Animales

Tipos de collares para perros

Pin
Send
Share
Send
Send


Elige un momento agradable para él, como por ejemplo el de la comida, el del juego o el de salir a la calle. Tendrás que estar preparado para el hecho de que al principio quiera quitárselo con las patas. Ignórale, y cúbrelo de elogios cuando pare. Después de un rato, distráelo con algo agradable y retírale el collar para ponérselo de nuevo al cabo de un rato.

Acostúmbrale al collar

Es normal que tarde varios días en acostumbrarse al collar. Cuando empiece a ignorarlo puedes dejárselo permanentemente. Hay dos cosas que es importante que recuerdes, la primera es que en esta etapa los cachorros crecen a gran velocidad, así que debes asegurarte de que no le apriete demasiado, la segunda es que durante las primeras veces que le saques a la calle, tiene muchas posibilidades de perderse, así que es importante que le pongas una chapa identificativa. Más tarde, cuando tu cachorro se acostumbre a que le cojan, empieza a enseñarle a ser sujetado por el collar. Retén su cuerpo con una mano para que no se marche e introduce los dedos en el collar. Ignora sus esfuerzos por soltarse y cuando se quede quieto, elógiale. Si lo retienes suavemente de esta forma, aprenderá a que no se puede marchar si le están sujetando por el collar.

La hora de empezar a usar la correa

En cuanto tu cachorro se acostumbre tener puesto el collar, puedes empezar a usar la correa. Para que se acostumbre puedes dejar que la arrastre un rato él solo. De cuando en cuando puedes coger la correa, pero debes quedarte quieto cuando lo hagas. De esa manera, tu cachorro aprenderá que la correa significa que no puede ir donde quiera porque está unido a ti. Cuando aprenda a estarse quieto, llénale de elogios y luego déjale marchar.

El 'carnet de identidad' de tu cachorro

Como hemos mencionado anteriormente, es importante que los cachorros lleven una chapa identificativa con los datos de su dueño colgada del collar por si en algún momento se pierden. Pero también existen otras formas muy útiles de asegurarte de que tu cachorro vuelve a casa sano y salvo. Para una información más detallada, lee el artículo sobre la implantación del microchip.

Collar estándar, >

El collar estándar es aquel que solo agarra el cuello del perro y, en general, se encuentra fabricado en cuero o nylon. Aunque los de cuero se muestran más elegantes y sofisticados que los de nylon, los segundos son mucho más resistentes a los cambios climáticos, tales como agua o humedad. Asimismo, son aptos para el lavado a máquina, por lo que son mucho más cómodos que los de cuero.

Ambos tipos de collares los encontramos con cierre con hebilla o enganche de plástico duro, siendo este último mucho más rápido y cómodo de abrochar, y autoajuste para que quede totalmente adaptado al cuello del perro. Por último, encontramos collares de distintos grosores, siendo los de mayor anchura los más aconsejados para cachorros.

A la hora de colocar el collar estándar a tu perro debes tener presente las siguientes recomendaciones:

  • Entre el collar y el cuello de tu can debe caber un dedo, ni más ni menos. Si el collar queda demasiado apretado, puede lastimar a tu perro, mientras que si queda excesivamente suelto puede quitárselo por la cabeza durante las salidas.
  • La talla del collar. Sí, existen distintas tallas en función del tamaño del perro. De manera que, lo más recomendable, es que lleves a tu perro a la tienda de accesorios para probarle el collar antes de comprarlo.

Recomendado para.

Este tipo de collares son ideales para cachorros que se disponen a realizar sus primeros paseos o para perros muy bien adiestrados. Recuerda que para el cachorro el uso de collar es algo totalmente nuevo y necesita, primero, acostumbrarse a llevarlo. Para él, le será mucho más fácil adaptarse a un collar estándar que a un arnés, porque es menos molesto y apenas se nota. Una vez acostumbrado, ya podemos pasar al uso de arnés si vemos que nuestro can tira mucho de la correa. En este sentido, los collares de cuello no están nada recomendados para perros que suelen dar tirones durante los paseos, puesto que pueden hacerle daño y ocasionar problemas respiratorios.

Collar de semiahorque, utilizados para Agility

Los collares de semiahorque son aquellos que se cierran un poco cuando el perro tira de la correa, generando, así, un estímulo negativo en el can. Este tipo de collares no deberían superar un diámetro menor al del cuello de nuestro perro, por lo que no se tendría que pasar el límite de dañarlo ni producir problemas en su tráquea.

