos a tu lado, es una excelente señal de que eres importante en su vida. Con cada noche o mañana de compartir el sueño los lazos se fortalecerán.

2. Recibirás masajes gratis

La presión que ejercen con sus patitas en el vientre de la madre para obtener leche es un hábito que queda “guardado” en la memoria emocional del gatito. Por ello es normal que cuando se sienten muy a gusto y abrigados comiencen a “amasar” encima de ti.

Es una manera de expresar su amor y también para demostrar cuán felices están. Para ti será una especie de masaje (a menos que te clave un poco las uñas y no sea tan divertido) que puedes recibir cada noche o cada mañana.

3. Mejorarás tu cal >

Para que esto suceda primero, tendrás que ser bien consciente de los hábitos nocturnos del animal. Quizás durante su juventud y primeros años de adultez no coincidan sus horarios (cuando tú te acuestas él se despierta y viceversa), pero una vez que ambos estéis en la misma sintonía las ventajas de dormir con él serán maravillosas.

Además, aprenderás sus costumbres al momento de dormir: si se levanta a cada rato, si se queda quieto, si prefiere meterse dentro de las mantas, si elige estar al lado de los pies o poner la cabeza en la almohada… Este conocimiento se convertirá en sueño placentero para ti. Según una investigación, las mujeres que duermen con su mascota descansan mejor.

4. Se darán calor uno al otro

Cuando la noche está demasiado fría, necesitamos a alguien que nos de algo de calor. Si vives o duermes solo, nada mejor entonces que… un sistema de calefacción personal. El pelo del gato es una excelente opción para aumentar el calor corporal. Y llegado el caso, tu ropa y las mantas le ayudarán a sentirse más abrigado.

5. Tendrás un despertador que nunca falla

Si te cuesta mucho levantarte por las mañanas, tu mascota será el reloj al que no puedes apagar y seguir durmiendo. Cuando el sol comience a salir, es probable que el gato te “moleste” para que lo alimentes, le abras la puerta de la habitación o incluso que quiera tu lugar para dormir más placenteramente mientras no estás.

Pin
Send
Share
Send
Send