En general, los encontramos fabricados en nylon o metálicos, siendo los primeros menos dañinos que los segundos. A la hora de colocar este tipo de collar, debemos tener en cuenta los siguientes consejos:

  • Si ajustamos el collar al diámetro exacto del cuello de nuestro can, no le producirá ningún daño.
  • Si el diámetro del collar de semiahorque es mayor al del cuello del perro, actuará como un collar estándar.
  • Mientras que si ajustamos el collar para que su diámetro sea menor al del perro, funcionará como un collar de ahorque, nada recomendable.

Recomendado para.

Este tipo de collares los suelen emplear los adiestradores profesionales o para la práctica de Agility. Para dueños principiantes o poco experimentados en la educación canina, no se aconseja el uso de este tipo de collar, puesto que mal utilizados puede dañar considerablemente al animal. Por último, no todas las razas son aptas para los collares de semiahorque. Los profesionales los recomiendan para razas medianas y grandes con una fuerza moderada, los perros con un alto grado de fuerza no deben llevar este tipo de collares. Razas como el pitbull terrier americano, muy fuertes, seguirán tirando de la correa aunque reciban el estímulo negativo que el collar les envía, provocándoles la aparición de problemas respiratorios.

Collar de ahorque

Los collares de ahorque suelen estar compuestos por una cadena metálica y una argolla en cada extremo. Al pasar uno de los extremos por la argolla opuesta, formamos un lazo con el collar que deberemos pasar por la cabeza del perro. Tal y como están creados, cuando el can tira de la correa el collar ejerce una presión en su cuello del mismo nivel que el tirón. Es decir, si el perro tira muy fuerte, el collar ahogará a nuestro can con la misma fuerza.

Este tipo de collares acostumbran a producir graves daños en la tráquea de los perros, provocando problemas respiratorios y, en los peores casos, asfixia.

Recomendado para.

Los collares de ahorque no están recomendados para ningún uso. Los veterinarios y adiestradores profesionales aconsejan utilizar collares de semiahorque bajo supervisión, collares estándar o arnés para adiestrar a nuestros perros o pasear.

Collar de púas

Los collares de púas suelen estar fabricados en metal, aunque también podemos encontrarlos de plástico. Se componen por una cadena que rodea el cuello y púas distribuidas por todo el perímetro interior, apuntando hacia la piel del animal. De esta forma, al tirar el can de la correa, las púas presionan su cuello llegando, incluso, a generar heridas graves en él.

Tanto el collar de púas como el de ahorque están diseñados para adiestrar al perro mediante el refuerzo negativo y el castigo, prácticas totalmente erróneas que, además, rozan la tortura. Los profesionales y veterinarios abalan que la mejor forma de educar a una mascota es, siempre, a través del refuerzo positivo y premios. Un perro recompensado cuando hace algo bien, con total probabilidad aprenderá mucho más rápido y será más feliz.

Aunque el collar de semiahorque también adiestra al can a través de estímulos negativos, utilizado adecuadamente no causa daños físicos al can, los otros dos tipos sí. Es por ello, que recomendamos el uso del collar de semiahorque solo para adiestradores profesionales y dueños experimentados en la práctica de Agility.

Recomendado para.

Igual que ocurre con el collar de ahorque, el collar de púas no se recomienda para ningún uso. Si consideras que este tipo de collar es el único que puede ayudarte a entrenar a tu perro, desde ExpertoAnimal te aconsejamos que acudas a un adiestrador profesional para que sea él quien lo utilice. Recuerda que él sabrá cómo usarlo para no dañar a tu perro.

Collar de cabeza

El collar de cabeza agarra el cuello, justo por debajo del cráneo, y el hocico. La correa se encuentra sujeta en la parte inferior del hocico con la finalidad de controlar la dirección del animal. Suelen estar fabricados de nylon y, a menudo, se confunden con bozales.

A la hora de colocarlo, deberás seguir los siguientes consejos:

  • Igual que con el collar estándar, debe haber un dedo entre la zona del cuello y el collar.
  • Utiliza el collar de cabeza solo para las salidas, no se lo dejes puesto en casa ni sin tu supervisión porque podría hacerse daño.

Aunque aparentemente no es un collar dañino ni molesto, lo cierto es que a los canes les cuesta adaptarse a su uso por su esctructura. No se sienten cómodos y es probable que, hasta que se acostumbren, no quieran caminar o se muestren cabizbajos. Asimismo, si no se utiliza correctamente, puede llegar a provocar daños en la espina dorsal, por lo que recomendamos consultar con el veterinario antes de adquirir este tipo de collar para perros.

Recomendado para.

Este tipo de collares se emplean en perros que no han sido adiestrados y suelen tirar con fuerza de la correa durante las salidas. No porque ayude a educarlo, sino porque la estructura del collar no permite que el can pueda tirar de ella. Así pues, puede favorecer el adiestramiento pero no asegura que el animal interiorice dicha educación, al cambiar el collar es posible que retome los tirones. No aconsejamos el uso de collares de cabeza para perros toy o pequeños.

Arnés, el más popular

El arnés es el tipo de collar favorito de la mayoría de dueños y veterinarios. No produce daño en el animal y nos ofrece toda una variedad de collares, cada uno diseñado para cubrir una función específica. Los podemos encontrar fabricados tanto de nylon como de cuero, siendo los primeros más cómodos y fáciles de limpiar. Todos los arneses son autoajustables y, en general, están compuestos por cintas anchas para favorecer la comodidad del perro.

Distinguimos los siguientes tipos de arneses:

Arneses antitiro

Dentro de este grupo encontramos el Arnés Easy Walk, el Arnés Sense-ible y el Arnés Merhi-long. Todos ellos están diseñados para adiestrar al perro a pasear a nuestro lado, sin tirar de la correa, correr o saltar. No provocan asfixia en el animal si tira ni tos.

  • Arnés Easy Walk. Las cintas pueden ser anchas o estrechas, la zona del collar que cubre el tronco parte de la cruz y, justo encima de las patas delanteras, sale otra cinta que descansa sobre el pecho, no la tráquea. De esta forma el perro no puede ahogarse. Eso sí, acostumbra a quedar ajustado al cuerpo del animal y, al tirar, puede ejercer una ligera presión sobre las patas delanteras. Cuenta con varios cierres de plástico en las distintas partes del collar.
  • Arnés Sense-ible. La estructura es idéntica al arnés anterior, la diferencia radica en que, al ser más nuevo, solo tienen un único cierre, las cintas son más anchas y las posibilidades de ejercer presión sobre el animal son mínimas.
  • Arnés Merhi-long. Considerado también como un arnés de trabajo, cuenta con un sistema de acolchado que disminuye a 0 las probabilidades de dañar al perro. En especial el arnés easy walk, al crear una pequeña presión sobre las patas, puede producir daños por rozamiento, riesgo que se reduce con el merhi-long. Este tipo de collar suele tener una estructura también similar a la de los anteriores pero con la ventaja de proporcionar cintas acolchadas en los puntos clave (pecho/cuello y zona de la cruz). Puedes comprar el arnés Merhi-long en una variedad de tallas mayor que el resto de arneses, ideal para perros con una musculatura muy desarrollada o de gran tamaño, son altamente recomendados para el canicross, dog-trekking y bikejorning.

Los dos primero tipos de arnés antitiros están creados para enganchar la correa por la zona del pecho, el control de la dirección del perro. El tercero, coge la correa en la zona de la cruz. Los tres están recomendados para perros adultos que todavía siguen tirando de la correa y para canes adolescentes que se encuentran en pleno proceso de adiestramiento.

Arneses de paseo

El Arnés EzyDog Quick Fit es el típico arnés de paseo, de colocación rápida, ajustable y un único cierre de plástico. Tiene varias cintas de grosor moderado que cubren a la perfección la zona del pecho y patas delanteras. En general, suelen contar con un ligero acolchado en la parte del pecho y la zona de la cruz del can que favorecen el confort y la comodidad del animal. Son ideales para perros tranquilos, bien educados y salidas calmadas en las que queremos disfrutar de paseo con nuestro compañero al lado. Te recomendamos que compres tu arnés en Miscota, donde encontrarás productos de gran calidad.

Arneses de trabajo

Muy similares al arnés merhi-long, existe todo un abanico de arneses de trabajo diseñados para cubrir las necesidades de las diferentes actividades y prácticas. En caso de necesitar este tipo de arnés, deberás consultar con el personal especializado de tu tienda de mascotas más próxima para que te asesore y proporcione el que necesitas. Así, encontramos arneses para perros policía, para perros guía, para la práctica del canicross (como el mencionado merhi-long), etc.

Si deseas leer más artículos parecidos a Tipos de collares para perros, te recomendamos que entres en nuestra sección de Accesorios y cosméticos.

Diferentes materiales

Un punto muy importante que debes tener en cuenta es el material con el que ha sido confeccionada la cadena o correa. Si te fijas, en las tiendas de mascotas encontrarás cientos de estantes con varios productos.

De cuero, nylon, metal, cuerda… ¿Cuál es la mejor correa para mi pequeño amigo? Lo importante aquí es que te fijes cuál es el que mejor puede compatibilizar con tu perro.

Independientemente de la raza de tu pequeño amigo, punto que no es menos importante, la elección correcta tiene que ver con otros factores que también conforman el producto. En ese sentido, siempre que se compra algo se debe tener en cuenta cuál es su duración.

De nada sirve adquirir un collar o cadena que se pueda romper a los pocos meses. Quizás escoger correas de cadena o cuero sea mejor opción, ya que son más duraderas y confiables.

Otro punto muy, muy importante es determinar cómo de seguro es el producto que se escoge. El collar, por ejemplo, tiene que adaptarse muy bien a tu pequeño amigo. De esa manera es mucho fácil poder controlarlo.

Distintos tipos de correas y collares

Como mencionamos, existen distintos tipos de productos, de acuerdo a cada una de las necesidades. Por ejemplo, las correas básicas, suelen estar confeccionadas en nailon y por medio de un clip se acoplan al collar.

Por lo general, este tipo de modelo es el que comúnmente observamos en cientos de perros. Si te inclinas por este tipo de producto, no olvides que el peso de la correa deber ser proporcional al peso de tu pequeño amigo.

Correas hechas con cuerda de montaña

Estas correas son perfectas para los perros grandes. Son fuertes, pero ligeras y muy, muy confiables. Además, duran bastante.

Si hablamos de collares, tienes de dos tipos: pueden ser de nailon o de cuero. Con hebilla o cierre de presión.

Si tu mascota es robusta, lo mejor es que te inclines por un collar con hebilla. Son una buena opción, muy segura.

Existen otros collares que ayudan a controlar las cabeceadas de los perros, y sobre todo son ideales para aquellos que derrochan energía. Al tirar de la correa se ejerce presión sobre el hocico y el cuello. Esta guía a la cabeza y el cuerpo en la dirección que quiere que se vaya.

Otra opción son los collares denominados de doble capa. Estos collares, de doble tejido, son duraderos y extremadamente fiables para perros grandes, sobre todo si son robustos y fuertes.

Collares para una raza específica

Como el nombre anticipa a cada quién su collar. Muchas razas andan mejor con collares diseñados especialmente para ellos. Por ejemplo, los galgos, los galgos italianos y Whippets tienen cuellos extremadamente sensibles.

En ese sentido, siempre es mejor mimarlos y darles un producto que se adapte, en este caso, a sus necesidades físicas.

¿Y el arnés…? ¿Es indispensable? El uso de arnés es >como los chihuahuas. Te permiten controlar su diminuto cuerpo sin ejercer presión sobre su espalda.

Otros productos

Además de encontrar correas y collares que se pueden personalizar de diferentes maneras, también encontrarás productos especiales que incluyen correas de identificación, collares y arneses.

La seguridad primero. Las correas de identificación, collares y arneses están impresos o bordados con información personalizada de tu perro.

Si tu pequeño amigo está desbordante de energía y de alguna manera se las arregla para escapar de tu vista, lo mejor en esos casos que lleve un collar de identificación, de manera que quién lo encuentre pueda regresártelo.

Correas y collares reflectantes. Están hechas con material reflectante o iluminado que, a menudo, es resistente al agua. Tienen un valor incalculable porque reflejan cuando los faros de coches o camiones lo alumbran, haciendo de esa forma que tu pequeño amigo sea mucho más visible.

Collares de adiestramiento

Son llamados también collares de castigo o de estrangulación. Hasta no hace mucho y, de hecho, todavía hoy, se utilizan para ”adiestrar” a perros que tiran de la correa. Pero es una manera de adiestrar que le hace daño al animal, pues estos collares están hechos de tal modo que, cuando tira, le estrangula. Ahora además te puedes encontrar modelos con pinchos, con lo cual, no sólo le aprieta el cuello sino que también le produce heridas.

Collares de paseo ”normales”

Son los más recomendables. Pueden estar hechos de nylon o de cuero, y al tener una hebilla se evita que el perro sufra daños. Eso sí, si tira de la correa sí que podría clavársele en el cuello, por lo que es muy importante enseñarle a pasear correctamente o, incluso, engancharle la correa a un arnés de nylon que lo cuide, como el Sense-ible. Este arnés, por propia experiencia, te puedo decir que es muy útil, ya que impide que el perro tire tanto de la correa y, además, la tensión que se genera al tirar no recae en el cuello, sino en la parte más ancha del pecho.

Pin
Send
Share
Send
Send